Los de la Champions y los demás

Luis Garicano.



A pesar de la competencia China, la burbuja, la crisis, la pérdida de competitividad y las restricciones financieras, la cuota española en las exportaciones mundiales se ha mantenido asombrosamente estable en los últimos 10 años. Mientras la cuota de países como EEUU o el Reino Unido se derrumbaba en un 30% ,  la de España resistía a los BRICs de forma que al final de la década estaba al mismo nivel del principio de ésta.
Como ha observado el economista Pol Antràs , nuestra economía funciona como nuestra liga de fútbol: hay muchos equipos en apuros, sobre endeudados, al borde de la desaparición. Pero nuestro fútbol internacional no está en crisis, al contrario: nuestra cuota de títulos internacionales sigue aumentando. Como en el fútbol, en España hay un núcleo reducido de grandes empresas que consigue mantener su cuota de mercado en el extranjero contra viento y marea, mientras el resto de las empresas, las que participan de la economía nacional, están extenuadas, al borde del abismo.
En definitiva, tenemos un sistema productivo dual, en el que existe un número muy elevado de pequeñas empresas y un número reducido de multinacionales muy potentes, capaces de seguir exportando. Desgraciadamente falta el medio. Comparado con otros países de nuestro entorno, no tenemos suficientes empresas medianas capaces de competir en los mercados internacionales.
Esta distribución del tamaño de las empresas es sorprendente dado nuestro nivel de desarrollo, y similar a la de los países en desarrollo, que normalmente presentan una acusada dualidad: un vibrante segmento de vendedores ambulantes, tiendas pequeñas, trabajadores informales, muchos de ellos en la economía sumergida, y un sector internacional de empresas exportadoras capaces de competir en los mercados.
Esta extraña, para nuestro nivel de desarrollo, composición del tejido productivo importa, y mucho. Un análisis reciente de Rafael Domenech, del servicio de estudios del BBVA, muestra que,  a igual tamaño de empresa, las empresas españolas son igual de productivas que las americanas. Es decir, una empresa española pequeña es igual de productiva que una extranjera. Una empresa mediana, también es igual de productiva comparada con otra mediana extranjera. Y lo mismo para las grandes (ver Fig 1).
Fig 1. Productividad y tamaño(Fuente  Rafael Domenech, BBVA Research)
La diferencia viene de la composición de tamaños: tenemos muchas más empresas pequeñas que EEUU o Alemania, y muchas menos medianas y grandes.  Mientras que en EEUU menos del 15% de empleo está concentrado en empresas de menos de 20 empleados, en España  el 27% está en esta categoría. De la muestra utilizada por el BBVA, sólo los sospechosos habituales, Portugal, Italia y Gracia, están peor que España en este ranking.
Fig 2. Empleo en empresas de menos de 20 empleados (fuente Rafael Domenech, BBVA Research)
No podemos este problema sin entender el efecto de la  regulación de los mercados  de producto y de trabajo en las empresas de distintos tamaños. Hablando en plata, la justicia y la regulación no afectan igual a las empresas pequeñas y a las grandes.
En un país con un sistema regulatorio kafkiano, en el que conseguir una licencia o permiso para cualquier cosa lleva meses, las grandes empresas tienen gabinetes jurídicos expertos en encontrar huecos en las reglas y evitar las más perjudiciales o incluso en convencer al regulador para cambiar las más dañinas para sus intereses. Una empresa pequeña e informal simplemente a menudo ignora las reglas, operando a veces al margen de la ley (facturas en negro etc.) Una empresa mediana, legal, no puede ni ignorar las reglas ni encontrar la forma más eficientes de cumplirlas.
Un ejemplo de esta diferencia la podemos ver en el comportamiento de las exportaciones españolas. Pol Antràs , en un análisis reciente, muestra que las PYMES sufrieron entre 2000 y 2008 incrementos de sus costes laborales unitarios acumulados de alrededor del 70%. Este incrementó afectó igual a las PYMES exportadores  y a las no exportadoras. Por el contrario, las grandes empresas  no exportadoras vieron incrementos de costes laborales unitarios de alrededor del 25%, mientras las grandes exportadoras experimentaron subidas cumulativas  de un 20%.  Es decir si uno tiene un gabinete laboral especializado en gestionar el convenio y los contratos, puede evitar las peores consecuencias de estos.
Fig 3. Crecimiento Anual Medio de los Costes Laborales Unitarios y  Tamaño (fuente: Pol Antràs, presentacióncitada en NEG)
En definitiva, el complejísimo y arbitrario ordenamiento jurídico crea una serie de barreras, salvables sólo por los más decididos y afortunados, para el crecimiento de las pequeñas empresas. La legislación de convenios colectivos, la de despidos, las licencias etc. o bien no se aplican para las pequeñas, o se ignoran. Al atravesar las diferentes barreras de tamaño, estas normas empiezan a dificultar el crecimiento, hasta que ahogan a la atrevida que lo intenta.
Este efecto disuasorio de la regulación lo hemos mostrado en  un trabajo reciente realizado con dos compañeros de la LSE, John Van Reenen y Claire Lelarge  para el caso de Francia (NB ligo la versión más actual que no es la final). En Francia, cuando las empresas  alcanzan los 50 trabajadores, no tienen más remedio que cambiar radicalmente la forma en que hacen los despidos colectivos. Pues bien, encontramos que, como cabría esperar, hay muchas empresas que no pasan de la barrera de los 49: las estadísticas muestran una montaña desproporcionada de empresas en 47, 48 y 49 trabajadores, y un desplome del número de empresas de 50, 51, etc.
Como hemos argumentado con anterioridad en este espacio, la nueva reforma laboral está diseñada en gran parte para evitar un descalabro de la gran empresa española, y con suerte lo podrá evitar. Pero las normas para, por ejemplo, inaplicar el convenio colectivo (art 82.3) crean un procedimiento endemoniado, que será de poca ayuda PYMES.
La gran ayuda para las pequeñas empresas contenida en la reforma es el contrato indefinido de apoyo a los trabajadores, que permite la contratación a jornada competa con un periodo de prueba de un año y aplica precisamente a las empresas de menos de 50 trabajadores. Basado en el análisis que hemos realizado del caso francés,  este contrato creará un importante efecto umbral en 50, y dificultará el crecimiento de las empresas más allá de ese número.
Par evitar la distorsión, veo dos alternativas: la primera, generalizar el contrato a todas las empresas, o al menos hacer que el período de prueba disminuya de forma proporcional, sin crear discontinuidades, al número de trabajadores de la empresa, como ha propuesto Rafael Domenech. La segunda, propuesta por el economista Javier Andrés, cambiar de un umbral por tamaño a uno temporal, de forma que el contrato sea aplicable a todas las empresas, por ejemplo, en sus primeros 5 años de vida.
El objetivo prioritario de las reformas debe ser que la economía cree empleo y que incrementemos la productividad, para poder hacer frente a nuestros muchos compromisos futuros. Este objetivo pasa por hacer todo lo posible para que las más productivas de nuestras pequeñas y medianas empresas no tengan barreras para crecer.

Puente arco de La Vicaría

Artículo completo en la revista Hormigón y Acero. (ACHE)



Resumen:

El puente de La Vicaría es un arco mixto de tablero intermedio situado sobre el embalse de La Fuensanta en el río Segura, Albacete (España). La longitud total del viaducto es 260 m, con 1 arco doble de luz 168 m. Cada arco está inclinado 10º hacia el interior, a ambos lados del tablero. La sección transversal del arco es un cajón con chapas plegadas relleno con hormigón autocompactante con conectadores. La sección del tablero comprende 2 vigas metálicas longitudinales, de sección en U, conectadas con una losa de hormigón. El método constructivo consiste en ensamblar un arco atirantado (bowstring) de 120 m en el fondo del valle y después elevarlo 40m con gatos hidráulicos para conectarlo con el resto de la estructura, construida en voladizo desde las laderas.

Palabras clave: Arco atirantado, puente mixto, acero Corten, hormigón autocompactante, izado, péndola.

La comunicación en una sociedad libre. Albert Esplugas Boter. 2008

Descargar libre y legalmente aquí.

Instructivo e interesante libro de Albert Esplugas Boter. Lo incluyo entre mis libros. 


El libro es una exposición de la ética liberal, el mismo autor lo explica en las conclusiones:
En este trabajo he bosquejado, en primer lugar, los principios rectores de una sociedad libre, una sociedad de relaciones voluntarias en la que los individuos interactúan sin interferir de forma violenta en las acciones de los demás. He argumentado a favor de una ética liberal en la que los individuos tienen derecho a perseguir sus fines y a procurarse felicidad sin sufrir interferencias violentas, estando este derecho lógicamente limitado por el derecho de los otros individuos sobre su persona y sus posesiones adquiridas de forma legítima. Vive y deja vivir.Es un principio al que virtualmente todos decimos adherirnos, y lo cierto es que está implícito en la mayoría de nuestras acciones cotidianas. El liberalismo no es otra cosa que la sistematización de este principio.
En segundo lugar, he contrastado la naturaleza del mercado, la constelación de interacciones voluntarias y mutuamente beneficiosas de los individuos, con la naturaleza coactiva y los efectos distorsionadores de la intervención del Estado, con sus problemas de incentivos y cálculo económico. 
A la luz de estos dos planteamientos entrelazados (el planteamiento ético y el económico) he sometido a examen el statu quo de la comunicación. He opuesto lo que es a lo que debería ser, llevando hasta sus últimas consecuencias, en el ámbito de la comunicación, la máxima liberal de no iniciar la violencia contra terceras persona.

Me chirría el tema de los derechos de autor y la propiedad intelectual, aunque está bien justificado y razonado hay algunos aspectos que no entiendo bien y que no comparto. Pero el libro es coherente con la filosofía liberal de no interferencia violenta.

Shame. 2011. Steve McQueen

Me ha encantado la película de Steve McQueen. Recomendación de Atticus. La incluyo entre mis películas. Cuenta la obsesión de un hombre por el sexo, pero va más allá. Se centra en la obsesión misma, en cómo puede hacernos perder el control y cómo puede condicionar toda nuestra vida, tanto a nivel individual como en la relación con otras personas. Michael Fassbender se sale. Es un fenómeno. Creo que una de las grandes diferencias del cine americano con el resto es la manera de actuar, casi siempre natural en el caso de las películas americanas.

La historia está bien llevada, nos vamos metiendo en la situación según avanza la película, y tenemos una idea de los personajes que componen la trama sin necesidad de parar la acción. Todo fluye de manera natural. Las escenas de sexo son buenas, sobre todo la final.

Die Nibelungen (Los Nibelungos). 1924. Fritz Lang

Muy interesante película de Fritz Lang dividida en dos partes: Siegfried (La muerte de Sigfredo) y Kriemhilds Rache (La venganza de Krimilda). La incluyo entre mis películas.

Hay algunos aspectos que diferencian la película del cine moderno. Uno es que la cámara nunca se mueve, sólo lo hacen los personajes dentro de la escena, incluso se salen de plano y vuelven a entrar. La cámara nunca les sigue. Otro es que las mujeres parecen hombres. Los maquillajes son muy marcados además de ser ellas varoniles. Pasa tanto con Margarete Schön, Krimilda, como con Hanna Ralph, Brunilda. La historia se desarrolla de una manera pausada, el hilo no se pierde nunca, los personajes están perfectamente definidos, no hay sorpresas. Aunque no hay buenos y malos cada personaje va tejiendo sus lealtades y actuando en función de las mismas y de las circunstancias. Al final todos pierden.

Hay escenas con un gran realismo, por ejemplo en el caso del incendio en el tramo final. Aunque la lucha con el dragón es un poco infantil es mejor eso que lo que nos muestran algunas películas modernas, estoy pensando en el King Kong de Peter Jackson.

La planificación de todas las escenas es genial. Todo encaja. Los decorados son perfectos. Pura artesanía.

Aunque las dos partes de la película son largas, más de 2 horas, el interés se mantiene y se disfruta. Mi recomendación es ir a verla sin prejuicios y a disfrutar del cine mudo, que hace que las actuaciones sean muy diferentes a lo que se está acostumbrado en la actualidad.

Gracias a las mágníficas programaciones del Cine Doré, se puede disfrutar de estas joyas del cine.

Líder de amotinados en iglesia de La Habana concede entrevista a Cubanet



LA HABANA, Cuba, marzo (Aini Martín Valero, www.cubanet.org) – Varios miembros del Partido Republicano de Cuba (PRC) tomaron desde el martes la Iglesia de Nuestra Señora de la Caridad, en la capital, con el fin de llamar la atención del papa Benedicto XVI para que se reúna con la oposición durante su visita a Cuba el próximo 26 de marzo.
Trece miembros del PRC se mantenían la tarde del jueves en el interior del templo. La decisión de los opositores fue duramente criticada por la Iglesia en un comunicado difundido en la isla.
Cubanet pudo entrevistar a Vladimir Calderón, Presidente del Partido Republicano de Cuba, quien se encuentra entre los ocupantes de la iglesia de Centro Habana, una acción que ya comienza a conocerse como “La protesta de los 13”.
CN: ¿Cuáles fueron las demandas presentadas por ustedes a Roberto Betancourt, párroco de la Basílica Menor de Nuestra Señora de la Caridad, y qué los motivó a quedarse dentro del templo?
Calderón Frías: Nuestras demandas son de corte social, con el objetivo de que la Iglesia las haga llegar al Gobierno. Estas son:  Libertad para los presos políticos, cese la represión contra los opositores al régimen, libertad de movimiento, libertad de asociación, libertad económica, acceso a la propiedad privada, acceso a Internet, aumentos de salarios, alimentos para los niños y también proponemos un diálogo entre el Gobierno y la oposición.
Cuando le entregamos las demandas al párroco, este dijo que él no sería el trasmisor o mediador de estas demandas, que eso había que entregárselo al Nuncio Apostólico en el Arzobispado de La Habana. Esto, más el operativo que está suscitándose en las afueras del templo, nos hizo tomar la medida de no salir de aquí.
Llamamos al Arzobispado y estos mandaron al Monseñor Suárez Polcarí, el cual no estuvo de acuerdo con que nosotros hiciéramos esto, ya que (según dijo) el Papa Benedicto XVI venía de visita a Cuba y no venía a atender ningún asunto político.
Nosotros manifestamos que no estamos en contra de la Iglesia, ni de la visita del Papa, ni estamos tratando de boicotear su visita, sino que sencillamente estamos aprovechando esta visita importante para el país de forma que (el Papa) medie para que el gobierno imperante reconozca la oposición en Cuba.
Pero monseñor Suárez Polcarí nos sacó un documento donde decía que hemos cogido a la Iglesia de frontera política, y que somos unos irresponsables.
No creo que eso sea así. Hay muchas personas que nos han llamado. Unos no están de acuerdo con la posición que hemos adoptado y otros sí nos apoyan, como es el caso  de Guillermo Fariñas, Félix Navarro, Marta Beatriz Cabello, José Daniel Ferrer. Es decir, hemos tenido contacto con varias personas que nos apoyan.
Hemos decidido que venga un funcionario en representación del Gobierno, que ese funcionario venga en un contacto inicial, para nosotros crear condiciones para que haya un diálogo entre la oposición y el gobierno de Cuba, con la participación de las agencias noticiosas de Cuba al servicio del régimen y las agencias de prensa extranjeras acreditadas en la isla.
Debe participar en este diálogo una representación notable de la oposición de toda Cuba y también deben participar movimientos de opositores radicados en el exilio y que se les permita la entrada al país.
CN: ¿Hoy, después de casi tres días, que respuesta han tenido?
Hasta el momento no ha venido nadie a dialogar con nosotros. No hemos recibido respuesta a nuestras demandas. Lo que hemos recibido es la conformidad de monseñor Suarez Polcarí.
CN: ¿Por qué están en la Iglesia de la Caridad?
Nosotros utilizamos la iglesia de la Caridad porque esta iglesia la escogimos los opositores del PRC para realizar nuestras actividades todos los días 13 de cada mes. Aquí nos reunimos para orar por los muertos del Remolcador 13 de marzo.
El párroco de esta iglesia ha mantenido una atención con nosotros, nos ha dejado bañarnos, nos deja tomar agua.
CN: ¿Y cómo es la situación con respecto a la alimentación?
La alimentación se nos acabó ayer (miércoles) al mediodía. Esto será hasta donde nosotros aguantemos. Nosotros no vamos a desistir de nuestra posición, porque no tenemos garantías de seguridad ninguna. Esto está rodeado aquí, está lleno de policías. La iglesia no ha cerrado, se mantiene abierta, los feligreses vienen, hacen sus ofrendas a la patrona Lo único que no se ha dado es la misa porque nosotros estamos en el interior del templo.
Ellos (la Seguridad del Estado) no entran porque no se les permite la entrada, pero las personas del pueblo que van a entrar a la iglesia son controlados y registrados por la policía política que está afuera. Les piden identificación, les registran las jabas, para que no introduzcan alimentos.
Han querido entrar algunos colegas nuestros que nos apoyan de diferentes movimientos. También han intentado llegar algunos familiares de los que estamos aquí y han sido detenidos, pero les han quitado unos simples panes y otros alimentos, o sea que nos quieren vencer por hambre.
Ayer a las 12 de la noche el hermano de Frei Calderón, quien está aquí con nosotros, intentó llegar con una jaba de panes. Fue detenido y golpeado por la policía política. Ha sido liberado hace unos minutos y nos llamó para informarnos.
Al parecer el párroco está siendo presionado por la Seguridad del Estado para que no nos de alimentos. El párroco tiene alimentos limitados dentro de la iglesia y (se complicaría la situación) si no le permiten salir a buscar comida, pues él tiene que alimentarse y nosotros somos muchos.
CN: ¿Cuál es la posición de ustedes si las autoridades no toman en cuenta sus demandas?
La posición de nosotros es que no podemos salir de aquí porque no tenemos una garantía. Si salimos de aquí por nuestros pies, nos caerán a golpes y estaremos presos al momento. Por tanto, de aquí no nos vamos a mover hasta que no haya una respuesta por parte del Gobierno.
Aquí estamos ocho hombres y  cinco mujeres. De los hombres hay dos muy mayores, uno de 82 años  y otro de 64, y dos que son diabéticos.
Esto lo hicimos a manera de iniciativa del PRC, pero no para instaurar un protagonismo de la organización en ningún lado. Nosotros hemos hecho esto para que la oposición se una, para que sea este el momento de consenso de la oposición en Cuba.
ainimv@yahoo.com

R.Strauss: Ein Heldenleben



Richard Strauss (1864-1949): Ein Heldenleben (A Hero's life / Une Vie de Héros), Op.40 (1897-98)

Herbert von Karajan: Berliner Philhamoniker
Michel Schwablé: concertmaster / premier violon / konzertmeister 

Visual 26

Más aquí.























Víctimas, 19 de marzo: Pedro Ballesteros Rodríguez y Enrique Martínez Hernández

Libertad Digital.



A las 16:45 horas del día 19 de marzo de 1988, ETA asesinaba en Durango (Vizcaya) al guardia civilPEDRO BALLESTEROS RODRÍGUEZ, primera víctima mortal de ese año. También resultó herida leve su esposa, María del Carmen López.
El atentado se produjo cuando el turismo en el que viajaba el agente junto a su esposa, paró en una señal de stop situada en la Plaza Gurruchaga, de Durango. En ese momento dos individuos abrieron fuego a corta distancia contra Pedro, que murió prácticamente en el acto. Uno de los terroristas disparó contra el guardia civil por la ventanilla del conductor, mientras el otro lo hacía por la del copiloto. El agente recibió al menos ocho impactos de bala y murió prácticamente en el acto. Su esposa resultó alcanzada por una bala en el codo izquierdo y fue trasladada al Hospital de Galdácano donde fue intervenida quirúrgicamente de la herida. Los dos terroristas huyeron a pie por las calles próximas al lugar del atentado en presencia de numerosos testigos.
En el lugar de los hechos se recogieron nueve casquillos y dos balas del calibre nueve milímetros parabellum, marca SF, de los años 1975, 1977 y 1979, munición bastante antigua, según comentaron especialistas de la Guardia Civil.
Pedro Ballesteros y su esposa regresaban de casa de los padres de esta última, adonde habían ido acelebrar el Día del Padre. El crimen fue presenciado por varios niños que participaban en una fiesta infantil en el Colegio de los Jesuitas, situado enfrente del lugar donde fue tiroteado el guardia civil, según indicaron testigos presenciales. El matrimonio residía en la casa-cuartel de la Guardia Civil en Durango y hacia allí se dirigían cuando fueron víctimas del atentado, a unos 1.500 metros del cuartel. Fue la primera víctima mortal del terrorismo etarra desde que el 12 de enero de 1988 se firmase el Pacto de Ajuria Enea, ratificado por prácticamente todos los partidos políticos.
El presidente del Gobierno, Felipe González, fue inmediatamente avisado del atentado mientras se entrevistaba en el coto de Doñana (Huelva) con el presidente francés, François Mitterrand. El vicesecretario general del Partido Socialista de Euskadi (PSE-PSOE), Juan Manuel Eguiagaray, manifestó a Radio Nacional, tras tener noticia del atentado, que "es la confirmación de que la esperanza que muchos habíamos concebido es una esperanza que aún tiene que aguardar hasta que se convierta en realidad". Mientras, el secretario general de los socialistas vizcaínos, Ricardo García Damborenea, declaró que "cuando se asesina tan despiadadamente, frente a ellos no cabe otra postura que el acoso incansable hasta detener al último etarra en libertad y en posesión de una pistola". De su lado, el presidente del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Xabier Arzalluz, señaló que "la ilusión se ha terminado y en este momento creo que la gente pasa ya de Argel".
Por sentencia de la Audiencia Nacional de 1991 fueron condenados los etarras del grupo Araba Juan Ignacio Oyarbide Aramburu y Manuel Urionobarrenechea Betanzos como autores del asesinato de Pedro. Ambos murieron en septiembre de 1989 en un enfrentamiento con la Guardia Civil. Quedaron absueltos, por no poderse probar suficientemente su participación en los hechos, Juan Carlos Arruti Azpitarte, Esteban Nicolás Barreña Eguindazu, Esteban Martín Barreña Oceja y Begoña Arroyo Pérez de Nanclares.
Pedro Ballesteros Rodríguez, de 24 años, era natural de Madrid. Estaba casadocon María del Carmen López, de 20 años y nacida en Durango. El matrimonio tenía una hija de un año y medio que no viajaba en el coche en el momento del atentado ya que se había quedado con sus abuelos maternos. Pedro había ingresado en la Guardia Civil en el año 1983 y en noviembre de ese mismo año fue destinado al País Vasco, donde contrajo matrimonio con María del Carmen López.

El 19 de marzo de 1992, dos coches-bomba que estallaron con pocas horas de diferencia acabaron con la vida del artificiero de la Guardia Civil ENRIQUE MARTÍNEZ HERNÁNDEZ en la localidad barcelonesa de Llissá de Munt, y del albañil ANTONIO JOSÉ MARTOS MARTÍNEZ en San Quirce del Vallés, también en Barcelona.
Poco antes de las diez de la noche del 18 de marzo se recibió una llamada en el cuartel de la Guardia Civil de la localidad costera de Mongat (Barcelona) avisando, en nombre de ETA, del abandono de un Opel Kadett lleno de explosivos entre Llissá de Munt y Granollers. Indicaron también que el propietario del vehículo estaba encerrado en el maletero de otro coche al lado del coche-bomba. Posteriormente se sabría que el autor de la llamada era el etarra Fernando Díez Torres, que iba acompañado por José Luis Urrusolo Sistiaga. Ambos estaban integrados en el grupo Ekaitz de ETA.
Varios guardias civiles acudieron al lugar indicado. Cuando Enrique, Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax), se disponía a reconocerlo, la bomba hizo explosión. El automóvil estaba cargado con unos 15 kilos de amosal y la deflagración afectó a viviendas situadas en una radio de 60 metros. A Enrique la explosión le alcanzó de lleno resultando mortalmente herido. Trasladado al Hospital General de Granollers, ingresó cadáver poco después de la medianoche del 19 de marzo.
En un chalé de Llissá de Munt, localidad de unos 5.000 habitantes situada a unos 35 kilómetros de Barcelona, fue desarticulado el 30 de mayo de 1991 (un día después de la masacre de la casa cuartel de Vic en la que murieron nueve personas de forma directa, cinco de ellas niños, y una más durante el rescate y evacuación de los heridos) el grupo Barcelona de ETA. En el intercambio que se produjo entre miembros de la Guardia Civil y etarras resultaron muertos sus dos cabecillas: Juan Carlos Monteagudo Povo y Juan Félix Erezuma Uriarte. Además, se detuvo al también miembro de la banda terrorista Juan José Zubieta Zubeldia. En el chalé ocupado por los terroristas, situado en la urbanización Can Salgot en las afueras del pueblo, fueron localizados 100 kilos de amonal, explosivo plástico, temporizadores, subfusiles, fusiles de asalto Cetme y revólveres.
Fernando Díez Torres y José Luis Urrusolo Sistiaga fueron condenados en 2007 por sentencia de la Audiencia Nacional por el asesinato de Enrique. Las Fuerzas de Seguridad del Estado atribuyen a Idoia Martínez García su participación en el atentado.
Enrique Martínez Hernández era natural de Linares (Jaén). Tenía 30 años, estaba casado y era padre de una niña de dos años. Estaba destinado como Tedax en Manresa (Barcelona). Fue enterrado en Collserola, en el municipio de Cerdañola del Vallés, tras un multitudinario funeral.
Pocas horas después del asesinato del Tedax Enrique Martínez, en torno a las 6:30 horas, un etarra llamó al Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) avisando de la ubicación de otro coche-bomba en la autopista A-18 que comunica Sabadell con Terrasa. Advertían, además, de que estallaría entre las 8:45 y las 9:00 horas. Sin embargo, y mientras las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado hacían lo posible por localizar el vehículo, estacionado en un túnel a la altura de San Quirce del Vallés,Antonio José Martos Martínez pasó junto al mismo de camino a su trabajo en la empresa Cobega, concesionaria de la firma Coca-Cola.
El paso subterráneo es utilizado como atajo por algunas personas para ir a pie desde Sabadell al polígono industrial Casablanca, en San Quirce. Cuando Antonio José pasó junto al vehículo, el coche-bomba explotó, provocando su muerte en el acto. Eran las 7:55 horas, 50 minutos antes de la hora en la que, según los autores de la llamada, estaba previsto que estallase. La víctima quedó destrozada y sólo la documentación que llevaba consigo permitió su identificación cinco horas después.
Los autores de este atentado eran los mismos que habían asesinado pocas horas antes a Enrique Martínez. Fernando Díez Torres fue detenido pocos días después del asesinato de Enrique y Antonio, y condenado por este último atentado en 1999. Posteriormente sería condenado, en 2002, José Luis Urrusolo Sistiaga. La etarra Idoia Martínez García participó también, presuntamente, en la colocación del coche bomba que acabó con la vida de Antonio.
Antonio José Martos Martínez era albañil y tenía 27 años. Al igual que Enrique Martínez, era de Linares (Jaén). Tenía una niña de cuatro años con su parejaNúria Camí Pérez, con la que vivía en Sabadell. Militaba en CCOO y el Partido Comunista de Cataluña (PCC). Era el mayor de los cinco hijos del matrimonio Martos, comunistas de toda la vida. Tanto ellos como su pareja rechazaron que se hiciese cualquier oficio religioso y aceptaron el ofrecimiento del consistorio de Sabadell de realizar una homenaje civil frente al Ayuntamiento de la ciudad.

Lenin y Hitler

Carlos Rodríguez Braun.

Atención, pregunta: de las siguientes diez consignas progresistas, ¿cuáles diría usted que fueron defendidas por Adolf Hitler y los nazis?:
1) crear un hombre nuevo; 2) eliminar las injusticias sociales; 3) luchar contra el capital; 4) rechazar la avidez del dinero y el materialismo egoísta; 5) combatir la explotación del hombre por el hombre; 6) atacar a los empresarios carentes de todo sentimiento de justicia social y humanidad; 7) no intentar conquistar a los capitalistas, sino al mundo obrero; 8) defender las mejores condiciones de trabajo, la reducción de los accidentes laborales, la prohibición del trabajo infantil y la promoción de la mujer trabajadora; 9) acabar con la especulación; y 10) oponerse al sometimiento de la economía a las grandes empresas.
Respuesta: todas. Los nazis y la izquierda tienen fundamentalmente puntos en común, como demuestra Luciano Pellicani en su libro Lenin y Hitler. Los dos rostros del totalitarismo (Unión Editorial). Se comprende que Karl Kautsky haya dicho: “Mussolini no es más que la caricatura de Lenin”; y Furet haya llamado a Hitler “hermano tardío de Lenin”.
La resistencia al reconocimiento de este solapamiento obedece a que, como dice Pellicani, “todavía sigue vivo el prejuicio favorable al comunismo” que ha impedido una conciencia masiva de sus crímenes, igual que sigue viva “la interpretación del nazismo como agente del capital, defendida por los estudiosos marx-leninistas sin la menor prueba”.
Solapamiento no es identidad. Los comunistas no eran exactamente iguales a los nazis en todo: por ejemplo, querían acabar con las clases sociales, delirio que los nazis no cultivaron. Al mismo tiempo, la mayor ambición regeneradora tanto de los nazis como de los comunistas, la creación del “hombre nuevo”, no era una característica del fascismo mussoliniano.
Así como se supone contra toda evidencia que no hubo diferencias entre los nazis y los capitalistas, se suele afirmar que sí las hubo entre Lenin y Stalin. No parece que eso sea cierto. No tiene mucho sentido fantasear con un Lenin bueno frente a un Stalin malo. La brutalidad de las declaraciones de Lenin sugiere que no asesinó a millones de trabajadores porque no vivió lo suficiente. Sus llamamientos al exterminio son totalmente “estalinistas”, igual que su invitación al odio y la demonización de los disidentes. Poco respeto debía tener por la libertad individual un Lenin que afirmó: “Todo es derecho público y no privado”.
En cuanto a la religión, los nazis y los izquierdistas coinciden en su hostilidad a la Iglesia Católica: hay allí una apreciable diferencia con el franquismo, porque los crímenes de la izquierda y los anarquistas contra la Iglesia fueron tan brutales que la volcaron sin matices hacia el bando nacional.
Y donde no hay diferencias entre los nacionalsocialistas y las demás variantes del socialismo es en su aversión al liberalismo y sus instituciones: la propiedad privada, el comercio, los contratos voluntarios y el mercado.