Era baloncesto


He comenzado una aventura en la que, junto a mi amigo José Manuel, repasamos las temporadas de la NBA comenzado por la 1979-80. 
El análisis de las distintas temporadas se estructurará de manera similar. Lo primero será repasar datos de interés como salarios, contratos televisivos, jugadores retirados, draft y redraft (de nuestra cosecha), nuevas reglas y demás. Continuaremos con el repaso de todos los equipos, analizando traspasos, adquisiciones, bajas, ataque y defensa; además de todo lo relacionado con jugadores, estadísticas y desarrollo de la temporada regular. Profundizaremos en la temporada regular revisando el avance de la misma mes a mes y el All-Star Game (que acabaría convirtiéndose en All-Star Weekend); para posteriormente escudriñar los partidos de todas y cada una de las series de playoffs de ambas conferencias. Acabaremos con un repaso a la temporada regular y los playoffs, comentando los mejores jugadores y equipos, estadísticas, jugadores y equipos con más proyección, anécdotas y otros temas.
Ya hemos publicado dos episodios que pueden escucharse en iVoox o YouTube y descargarse de Google Drive: https://erabaloncesto.home.blog/2019/04/08/nba-1979-80-episodios-1-y-2
¡Empieza el espectáculo!
Estamos presentes en distintas redes:

Calendario de la sabiduría, de Tolstoy

Después  de  una  larga  conversación,  para  e  intenta  recordar  sobre  qué  versaba.  No  te sorprendas  si  descubres  que  algunas  cosas,  en  ocasiones  toda  la  conversación,  eran absurdas, vacías, triviales  y,  a  veces,  incluso malvadas. 

Una  persona  estúpida  debería  estar  siempre  callada,  pero  si  fuera  consciente  de  esto, no sería  estúpida.  Muslih-ud-din Saadi.  

Habla  sólo  cuando tus  palabras  sean mejor  que  tu  silencio.  Proverbio árabe. 

Por  cada  vez  que  te  arrepientas  de  no  haber  dicho  nada,  te  arrepentirás  cien  veces  de que  no guardaste  silencio. 

La  gente  bondadosa  nunca  interviene  en  discusiones,  y  aquellos  que  gustan  de  las discusiones  no  son  bondadosos.  Las  palabras  sinceras  no  siempre  son  agradables,  y  las palabras  agradables  no son necesariamente  sinceras. Lao-Tsé. 

Si  quieres  ser  una  persona  inteligente,  has  de  aprender  a  hacer  preguntas  claras,  a escuchar  con  atención,  a  contestar  con  serenidad  y  a  dejar  de  hablar  cuando  no  haya nada  más  que  decir.

La  gente  cuya  única  motivación  es  ofrecer  algo  original  dice  muchas  estupideces. Voltaire. 

Si  tienes  tiempo  de  pensar  antes  de  hablar,  piensa,  ¿es  necesario  hablar?  ¿Perjudicará a  alguien  lo  que  voy a  decir? 

Antifrágil, de Taleb

And the past—properly handled, as we will see in the next section—is a much better teacher about the properties of the future than the present. To understand the future, you do not need technoautistic jargon, obsession with “killer apps,” these sort of things. You just need the following: some respect for the past, some curiosity about the historical record, a hunger for the wisdom of the elders, and a grasp of the notion of “heuristics,” these often unwritten rules of thumb that are so determining of survival. In other words, you will be forced to give weight to things that have been around, things that have survived.

---

The perishable is typically an object, the nonperishable has an informational nature to it. A single car is perishable, but the automobile as a technology has survived about a century (and we will speculate should survive another one). Humans die, but their genes—a code—do not necessarily. The physical book is perishable—say, a specific copy of the Old Testament—but its contents are not, as they can be expressed into another physical book.

La imaginación conservadora, de Gregorio Luri

"Si cada vez que pretendemos guiar la vida política de acuerdo con leyes supuestamente racionales acabamos manchándonos las manos de sangre, es como mínimo aconsejable intentar descubrir si entre Robespierre y Pol Pot hay algo más que un aire de familia y si no convendría ser extraordinariamente prudente a la hora de declarar caducadas las costumbres e instituciones heredadas, puesto que si han ido tomando cuerpo gracias al ensayo y el error a través de las generaciones, pudieran ser la expresión de un depósito de experiencia acumulada que no debiera ser echada en saco roto sin evaluar la posibilidad de que sea más racional de lo que supone el revolucionario."

---

"La revolución se suele presentar a sí misma como una línea recta, pero está sometida a todo tipo de oscilaciones y de revueltas internas que obligan a los revolucionarios a estar más pendientes de los cambios en el liderazgo revolucionario que en la meta inicialmente establecida."

---

"Es preciso no confiar demasiado en los medios represivos porque la experiencia los muestra débiles; a ideas es necesario oponer ideas; a sentimientos, sentimientos; a espíritu público, espíritu público; a la abundancia de mal, abundancia de bien; a constancia en disolver, constancia en unir; a tenacidad en trastornar, perseverancia en organizar". Jaime Balmes en su Pío IX.

Sanshô Dayû (El intendente Sansho)


Desoladora y elegante película dirigida por Kenji Mizoguchi; algo más de dos horas mostrando el sufrimiento de algunos personajes. La película es una oda a la familia y la justicia. El ritmo es pausado y con poco movimiento de cámara, se centra más en la acción general que en acercarse a los personajes en planos cortos o medios. Las escenas más duras no se muestran explícitamente; por ejemplo, en una de las escenas ordenan cortarle los tendones de Aquiles a uno de los personajes para evitar que vuelva a intentar la huida; y aunque no nos muestran el acto en sí, tanto la orden dada para realizar ese acto atroz como el grito de dolor de la mujer al recibir el castigo fueron suficientes como para dejarme impactado e incómodo. Lo mismo sucede en la escena del suicidio de otro de los personajes, quien se interna en un río para ahogarse; Mizoguchi no nos muestra el ahogamiento. La escena me provocó una inmensa tristeza. No la recomiendo en periodos de bajón anímico. El final de la película sí deja ver un atisbo de alegría. 


Enlaces:
‘El intendente Sansho’, de Ōgai Mori a Kenji Mizoguchi. Por Carles Matamoros Balasch.
El intendente Sansho, por David Vericat.
¡Qué grande es el cine!, en RTVE.

Twelve Monkeys (Doce monos)


Tenía un excelente recuerdo de esta película dirigida por Terry Gilliam y al volver a verla me ha parecido incluso mejor. Una obra maestra. Todo funciona en la película destacando especialmente la historia de ciencia ficción en la que se mezclan viajes al pasado, la muerte de gran parte de la humanidad debido a una epidemia, un futuro precario e incluso algún homenaje a las películas de Hitchcock. Acompañamos a James cole (Bruce Willis) a lo largo de esos viajes en el tiempo y vemos cómo va aprendiendo de los mismos, además de comprobar cómo afectan al futuro las acciones que él y otros personajes realizan en el pasado. En la trama destaca la manera en que la información parcial puede provocar malas decisiones que agraven los problemas; ¿cómo interpretarían la vida en España dentro de 200 años unas personas que únicamente pudieran acceder a un periódico o una serie de audios de radio sin tener acceso a múltiples fuentes? ¿Sería posible que pudieran tener una idea exacta incluso teniendo acceso a muchas fuentes de información? La realidad es tan compleja que intentar aprehenderla es en muchos casos tarea imposible. Queremos tener explicación para todo; la incertidumbre nos molesta. Otra idea poderosa es la de los falsos recuerdos; James Cole (Willis) confunde muchas veces la realidad con pesadillas o invenciones propias.