El día de la bestia, de Alex de la Iglesia


Buenísima película que he visto varias veces desde su estreno en 1995. Humor negro y acción combinados de manera perfecta. Muy bien rodadas todas las escenas de violencia, en especial la que se da en la pensión entre el cura (Álex Angulo) y Rosario (Terele Pávez). La historia está bien llevada, aunque no me interesa tanto el tema fantástico y sí cómo se va desarrollando la película en distintos escenarios, todos relacionados con la ciudad de Madrid.

Santiago Segura y Terele Pávez están perfectos en sus papeles. Santiago Segura clava el personaje de José María y lo hace creíble en todas y cada una de las escenas. Por su parte Terele Pávez está gloriosa como vieja y descreída cascarrabias, llegando al punto culminante cuando coge la escopeta de su difunto esposo y ataca al que ella cree un villano.

Una película que me ha divertido todas y cada una de las veces que la he visto. ¡Qué más puedo pedir!

Accidente sin huella (Que la bête meure), de Claude Chabrol


Dura película sobre la historia de un padre que persigue al hombre que atropelló a su hijo dejándolo muerto. Muy del estilo de Hitchcock. 

Las películas francesas casi siempre me trasmiten frialdad en la relación entre los personajes; no sé si es el estilo, si realmente quieren trasmitir eso, si son los actores, si soy yo que estoy sesgado a tener esa visión, o una mezcla de todo lo anterior.

La película muestra un malo que es un monstruo, con lo cuál es inevitable que como espectador quiera lo peor para él y no me entristezca lo más mínimo su destino. ¿Está bien vengarse o sería mejor advertir a las autoridades competentes para que hubiera un juicio y la pena correspondiente? ¿Qué haría yo en un caso similar?

Muy buena película que veré de nuevo.