Víctimas, 11 de enero: Félix Ayuso Pinel, José Manuel Baena Martín e Isidro Jiménez Dual

Libertad Digital.



El 11 de enero de 1977 muere el inspector de policía FÉLIX AYUSO PINEL, dos años y cuatro meses después del atentado en la Cafetería Rolando de la calle Correo de Madrid.
Hasta la masacre de Hipercor, en 1987, el atentado etarra con mayor número de víctimas mortales fue el perpetrado el 13 de septiembre de 1974 en la cafetería Rolando situada en la calle Correo de Madrid, muy cerca de la Puerta del Sol y adyacente a la Dirección General de Seguridad. Fue, además, la primera masacre de civiles llevada a cabo por ETA. El atentado se produjo por explosión de un artefacto que causó la muerte de trece personas e hirió de distinta gravedad a más de ochenta. El lugar estaba lleno de gente y la explosión arrancó materialmente el piso que se encontraba encima de la cafetería, sepultando a todos los allí presentes. Además, la metralla provocó gran cantidad de víctimas. Muchas de ellas quedaron atrozmente mutiladas. ETA negó en un principio la autoría de este atentado, que provocó un fuerte enfrentamiento entre dos sectores de la banda asesina.
La cafetería era frecuentada asiduamente por miembros del Cuerpo Superior de Policía, pero ninguno de los fallecidos ese día era policía. Sí hubo varios heridos entre miembros del cuerpo, como Félix Ayuso, que resultó gravemente herido en la cabeza con pérdida de masa encefálica. Tras dos años y cuatro meses arrastrando graves secuelas, Félix falleció el 11 de enero de 1977.
Después de su funeral, al que asistieron además de familiares y amigos el director general de Seguridad, el gobernador civil de Madrid y el jefe superior de Policía, su cuerpo fue inhumado en el cementerio de Fuencarral de Madrid.
Félix Ayuso Pinel tenía 46 años, estaba casado y tenía dos hijos.
El año 1978 lo inició ETA asesinando al inspector de Policía JOSÉ MANUEL BAENA MARTÍN, un año en el que la cifra de víctimas casi iguala la cifra total de asesinados hasta ese momento. Si entre 1960 y 1977 ETA había asesinado a 75 personas, sólo en 1978 se alcanzó la cifra de 68 asesinados. El año anterior, la banda terrorista había incluido entre sus víctimas potenciales a los militares, y en 1978 intensificó los asesinatos a miembros de las Fuerzas Armadas. La actividad asesina de ETA fue jalonando todo el proceso de elaboración de la Constitución, que se aprobaría en referéndum el 6 de diciembre.
El inspector José Manuel Baena, que pertenecía a la Brigada de Información de la Policía de Pamplona, murió en un enfrentamiento a tiros con terroristas del grupo Nafarroa, durante la inspección de un piso franco en Pamplona en el que se sospechaba que se ocultaban miembros de la banda. Alrededor del mismo, en el número 77 de la calle San Jorge de Pamplona, se estableció un dispositivo policial con el objetivo de capturar a varios presuntos miembros de ETA militar.
En torno a las 15:30 horas del 11 de enero de 1978, y en el marco de la operación de inspección del piso, se produjo un tiroteo entre la Policía y dos miembros de ETA que entraban en el inmueble. El intercambio se saldó con tres muertos: dos etarras (Mariano Pérez de Viñaspre Churruca y Ceferino Sarasola Arregui) y el inspector José Manuel Baena que falleció en el acto tras recibir el impacto de numerosos disparos. Además, varios transeúntes resultaron heridos y tuvieron que ser trasladados a diferentes centros hospitalarios.
José Manuel Baena Martín era natural de Granada, aunque residente en Las Palmas, donde fue inhumado. El padre de José Manuel, general retirado del Arma de Infantería del Ejército de Tierra, se enteró por la radio de la muerte de su hijo, igual que la esposa de la víctima. Tenía 31 años, estaba casado y el matrimonio tenía tres hijos, la menor nacida apenas una semana antes de su muerte.
El 11 de enero de 1991 fallece el vendedor ambulante ISIDRO JIMENEZ DUAL, a consecuencia de las heridas sufridas en el atentado del que fue objeto dos días antes. Así se contaba en El País en su edición del 10 de enero de 1991: "Isidro Jiménez Dual, de 35 años, presuntamente relacionado con el tráfico de drogas, resultó gravemente herido ayer en Bilbao al hacer explosión una bomba adosada a los bajos de su furgoneta en el barrio de Txurdinaga. El atentado se produjo a unos 40 metros del lugar donde el día anterior fueron heridos dos miembros de la familia Bañuelos, contra la que ETA atentó anteriormente por considerarla vinculada al narcotráfico. El artefacto, compuesto por unos cinco kilos de explosivo, fue activado cuando Jiménez Dual iba a arrancar su vehículo, una furgoneta Ford Transit".
Al parecer, la información sobre la supuesta dedicación de Isidro al tráfico de drogas le llegó a ETA a través de un miembro de la organización proetarra juvenil Jarrai que había tenido acceso a los listados del censo electoral por haber sido interventor y apoderado de Herri Batasuna en unas elecciones. Basándose en el censo, elaboró varias listas con los nombres, apellidos y domicilios de personas que, en su opinión, se dedicaban al tráfico de estupefacientes.
Al día siguiente del asesinato de Isidro, ETA intentó matar a José Ignacio Lago San Juan, de 20 años, utilizando la misma justificación que con Isidro. Sin embargo, ni la Policía ni los vecinos relacionaron a José Ignacio (que perdió un brazo y una pierna a consecuencia del atentado) con el tráfico de drogas.
En 1996 fue condenado por este atentado Germán Urízar de Paz a 28 años de reclusión mayor.
Isidro Jiménez Dual era natural de Bilbao y tenía 37 años. La víctima estaba casada y tenía cinco hijos.

Giambologna, The Rape of the Sabine Women



Marble sculpture 
1579-1583

La Pretensión del Conocimiento

Por Friedrich August von Hayek‏. (English).


La ocasión particular de esta conferencia, combinada con el principal problema práctico que afrontan hoy los economistas, ha vuelto casi inevitable la selección de este tema. Por una parte, el establecimiento aún reciente del Premio Nobel en Economía marca un punto importante del proceso por el cual, en la opinión pública, la economía ha recibido la dignidad y el prestigio de las ciencias físicas. Por la otra, se está pidiendo ahora a los economistas que expliquen cómo el mundo libre podrá librarse de la grave amenaza de la inflación acelerada, una amenaza creada -debemos admitirlo- por las políticas recomendadas y aun aconsejadas a los gobiernos por la mayoría de los economistas. En efecto, tenemos escasas razones para sentirnos orgullosos: como profesionales hemos enredado las cosas.

Me parece que esta incapacidad de los economistas para guiar la política económica con mayor fortuna se liga estrechamente a su inclinación a limitar en la mayor medida posible los procedimientos de las ciencias físicas que han alcanzado éxitos tan brillantes, un intento que en nuestro campo puede conducir directamente al fracaso. Es este un enfoque que se ha descrito como la actitud "científica" y que en realidad, como lo definí hace cerca de treinta años, "es decididamente anticientífica en el verdadero sentido del término, ya que implica una aplicación mecánica y nada crítica de hábitos de pensamiento a campos distintos de aquellos en que tales hábitos se han formado". Ahora quiero empezar por explicar cómo algunos de los errores más graves de la política económica reciente son una consecuencia directa de este error científico.


La teoría que ha venido guiando la política monetaria y financiera durante los últimos treinta años, y que en mi opinión proviene en gran medida de esa concepción errónea del procedimiento científicamente adecuado, consiste en la afirmación de que existe una correlación positiva simple entre el empleo total y la magnitud de la demanda agregada de bienes y servicios; ello conduce a la creencia de que podemos asegurar permanentemente el empleo pleno manteniendo a un nivel adecuado el gasto monetario total. Entre las diversas teorías propuestas para explicar el gran nivel de desempleo esta es probablemente la única a cuyo favor pueden aducirse fuertes pruebas cuantitativas. Sin embargo, yo considero esta teoría fundamentalmente falsa, y creo muy peligrosa la actuación basada en ella, como ahora ocurre.


Esto me lleva a la cuestión fundamental. Al revés de lo que ocurre en las ciencias físicas, en la economía y otras disciplinas que se ocupan esencialmente de fenómenos complejos, los aspectos de los hechos que deben explicarse, acerca de los cuales podemos obtener datos cuantitativos son necesariamente limitados y pueden no incluir los más importantes. Mientras en las ciencias físicas se supone generalmente, quizá con razón, que todo factor importante que determina los hechos observados podrá ser directamente observable y medible, en el estudio de fenómenos tan complejos como el mercado, que depende de las acciones de muchos individuos, es muy improbable que puedan conocerse o medirse por completo todas las circunstancias que determinarán el resultado de un proceso, por razones que explicaré más tarde. y mientras que en las ciencias físicas el investigador podrá medir lo que considera importante de acuerdo con una teoría previa, en las ciencias sociales se trata a menudo como importante lo que resulte ser accesible a la medición. Esto se lleva en ocasiones hasta el punto de que se exija que nuestras teorías se formulen en términos tales que se refieran sólo a magnitudes medibles.

De cuerpo presente

Por Andrés Trapiello.

DEBERÍAMOS agradecer que alguien nos haga cambiar de opinión, sobre todo cuando se trata de un asunto que pensábamos resuelto. Es lo que me ha sucedido después de leer dos artículos, uno de un historiador, Santos Juliá, y otro de un periodista, Arcadi Espada, dos personas que probablemente tampoco se pondrían de acuerdo al cien por cien ahora.

He aquí lo que uno creía. Como saben, el anterior gobierno convocó a unos cuantos expertos y les puso a discutir y a encontrar una solución al problema del Valle de los Caídos. La pregunta era sencilla: ¿qué hacemos con todo aquello, con la basílica, con el monumento y con los cuerpos de los treinta y tres mil enterrados allí y en especial qué hacemos con uno de ellos, el de Franco? Uno creía que la solución pasaba por sacarlo de su tumba para evitar que el Valle de los Caídos siguiese siendo lo que el verdadero Faraón del Pardo quiso que fuese desde el principio, su pirámide, ordenada construir a los presos republicanos en régimen de esclavitud. Hoy, después de leer a Arcadi Espada y a Santos Juliá, he cambiado mi opinión.

Ambos coinciden en lo principal: contra el dictamen de los expertos, no se puede resignificar el Valle de los Caídos, hacer de él otra cosa que aquella para la que fue erigido, tal y como propone la comisión (exhumar los restos de Franco, secularizar la basílica, hacer allí un centro de estudios sobre la guerra, exposiciones, etc.). Mientras siga en pie la apabullante cruz  sobre muertos que, en muchos casos, ni siquiera eran creyentes, víctimas precisamente de la Cruzada, nadie podrá fingir que la cruz no fue en muchos casos el arma del crimen, por lo mismo que no podría resignificarse Auschwitz mientras se alcen las chimeneas de los crematorios. Lo mejor, nos dice Juliá, y puesto que el conjunto necesita una intervención urgente de trece millones de euros para evitar el galopante deterioro actual, sería dejar que la naturaleza y el tiempo hicieran su trabajo y todo eso acabara siendo una ruina más o menos espectral.

La propuesta de Espada va más lejos. Relaciona él el Valle de los Caídos con Treptow, uno de los lugares, ciertamente, más sobrecogedores en el que hayamos estado nunca: un monumento colosal que podría pasar por nazi, pero que se erigió en memoria de los soldados soviéticos caídos en la batalla de Berlín y que hoy no es sino el último gran vestigio de la deificación de... Stalin, como prueban los dieciséis bloques de mármol con frases suyas grabadas en ellos.  Es mucho más difícil explicar la historia que falsearla o borrarla, como hacía el propio Stalin con las fotos de Trotsky,  más fácil quitarle una calle a Franco, nos recuerda Espada, que poner una placa que dijera “Calle del Dictador Francisco Franco”. Y concluye: los mismos que nos alegramos de que la losa del sepulcro de Franco pesara mil quinientos kilos, estorbándole la resurrección, queremos quitársela hoy, perdiendo una preciosa oportunidad: poder explicar a las generaciones futuras lo que fue un régimen que puso España a sus pies, como a nuestros pies podríamos tener al fascismo, sojuzgado para toda la eternidad, allí, de cuerpo presente.

   [Publicado en el Magazine de La Vanguardia el 8 de enero de 2012]

Memorial Soviético, Treptow, Berlín, diciembre 2011. Arriba: visitante ruso. Abajo altares conmemorativos y vista general con altares a la izquierda y una persona diminuta al fondo, que da idea de la escala.

Turbas castristas lanzan objetos contra vivienda de Mariza Castro en La Habana



 Cristales rotos en la casa de Mariza Castro

Por Roberto de Jesús Guerra Pérez/ Hablemos Press.

La Habana, Cuba.- Turbas paramilitares lanzaron piedras y otros objetos el sábado contra la vivienda de la activista Mariza Castro, quien se encuentra en huelga de hambre y donde varios opositores se amotinaron el viernes para apoyarla en su huelga.

Mariza Castro, de 53 años de edad, se declaró en huelga de hambre el 13 de diciembre exigiendo la libertad de Ivonne Malleza Galano, Isabel Haydée Álvarez e Ignacio Martínez Montero detenidos el pasado 30 de noviembre tras protagonizar una Protesta en el Parque de la Fraternidad en La Habana.

Los opositores que se encuentran en la casa de Castro informaron el sábado en la noche que estaban siendo agredidos por una turba gubernamental, dirigida por oficiales del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE) y la Policía Nacional Revolucionaria (PNR).

“Lanzan piedras, botellas y otros objetos rompiendo los cristales de las ventanas”, dijo por teléfono Miguel López Santo, un activista muy conocido en Cuba por su apodo de Miguelito cartelito, mientras se escuchaban al fondo las voces de otros opositores ripostar consignas de Libertad para Yvonne.

Los opositores amotinados en la casa de Castro habían colocado carteles en el balcón con consignas de Libertad para Ivonne Malleza, Isabel Haydée Álvarez e Ignacio Martínez y lanzado folletines”, dijo William Cepero García, otro opositor.

Castro sufrió dos desmayos el sábado tras permanecer 27 días sin ingerir alimentos sólidos y el domingo fue trasladada en la tarde noche a un hospital por su estado delicado de salud pero luego uno de su hijos decidio llevarla a la casa.
Balcon de la casa de Mariza Castro antes de que rompieran los cristales.
  
Carro de la compañia eletrica utilizado para desprender los carteles
Puesto de mando de la Seguridad del Estado y las paramilitares BBR
Agentes de la Policia nacional sitian la zona
 Algunos de los opositores que acompañan a Mariza Castro
  
Paramilitar que rompio los cristales quitando los carteles
 Paramilitares que rompieron los cristales de casa de Mariza Castro
  Turbas paramilitares que repudian a los opositores en la casa de Mariza

10 consejos para tener éxito en la vida por el Profesor Huerta de Soto




INTRODUCCIÓN
Tener éxito (felicidad) consiste en perseguir objetivos éticamente buenos, y conseguirlos.

1. SER ENTUSIASTA
Entusiasmo: energía psíquica interior que nos mueve a actuar para lograr nuestros objetivos.
¿Qué hacer cuando nos falla el entusiasmo? Actuar como si fuéramos entusiastas, y seremos entusiastas.

2. TENER CONSTANCIA

3. ACTUAR SIEMPRE LO MEJOR POSIBLE. Anteponer los principios a lo aparentemente útil o práctico.

4. NO PREOCUPARSE NUNCA POR NADA.
Preocuparse significa ocuparse indebidamente antes de tiempo.
Lecturas recomendadas:
- Cómo suprimir las preocupaciones y disfrutar de la vida, de Dale Carnegie.
- Meditaciones, de Marco Aurelio.

5. APRENDER IDIOMAS (INGLÉS). Aprender inglés es tan importante como estudiar una carrera.

6. ESTAR AL TANTO DE LO QUE OCURRE EN EL MUNDO.

7. EQUILIBRAR ADECUADAMENTE LOS OBJETIVOS PROFESIONALES, FAMILIARES Y CULTURALES.
La faceta familiar incluye familia y amigos.
La faceta cultural incluye cultura física y espiritual (arte, viajes, historia,...).

8. SER BUEN EMPRESARIO. La función empresarial es la innata capacidad de todo ser humano para descubrir las oportunidades de ganancia (obtener fines que le aporten el mayor valor subjetivo posible) que surgen en su entorno y actuar para aprovecharlas.

9. TENER ESPÍRITU CRÍTICO.
Motto de Mises: Tu ne cede malis sed contra audentior ito (jamás cedas a la maldad, por contra oponte a ella con todas tus fuerzas).

10. TENER UN COMPORTAMIENTO EXCELENTE, SERIO Y ÉTICO EN TODOS LOS ÁMBITOS DE NUESTRA VIDA.
Si alguna vez actuamos mal debemos reconocer el error, intentar solucionar el daño causado y seguir adelante con todos los consejos que hemos visto.



Fuente: Anarcocapitalista.

Economic Growth and Income Differences

By G. Warren Nutter.


“Progress did not, by and large, aggravate inequities, but it made us more aware and less tolerant of them.  Sharpening contrasts in circumstances aroused our humane sentiments, sentiments that could be better afforded by virtue of augmenting affluence.  Progress shook loose the age-old endurance that man had customarily displayed for his lot and bred in its place an attitude of insatiable discontent with the pace at which remaining problems were being met.  And so we find ourselves in a society in which progress and discontent are engaged in an almost desperate race with each other.”


Source: Cafe Hayek.