Entrevista a Borges por Dennis Dutton y Michael Palencia-Roth

Entrevista a Borges de Dennis Dutton y Michael Palencia-Roth.

Se trata fundamentalmente de filosofía y literatura. Con audio incluido.

Entrevista:
Denis Dutton: Why don’t you tell us about some of the philosophers who have influenced your work, in whom you’ve been the most interested?

Jorge Luis Borges: Well, I think that’s an easy one. I think you might talk in terms of two: those would be Berkeley and Schopenhauer. But I suppose Hume might be worked in also, because, after all, of course Hume refutes Berkeley. But really, he comes from Berkeley — even if Berkeley comes from Locke. You might think of Locke, of Berkeley, and of Hume as being three links in an argument. But when somebody refutes somebody else in philosophy, he’s carrying on the argument.

Michael Palencia-Roth: Where would Schopenhauer come in?

Borges: Schopenhauer is very different from Hume. Of course, Schopenhauer had his idea of the Will. That is not to be found in Hume. But of course in the case of Berkeley it is different. I suppose he thought of God as being aware of all things all the time, I mean if I don’t get him wrong. If we go away, does this room disappear? No, it doesn’t, of course, because God is thinking about it.

Now, in the case of Schopenhauer, I was rereading Die Welt als Wille und Vorstellung, The World as Will and Idea, and I was rather taken aback, or rather baffled I should say, or puzzled by something that keeps on recurring in Schopenhauer. Of course it may have been a slip of the pen, but as he goes back to it, and as he was a very careful writer, I wonder if it is a slip of the pen. Well, for example, Schopenhauer begins by saying that all this, the universe, the stars, the spaces in between, the planets, this planet, those things have no existence, except in the mind which perceives them — no?

MP-R: Yes.

Borges: But then, to my surprise — and I suppose you can explain this to me, since you are philosophers and I am not — what Schopenhauer says is that all those things have no existence except in the brain. And that the universe — I remember these words, I don’t think I’m inventing them now — “ist ein Gehirnphänomen,” that the world is a cerebral phenomenon. Now, when I read that I was baffled. Because, of course, if you think of the universe, I suppose the brain is as much a part of the external world as the stars or the moon. Because the brain after all is a system of — I don’t know — of visual, of tactile, perceptions. But he keeps on insisting on the brain.

MP-R: Yes.

Borges: But I don’t think, for example, that Bishop Berkeley insists on the brain, or Hume, who would have insisted on the mind, consciousness….

DD: People sometimes say that they see Berkeley in stories like “Orbis Tertius.”

Borges: Yes, I suppose they do. Well, of course. But in that story I was led by literary means also.

DD: How do you distinguish the literary from the philosophical means in that story? Could you explain that?

Borges: Oh, well, yes, I’ll explain very easily…. Encyclopedias have been, I’d say, my life’s chief reading. I have always been interested in encyclopedias. Well, I used to go to the Biblioteca Nacional in Buenos Aires — and since I was so shy, I felt I could not cope with asking for a book, or a librarian, so I looked on the shelves for the Encyclopædia Britannica. Of course, afterwards, I had that book at home, by my hand. And then I would pick up any chance volume and I would read it. And then one night I was richly rewarded, because I read all about the Druses, Dryden, and the Druids — a treasure trove, no? — all in the same volume, of course, “Dr–.”

Then I came to the idea of how fine it would be to think of an encyclopedia of an actual world, and then of an encyclopedia, a very rigorous one of course, of an imaginary world, where everything should be linked. Where, for example, you would have, let’s say, a language and then a literature that went with the language, and then a history with it, and so on. Then I thought, well, I’d write a story of the fancy encyclopedia. Then of course that would need many different people to write it, to get together and to discuss many things — the mathematicians, philosophers, men of letters, architects, engineers, then also novelists or historians. Then, as I needed a quite different world from ours — it wasn’t enough to invent fancy names — I said, why not a world based on, let’s say, Berkeleyan ideas?

DD: A world in which Berkeley is common sense instead of Descartes?

Borges: Yes, that’s it. Then I wrote that story, “Tlön, Uqbar, Orbis Tertius” that day, which has attracted many readers. And of course, the whole thing was based on the theory of idealism, the idea of there being no things but only happenings, of there being no nouns but only verbs, of there being no things but only perceptions.…

Lawrence I. Berkove: “Tlön” is a good example of one of your stories where, however the story ends, the reader is encouraged to continue applying your ideas.

Borges: Well, I hope so. But I wonder if they are my ideas. Because really I am not a thinker. I have used the philosophers’ ideas for my own private literary purposes, but I don’t think that I’m a thinker. I suppose that my thinking has been done for me by Berkeley, by Hume, by Schopenhauer, by Mauthner perhaps.

MP-R: You say you’re not a thinker…

Borges: No, what I mean to say is that I have no personal system of philosophy. I never attempt to do that. I am merely a man of letters. In the same way, for example that — well, of course, I shouldn’t perhaps choose this as an example — in the same way that Dante used theology for the purpose of poetry, or Milton used theology for the purposes of his poetry, why shouldn’t I use philosophy, especially idealistic philosophy — philosophy to which I was attracted — for the purposes of writing a tale, of writing a story? I suppose that is allowable, no?

DD: You share one thing certainly with philosophers, and that is a fascination with perplexity, with paradox.

Borges: Oh yes, of course — well I suppose philosophy springs from our perplexity. If you’ve read what I may be allowed to call “my works” — if you’ve read my sketches, whatever they are — you’d find that there is a very obvious symbol of perplexity to be found all the time, and that is the maze. I find that a very obvious symbol of perplexity. A maze and amazement go together, no? A symbol of amazement would be the maze.

DD: But philosophers seem not content ever to merely be confronted with perplexity, they want answers, systems.

Borges: Well, they’re right.

DD: They’re right?

Borges: Well, perhaps no systems are attainable, but the search for a system is very interesting.

MP-R: Would you call your work a search for a system?

Borges: No, I wouldn’t be as ambitious as all that. I would call it, well, not science fiction, but rather the fiction of philosophy, or the fiction of dreams. And also, I’m greatly interested in solipsism, which is only an extreme form of idealism. It is strange, though, that all the people who write on solipsism write about it in order to refute it. I haven’t seen a single book in favor of solipsism. I know what you would want to say: since there is only one dreamer, why do you write a book? But if there is only one dreamer, why could you not dream about writing a book?

DD: Bertrand Russell once suggested that all the solipsists ought to get together and form a solipsist association.

Borges: Yes, he wrote very cleverly about solipsism. And so did Bradley in his Appearance and Reality. And then I read a book called Il Solipsismo by an Italian writer, where he says that the whole system is a proof of the egoism, of the selfishness of this period. That’s idiotic. I’ve never thought of solipsism in that way.

MP-R: How do you think of solipsism?

Borges: Well, I suppose that solipsism is unavoidable.

MP-R: Avoidable or unavoidable?

Borges : I should say, it’s unavoidable in a logical way, since nobody can believe in it. It is a bit like what Hume says of Berkeley: “His arguments admit of no refutation and produce no conviction.” Solipsism admits of no refutation and produces no conviction….

DD: Do you think that it is possible then for a story to represent a philosophical position more effectively than a philosopher can argue for it?

Borges: I have never thought of that, but I suppose you’re right, Sir. I suppose you — yes, yes, I think you’re right. Because as — I don’t know who said that, was it Bernard Shaw? — he said, arguments convince nobody. No, Emerson. He said, arguments convince nobody. And I suppose he was right, even if you think of proofs for the existence of God, for example — no? In that case, if arguments convince nobody, a man may be convinced by parables or fables or what? Or fictions. Those are far more convincing than the syllogism — and they are, I suppose. Well, of course, when I think of something in terms of Jesus Christ. As far as I remember, he never used arguments; he used style, he used certain metaphors. It’s very strange — yes, and he always used very striking sentences. He would not say, I don’t come to bring peace but war — “I do not come to bring peace but a sword.” The Christ, he thought in parables. Well, according to — I think that it was Blake who said that a man should be — I mean, if he is a Christian — should be not only just but he should be intelligent ... he should also be an artist, since Christ had been teaching art through his own way of preaching, because every one of the sentences of Christ, if not every single utterance of Christ, has a literary value, and may be thought of as a metaphor or as a parable.

DD: What do you think ultimately, then, separates the philosophical from the literary temperament, if they share these things in common?

Borges: I suppose a philosopher goes in for a rigorous way of thinking, and I suppose a writer is also interested in narratives, he’s telling tales, with metaphors.

MP-R: Can a narrative, especially a short narrative, be rigorous in a philosophical sense?

Borges: I suppose it could be. Of course, in that case it would be a parable. I remember when I read a biography of Oscar Wilde by Hesketh Pearson. Then there was a long discussion going on about predestination and free will. And he asked Wilde what he made of free will. Then he answered in a story. The story seemed somewhat irrelevant, but it wasn’t. He said — yes, yes, yes, some nails, pins, and needles lived in the neighborhood of a magnet, and one of them said, “I think we should pay a visit to the magnet.” And the other said, “I think it is our duty to visit the magnet.” The other said, “This must be done right now. No delay can be allowed.” Then when they were saying those things, without being aware of it, they were all rushing towards the magnet, who smiled because he knew that they were coming to visit him. You can imagine a magnet smiling. You see, there Wilde gave his opinion, and his opinion was that we think we are free agents, but of course we’re not….

But I would like to make it clear that if any ideas are to be found in what I write, those ideas came after the writing. I mean, I began by the writing, I began by the story, I began with the dream, if you want to call it that. And then afterwards, perhaps, some idea came of it. But I didn’t begin, as I say, by the moral and then writing a fable to prove it.

Comidas en Perú


Chita al sillao




Pollito a la brasa.





Lomo Strogonoff




Tacu tacu (sin huevo frito)




Tacu tacu

La paidofilia que no cesa por Matín Prieto

Con la excusa de comentar el libro Estela grita muy fuerte, de Isabel Olid, Matín Prieto escribe un realista y adulto artículo sobre la paidofilia, con ese final:

"Una noche en Bangkok, en el Hotel Oriente, la puerta de Asia, junto a las habitaciones perfectamente conservadas y que fueron ocupadas por Sommerset Maugham, Graham Greene, Joseph Conrad, me ofrecieron «niñas a la carta». No soy mejor que nadie: de la infamia me salvó la doctora".

Aunque habría que distinguir entre el amor o la atracción sexual por los niños, que en sí misma no es ningún delito, y su consumación, que es la pederastia. Arcadi Espada ha tratado el tema magistralmente en su libro Raval: del amor a los niños. En el libro. además de aclarar conceptos sobre la paidofilia y la pederastia, es sobresaliente en el tema de la investigación periodística.


ARTÍCULO:

La atracción sexual por los niños está en la historia de la humanidad; no tiene arreglo, es cosa de hombres y es una lacra que crece al calor de las nuevas tecnologías. Incluso los cánones de belleza de las mujeres adultas son infantiles. Cuanto más recuerda la cara de la púber al piquito infantil de la boca, las maneras suaves y la suavidad de la emergente progesterona, más se excitan los pedófilos. Siendo impúber me masturbaron en el Metro y no entendí nada y, precisamente por sentir una gran confusión, no conté nada en casa y tampoco pedí, ni encontré, ayuda. Soy un zote adentrándome en los bosques de internet y hace unos días, manipulando pestañas y teclas, me apareció en pantalla una serie infinita de niñas y niños desnudos en diferentes posiciones. Escapé aterrado de mi despacho para poner a la doctora de testigo de que lo que mostraba la pantalla no era buscado sino fruto de mi torpeza, temiendo que la eficacísima unidad de informática de la Guardia Civil hubiera detectado mi huella electrónica y se me cayera todavía más el pelo.

Louann Brizendine es una científica, doctora en Medicina, graduada en Neurobiología por la Yale University School of Medicine y por la Universidad de Berkeley de San Francisco, ha publicado recientemente dos libros capitales: «El cerebro femenino» y «El cerebro masculino». La autora no se ocupa de la paidofilia, pero siempre da pistas. La mujer tiene dos o tres pensamientos sexuales a la semana mientras que el macho tiene tres o cuatro al día. Una reunión de trabajo entre un hombre y una mujer que sólo se conocen laboralmente es un carrusel de hormonas, y mientras ella está a los asuntos concretos que la han llevado a la cita, él sólo piensa en cómo llevársela a la cama; y así no se puede hacer negocios. El hombre está hipersexualizado por la testosterona, que es eminentemente agresiva, y si se pierden las condiciones éticas acaba en la pedofilia. Si tiene miedo a las mujeres adultas, empezará de menorero y acabará en pedófilo. No tiene cura, por eso se extiende como una pandemia.

La mexicana Isabel Olid ha publicado «Estela grita muy fuerte», bellamente ilustrado, con la editorial Fineo, y que acaba de ser presentado en la Feria Internacional del Libro en Jalisco (Guadalajara). Es un alegato para la protagonista, que es una niña que nunca se queja ni dice nada cuando algo no le gusta. La autora pretende explicar estas historias a los niños para que procuren entenderlas sin horrorizarse. Y también es un clarinetazo sobre el turismo sexual infantil que azota México y a otros países del mundo.

En EE UU, el abuso de menores está extendido y cubierto por una espesa capa de hipocresía. Europa tampoco está libre de pecado en países como Irlanda, Reino Unido o Alemania. Y en Asia, particularmente en Tailandia, los niños se subastan mejor que la carne de kobe, ese buey criado con cerveza, música y masajes. Como Estela, hay que gritar bien fuerte para acabar con este comercio abyecto. Trabajo de romanos, porque el hambre cimenta el alquiler y venta de niños y niñas sin necesidad de rapto. El libro está patrocinado por la Asociación RANA (Red de ayuda a niños abusados), sin ánimo de lucro, que trabaja desde las Baleares difundiendo los derechos de los menores, previniendo el abuso sexual, el maltrato infantil y, sobre todo, sensibilizando a la sociedad. Si su ambiente no es suficientemente educativo, los niños-niñas, especialmente éstas, atraviesan un corredor plagado de minas y acechanzas, y se les debe dar noticias a estos infantes de lo que les puede suceder. Una noche en Bangkok, en el Hotel Oriente, la puerta de Asia, junto a las habitaciones perfectamente conservadas y que fueron ocupadas por Sommerset Maugham, Graham Greene, Joseph Conrad, me ofrecieron «niñas a la carta». No soy mejor que nadie: de la infamia me salvó la doctora.

- Título: «Estela grita muy fuerte»
- Autor: Isabel Olid
- Edita: Fineo
- Precio: 13,90 euros

Him de Rupert Holmes



Esta canción la descubrí un día, al ir al baño de madrugada, en el programa de Salas en Onda Cero y se me ha pegado, imposible separarme de ella.

Entrevista a Inocencio Arias (2010-06-11)

Entrevista a Inocencio Arias, gran conocedor de la diplomacia por su amplia experiencia.

Opiniones muy cabales.


ENTREVISTA:

Con más de cuarenta años formando parte del cuerpo diplomático español, Inocencia Arias acaba de jubilarse como Cónsul General de España en Los Ángeles, un puesto en el que habría estado, al menos, "dos años más. Pero hay que dar entrada a otra gente más joven. Aunque yo, como me lo pasaba bien, como tengo vocación, me habría quedado con gusto un poco más".

Como experto en relaciones internacionales, el plantón que el Primer Ministro Italiano dio a Rodríguez Zapatero durante una rueda de prensa, "fue una grosería por parte de Berlusconi. El Presidente español se comportó correctamente". La explicación a la actitud del mandatario transalpino, según Arias, es otra. "Zapatero estaba en Italia para ver al Papa, no para ver a Berlusconi, al que vio como el que pasa por allí. Esta situación me recuerda a la ‘no’ venida de Obama a España. Obama nunca dijo que venía, pero el Gobierno se lanzó al entusiasmo de que iba a venir y que ambos iban a cambiar el mundo. Además, hay que tener en cuenta que la diplomacia vaticana es muy celosa cuando se va a ver al Papa que siempre tiene que ser el protagonista de todo lo que se hace en El Vaticano. Berlusconi, que es conocedor de eso, querría que Zapatero hablara solamente del Papa y no de sus relaciones con Italia". De tal manera que, según el ex diplomático, las RR.II españolas tenían que haber sido conscientes que "no hay que quitarle el protagonismo al Papa".

El gran conflicto internacional y diplomático que ocupa al mundo es, sin embargo, en asalto por el ejército israelí de un barco turco con tripulantes de más de 25 países, un acontecimiento que, para su análisis, es necesario acudir a su origen. "El bloqueo está impuesto por Israel e Israel jamás iba a permitir pasar un barco. Quien lo montó sabía perfectamente eso, que Israel no lo iba a permitir y quienes montaron ese barco tenían que ser muy ingenuos para creer que no iba a ocurrir una catástrofe como la que ha ocurrido que, aunque haya sido demasiado, porque ha habido pérdida de vidas humanas y es gravísimo, también era previsible. Y es así porque era inconcebible que, aún en aguas internacionales o a dos millas de su costa, Israel permitiera ese barco surcar sus aguas. Ningún país del mundo que hace un bloqueo y tiene los medios logísticos para llevarlo a cabo lo permitiría dado que, si así fuera, Israel se habría bajado los pantalones y habría creado un precedente internacional. El bloqueo es una cosa brutal contra una población y esperar que un barco lo vulnerare sin pensar que pudiera causar sangre clama al cielo. Quienes lo organizaron estaban haciendo una provocación. Israel es responsable, enormemente responsable, pero no es el único", señaló Arias quien comentó que las asociaciones judías en Estados Unidos, "que son importantísimas y tiene gran influencia en los medios de comunicación tachan a España de antisemita cuando no es verdad. En España hay un creciente antigobierno de Israel. Es más los españoles son más antiárabes que antisemitas".

Y también en Estados Unidos y en el mundo anglosajón en general, dijo Arias, ha bajado la credibilidad de España. "El prestigio de nuestro país ahora comprado con el que tenía hace siete, diez o doce años, es bastante menor. Y es por los bandazos del Gobierno. Por su indecisión, su voluntarismo que, al principio no se nota tanto, pero poco a poco los comentaristas internacionales notan que el timón está un poco averiado... Y eso se está reflejando desde hace catorce meses día tras día en la prensa internacional". La crisis, asegura el ex diplomático ha tenido mucho que ver. "Tampoco quiero decir que todos los gobiernos anteriores eran súpercarismáticos y sexys y éste una catástrofe, pero claramente la credibilidad es mucho más baja. El toro ha sido muy gordo para este Presidente, lo hubiera sido para cualquiera, pero para éste mucho más por su clara dosis de voluntarismo, porque evidentemente no es un Nobel de economía, porque ha impuesto su voluntad incluso en contra de la opinión de sus ministros... El problema de España ha sido la crisis pero es que no hemos tenido un primer espada para lidiarla".

Inocencio Arias aseguró que "desde la Transición ha habido muchas frases ridículas en política exterior, pero la del encuentro planetario es la peor. Creo que las relaciones entre España y Estados Unidos son buenas, pero lo de la sintonía y la complicidad entre Obama y Zapatero son sandeces inventadas por los palmeros del Gobierno". Y añadió quelo de la alianza de civilizaciones, "en Estados Unidos no se lo toman a nada porque no saben lo que es. En cuatro años y medio, nunca lo he visto reflejado en la prensa".

"Me gustaría –prosiguió– escribir un libro sobre por qué Zapatero fue el único líder de Europa Occidental al que nunca recibió Bush. Lo de la bandera no me lo creo, fue una chiquillada. Tampoco la retirada de las tropas, que por cierto, se podía justificar políticamente, pero la presencia de las tropas españolas en Iraq era legal cuando se retiraron. Quizá fuese lo que dijo Zapatero en Túnez –que todo el mundo tenía que hacer lo que había hecho España: retirar las tropas de Iraq-, en un momento en el que Bush estaba muy preocupado por reforzar la presencia en Iraq".

En este sentido, después de no haberse encontrado nunca las armas de destrucción masiva, Arias admitió que "no fue el momento más satisfactorio de mi carrera en ningún aspecto. Hasta afectó a mi salud. Pero sería un cínico si dijera que estaba totalmente incómodo defendiéndolo porque yo creía, como todo el mundo, que Sadam Hussein tenía armas de destrucción masiva y que era un hijo de mala madre que había gaseado a su pueblo y a los iraníes. Y no sólo lo creía Bush, sino también los enemigos de la guerra".

Sobre la crisis en España, el diplomático puntualizó que no es experto en política económica, pero "si se hubieran tomado antes las medidas, las cosas estarían un poco mejor. Creo que Zapatero tiene una dosis clara de voluntarismo y que pensaba que todo se iba a arreglar porque se empezaba a arreglar en Francia y Alemania".

Por otro lado, Inocencio Arias reconoció el excelente papel del Rey como embajador en el mundo, y añadió que "el Príncipe también lo hace muy bien. Tiene la ventaja, como su padre, de que habla idiomas y se estudia los dossiers, tiene buena presencia y es muy educado. Y también, como el Rey, vende un producto que le entusiasma. Quizá parece más distante, pero en el cuerpo a cuerpo es muy cercano"

Sin embargo, las 71 embajadas de Cataluña son en, su opinión, consecuencia de "la fiebre del nacionalismo, que les lleva a una obsesión de estar representados por sí mismos y no por el Estado Español".

El baile de la yenka por Martín Prieto

Brillante artículo de Martín Prieto sobre la actualidad política española.

Panem et circenses por Matín Prieto

Artículo de Martín Prieto sobre el adelanto de las elecciones.

Totalmente de acuerdo con él.

El asombroso caso de JVM por Carlos Herrera

Caso curioso el escrito por Herrera.

Una pena que no se aplique la lógica y la razón en casos tan claros como este, y que luego se pongan "bonitos" con asesinos despiadados y no arrepentidos.


ARTÍCULO:

JVM jamás imaginó lo que suponía firmar aquel papel que el empresario Ruiz Mateos le puso por delante. Era, teóricamente, un formalismo en el que no pasaba de ser un fárrago más de la complicada ingeniería administrativa con la que comandaba su emporio discontinuo. Trabajaba en ventas, era honrado, resolutivo, inocentón y absolutamente leal. Con los años, uno de los procesos judiciales a los que fue sometido el empresario jerezano resolvió que había cometido un pequeño delito de alzamiento de bienes en el que habían colaborado —sin querer y sin obtener beneficio a cambio— alguno de sus colaboradores. La cosa se sustanció con una condena de dos años de cárcel a JVM, que, sin comerlo ni beberlo, se vio a sí mismo reo culpable de colaboración. Cómo no sería la cosa que el mismo juez de la Audiencia Provincial, Miguel Hidalgo, antiguo comisario de Policía y conocido, entre otras cosas, por haber sido quien exculpó a los policías del célebre «caso Bono», aconsejó en la misma sentencia el indulto al considerar que JVM había sido engañado y no era, por tanto, responsable consciente del desaguisado. Curiosamente, el indulto fue denegado por el Gobierno. No pregunten por qué: no se sabe. Puede que todo lo referente a Ruiz Mateos se archive en la categoría de perseguible, pero lo cierto es que a JVM, asturiano padre de dos hijos, modesto comercial de flanes, le denegaron lo que el mismo juez que le condenaba pedía en su sentencia. Quiso la mala fortuna que una noche de sábado, de vuelta con su mujer tras unas cervezas con amigos, diese positivo en un control de alcoholemia. Rozando el límite, pero positivo. Eso significaba que debía cumplir la sentencia anterior al considerársele reincidente. Miguel Hidalgo, el juez comisario, dedicó todo su empeño en encarcelarlo sin atender a los abogados que le aseguraban que estaban tratando un nuevo indulto con garantías de intervención de altos cargos del Ministerio de Justicia. Ni hablar. A la cárcel.

JVM fue encarcelado un par de semanas antes de Nochebuena, para más escarnio, y en prisión permanece. El Ministerio de Justicia propuso un nuevo indulto al Gobierno, que en esta ocasión concedió, pero de carácter parcial, no total, lo que significa que tendrá que permanecer en prisión hasta pasado el mes de agosto. ¿Crueldad? ¿ganas de joder? Entretanto, su mujer y sus dos hijos sobreviven como pueden. A JVM le conservan su puesto de trabajo al tratarse de un hombre extraordinariamente honesto y profesional, pero ello no es suficiente para los Hidalgos, los Caamaños y demás hierbas.

¡Qué más hubiera querido JVM que tener una madre como la de Rafael Díez Usabiaga! El batasuno ha tenido mejor suerte: estando su madre como una rosa, un juez apellidado Garzón le ha dado la libertad para que acompañe a su progenitora en el duro trance de ser dependiente. De lo fuerte que está, si la madre del proetarra te arrea con el bolso te arranca la cabeza, pero eso no importa ante la necesidad política de tener en la calle a un delincuente como el sindicalista de LAB por si le hace falta al Gobierno. Son las diferentes varas de medir: desde su celda, JVM asiste perplejo al comparativo sangrante. Él, por dos cervezas, entre rejas; Usabiaga, por colaborar con ETA, banda asesina que se ha llevado por delante la vida de casi mil personas, de paseo por su pueblo sin preocuparse siquiera de ir a visitar a la excusa por la que le han concedido la libertad para estar pendiente del teléfono rojo. ¿Se les ocurre algún comentario?

Boston CELTICS vs L.A. LAKERS Finales NBA 2010 4º partido

Victoria de los CELTICS, con un Glen Davis en estado de gracia.

LAKERS concentro su ofensiva en Bryant (33 pts) y Gasol (21 pts), pero entre ambos acumularon 11 pérdidas de balón, algunas de ellas en los minutos finales.

CELTICS tiró de banquillo (Davis y Robinson). Pierce empezó muy inspirado el partido, pero no volvió a aparecer hasta el último cuarto. Siguieron siendo muy duros en defensa, especialmente con Gasol y Bryant.

Si se confirma la baja de Bynum los LAKERS lo pasarán mal, pierden una pieza clave. Odom debe dar un paso adelante.

CELTICS ganó la batalla de los rebotes, 16 ofensivos, y en ese aspecto tanto Gasol como Odom deben mejorar.

Me gusta mucho más el equipo de CELTICS en cuanto a conjunto, no depende tanto de un par de jugadores como le pasa a LAKERS. Pero la calidad de LAKERS, aunque más concentrada, es superior.

Todo se encamina al 7º partido.