Cuba: En julio documentamos 429 arrestos por motivos políticos


La Habana, 6 de agosto.- El Centro de Información Hablemos Press documentó en julio 429 arrestos por motivos políticos, llevados a cabo por el aparato represivo castrista que no para de intimidar, acosar, golpear y encarcelar a opositores.

Este alto nivel de detenciones y violencia -que va en aumento cada mes- demuestra que el mandatario Raúl Castro no hará cambios, ni cumplirá con los tratados en materia de derechos humanos que su gobierno firmó en el 2008 y que hasta la fecha no los ha ratificado, a pesar de que reiteró en el discurso pronunciado en la provincia Guantánamo, ciudad sede por el “Día de la Rebeldía Nacional” y el acto por el 26 de julio, "...estamos dispuestos a discutir con Estados Unidos de cualquier tema, incluidos derechos humanos y libertad de prensa, pero en igualdad de condiciones".

Los actos de agresiones y encarcelamientos contra opositores pacíficos, sólo sirven para deteriorar más las relaciones entre ambos gobiernos. Es prácticahabitual, que en cuanto a los temas de derechos humanos, en el que siempre el régimen militar suele usar la doble moral y las evaluaciones arbitrarias, se establezcan obstáculos para un diálogo político respetuoso.

De hecho, el 24 de julio fueron detenidos violentamente y golpeados alrededor de 40 activistas que trataban de acompañar el féretro en los funerales del disidente Oswaldo Payá, quien murió el 22, en un turbio accidente, junto al opositor Harold Cepero.

Entre los arrestados en los funerales de Payá se encuentran blogueros, periodistas y opositores que permanecieron varias horas en diferentes unidades de la policía en la capital. Otros, como el sicólogo y periodista Guillermo Fariñas, Premio Sajarov 2010, que fue golpeado; el joven activista Rogelio Tavío y el ex prisionero político Félix Navarro, del Grupo de los 75, fueron deportados.

En la Isla, no se esclarecen los hechos ocurridos en los que se ven involucrados opositores y represores. Solo los voceros del régimen pueden opinar a través de los medios informativos, todos en manos del Estado. Y aunque se esfuerzan en hacer creer que esclarecen cualquier suceso, lo que crean es más duda, pues las evidencias mostradas cada vez los incrimina más, ya que no permiten la entrada de inspectores internacionales al país, para investigar.

Organizaciones a favor de la democracia y disidentes siguen siendo blanco de ataques; sin embargo no se les permite  defenderse usando los mismos medios y son acusados de mercenarios y contrarrevolucionarios por acudir a agencias de prensa, emisoras extranjeras y sitios de internet para denunciar los abusos.

El régimen continúa sin respetar la libertad de expresión, reunión y asociación, así como el derecho a internet para todos, a pesar de los reiterados pedidos que le han hecho organizaciones internacionales.

Terrorismo de Estado: Actos violentos contra opositores y activistas de derechos humanos.

El gobierno continúa organizando turbas paramilitares e incitando a delincuentes para intimidar a los grupos de oposición, sobre todo contra mujeres que integran el Movimiento Damas de Blanco Laura Pollán.
Decenas de Damas de Blanco, fueron detenidas, amenazadas y hostigadas a lo largo del mes, por agentes de la policía política, para impedir que asistieran a misas o realizaran sus actividades habituales; algunas de ellas golpeadas y desnudadas por sus represores.
La Dama de Blanco Yaquelín García, fue desnudada el 2 de julio en presencia de unos quince agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) luego de permanecer más de 72 horas detenida en el municipio Bayamo, provincia Granma, según sus propios testimonios, confirmados por sus compañeras.
En Holguín, turbas paramilitares apoyadas por agentes del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE), sitiaron el 1ro de julio la vivienda de Noemí Hidalgo, Dama de Blanco, y Alexander Casavielli, vicepresidente del Movimiento Claridad, residentes en el No. 106, de la calle Mariana de la Torre en el reparto Nuevo Llano, e impidieron salir a los activistas que se encontraban reunidos, lanzándoles piedras y palos.
En la localidad Contramaestre de la provincia Santiago de Cuba, la casa del activista Jorge Cervantes, miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), permaneció rodeada varios días por la PNR y el DSE, que animaron a las Brigadas de Respuesta Rápida para romperles las paredes de la vivienda y lanzarle asfalto, piedras, excrementos y animales muertos, estando dentro cuatro niños, menores de cuatro años, que no paraban de llorar.
La vivienda de Yelkis Puig, delegado del Partido Cuba Independiente y Democrática (CID), y Yusleidi Romero, presidenta del Comité de Campesinos Libres en Viñales, Pinar del Río, donde también permanecía  su hijo de 1 año y 2 meses de edad, fue apedreada el 7 de julio por turbas paramilitares, dirigidas por agentes del DSE.

Raúl Grant, delegado del CID en el municipio Palma Soriano, provincia Santiago de Cuba, y sus hijos Sandor y Soresley Grant, fueron atacados antes de la media noche por desconocidos al salir de una casa donde participaban de una cena en la que se celebraba la entrega del Premio Héroe de la Libertad en América, otorgado a Huber Matos.

Otro acto de repudio se realizó el 14 de julio, esta vez,  en la vivienda de Yoan David González Milanés, residente en el municipio Santa Cruz del Sur, provincia Camagüey, donde permanecían más de 15 opositores. Al día siguiente 13 de ellos resultaron detenidos y golpeados por agentes del DSE.

En Bayamo, las viviendas de varios opositores permanecieron sitiadas el 25 de julio por agentes del DSE y turbas paramilitares; Antonio Ramón Fonseca y su familia fueron repudiados por no permitir que pusieran carteles alegóricos al día 26 de julio, en la cerca de su casa. También, los domicilios de Alexis Ramírez, director del Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba, y de Yoandri Montoya, quien lidera el Movimiento Jóvenes de Bayamo, permanecieron sitiados por más de 24 horas.

Las autoridades y sus tribunales, continúan encarcelando a disidentes.

El 25 de julio, Gerardo Terrero Sarrión, de 18 años de edad, estudiante de ingeniería, residente en el No. 51 de la  calle Nguyen Van Troi, localidad La Playa del municipio Moa, provincia Holguín, fue trasladado a la cárcel Cuba Sí,  acusado bajo el supuesto cargo de Atentado. El joven es miembro de la UNPACU, e hijo de la Dama de Blanco Anny Sarrión. Gerardo fue detenido, el 15 de julio, al regresar de La Habana donde se encontraba preparando documentos para salir del país como refugiado político, junto a su familia. Según la policía, está bajo instrucción por atentar contra un funcionario público.

También, Ernesto Herrera Viel, miembro del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Ligera, fue detenido el 16 de julio en el reparto Eléctrico del municipio Arroyo Naranjo, La Habana, por el jefe de sector de la Policía Nacional Revolucionaria. Ese mismo día le realizaron un juicio sumario y lo condenaron a seis meses de privación de libertad, acusado por un supuesto Intento de Salida Ilegal del Territorio Nacional. Fue trasladado a la cárcel Valle Grande, donde actualmente se encuentra.

Prisiones y campamentos de trabajo forzado.

La situación en las cárceles sigue siendo alarmante. Testimonios de prisioneros políticos, comunes y sus familiares, recopilados por nuestro Centro y que pueden ser leídos o escuchados en www.cihpress.com, así lo demuestran.

Se describen muertes por golpizas o autoagresiones; así como las malas condiciones carcelarias, golpizas, torturas,  desatención médica, arrestos arbitrarios, autoagresiones, celdas tapiadas, mala alimentación, falta de condiciones higiénicos sanitarias y
aumento de la población penal, con un estado de hacinamiento alarmante.

 Disidentes en los funerales de Payá 

Arrestan y golpean a disidentes en los funerales de Payá 

Turba paramilitares frente a la casa de Yoan David  en el municipio camagüeyano Santa Cruz del Sur

Detenidos opositores en Santa Cruz del Sur 

Agentes mantienen sitiada la casa de Segundo Rey en Sancti Spiritu 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada