Corrupción en empresa de mercados agropecuarios

Dania Virgen García.




 
Genaro Carmona Ibáñez, vive en Serafina numero 219, entre Alacía y Castillo, reparto Juanelo, San Miguel del Padrón. Estudió escultura y dibujo en la Escuela San Alejandro. Pertenece a la Asociación Cubana de Artesanos  (ACA).

Carmona, quien vendía artesanías a turistas en varios lugares de la Habana Viejo y El Vedado, al ver que el turismo se desmoronaba tuvo que vincularse a otro tipo de trabajo para sustentar a su familia.

Pudo encontrar trabajo en la empresa agropecuaria sita en Pasaje Cruzel s/n, entre 1ra y Tejas, en el municipio de San Miguel del Padrón. En el mes de junio del pasado año comenzó a trabajar como estibador en la unidad básica de 4ta y 8 Vías, perteneciente a la empresa antes mencionada. Más tarde pasó a ser ayudante de carro.

En el mes de julio, comenzó como ayudante de almacén, en  Tejas numero 13. Con él trabajaban otras tres personas: Roque, especialista de la calidad, Daimara Méndez, la comercial del municipio, y otro empleado.

Roque fue inculpado por la comercial de un faltante de 22 mil toneladas de plátanos, que se pudrieron por demoras en los envíos. Según explica Carmona, “como Roque es internacionalista, el problema se solucionó vendiendo toda la mercancía descompuesta a Torula, una unidad básica que se dedica a comprar productos en merma para alimentar puercos”.

“Las mercancías muchas veces llegan en buen estado, pero Ramón, el director, y la comercial dejan que se les eche a perder para  podérsela vender a  Torula, y así llenarse los bolsillos de dinero”, afirma Carmona.

Al ver que la corrupción era tan grande, Genaro Carmona comenzó a tomar fotografías que mostraban que  los productos entraban en buen estado y se echaban a perder, que en las facturas no se plasmaba claramente la existencia de mercancías, los carros que llegaban para que se les vendiera por la izquierda. 

Cuando fue descubierto, Genaro Carmona fue expulsado del centro. Fue entonces que decidió entregar las evidencias de esta monstruosa corrupción a esta reportera. 

“Quiero que se conozca que a estos corruptos no les importa que el pueblo muera de hambre, sólo les importa su beneficio personal”.

dania@cubadentro.com


2 comentarios:

  1. Horror da leer esto y pensar en un pueblo que se acuesta con hambre. Aunque aquí se demencia un caso aislado, la corrupción esta presente en todas las esferas del gobierno y en los Castro con medio siglo en el poder.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El miedo atenaza, es la explicación que se me ocurre, si no es incomprensible.
      Como dijo Lord Acton, el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente. Y estos llevan más de 50 años como dioses de la isla.

      Eliminar