Análisis de una entrevista a Alberto Garzón, diputado comunista

Tras los análisis de las entrevistas a Miguel Sebastián y Juan Carlos Monedero viene el fisking de esta entrevista a Alberto Garzón.

Entrevista:

¿Qué le abruma del capitalismo? 

Que lo que producimos, distribuimos y consumimos obedece a la lógica de la ganancia. (¿Qué quiere decir con esto? ¿Trabaja él gratis? No olviden que don Alberto es economista, o sea que en teoría ha estudiado. Seguro que luego se explaya y nos queda todo más claro).

¿Cómo tendría que ser? 

Los sistemas del llamado socialismo real creyeron que todo se podía resolver cambiando las bases materiales de la sociedad, anulando el principio de ganancia (No hemos quedado que la lógica de la ganancia es lo que "abruma del capitalismo"). Olvidaron los principios de la Ilustración, el Estado de Derecho. Se descontroló todo. (Segunda respuesta en la que no dice nada. Alberto, te habían preguntado "cómo tendría que ser". Ya sabemos en qué acabó el socialismo real).

¿Qué pasa cuando se descontrola todo? 

Que una pequeña oligarquía puede hacerse con el control de un país y confundir sus deseos con los deseos de la gente. 

Venezuela es un país socialista. ¿Qué modelo es? 

No es un modelo exitoso aquel en el que la gente pasa hambre. En todos los modelos se pasa hambre: EE UU, 40 millones de pobres, en España aumenta la pobreza. (Sobre Venezuela no responde nada. Lo demás es mentira tal y como lo plantea. La pobreza no se mide igual en Estados Unidos o en España que en África. Pero miente que algo queda).

¿Cómo explicaría lo que quiere para esta sociedad? 

Dejar que la gente decida (¿De verdad? Eres un visionario Alberto, porque estoy en Lima sino me afilio mañana. ¿Ahora no se decide? ¿O será que no se decide lo que tú deseas?). Impuestos a los que más tienen (¡Síiiiiiiii! Estas ideas tan novedosas me encantan), ocupar las casas vacías para los que no tienen casa (Venga, ¡qué no pare el populismo! La propiedad privada es una tontería para ti Alberto, para qué respetarla si sólo trae problemas), luchar contra el hambre y la miseria (Hambre y miseria es lo que habéis creado vosotros los comunistas). Que haya revocatorios para echar a los que lo hacen mal (Se llaman elecciones Alberto).

¿A quién echaría de IU? 

¡Ja, ja, ja! Al que no trabaje (¿Cómo medís eso? ¿A cuántos habéis echado por no trabajar?). No soy corporativista, podría echar a mucha gente. Echamos a Moral Santín, por ejemplo, consejero de Bankia  (La pregunta es cómo un comunista aceptó tener cargos de este tipo). Tarde, pero se le echó. Y ahora ha salido Willi Meyer, por su voluntad, en cuanto se supo lo de la Sicav  (¿Quién puso su dinero en esos fondos? ¿qué tienen de malo esos fondos?.

Dijo que el Parlamento es un atril devaluado. ¿Es mejor cuando habla usted?

No; el atril es el reflejo del propio Congreso. Hemos llegado a votar durante dos horas y media si se pita o no se pita en un estadio de fútbol. Y cuando hemos debido debatir sobre cuestiones claves de la vida cotidiana se nos dice que esas decisiones las toma la Troika.

¿Y qué hacemos, nos vamos de Europa? 

No, pero habrá que apostar por otra Unión Europea (¿Dónde está escrito ese modelo que propone?). Los valores con los que se construyó, solidaridad y fraternidad, están totalmente devaluados (Más devaluado que el comunismo no hay nada, y ahí siguen ustedes).

Se tiene la sensación de que los partidos son sectas. ¿Cómo se siente en el suyo? 

Es un partido político y un movimiento social (Después de los impuestos a los ricos lo social es otro mantra de los comunistas, no quiere decir nada con eso pero queda bien entre sus correligionarios). Por eso llegué a diputado, sin tener cargo. Tenemos que ser más movimiento social y menos partido (¿Ya no es presentaréis a las elecciones?). Es uno de mis propósitos en mi nueva función (Vas a durar poco si no mejoras tus propuestas, Alberto).

Eso lo acerca a Podemos. 

Podemos es un síntoma de la sociedad; tiene una referencia indiscutible en Pablo Iglesias. En Izquierda Unida tenemos un liderazgo colectivo. Somos muy diferentes (Pero defendéis las mismas ideas trasnochadas del colectivismo y la intervención económica).

¿Le gusta Podemos? 

Es un síntoma positivo de la sociedad (¿Positivo? Son un peligro). Hay una descomposición del Estado (¿Lo dices por el intento ilegal de secesión en Cataluña?), un incremento de la miseria (Nunca hemos estado mejor, don Alberto. Que una crisis pasajera no le ciegue). Está agotado el sistema político del 78. Podemos es la canalización de gran parte de ese sentimiento. Otra parte, nosotros.

¿Se ve dentro de Podemos? 

No, eso sí que no, absolutamente no. Creo que el instrumento más sutil (¿Sutil? El comunismo es de todo menos sutil) para transformar la sociedad y el país es IU. Tenemos historia: la del PCE (Tápese don Alberto, la historia del comunismo está llena de violencia, intervencionismo y pobreza. Allí donde ha gobernado ha sido un desastre), la de la resistencia al franquismo (Franco se murió hace 39 años. Treinta y nueve años, nada menos. Pero da gusto leer que ustedes fueron un bastión que permitió dejar encendida la antorcha de la libertad. Lástima que su modelo era el de la URSS y su vomitivo comunismo), la de los movimientos democráticos (¡Ja, ja, ja!), organización, cuadros... No veo en ningún momento esa circunstancia en Podemos.

Dijo que Felipe VI será El Breve

Lo mismo dijo Carrillo de Juan Carlos I... Él se equivocó, lo mío está claro. El pacto del 78 está agotado. Las elecciones han sido un terremoto, después viene el tsunami que se puede llevar por delante a la Casa Real... (Ya escribí que si la alternativa es más políticos y más opciones para que Pablo Iglesias o usted sean el Presidente de la República me quedo con Don Felipe).

¿Se apuesta algo concreto a que acierta y no yerra como Santiago Carrillo? 

Me apuesto un espeto en el Rincón de la Victoria a que en 2018 la Monarquía ya no está aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada