Informe Mensual de Violaciones de los Derechos Humanos - Junio 2012

Por Centro de Información Hablemos Press.

Descargar informe en formato WORD.

La Habana, 9 de julio.- El régimen cubano continúa llevando a cabo su política de fuerza, mediante la violencia y la represión, contra la sociedad civil, a pesar de los contantes llamados que le hacen reconocidos activistas, intelectuales y organismos internacionales para que pongan en práctica -de una vez- los derechos concedidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos, y ratifique los pactos de Derechos Políticos y Civiles; y Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas, firmados en el 2008 por funcionarios del gobierno.

En el mes de junio, nuestro Centro documentó 411 arrestos efectuados por la policía política -en diferentes regiones del país- contra mujeres del Movimiento Damas de Blanco, activistas pacíficos, opositores y periodistas independientes.
Las autoridades también ordenaron el desalojo de cientos de familias de sus viviendas -que habían sido construidas con esfuerzos propios en terrenos baldíos- y se las demolieron. Otras 800 familias están siendo hostigadas, y se les amenaza con demolerles sus humildes hogares.

Grupos de Periodistas Independientes fueron detenidos (33 documentados) y reprimidos por su labor informativa; entre ellos, miembros de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, de la Revista Convivencia, estudiantes de Periodismo -que se capacitaban en la Oficina de intereses de los Estados Unidos en Cuba-, el Frente Antitotalitario Unido (FANTU) y de nuestro Centro de Información Hablemos Press. (En el caso de nuestro Centro, este informe no salió en fecha por el recrudecimiento de la represión desatada contra varios de nuestros corresponsales, y los cortes eléctricos ocurridos en la zona donde se ubica la Sede, que afectaron el trabajo).

Mujeres del Movimiento Damas de Blanco, Laura Pollán, fueron detenidas o secuestradas al intentar asistir a misa en diferentes iglesias del país y realizar sus reuniones; y tratadas con violencia  por agentes del Departamento de la Seguridad del Estado y la Policía Nacional Revolucionaria, a pesar de que un grupo de ellas se reunió en La Habana con el Cardenal Jaime Ortega -el 7 de junio- para solicitarle que intercediera ante el general Raúl Castro para que cese la represión.

También, las autoridades impidieron que Damas de Blanco, del Centro y Oriente del país, viajaran a La Habana para participar en un Té Literario y actividades por el Día de los Padres.

Decenas de activistas y opositores, otra vez fueron secuestrados al salir de sus casas, cuando regresaban a ella o en la vía pública, y mantenidos varias horas o días en dependencias policiales, y posteriormente abandonados en lugares intrincados, después de despojarlos del dinero y darle sendas golpizas.

Los actos de repudio, detenciones arbitrarias y juicios sumarios contra los opositores,han continuado.

Juicios y encarcelamiento contra opositores y activistas de derechos humanos

Dos juicios fueron realizados en este mes. Bismark Mustelier Galán, miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), recluido en la prisión Aguadores de Santiago de Cuba, quien permanece detenido desde el 2 de abril, fue condenado el 19 de junio a dos años de cárcel bajo el supuesto cargo de Desorden Público.

El otro juicio, le fue celebrado al activista Ángel Frometa Lovaina, miembro delMovimiento de Resistencia y Democracia en Guantánamo, afiliado a la UNPACU, condenado -el 25 de junio- a dos años de privación de libertad por los supuestos delitos de Atentado y Desobediencia.
Frometa,  aseguró que su condena "Se trata de un ajuste de cuentas, ya que el pasado 1ro. de diciembre del 2011 salí con carteles a la calle y realicé una protesta exigiendo cambios políticos y mejoras sociales".

Sonia Garro y Niurka Luque, Damas de Blanco, continúan detenidas y en espera de juicio, desde marzo. También el opositor Ramón Alejandro Muñoz y los disidentesEugenio Hernández y Ernesto Paula Pérez. Así como los activistas Rogelio Tavío López y Niorvis Rivera Guerra.

Desalojos masivos y hostigamiento

El gobierno ha desatado una furiosa campaña de desalojos en diferentes regiones del país ­(que aún carecen de servicio eléctrico), sin considerar los profundos daños sicológicos y morales que le están causando a las numerosas familias víctimas del atropello, y sobre todo a los niños, que por su naturaleza frágil son los más vulnerables. 
Cientos  de familias han sido desalojadas violentamente, en diferentes regiones de Cuba, y sus viviendas demolidas. Las autoridades castristas actúan con violencia desmedida, y en la mayoría de los casos los funcionarios no presentan una orden de desalojo firmada por un juez, alegando que no es necesaria.

En Guantánamo, inspectores de la Dirección Municipal de la Vivienda, encabezados por el vicepresidente del grupo de enfrentamiento, el ingeniero Michel Ramos Rodríguez, desalojaron a tres familias de sus hogares, el 14 de junio.

Más de 20 familias del asentamiento La Conchita, en el reparto Santa Marta, municipio Varadero en la provincia Matanzas, fueron desalojados y sus viviendas demolidas al igual que en el municipio Cárdenas.

En el municipio Centro Habana, asentamiento Cambute, y La Lisa, en la provincia La Habana, también fueron desalojadas decenas de familias. Otros desalojos ocurrieron en la ciudad de Cienfuegos, en el municipio Manzanillo, provincia Granma, y Holguín.

Habitantes del asentamiento la calle Loma, del reparto Cementerio en Guáimaro, Camagüey,  también sufren amenazas de ser desalojados.

Represión contra trabajadores privados

Se ha incrementado la represión contra los operadores de Bicitaxis. Más de 400 de estos vehículos, de tres ruedas, han sido confiscados, a sus dueños -en el mes de junio- por la Policía Nacional Revolucionaria, bajo la Operación Victoria, denunció el grupo de un Sindicato Independiente, que se ha creado para denunciar la corrupción.

El dirigente del grupo dijo que para la devolución clandestina de esos vehículos, sus dueños deben pagar entre 30 y 50 cuc a policías corruptos que laboran en la unidad de Dragones, en el municipio Habana Vieja, y en la unidad policial Zanja en Centro Habana.

Denuncia el grupo que las autoridades también les imponen multas de 500 y hasta 1000 pesos -moneda nacional- como medida represiva para hacerlos desistir del trabajo como operadores de Bicitaxis, labor independiente que ha ayudado a paliar la crisis de transporte que afronta la población cubana y que el gobierno no ha podido resolver.

Represión contra religiosos

Continúa la represión contra el Movimiento Pastores por el Cambio, con Sede en Bayamo, según las denuncias del grupo.

El reverendo José Carlos Pérez y su familia, residentes en La Habana, continúan siendo hostigados por agentes de la Seguridad del Estado.

Activistas de derechos humanos y opositores golpeados

Varios activistas de derechos humanos y opositores fueron golpeados por agentes de la policía política. Estos videos muestran los testimonios de algunos de ellos:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada