La La Land y el cambio

En una escena de la película La La Land uno de los personajes recrimina al protagonista, Ryan Gosling, que sólo valore el Jazz clásico y que no admita cambios para acercar esa música al público actual. Le dice también que si hace décadas no se hubiera innovado el Jazz no hubiera sido tan popular.

Lo anterior es un ejemplo de lo difícil que es cambiar y aceptar los cambios, tanto individual como colectivamente. Tenemos fijaciones con ciertas épocas de nuestra vida o ciertas cosas que nos han gustado y comparamos siempre con ellas; siempre defendiendo que eran mejores que las actuales.

El cambio es necesario e inevitable, sin él la vida sería mucho más aburrida. Aprender e investigar llevan a esa inevitabilidad.

La película me ha gustado, es bonita y divertida; recuerda a los musicales clásicos (vean el vídeo de abajo para comprobar las similitudes de algunas escenas con otras de películas más antiguas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada