Adaptarse al cambio en la mortalidad

La evolución, a mejor, de la humanidad hace que cada vez muera menos gente en edad infantil y que vivamos más años. Esto cambiará el mundo de manera radical.

Vean estas dos gráficas del blog "Envejecimiento":

Figura 1 proporción mortalidad grupos de edad 1905 2014

Figura 1bis distribución mortalidad 1904 2014

La reducción de muertes en niños de 0 a 9 años ha sido espectacular de 1905 a 2014. Casi la mitad de las muertes ocurridas en 1905 eran de niños entre esas edades. En 2014 sólo 4 de cada 1000 personas que fallecen está en ese rango de edad. Esto ha permitido incrementar la felicidad en muchísimas familias que veían cómo los más pequeños se les morían. Sin duda un signo de progreso.

Las sociedades que no se preparen para el envejecimiento de sus poblaciones van a sufrir. Los gastos sanitarios se van a incrementar, las sociedades van a ser más conservadoras, y los negocios se van a transformar para dar servicio a estas personas. ¿Cómo se van a pagar las pensiones públicas que dependen de ingresos futuros y no de ahorros presentes? ¿Cómo van a financiarse y sobrevivir sociedades donde la gente deje de trabajar a los 65 años y muera a los 90 años? ¿Qué tipo de relaciones y presiones habrá sobre los más jóvenes? ¿Será la muerte voluntaria de personas ancianas aceptada por una mayoría de la sociedad? ¿Será la inmigración de países pobres y con población joven una solución? ¿Cómo se gestionaría esa posible inmigración? ¿Se les prepararía en sus propios países para luego atraer a los mejores a cambio de incentivos monetarios o de otro tipo? ¿Permitirá la tecnología que sociedades más envejecidas no necesiten de población joven? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada