Enlaces: pensiones, Asimov y alternativas

Las pensiones en España, y en muchos países Europeos, serán uno de los grandes problemas a los que se enfrente la sociedad. Como bien explica Juan Ramón Rallo: "Este problema deriva de la confluencia de tres fenómenos explosivos: el primero es la bomba demográfica (el número de personas en edad de trabajar va a ir reduciéndose progresivamente hasta un máximo de 15 ó 16 millones, mientras que el de pensionistas aumentará hasta esas mismas cifras); el segundo es la elevada tasa de sustitución actual (las pensiones medias representan cerca del 80% del suelo medio de un trabajador durante toda su vida actual o del 60% del sueldo medio actual); y tercero, la muy escasa presencia del ahorro privado complementario (España es uno de los países de la OCDE donde el ahorro privado para la jubilación es menor relevante)". Y los partidos que se presentan a las elecciones generales en España no lo afrontan como deberían: "mientras PSOE y Podemos proponen más impuestos, PP y Ciudadanos parecen apostar por una incorporación progresiva de sistemas de ahorro privado complementarios (a imagen y semejanza de lo que sucede en el norte de Europa). Evidentemente, esta segunda opción es muy preferible a la primera, pero las tímidas y vagas reformas recogidas en los programas de PP y Ciudadanos están muy alejadas de suponer un cambio radical e integral en esta dirección. Por consiguiente, dos partidos quieren llevarnos en la mala dirección y otros dos se contentan con dar un único y timorato paso en un larguísimo y complicado camino".

El gran Asimov: "It seems to me that when it’s time to die, there would be a certain pleasure in thinking that you had utilized your life well, learned as much as you could, gathered in as much as possible of the universe, and enjoyed it. There’s only this one universe and only this one lifetime to try to grasp it. And while it is inconceivable that anyone can grasp more than a tiny portion of it, at least you can do that much. What a tragedy just to pass through and get nothing out of it". Que se podría traducir como: "Me parece que cuando llegue la hora de morir, habría un cierto placer en pensar que habías utilizado bien tu vida, aprendido todo lo que pudiste, reunido todo el conocimiento posible del universo, y  que lo habías disfrutado. Sólo existe este universo y esta vida para tratar de comprenderlo. Y si bien es inconcebible que nadie pueda entender más que una pequeña parte de él, al menos puedes hacer todo lo posible. Qué tragedia simplemente pasar de largo y no obtener nada de ella". Aprender es la vida y ,como explica Asimov, nunca se debe parar de hacerlo.

Excelente entrevista a Víctor Lapuente, con una interesante y didáctica reflexión: "El reto es evitar grandes generalizaciones sobre los problemas, y soluciones, de España. Y desagregar las políticas a sus unidades tratables mínimas. Para ello, debemos trabajar más las palabras. Los creadores de opinión debemos minimizar el uso de conceptos abstractos, como “sistema” o “modelo” y descender a la discusión de las alternativas políticas concretas. No se trata solo de “ser concreto”, porque en ocasiones soltar una ristra de medidas concretas es una forma más efectiva de escapismo para los políticos. Las cartas a los Reyes Magos que escriben los niños son muy concretas. Pero, claro, son irrealizables. La cuestión es adoptar una “mentalidad comparativa”: evaluar la política actual A con la alternativa realista B. Es aquí donde la figura del periodista político adquiere una relevancia capital. Debe controlar la agenda de discusión y forzar a los políticos a tomar partido. En lugar de árbitro que deja jugar, debe ejercer de moderador. El periodista es un representante del ciudadano de a pie y, por tanto, responsable de que los políticos muestren todas sus cartas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada