Enlaces 26.10.2014

Oinc, oinc. Arcadi Espada
Es difícil resistirse a la escenografía dispuesta por el Ejército Islámico, a su inquietante minimalismo y a la replicación incansable. La imagen se beneficia, además, de la decisión que tomaron los medios de no difundir el vídeo completo de la decapitación. Se negaron a eso pero publicitaron la imagen de la víctima arrodillada con su asesino, lo que ha acabado traduciéndose en una cierta decapitación fáctica y conceptual. Estos son los peligros de hacerse el sensible: las parodias no se habrían evitado por completo, pero se habrían reducido.
Entrevista a Joan Tubau
Somos una generación malcriada. No sé si por los padres, habrá que ver cada caso individual. Somos una generación que siempre nos han dicho que somos especiales. Está bien que el bebé de la casa sea especial, pero cuando el niño crece, es bueno que te den hostias. Las hostias llegan tarde o temprano. Llegan cuando alguien te corrige cuando eres adolescente o a los 30 cuando tienes tu carrera profesional después de dos grados y dos másteres. ¿Cuándo es mejor que llegue? Yo lo que me encuentro es que cuando yo estaba estudiando en la uni y en bachiller es que todo eran buenas palabras. Todo está estupendo. Hago una presentación en la uni en mi primer año de carrera y no hay críticas. Todo son buenas palabras. Si hay un comentario del profesor, lo dice un poco como sin levantar la voz. Tú sales de cuarto de carrera pensando que eres especial. Crees que puedes ser el director de cualquier empresa y que serás mejor que los dinosaurios que hay ahora en ellas. Tenemos unas expectativas muy altas, todos los universitarios. En algún momento de tu vida tienes que empezar a trabajar, afrontar el mercado, y lo que te encuentras es que el mercado es un hijo de puta. Es muy complejo, tienes que competir no solo contra españoles, sino contra gente de todo el mundo y muy bien preparada que trabaja muy barato. Te encuentras que tú has terminado la universidad, te creías especial y que sabías hacer muchas cosas, y descubres de la forma más dura que no sabes hacer mucho. Y las perspectivas que tenías de salir de la carrera con un salario de 2000 euros, lo que te encuentras es que te están pagando 800 o 400€ por hacer unas prácticas, y si no lo quieres, hay cincuenta detrás que quieren las mismas prácticas. Hay muchísima competencia en el mercado y esto dificulte mucho más que los salarios asciendan. Hay un choque brutal entre expectativas y la realidad. Está bien ser ambiciosos, pero somos muy ingenuos. No me quiero quitar culpas, pero también es por todos los que nos han educado al escondernos la realidad. Está bien hacerle eso a un niño, pero hacérselo a un universitario y decirle que somos los mejores preparados de la historia solo empeora la situación. El primer día de carrera se debería explicar la realidad y cómo está el mundo. Cuando el niño termina la carrera ve que no le pagan lo que él esperaba, lo que decide es estudiar otro máster, otra carrera, ir posponiendo la decisión hasta que llega a los 40 en casa de los padres y se da cuenta de que así no puede continuar. Pero será demasiado tarde.
Perú: regulaciones sin sentido contra un árbol de Navidad. Alfredo Bullard
Como había que renovar el edificio elegido, debía ser aprobada la remodelación. Luego de dos años de trámites, la madre Teresa fue informada de un requisito que hasta entonces nadie le había mencionado: todo edificio de más de cuatro pisos que fuera renovado, debía instalar un ascensor. El costo era de US$100.000. La madre Teresa contestó que hacer una inversión de ese tipo iba contra sus creencias. Necesitaban dinero para comida y medicinas. El ascensor no sería usado por las hermanas. Construir el asilo permitía sacar a pobres de la calle donde no tenían ascensor pero tampoco paredes ni techo. Subir escaleras era un mal menor si se comparaba con lo que enfrentaban a la intemperie. Construirlo no tenía ningún sentido.
Tres ideas equivocadas. Moisés Naím.
Vladímir Putin es el líder más poderoso del mundo. Por ahora. ¿Pero cuán duradero es el enorme poder que hoy concentra? No mucho. La economía rusa, que no iba bien desde antes del conflicto con Ucrania, se ha debilitado aún más debido a las severas sanciones impuestas por Estados Unidos y Europa. El valor del rublo ha caído a su mínimo histórico, la fuga de capitales es enorme (74.000 millones de dólares tan solo en el primer semestre), la inversión se ha detenido y la actividad económica se contrajo. El Kremlin ha debido echar mano de los fondos de pensiones para mantener a flote grandes empresas cuyas finanzas han colapsado al perder acceso a los mercados financieros internacionales. La producción de petróleo ha disminuido y las nuevas inversiones de las que depende la producción futura se han parado. Por otro lado, el machismo bélico de Putin le ha dado nueva vida y mayor protagonismo a una organización que él detesta y que estaba en vías de extinción: la OTAN. Y esta semana se confirmó el fracaso de Putin en detener el acercamiento de Ucrania a la Unión Europea, después de que el Parlamento de Kiev y la Eurocámara ratificaran un acuerdo de asociación. Putin seguirá siendo un líder importante y sus actuaciones tendrán consecuencias mundiales. Después de todo, preside autocráticamente uno de los países más grandes del mundo y su nacionalismo lo ha hecho muy popular entre los rusos. Pero su estrategia económica, sus relaciones internacionales y su política doméstica son insostenibles.
Hans and Ola Rosling: How not to be ignorant about the world
We have all different experiences from communities and people we meet, and on top of this, we start school, and we add the next problem. Well, I like schools, but teachers tend to teach outdated worldviews, because they learned something when they went to school, and now they describe this world to the students without any bad intentions, and those books, of course, that are printed are outdated in a world that changes. And there is really no practice to keep the teaching material up to date. So that's what we are focusing on. So we have these outdated facts added on top of our personal bias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada