El terrorismo y el lenguaje

Pablo Iglesias, el secretario general de Podéishabla así sobre el terrorismo de ETA en España:
In the last few years, the conflict in the Basque Country has lost some of its centrality, which was essential to the regime, because of the ceasefire and then the abandonment of the struggle by ETA—though there are still between 400 and 500 prisoners being held in gaols hundreds of miles from their families. It’s still a tragic political problem. But as the Basque question was losing centrality, the Catalan question became more and more prominent.
Lo que se podría traducir como:
En los últimos años, el conflicto en el País Vasco ha perdido parte de su centralidad, que era esencial para el Régimen, a causa del alto al fuego y el posterior abandono de la lucha por parte de ETA, aunque aún hay entre 400 y 500 prisioneros encarcelados a cientos de kilómetros de sus familias. Sigue siendo un problema político trágico. Pero a medida que la cuestión vasca estaba perdiendo centralidad, la cuestión catalana se volvió cada vez más prominente.
He resaltado en la traducción las palabras y expresiones que pueden llevar a conclusiones equivocadas de las acciones terroristas perpetradas por los asesinos de ETA. Puede ser lícito que Pablo Iglesias vea trágico que haya prisioneros, condenados y encarcelados por delitos de terrorismo, que vivan, sí vivan, a cientos de kilómetros de sus familias. Es fundamental indicar que siguen vivos porque esos presos son los asesinos de cientos de héroes que no viven, ni siquiera lejos de sus familias. Tras definir como trágico el hecho de la distancia de los presos cualquier persona con una mínima sensibilidad utilizaría palabras muy gruesas y potentes para definir las acciones terroristas, pero no es el caso de Pablo Iglesias. Él habla de conflicto en el País Vasco. ¿Conflicto? Parece que hubo una lucha entre dos bandos, de igual a igual, cuando lo único que había era una banda de asesinos aterrorizando y asesinando a la población. Restringirlo al País Vasco implica eliminar de la ecuación a cientos de asesinados que hubo en el resto de España. Aquí tienen los asesinatos día a día para que lo comprueben y aquí un listado de asesinados.

Continúa con la expresión alto al fuego como si lo sucedido en España hubiera sido una guerra o similar. Para seguir con la lucha por parte de ETA. La lucha da a entender que ambos contendientes pelean por lo mismo y con unos códigos similares, además de darle cierto aire romántico a los contendientes. Nada más alejado de la realidad para el caso de los terroristas. Termina el extracto con la expresión cuestión vasca. Como si fuera un problema matemático. Como si el balance del dolor no fuese sangrante. Como si toda España no lo hubiera sufrido.

Cada uno responde y escribe como quiere, pero creo que una respuesta como la siguiente sería más adecuada:
En los últimos años, el conflicto en el País Vasco gravísimo problema creado en España por la banda terrorista ETA ha perdido parte de su centralidad, que era esencial para el Régimen, a causa del alto al fuego de que los asesinos han dejado de matar indiscriminadamente a niños, mujeres y hombres de toda clase y condición  y el posterior abandono de la lucha por parte de ETA de su brutal actividad terrorista, aunque aún hay entre 400 y 500 prisioneros encarcelados a cientos de kilómetros de sus familias. Sigue siendo un problema político trágico. Pero a medida que la cuestión vasca la brutal campaña de asesinatos en toda España estaba perdiendo centralidad, la cuestión catalana se volvió cada vez más prominente.
Por último, siempre me gusta recordar lo escrito por Arcadi Espada en su magnífico libro "El terrorismo y sus etiquetas":
La única relación del terrorismo con el cerebro es el tiro en la cabeza, y tal vez se refieran a eso cuando hablan de autor intelectual.
(Lo) contrario del terrorismo no es la paz. Es la ley.

Visual 324












Entradas 11.06.2015

Escombros de clase media. Berta G. de Vega
Fue un día de contrastes. El whatsapp, ese invento del que formó parte un ucraniano emigrado a San Francisco con madre enferma de cáncer, sonaba con mensajes angustiados de otra amiga por detalles de su boda sin resolver. En la pantalla del ordenador, los dibujos de los niños que llegan a Sicilia en pateras que retratan luego casi hundidas con ceras de colores, al mar solo en una ola de azul clarito. Cambié pantalla de ordenador. Gracias a esas compras a un click, me pude hacer en segundos con un libro que contiene los mejores discursos de personajes en las universidades de EEUU. Allí está Tom Wolfe en Boston University, haciendo una loa a la clase media como gran logro del progreso humano, describiendo a esos intelectuales que sólo con la mera indignación adquieren una pátina de superioridad moral. También está el de Michael Lewis en Princeton. Ese texto en el que recuerda a los alumnos de esa elitista universidad que son los más privilegiados del mundo y que, en esa condición, habrá influido también el azar, de ahí que deban compartir esa galleta de la suerte. Los europeos occidentales somos, en el mapamundi, el equivalente a esos alumnos del campus de New Jersey. Por eso, en el canal de Sicilia, hay miles arriesgando la vida para llegar a nuestros escombros de clase media.
The wonderful things in life


#Todosmarchamos o el miedo a la Libertad. Antonio Rodiles
Sin embargo, lo que ha sido impredecible para ellos es la capacidad de resistir que hemos demostrado ante los abusos y la impunidad de las fuerzas represivas. Casi un centenar de activistas nos mantenemos asistiendo a estas marchas a pesar de la violencia que ejercen las fuerzas represivas contra nosotros. Son momentos muy dificiles, pero nuestros derechos lo valen. No sabemos cuántos domingos más de abusos y atropellos nos esperan, pero estamos seguro de que la libertad ganará.
Acueducto romano de Gades. Recreación 3D


Ante todo mucha calma. Santi González
David Gistau: Perdone, señora Bescansa, pero es que cuando se pronuncian ustedes sobre Venezuela siempre recurren a opiniones muy genéricas y muy generalizadas. Estamos hablando de un país concreto, de un alcalde concreto, de un momento concreto, no hay una polarización genérica en la sociedad venezolana… Parece que siempre escurre una respuesta más comprometida: “No conozco bien la visita de Felipe…” Debe ser lo único que no conozca usted bien. Siempre intentan escamotearse de una opinión mas comprometida acerca de lo que pasa en ese país, no en cualquiera.