Sobre la tolerancia (hermenéutica y liberal), por Miguel Ángel Quintana Paz

El autor del texto desea "dedicar las presentes páginas a poner en relación las nociones liberales con las nociones de la filosofía hermenéutica, y ello con respecto al asunto de por qué merece la pena apostar por la tolerancia".

Desde un perspectiva ética liberal, aquella que "preconiza la idea de que hay una cierta concepción de la vida (la que promociona valores como la autonomía personal, la reflexión individual y la constante disponibilidad a revisar nuestras nociones acerca de lo bueno)", los argumentos a favor de la tolerancia se pueden agrupar en tres.

1. El argumento de la libertad como metavalor: "El hecho de comportarse libremente dota a cualquier elección de valor que se haga (ya sea acertada o equivocadamente) de una especie de valía adicional de la que carecería si la elección no se hubiera hecho de manera autónoma", por lo tanto, "Somos, pues, liberales si toleramos las peregrinas creencias de los demás porque preferimos que, al menos, sean libres al sostenerlas, y no reputaríamos deseable una situación en la que, a costa de perder su libertad, todos ellos viniesen a concordar con nosotros mismos".

2. El argumento escéptico: "El ineluctable escepticismo acerca cuáles sean esos valores o concepciones del mundo que podemos demostrar irrevocablemente que son más aceptables que los demás para la raza humana".

Estos argumentos son contradictorios entre sí, con la disputa entre "un liberal que apueste sobre todo por la libertad como el principio ético supremo que todo el mundo ha de reconocer, y un liberal al que le convenza preferentemente la idea de que no podemos establecer valor alguno como superior para todo el mundo, ni siquiera el de la libertad".

3. El argumento pluralista-utilitario: "[E]l hecho de que haya muchas concepciones del mundo que conviven en la sociedad humana, lejos de significar un inconveniente para el bienestar de los individuos que la integran (como durante siglos se ha venido concibiendo, y por ello se ha hablado siempre de la existencia de “facciones” dentro de una comunidad como motivo de potenciales males para la misma), representa más bien una ventaja para la felicidad humana".

Ahora bien "este tercer argumento aquí analizado presupone la existencia de al menos un principio claro y distinto, a saber, que la existencia de una efervescente pluralidad social nos conducirá a una mayor felicidad; mientras que el argumento escéptico [...] nos prohibía categóricamente este tipo de presuposiciones sobre qué tipo de valores sociales (incluida la “pluralidad”) son más aptos a la hora de conducirnos hasta nuestra felicidad o salvación".

"Tampoco el primer argumento que sopesamos, el de la libertad como un metavalor que da sentido a los demás valores, queda bien parado si se lo confronta con esta argumentación pluralista-utilitaria de Mill: pues para esta el único sentido de la libertad es que nos concede un progresivo incremento de prosperidad en los avatares humanos (de tal forma que, hipotéticamente al menos, si en algún caso la libertad entrara en competición con tal beneficio humano, habría que decantarse sin vacilar por este último y olvidar la primera); mientras que dentro del marco de la libertad como metavalor, incluso una decisión libre pero que condujera a nuestra infelicidad es preferible a una decisión que nos brindara contento pero que se nos hubiese impuesto coercitivamente".

Para finalizar el autor compara los tres argumentos previos con la filosofía hermenéutica. Respecto del primer argumento, "[l]os pensadores hermenéuticos se preocupan demasiado de subrayar el carácter interpretativo de toda nuestra experiencia del mundo como para decidir a priori que, fuere cual fuere nuestro contexto cultural o histórico, siempre habríamos de localizar en el valor de la libertad una significación excelsa con respecto a todos los demás valores, independientemente de los avatares concretos de nuestra interpretación".

El segundo argumento tampoco encuentra apoyo en la filosofía hermenéutica, ya que "el escepticismo en este campo [cuestiones ético-políticas] no es más que una indeseable consecuencia de la preponderancia de la razón metódica propia de las ciencias naturales, que extrapola de modo injustificado sus procedimientos y reclamo de certidumbres a otras áreas, como la de los valores éticos, que siempre se quedarán cortas (y de ahí la irrupción del escepticismo) frente a tan estrictos y matematizantes requisitos, cuando en realidad no tendrían por qué someterse a parejos requerimientos, que les son ajenos".

Respecto al tercer argumento, "[L]a hermenéutica no se compromete (no puede comprometerse) con la idea de que el pluralismo sea un valor por sí mismo, a modo de axioma metafísico, al que hayan de doblegarse todos los seres humanos para disfrutar de una imperativa juissance de vivre [goce de vida]. Hasta aquí, pues, hermenéutica y liberalismo compartirían el enfoque que se resiste a estimar el pluralismo como algo deseable por sí solo.

Ahora bien, donde el argumento liberal antes explicado hace entrar en juego una finalidad utilitarista (el progreso de la felicidad humana) para justificar ese pluralismo que no quiere dejar como algo autosuficiente, la hermenéutica no puede usar ese mismo expediente utilitario, por el sencillo motivo de que no puede creer ya en la idea de un progreso mesurable según un canon común a toda la Humanidad, univocista, independiente de los contextos concretos, de los prejuicios de cada intérprete, de cada “comunidad de interpretación”".

El texto acaba con la siguiente reflexión: "Gilbert K. Chesterton (“La tolerancia es la virtud del hombre sin convicciones”) cuya sombra planea insistente sobre cualquier discurso superficial que se regodee en una glorificación del mero tolerar por tolerar".

Recuerdos y estimaciones, ¡cuidado!

Manuel Conthe nos informa de dos formas de recordar sólo determinadas experiencias, lo que lleva a errores en la evaluación de la probabilidad de ocurrencia de hechos futuros.

La primera es "la probabilidad subjetiva de un hecho en función de su availability ("disponibilidad" o, tal vez mejor, "accesibilidad"), esto es, de la facilidad con que podemos imaginarlo, ya sea porque nos resulte fácil recordar ejemplos reales, ya porque, tratándose de hechos hipotéticos, sean fáciles de imaginar", es decir, "exageramos la probabilidad de los acontecimientos llamativos -los que más nos impresionaron- y minusvaloramos la de acontecimientos complejos o remotos -de los que nunca tuvimos conciencia directa, quedaron difuminados por el olvido o resultan difíciles de imaginar-". Cuanto más tengamos que elaborar las ideas o más lejanas las experiencias más difícil nos será imaginarlo. Lo anterior explica por qué tanta gente se puede llegar a creer cifras falsas, ya sea sobre financiación pública o sobre pobreza.

La segunda se da cuando "al estimar probabilidades subjetivas nos guiamos no sólo por los casos llamativos que se grabaron en nuestra memoria, sino también por nuestra experiencia reciente, tanto la vivida personalmente o por familiares o amigos, como la que nos llega a través de los medios. Esa gran influencia de lo reciente puede también llevarnos a errores". Esto puede tener consecuencias muy graves, por ejemplo, "durante los doce meses siguientes a los ataques terroristas contra las Torres Gemelas el miedo hizo que los americanos sustituyeran viajes en avión por desplazamientos en coche, lo que elevó el número de muertos en carretera durante esos meses en 1.595, es decir, ¡más de la mitad de las víctimas directas de los ataques terroristas!".

Hay que razonar y usar los datos sin basarse en ideas preconcebidas ni en información dudosa. De lo contrario corremos el riesgo de ver lo que queremos y no lo que es.

Acabo con este párrafo de Doris Lessing, ¿cómo pudieron creer en ello?:
Cualquiera que sepa de historia sabe que las convicciones apasionadas y poderosas de un siglo normalmente aparecen como absurdas, extraordinarias en el siguiente. No hay ninguna época en la historia que nos parezca tal como debió parecerles a las gentes que la vivieron. Lo que vivimos en cualquier época es el efecto sobre nosotros de las emociones de las masas y de las condiciones sociales de las cuales nos es practicamente imposible separarnos. A menudo las emociones de masas son aquellas que parecen las más nobles, las mejores y las más bellas. Y aún así dentro de un año, de cinco años, de una década, de cinco décadas, la gente se preguntará "¿cómo pudieron creer en ello?", porque los acontecimientos que habrán tenido lugar habran hecho desvanecer estas emociones a la basura de la historia. 
(Prisiones que elegimos para vivir, Doris Lessing, New Edition, 2013)

Nuevo en el blog (6 al 12 de septiembre de 2014)

Además de las entradas habituales en el blog, existen otras pestañas que permiten acceder a información sobre múltiples áreas: artebaloncestoculturaeconomíaeducación distanciaempleoinglésExcelfísica y matemáticasfrancéshistorialibros electrónicoslibros recomendadosmúsicapelículas recomendadasingeniería estructural y geotécnicaviajes, y webs recomendadas.

Éstas son las novedades de la semana:


Baloncesto

1971 Copa de Europa. Final. TSKA Moscú vs Ignis Varese

Ciencia


Reguart, Jaime. La biografía de la vida

Cultura


Arruñada, Benito. The Titling Role of Possession. 2014
BLSRevisions to the 2012 Census of Fatal  Occupational Injuries (CFOI) counts. 2014
Epure, Mircea; Lafuente, Esteban. Monitoring Bank Performance in the Presence of Risk. 2012
Pinker, Steven. Fooled by Belligerence: Comments on Nassim Taleb’s. “The Long Peace is a Statistical Illusion”
Powell, Benjamin. A Case Against Child Labor Prohibitions. 2014
Steven Pinker
Taleb, Nassim Nicholas. Fasting, Relative Frequencies
Taleb, Nassim. Small is beautiful: Risk, scale and concentration


EBooks (Libros electrónicos)


Schuettinger, Robert; Butler, Eamonn; Meiselman, David. Forty Centuries of Price Controls: How Not to Fight Inflation. 1979
Tapia Rocha, José Luis. 42 Estrategias de Libre Empresa. 2014

Economía

Boisclair, David et al. Financial literacy and retirement planning in Canada. 2014
IMF. World economic outlook. Recovery Strengthens, Remains Uneven. 2014
Moffitt, Robert. Welfare programs and labor supply. 2002
Piketty, Thomas. Inequality and Capitalism in the Long-Run. 2013
Proinversión, Perú. Memoria anual 2013

Educación

Arruñada, Benito. El futuro de la universidad. 2012

ELearning

240 cursos universitarios, online y gratuitos que inician en septiembre (54 cursos más)
MIT. Civil and Environmental Engineering
MIT freshman year, all in OCW Scholar

Lengua española

Jean-Marie Lehn

Da gusto leer a gente que piensa y expresa ideas coherentes. Ante esto no queda otra que levantarse y aplaudir. Es el caso de Jean-Marie Lehn, Premio Nobel de Química en 1987. En la entrevista realizada por Francesc Monrabal para Jot Down me gustaría destacar alguna respuestas.

Como buen científico establece hipótesis lógicas para el desarrollo de la vida:
[L]a evolución se refiere a todo un organismo evolucionando. En mi opinión la autoorganización es la fuerza motriz del universo, en pocas palabras. El universo había empezado con una gran explosión, y nosotros existimos gracias a la autoorganización. Nuestro universo está construido de tal manera que la materia se autoorganiza; no somos un accidente, somos el resultado de nuestro universo, no hemos sido creados por alguna cosa, hemos tomado forma porque nuestro universo está construido de tal forma que la materia puede autoorganizarse.
Aclara que quien debe explicar y trabajar en las distintas áreas de la ciencia y de la vida son los expertos:
Lo más importante es transmitir el espíritu crítico, la forma de encarar las cosas, lo que se conoce como espíritu científico. Luego, se trate de química, física o biología, eso es únicamente una consecuencia, pero lo más importante es el planteamiento: no hay que dar nada por supuesto, hay que ser escéptico, mirar de forma crítica lo que le dicen a uno; el problema surge, incluso para nosotros, si alguien me habla de un nuevo experimento biológico; no puedo juzgar necesariamente si es correcto o no, así que tengo que preguntar a la gente supuestamente entendida en el asunto. Piense en lo siguiente: al tomar un avión… ¿querría poner a votación quién será el piloto?
Incluso lo aclara con un caso práctico:
Se dio un caso en Suecia cuando surgió el tema de las células madre. Mucha gente dijo: «¡Células madre! Nosotros no tocamos la vida!». En Suecia el Parlamento se dirigió al director del instituto Karolinska y le pidió que fuese al Parlamento para explicar qué son las células madre. Lo hizo y el Parlamento votó a favor de autorizar la investigación. Este es el modo de hacerlo: si no conoce el tema, intenta entenderlo de manos de alguien que sí lo conozca.
La seguridad absoluta no existe, y si la queremos el coste es infinito. En la ciencia se trabaja con probabilidades, ésas que tanto disgustan a la gente. Si esperamos a tener certeza absoluta moriremos de inacción:
Existe también una cosa que resulta difícil de contar a la gente, el que la ciencia no es o blanco o negro; la ciencia es gris. Por supuesto, uno más uno suma dos en el sistema decimal, eso es sencillo, pero cuando se trata de cosas complicadas no podemos decir que existe un cien por cien, porque de hecho en ciencia no existe un cien por cien, solo ocurre en matemáticas. Así que se trata de un noventa por ciento, un ochenta por ciento, un setenta, a veces solo un cuarenta [risas], por lo que creo que esto es lo difícil. A la gente le gustaría que el porcentaje fuera mayor, pero a menudo la consecuencia es que detienes el progreso; si quieres tomar todas estas precauciones, no haces nada más. Conozco un chiste que dice: «El lugar más peligroso sobre la Tierra es tu cama, la mayoría de la gente muere en su cama».
Define la homeopatía:
¿Homeopatía? Basura. Sin molécula no hay efecto posible.
Sobre los transgénicos, que ayudan mucho y lo harán mucho más:
Por ejemplo, con los transgénicos. Hemos modificados genéticamente productos agrícolas y ganaderos desde la Antigüedad, nuestras manzanas no son manzanas silvestres, ni nuestras patatas o vacas, nuestra leche tampoco, porque las vacas salvajes no producen mucha leche. Todo esto ha sido modificado genéticamente, por supuesto ha sido modificado por lo que algunos denominan un proceso natural, que está muy bien, pero resulta realmente extraño ver que la gente tiene miedo ahora que sabemos cómo hacer las cosas; por ejemplo, si hablas de tomates que no se pudren, eso es fantástico y la gente piensa: «Oh, esto es terrible, porque deberían ser naturales, deberían pudrirse tras una semana». Si el tomate sigue estando bien, eso es bueno, ¿no?

[Entrevistador] Seguro que sí. 
Por ejemplo, yo voy una vez al año a la India. La India tiene unas zonas rurales muy pobres, si esta gente tuviera verduras que pudieran conservarse durante dos o tres días más, eso supondría un gran avance para ellos; si tienen tomates, ensaladas y demás que pueden comerse quizás durante el doble de tiempo, o quizás incluso una semana más o menos, para ellos es fantástico. Así que creo que uno debe ir con mucho cuidado con esto. Asustar a la gente es fácil, convencerla es mucho más complicado.
La entrevista es excelente, no dejen de leerla. Quiero pensar que cuando leo a gente inteligente algo se me pega.

Control de precios

Hay prueba suficientes a lo largo de la historia de que el control de precios lleva a la escasez y la inflación, además de incrementar la actividad del mercado negro.

No obstante, en España, los irracionales de Podemos proponen en su programa electoral controlar los precios en distintas áreas:
La reestructuración de la deuda incluirá la corrección de su valor en función de la corrección del precio de la vivienda hipotecada (en especial en caso de pérdida de su valor), y las letras no superarán el 30% de los ingresos familiares, garantizando un nivel de vida digno.
Precios del agua urbana progresivos que garanticen el derecho al agua para todos y penalicen el consumo excesivo.
Control sobre la especulación de precios de productos agrícolas y regulación de los mismos para evitar el empobrecimiento de los consumidores y productores, quienes deberán tener asegurados unos precios mínimos.
Plan de rehabilitación energética de edificios y de viviendas con objetivos anuales que, junto a su potencialidad en la creación de empleo cualificado, permita un ahorro estimado para el sector del 50% de su consumo energético respecto al nivel de 2009, sin que todo ello suponga incremento de los precios de alquiler.
Ya sabemos que la gente de Podemos son capaces de jugar con los números y presentar cifras que son mentira sin ningún problema, pero todo tiene sus consecuencias y las pagaremos si permitimos que estas medidas lleguen a implantarse.

El siguiente vídeo muestran lo que ha sucedido en Venezuela tras las restricciones del gobierno y el control de precios de distintos productos: caos, escasez, inflación y mercado negro.



Especial atención a lo que dice Maduro a partir del minuto 13:56. Primero explica que es una locura controlar el consumo mediante un chip. Pero pasado el tiempo la medida es perfecta. Lo que les queda por sufrir allí no lo sabe nadie, pero en Podemos está el exasesor de Chávez que conoce lo que hicieron allí. ¿Será Argentina la próxima?

En Cuba vivir en la escasez con un sistema de racionamiento ha sido la regla bajo los Castro. Lean esté artículo para saber lo que es vivir como un cubano, al menos por 30 días.