Lo colectivo sobre lo personal

Si alguien defiende ideas que no tienen sentido o acciones malvadas una de las tácticas es recurrir a lo colectivo, es decir, sustituir el yo por el nosotros.

En este fragmento de entrevista radiofónica a Pablo Iglesias, líder de Podéis, el "incisivo" entrevistador le pregunta por Juan Carlos Monedero y sus sorprendentes ingresos:
Él no ha trabajado para ganar dinero para él [...]. Él ha entendido que esos recursos le podían servir para sacar proyectos e iniciativas adelante [...]. Él no ha utilizado su capacidad de ganar mucho dinero trabajando para vivir en una casa estupenda o para comprarse un coche muy caro o para ir a restaurantes estupendos sino para hacer cosas, y creo que eso es algo por lo que hay que admirarle.
O sea que según Pablo Iglesias la legitimidad de lo que ganes depende de en qué lo gastes. El resto del fragmento sigue el mismo razonamiento idiota que indigna a cualquier persona inteligente.

Enlazando con lo anterior, Arcadi Espada le da un repaso a Luis Alegre, otro de Podéis, y este se defiende así:
"Que dejase [Arcadi de] hablar con ese desprecio de los españoles".
En esta ocasión Arcadi le responde como merece:
"De ti sí, y de las ideas que tienes también [hablo con absoluto desprecio]".
Luis Alegre se esconde detrás de todos los españoles para ocultar sus ideas y sus propuestas que son basura, como el mismo Arcadi le recuerda.

Por último, tenemos el siguiente ejemplo extraído del excelente artículo escrito por Teresa Jíménez-Becerril*:
Nagore López de Luzuriaga, sobrina de dos terroristas de ETA, dijo en una radio pública vasca que sus tíos, dos terroristas de ETA, dos grandísimas personas, según ella, nunca buscaron el beneficio personal sino el colectivo, al margen de que cada uno pueda entender o no ciertos tipos de lucha (según este familiar, sus tíos son personas muy respetables, somos nosotros los que no entendemos ese tipo de lucha).
Como si el beneficio colectivo evitase en algo que esos terroristas fueran distintos de lo que son, unos asesinos que merecerían no salir de prisión nunca.

No olvidemos que la justificación de los colectivo frente a lo individual provocó el ascenso del comunismo. Lo peor de lo peor.

* Hermana del héroe Alberto Jiménez-Becerril y la heroína cuñada de Ascensión García, asesinados el día 30 de enero de 1998:
El matrimonio volvía de cenar con unos amigos cuando dos miembros de ETA les dispararon por la espalda en una céntrica calle sevillana provocándoles la muerte casi en el acto. Cada terrorista llevaba una pistola y, como se supo posteriormente en el juicio, acordaron que uno de ellos dispararía contra el edil y el otro contra su mujer para evitar que sus gritos alertaran al vecindario.
A asesinos como éstos Nagore López de Luzuriaga califica de "grandísimas personas".

Visual 304