Dinteles En Edificación. Elementos A Menudo Olvidados por Enrique Alario Catalá

Toda edificación precisa de una serie de huecos en sus partes ciegas para permitir el acceso a la edificación o bien para permitir el paso de luz al interior a través de los huecos.


Es evidente que la parte que gravita sobre el hueco debe ser sujetada por algún elemento para no caer.  Estos elementos son los Dinteles en Edificación.
Por desgracia, a pesar de su importancia, los dinteles en Edificación son unos elementos a los que no se les presta la atención que pienso se merecen, siendo en muchos casos ejecutados sobre la marcha sin ningún tipo de especificaciones ni requerimientos de proyecto.
Echo de menos una mayor definición en los proyectos de edificación, ya que en muchos casos se limitan a nombrar a los dinteles dentro de las descripciones de otras partidas como “…incluso parte proporcional de dinteles, jambas…)”, dejando demasiado abiertas las opciones de elección por parte de los contratistas.
Esto lleva a que en muchas ocasiones se ejecuten de cualquier manera, sin un mínimo cuidado ni una elección correcta de los materiales a emplear, lo que lleva en no pocas ocasiones a producir fisuras y grietas en las inmediaciones de los huecos, extremadamente fáciles de evitar únicamente con una elección correcta del tipo de dintel a emplear y el cumplimiento de unos mínimos requisitos de ejecución.
Este artículo se me ocurrió escribirlo al ver por enésima vez unos dinteles ejecutados con viguetas pretensadas.  Evidentemente el sistema parece que funciona, pero a mí me resulta un horror esta solución, así que me propuse este artículo para comentar las características que considero deben cumplir los dinteles.
Como siempre comento, no pretendo hacer una tesis sobre los dinteles, pues existe extensa documentación hablando sobre el tema, pero sí que pretendo mencionar los puntos que considero más relevantes sobre la ejecución de dinteles.
En principio, como definición general podemos decir que los dinteles son los encargados de recibir el peso de los elementos que hay sobre el hueco y transmitirlo a las jambas del mismo, es decir, a los laterales.
Este cometido, que en principio puede parecer tan sencillo, y de hecho lo es, tiene sus particularidades para que además de sujetar, cumpla también otra serie de características necesarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada