Optimismo, de Luis Alberto de Cuenca

No pienses en el día oscuro, en el día en que nadie
responde, en el día en que tienes a un dios enfrente.
Piensa en la otra jornada, aquella en que venciste
al enemigo o ganaste en el juego, aquel día feliz
en que todo te sonreía. Que tu ejemplo en la vida 
sea siempre lo que gozaste, no el sufrimiento.

De Poesía 1979-1996.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada