Henry Marsh: confesiones de un neurocirujano

"Lo que es raro es que un médico cuente toda la verdad, y es lo que necesitamos, ¿no?

Creo que sí, aunque quizá asuste un poco a los pacientes. Creo que es importante que los médicos intenten tener una relación más cercana. Cuando pensamos que los médicos nunca cometen errores nos comportamos como niños, y eso tiene un efecto perverso en los médicos, eso los corrompe, los hace vagos y malos. Por eso pienso que es importante que los pacientes tengan un entendimiento del trabajo médico, pero es importante conseguir que los médicos no sean tan arrogantes".

"Hubo muchos [momentos buenos], pero a medida que pasan los años recuerdas los terribles desastres que provocaste además de los grandes triunfos. Porque los triunfos son solo éxitos porque existen desastres, si las operaciones siempre fueran bien, sería como conducir un coche".

Fuente: Antonio Martínez Ron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada