Enlaces: sobreendeudamiento, protección laboral, errores económicos, y baloncesto

España tiene un problema gravísimo de sobreendeudamiento público. Aquí las cifras: "La deuda pública española alcanzó el 99,8% del PIB a cierre de noviembre de 2015: es decir, nuestras Administraciones Públicas adeudan 1,067 billones de euros o, lo que es lo mismo, una media de 58.600 euros por familia. Una terrorífica cifra que, desde que arrancara la crisis, no ha hecho más que multiplicarse: en concreto, ha aumentado en 700.000 millones de euros en apenas ocho años. Se trata de un ritmo de endeudamiento vertiginoso —unos 38.500 euros adicionales por familia— que, en contra del muy extendido mito, no está relacionado con el rescate a la banca —que ha costado unos 51.000 millones de euros, esto es, 2.800 euros por familia— sino con los enormes déficits públicos que se han ido acumulando desde 2008. Es decir, la deuda pública se debe simple y llanamente a que el gobierno central, los gobiernos autonómicos y, en menor medida, los gobiernos municipales han gastado durante ocho años mucho más de lo que han ingresado".

Comparando la protección laboral de España y Dinamarca: "Una vez especificamos las diferencias, parece obvio que la legislación laboral en Dinamarca es muchísimo más laxa en materia de despidos que la española. Primero, porque Dinamarca admite que el despido resulta procedente apenas se aprecien redundancias o duplicidades dentro de la empresa. Y segundo, porque las indemnizaciones son mucho menores: en general, las indemnizaciones máximas oscilan entre tres mensualidades (cuando es un despido procedente por causas objetivas) y seis mensualidades (cuando es un despido improcedente); en cambio, en España, incluso después de la reforma laboral, oscilan entre 12 mensualidades (despido procedente por causas objetivas) y 24 (despido improcedente). De hecho, dado que la reforma laboral no alteró las indemnizaciones devengadas antes de 2012 por los trabajadores con contrato indefinido, la gran mayoría de empleados siguen acogiéndose a una indemnización máxima de hasta 42 mensualidades. Así, por ejemplo, un trabajador danés que lleve 25 años en su empresa y sea despedido de manera improcedente cobrará una indemnización de seis mensualidades; en España, cobraría o 37,5 mensualidades (si las hubiera devengado antes de la reforma) o 27,5 mensualidades (si devengara esos 25 años después de la reforma)".

Errores del informe sobre la riqueza y la desigualdad en el planeta de Intermon Oxfam. Desde confundir renta y patrimonio hasta dar impresión de que el planeta es más pobre cuando pasa todo lo contrario.

Sobre el tiro en suspensión en el baloncesto: Composición de la Mecánica Superior por Gonzalo Vázquez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada