Enlaces: guerra, austeridad, riqueza, finanzas, y economía

Imágenes de la guerra en Siria. Brutales. Muchos países han sufrido lo mismo y mucha gente ha seguido su vida durante y después de la misma. Imagino que las cicatrices que deja esa experiencia no se cerrarán nunca.

Guy Sorman sobre la mal llamada austeridad: "Las influencias convergentes del marxismo y del catolicismo en España, Portugal, Francia e Italia, especialmente, han marginado el conocimiento y la legitimidad de la ciencia económica y de la economía de mercado. En realidad, ningún Gobierno, en ningún lugar, impone austeridad alguna, y lo que los marxistas y sus víctimas manipuladas designan con ese término no es más que la gestión racional que permite que los precios y los salarios sean coherentes con las reglas del mercado, tanto si ese mercado es un puesto de frutas y verduras en la plaza local o el mercado mundial".

Gráficas que muestran el incremento de las rentas de las clases bajas y el incremento del número de integrantes en las clases altas, en Estados Unidos.

Cultura financiera con Juan Ramón Rallo: "no confundir ingresos extraordinarios con ingresos recurrentes; adaptar nuestro nivel de gasto al de nuestros ingresos recurrentes sin agotarlos por entero para conservar un margen de ahorro; ser capaces de transformar nuestros ingresos extraordinarios y nuestro ahorro recurrente en inversiones que nos proporcionen regularmente rentas del capital; no concentrar esas inversiones en única clase de activo patrimonial para así diversificar los tipos de riesgos a los que nos exponemos; tratar de aprender tanto como podamos sobre las diferentes inversiones que estamos realizando; y no caer en las interesadas redes de muchos vendedores de humo (asesores financieros) que tan sólo intentan colocarnos su mercancía averiada".

Sobre Schumpeter: "La teoría neoclásica decía muy poco sobre este tema. ¿Qué es lo que hace que la economía crezca, se pregunta Schumpeter? Y su respuesta es: la innovación. La innovación aumenta la productividad: con la misma cantidad de factores, especialmente trabajo, se produce más. Esto es el crecimiento. La próxima pregunta es: ¿de qué depende la introducción de innovaciones? Y la respuesta es: de los empresarios, que arriesgan su capital introduciendo estas innovaciones (inventadas por ellos o, más frecuentemente, por otros) para obtener mayores beneficios, porque la mayor productividad les permite vender más barato, compitiendo así con ventaja. Para Schumpeter, el empresario innovador (gente como Stephenson, Bessemer, Krupp, Edison, Tesla, Benz, Jobs, Gates, o, en España, José Luis de Oriol o Damià Mateu) es el héroe del mundo moderno. Hoy esto puede parecernos trivial de puro sabido. También puede parecérnoslo la mano invisible de Adam Smith. Ambos descubrimientos fueron revolucionarios en su día y llevó mucho tiempo que fueran aceptados por la mayoría de los economistas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada