Grandes éxitos capitalistas de Fidel Castro

"Nos puede doler mucho a los amigos de la libertad, pero Fidel Castro fue un político de éxito en el mundo capitalista.

Dentro de los países en los que gobernaron, los comunistas dieron rienda suelta a una de sus dos características fundamentales: la violencia. Ningún sistema político asesinó a tantos trabajadores. Los comunistas acabaron con ellos a tiros, los sepultaron en terribles campos de concentración, y los mataron de hambre: las más mortíferas hambrunas padecidas nunca por el hombre fueron producidas por los comunistas, y fueron consecuencia de sus políticas anticapitalistas, a partir de las que aplicó Lenin hace casi un siglo.

Fuera de los países a los que sometieron dictatorialmente, los comunistas aplicaron sobre todo su otra característica fundamental: la mentira. Y con éxito. Hablando de campos de concentración, pruebe usted a recordar alguna película que haya visto sobre los campos de concentración comunistas, sobre las matanzas comunistas, sobre el hambre que provocaron los comunistas. Casi ninguna ¿verdad? Pues si eso no es un éxito, que venga Marx y lo vea.

El ex juez Baltasar Garzón es un héroe de los derechos humanos, es decir, del camelo conforme al cual se llama defender los derechos humanos a perseguir a Pinochet y a no haberle tosido jamás a Fidel Castro. Las dos cosas juntas definen los derechos humanos, y expresan el espectacular éxito de los comunistas en sus mentiras. Si le gusta a usted la literatura, le bastará con recordar que a Borges le negaron el Premio Nobel porque apoyó a Pinochet. Pero después se lo dieron a García Márquez, que respaldó la dictadura cubana hasta su muerte. A casi todo el mundo le pareció lógico y normal. Y así siguiendo…

O empezando, porque el éxito de Fidel Castro empezó antes de su entrada en La Habana el 1 de enero de 1959. Recuerdo de niño haber visto elogiosos reportajes en la revista Life sobre unos barbudos cubanos. En efecto, nadie hizo más por los criminales comunistas de Cuba que la prensa del país capitalista por excelencia, Estados Unidos, desde que Herbert Lionel Matthews, reportero y editorialista del New York Times, entrevistó a Castro en Sierra Maestra en 1957. El periodista, que fue crucial para convertir a Castro en un atractivo rebelde, insistió siempre que Castro no era comunista, y que lo único que en realidad quería era derrocar a Fulgencio Batista para celebrar…unas elecciones libres. En el lugar donde lo entrevistó, hay un monumento erigido por la dictadura en su recuerdo. Son comunistas, pero saben reconocer a sus amigos.

Dirá usted: es una excepción, porque la prensa siempre apoya el pensamiento crítico y la libertad. Piénselo mejor. Recuerde el tratamiento relativamente dulce que el comunismo suele recibir en los medios capitalistas. Y recuerde a Walter Duranty, que, junto con otros periodistas más famosos, en particular John Reed, brindaron un retrato idílico de los salvajes comunistas rusos de 1917. A ver: ¿en qué periódico trabajaba Duranty? ¿En qué periódico escribió unos reportajes repugnantes donde negó la hambruna generalizada que habían provocado los comunistas, siendo galardonado nada menos que con el Premio Pulitzer? Pues sí, claro que sí: en el New York Times."

Escrito por Carlos Rodríguez Braun.

Sobre la verdad

"Todo nacionalismo es también una fábrica de mentiras. Como te he explicado con enorme paciencia tantas veces la ventaja de las naciones antiguas es que sus mentiras fueron contadas hace mucho y su aire fétido se ha esfumado. Ser antinacionalista procura una saludable relación con la verdad. La verdad es una palabra en alza. Después de la siniestra campaña de Trump incluso algunos periodistas, gremio refractario a la verdad, a pesar de las apariencias, han descubierto que la verdad no tiene versiones. El propio New York Times hizo el descubrimiento deontológico del siglo al admitir que no debía poner en pie de igualdad una verdad y una mentira, como hasta entonces acostumbraba el periodismo hemos-de-conocer-su-versión-de-los-hechos. Ha sido necesario que las mentiras las pronunciara el que hoy es ya presidente de los Estados Unidos de América para que La Vieja Dama Gris quebrara su hipócrita tradición equidistante. Hay una cierta posibilidad de que The Trump after concite el desprestigio de la mentira política y acabe con ese grosero lugar común que identifica la verdad en la política con la ingenuidad de los principios. Los antinacionalistas, por lo general, son gente bien preparada para la verdad, porque el centro de su actividad ha sido el incesante decapado de las mentiras nacionalistas. Un partido antinacionalista español (y espero que celebres la malicia de que ponga estas dos últimas palabras a hablar) es el que ha de reclamar, por ejemplo, que los escolares aprendan una historia común objetiva, que no es la suma de los puntos de vista de los andaluces, catalanes o vascos, del mismo modo que la historia de la Guerra Civil, por ejemplo, no es la suma del punto de vista franquista y del punto de vista republicano... ¡para sacar después la media! Uno de los más graves problemas de la democracia es el de afrontar la circulación de las mentiras sociales y su influencia en la elección de los gobernantes. Los antinacionalistas pueden aportar un sólido know how. En España fueron los primeros en comprobar cómo las mentiras nacionalistas reducían la calidad (y la cantidad) de la democracia."

Escrito por Arcadi Espada.

Pedro Muñoz Seca

"Tres epitafios. Murió el matrimonio que atendía la portería de su casa y el hijo le pidió un epitafio. Escribió esto: «Fue tan grande su bondad, / tal su generosidad / y la virtud de los dos / que están, con seguridad, / en el cielo, junto a Dios». Como no recibió la aprobación eclesiástica, por afirmar rotundamente que se habían salvado, hizo otra versión: «Fueron muy juntos los dos, / el uno del otro en pos, / donde va siempre el que muere / pero no están junto a Dios / porque el obispo no quiere». Tampoco lo aprobaron y redactó el tercer epitafio: «Vagando sus almas van / por el éter, débilmente, / sin saber qué es lo que harán / porque, desgraciadamente, / ni Dios sabe dónde están»."

"Le ataron las manos con un alambre. Como un Cyrano de Bergerac gaditano, conservaba la entereza y el humor. Les dijo a los que iban a fusilarlo: «Me lo habéis quitado todo, la familia, la libertad, pero hay algo que no me podéis quitar: el miedo».".


"Ya en Paracuellos, según el testimonio del doctor Sanz Beneded, cambia de opinión. Dice a sus asesinos:
-Me equivoqué al ingresar en la prisión de Madrid y deciros lo que os dije; sois tan hábiles que me habéis quitado hasta el miedo."

Populismos

"La obligación de políticos e intelectuales es la de señalar con precisión las responsabilidades ante los hechos. Los españoles no estaban desencantados por el bloqueo gubernamental. Los españoles, incluso buena parte de los españoles socialistas, estaban indignados por el bloqueo que el Psoe decretó. De ahí que la víctima del proceso haya sido el partido socialista. Al principio de su llamamiento, las élites europeas señalan las causas del Brexit y de la victoria de DT: "El aumento de las desigualdades, el ascensor social que no funciona, el miedo a la pérdida de identidad acrecentado por el temor a la inmigración en masa, el olvido del tema social, un sistema educativo y cultural deficiente, la desconfianza hacia unas élites obsesionadas por sus intereses personales y unas instituciones públicas consideradas costosas e ineficaces". Es penoso que hayan olvidado señalar una última (o primera) causa: la manifiesta incapacidad de las élites europeas para pensar y actuar profunda y verazmente. No sé si su humillante complejo de culpa es una de las causas de la ascensión de los populismos; pero sí es una de las causas que dificultan gravemente la solución. El párrafo revienta de bullshit. Ese extremo cuidado eufemístico con el que se alude al racismo de tantas buenas gentes europeas: "...el miedo a la pérdida de identidad acrecentado por el temor (es decir el miedo acrecentado por el miedo: curiosos intelectos gramaticales que aún creen que la redundancia se resuelve con sinonimia) a la inmigración en masa". Sin embargo, lo más nefasto del texto es cómo reproduce y blanquea los mantras populistas. La última crisis económica hizo crecer (pasajeramente) la desigualdad en Occidente; pero la desigualdad se reduce cada día en términos globales. El ascensor global funciona mejor que en cualquier otra época de la humanidad. El olvido del tema social es una frase tan descuidada y soez como ilustrar una noticia sobre el crecimiento económico español con imágenes de la muerte por asfixia de una anciana. En cambio, algo de verdad debo reconocer, a la luz del texto, sobre la deficiencia del sistema educativo y cultural. Unas élites obsesionadas por sus intereses personales no le llega a la suela de los zapatos a la peor línea de guion de House of Cards. Y en cuanto a las instituciones, sólo el populismo las desprecia: sabe que son la línea Maginot del sistema. Toda la acción del populismo se resume en la extraordinaria frase italiana (Rafael Sánchez Ferlosio la atribuye a Carducci, un día que ya en la puerta de casa tuvo que volverse a por el paraguas), nunca demasiado repetida en esta época: "Piove, governo ladro". La primera victoria del populismo es hacer creer que llueve a cántaros. Y la deriva intelectual y política es considerar que su distópica fantasía pertenece al aclamado y dominante género de la ficción basada en hechos reales."

De Arcadi Espada.

La democracia pese al periodismo

"Los medios de comunicación han trasladado su crisis (y el pesimismo derivado de la misma) a su relato de la realidad. Muchas veces, también, los periodistas lo han hecho con sus frustraciones personales. Una dependencia moralmente distinta a la de un banco, pero periodísticamente igual de dañina. Consciente o inconscientemente, ha sido así. La idea del progreso ha decaído, sobre todo, en los medios y a través de los medios, al resto de la sociedad. Y sus editores deberían reflexionar sobre la contribución real del periodismo a lo que ellos llaman “ser fundamentales para la democracia”. Porque, además, también se supone que periodismo es la prensa del corazón y los realities. Actualmente, la mayoría de los medios —también la prensa— contribuye a otra conclusión: que la democracia representativa no se hace gracias a los medios sino a pesar de la mayoría de ellos."

Escrito por Antonio García Maldonado.

Ray Allen: Letter to My Younger Self

"In every locker room you’ll ever be in, everybody will say all the right things. Everybody says they’re willing to sacrifice whatever it takes to win a title. But this game isn’t a movie. It’s not about being the man in the fourth quarter. It’s not about talk. It’s getting in your work every single day, when nobody is watching.

Kevin Garnett, Paul Pierce, LeBron James, Dwyane Wade. The men who you are going to win championships with are all going to be very different people. What makes them champions is the boring old habits that nobody sees. They compete to see who can be the first to get to the gym and the last to leave."

"Most of the time, you will be alone.

That won’t make you the most popular person. Some people simply won’t understand. Is the cost worth it?

Only you can answer that.

Who am I supposed to be?"

"Most people will never really get to know the real you. But they’ll know your work."

Full text.

Pobres con plata

"Construir institucionalidad requiere una firme voluntad política, pero no basta la del gobierno. Se necesita, al menos, una masa crítica de políticos que hagan política con P mayúscula. Pero ello no va a ocurrir a menos que los ciudadanos demandemos institucionalidad con la misma firmeza con la que hoy exigimos estabilidad macroeconómica. Y allí, en mi opinión, está el error de Vergara: interpretar la frustración de la gente con la corrupción y la inseguridad como una demanda por priorizar la construcción de un Estado de derecho.

¿Es razonable esperar que demandemos Estado de derecho los mismos peruanos que celebramos la criollada, parqueamos donde nos da la gana y a quienes nos interesan un rábano los derechos de los demás? ¿Que exijan institucionalidad quienes eligen al ‘comeoro’ o a la ‘robacable’? Temo que, aun volviéndonos ricos, seguiremos siendo pobres mientras la respuesta sea que no."

Adolf Hitler y Mein Kampf

"Eberhard Jäckel, uno de los más destacados historiadores alemanes sobre la Alemania de Hitler, expresó muy sucintamente la importancia de Mein Kampf cuando escribió que «raramente en la historia, si es que ha sucedido alguna vez, un gobernante ha revelado por escrito, incluso antes de alcanzar el poder, aquello que estaba a punto de llevar a cabo, tal como sí que había hecho Hitler»."

"¿Por qué es Mein Kampf una fuente tan importante? No por su valor simbólico o monetario. Simplemente porque sigue siendo el testimonio múltiple más detallado de la vida, la ideología y la formación de la visión del mundo de Hitler, que acabaría dando lugar a la que es hasta la fecha la guerra más destructiva de la humanidad. Por un lado, sigue siendo una autobiografía personal única de la primera etapa de la vida de Hitler antes de que −como él mismo escribió− se convirtiera en un político. Hitler no volvería a tener nunca más la oportunidad de recordar de nuevo, por ejemplo, detalles de su infancia y su edad adulta."

"En cuanto a la relevancia de este último [el contenido de Mein Kampf], que supuestamente escapó a la atención de los quince millones de lectores alemanes, debería bastar con echar una ojeada a la página inicial del primer volumen para darse cuenta de que contiene, en pocas palabras, los elementos esenciales de la Weltanschauung de Hitler. Todo está ahí: la creencia en la superioridad racial de la raza alemana, la necesidad de que Austria pasara a ser absorbida por Alemania y la búsqueda de un nuevo Lebensraum a fin de poder alimentar a la hambrienta nación alemana. Sólo faltan los supuestos culpables y los responsables de todas las calamidades de los alemanes, el marxismo y el judaísmo, que aparecen varias páginas más adelante. ¿Han estado los alemanes tan ciegos y han sido tan presuntuosos como para pasar por alto la primera página de Mein Kampf? Hubo, por supuesto, autores dentro y fuera de Alemania que comprendieron el mensaje de Mein Kampf e intentaron hacer sonar las alarmas: Theodor Heuss, el futuro presidente de la República Federal, o la valerosa periodista austríaca Irene Harand. Las críticas de Heuss en su polémica de 1932 al respecto del antisemitismo de Hitler pueden parecer hoy día suaves, pero es que el valiente liberal alemán difícilmente podría haber previsto los horrores de la Solución Final. No obstante, Heuss dio justo en el clavo cuando describió la búsqueda de adquisiciones territoriales en Europa Oriental como el fundamento mismo de la futura política exterior de Hitler."

En Letras Libres, por Milan Hauner.

Syria and the Statistics of War

"Trust none of what you hear, some of what you read, half of what you see goes an old trader adage. As a trader and quant/mathematical statistician, I have been taught to take data seriously, trust nobody’s numbers, and avoid people naive enough to engage in policy based on lurid but questionable pictures of destruction: the fake picture of a dying child is something nobody can question without appearing to be an asshole. As a citizen, I require that the designation “murderer” be determined in a court of law, not by Saudi-funded outlets — once someone is called a murderer or butcher, all bets are off. I cannot believe governments and bureaucrats could be so stupid. But they are."

By Nassim Nicholas Taleb.

What So Many People Don’t Get About the U.S. Working Class

"Understand That Working Class Means Middle Class, Not Poor

The terminology here can be confusing. When progressives talk about the working class, typically they mean the poor. But the poor, in the bottom 30% of American families, are very different from Americans who are literally in the middle: the middle 50% of families whose median income was $64,000 in 2008. That is the true “middle class,” and they call themselves either “middle class” or “working class.”

“The thing that really gets me is that Democrats try to offer policies (paid sick leave! minimum wage!) that would help the working class,” a friend just wrote me. A few days’ paid leave ain’t gonna support a family. Neither is minimum wage. WWC men aren’t interested in working at McDonald’s for $15 per hour instead of $9.50. What they want is what my father-in-law had: steady, stable, full-time jobs that deliver a solid middle-class life to the 75% of Americans who don’t have a college degree. Trump promises that. I doubt he’ll deliver, but at least he understands what they need."

"National debates about policing are fueling class tensions today in precisely the same way they did in the 1970s, when college kids derided policemen as “pigs.” This is a recipe for class conflict. Being in the police is one of the few good jobs open to Americans without a college education. Police get solid wages, great benefits, and a respected place in their communities. For elites to write them off as racists is a telling example of how, although race- and sex-based insults are no longer acceptable in polite society, class-based insults still are."

"Saying this is so unpopular that I risk making myself a pariah among my friends on the left coast. But the biggest risk today for me and other Americans is continued class cluelessness. If we don’t take steps to bridge the class culture gap, when Trump proves unable to bring steel back to Youngstown, Ohio, the consequences could turn dangerous."

Read the whole article written by Joan C. Williams.

Sobre el suicido

"“Respecto a las causas que llevan a los agentes a quitarse o intentar quitarse la vida, éstas no son fijas ni comunes. Van desde las situaciones estresantes, cambios en la rutina, problemas en el ámbito laboral o en la familia. Y se vislumbran habitualmente en un proceso de paulatino aislamiento. Además comienzan a gastar innecesariamente y a realizar prácticas de riesgo para sus vidas, como conducir a toda velocidad o un alto consumo sustancias. De hecho, entre los fallecidos se encontraron muchos accidentes de tráfico precedentes al suicidio”. En efecto. Las causas no son fijas ni comunes. Un paso más y dirán que son confusas. A diferencia del riesgo. En España faltan todavía muchos estudios clave sobre las profesiones con mayores tasas. Una ausencia fatal, desde luego. Saber cómo funciona una pistola y luchar contra el crimen, con la erosión del miedo que lleva aparejado el sintagma, confieren a los agentes un riesgo considerable. Al que habría que añadir el más modesto de ser hombres, en su mayoría. No parece casual que los únicos planes de prevención sobre grupos se dediquen a la guardia civil y los presos. La ley y la delincuencia. A las que, en brutal paradoja, hay que chequear por igual sobre sus deseos de morir."

De Sergio González Ausina.

La gran incoherencia de los populistas

Lo que son y hacen, frente a lo que dicen, los populistas en España:

- Gaspar Llamazares:

"El individuo indeseable increpaba al señor Llamazares diciéndole que lo normal es que fuera él quien se pusiera primero en la cola para dar ejemplo de la ideología que predica. ¡Pero qué tipejo tan sinvergüenza! Por el contrario, Llamazares, con una altura de miras espectacular, respondía con una lógica aplastante: "Primero los patrimonios de los miles de millones, luego de cientos, a continuación millones y finalmente me tocará a mí".

Qué lección de saber estar, de modales y de matemáticas. Pues claro, primero que paguen los ricos y luego, cuando le toque, ya pagará el señor Gaspar (que en 2011 declaraba tener 300.000 euros en cuentas, depósitos y fondos, además de ser copropietario de una vivienda y que en su última declaración publicaba que su saldo bancario se había reducido a la mitad y, a cambio, su número de pisos se había multiplicado por dos)."

- Ramón Espinar:

"Hace unas semanas hablábamos del caso Espinar y hacíamos una encendida defensa de su actuación como efímero propietario de una casa protegida. Espinar, precoz especulador inmobiliario, como saben, es hijo de un ex alcalde de Leganés, ex presidente de la Asamblea de Madrid, ex consejero de Cultura y de Hacienda (en periodos diferentes, claro) de la Comunidad de Madrid y ex consejero de Caja Madrid con tarjeta black. El senador podemita no ha conocido la dificultad ni como palabra. Pero ahora que ustedes han entendido la teoría explicada por Llamazares, saben que no hay que mezclar coherencia con comunismo o anticapitalismo, porque no tienen nada que ver."

- Montserrat Galcerán (más en El Mundo):

"Esta semana varios concejales de Ahora Madrid apoyaron las protestas contra el desalojo de un edificio ocupado por Patio Maravillas. Una de ellas, era Montserrat Galcerán, dueña, total o parcialmente, de hasta nueve inmuebles. Galcerán, indignada por el desalojo, aseguraba que "no es correcto que se desaloje a la gente de esa manera, desafiando incluso las normas existentes".

- Manuel Carmena:

"La honorable alcaldesa Manuela Carmena ha zanjado el asunto con una gran verdad: "Creo que el que una persona tenga un determinado patrimonio nada tiene que ver con su planteamiento ideológico". ¡Zasca! En toda la cara a la derechona rancia. Es que vamos a ver, ¿qué contradicción hay entre promulgar el reparto de la riqueza y acumular toda la que puedas?"

"Que no digo yo que la concejal de Ahora Madrid tenga tanto dinero como Maduro, ¿eh? Ni siquiera tanto como Carmena, que posee 380.000 euros en acciones de distintas sociedades. Es la loba de Wall Street del partido. Esto no constituye ninguna contradicción con el anticapitalismo de la formación o con sus repetidas críticas a los mercados y las grandes empresas. Además, Carmena no tiene acciones para especular o ganar dinero, sino por tenerlas, por poder contarlo, por participar. Carmena declara, además, cuatro propiedades inmobiliarias sin okupar."

- Juan Carlos Monedero:

"Dejando atrás a las grandes inversoras madrileñas, quería recordar el caso Monedero. Un señor humilde en lo económico y en lo personal, a pesar de su impresionante prestigio. El que fuera primer y último secretario de Proceso Constituyente de Podemos cobró 425.000 euros por teóricamente asesorar a Venezuela, algo que le alejó del pueblo llano. Llovieron críticas a pesar de hacer lo antes que pudo una declaración complementaria para pagar todos los impuestos que pudo."

- Carolina Bescansa:

"Sabe que las infantas son representación institucional, pero Carolina viene de una familia potentada y hecha a sí misma que merece también un respeto. Los Bescansa son una dinastía que levantó un imperio farmacéutico a base de desatascar gallegos y todo tipo de estreñidos españoles con sus conocidos laxantes. También solucionaban (y solucionan) otro tipo de problemas con sus ungüentos y pócimas milenarias.

Además de este emporio, uno de los tíos de Carolina es fundador de la multinacional Televés. Los Bescansa, una familia que ha hecho honor a la mano invisible de Adam Smith, al capitalismo y al sueño gallego. La profesora podemita tuvo una vida llena de merecidos lujos, colegios de pago, pazos a los que ir en verano a pazear (¿?) y estudios en Estados Unidos. Una persona preocupada por su educación y su tiempo libre, de clase alta, pero que a pesar de ello no ha dudado en poner su talento al servicio de la gente sin pazos."

Y más, lean todo el artículo de Juanma del Álamo, que termina como debe: "haz lo que yo diga, no lo que yo haga."

De la dictadura a la democracia en España

"Los momentos estelares de la humanidad, por citar un lugar común de Zweig, suelen estar revestidos de una pasmosa normalidad. Al menos para sus protagonistas. La aprobación de la Ley para la Reforma Política, el harakiri de las Cortes franquistas, es uno de ellos. ¿Cómo un sistema arraigado en España desde hacía casi 40 años se prestó tan mansamente a su disolución? «No había otra salida que la democrática y eso lo sabíamos todos», coinciden Belén Landáburu y Fernando Suárez, dos de los ponentes del proyecto que fue aprobado el 18 de noviembre de 1976. El viernes se cumplieron 40 años desde que 435 procuradores (el 80%) accedieron a votar a favor de una ley que les desalojaba de sus escaños y de la vida política (sólo uno de cada seis consiguieron regresar después como diputados o senadores). La norma, refrendada el 15 de diciembre por un abrumador 94%, restauró la soberanía nacional en España y devolvió a los españoles la condición de ciudadanos con capacidad para dotarse de una Constitución basada en el respeto a los derechos humanos."

Lean todo el artículo de Emilia Landaluce y Joaquín Manso para entender el proceso de transición en España, de la dictadura a la democracia. Pueden completarlo con el estupendo documental "La Transición".

Make No Mistake: Fidel Castro Was a Horrible Person

"Let’s be clear—Fidel Castro was not a good person.

His ideas were not good.

His policies destroyed the liberties of millions of Cubans.

His government is responsible for the murders of tens of thousands of people.

His “legacy” should be one of pure shame.

I won’t delve into the history of Fidel Castro’s revolution in Cuba—but those lamenting the loss of such a “great leader” would do well to crack open a history book, or at least spend a solid 90 seconds reading Wikipedia. As opposed to restoring the freedoms lost under the U.S.-backed dictator that Castro ousted, he crushed them."

"Castro’s body count varies depending on who you ask. The Cuba Archive Project has one of the most reliable data sets. The group’s records cover a period from May 1952 to the present. In order to be counted, the stories of each victim must be verified by two independent sources. To date, the Archive attributes some 10,723 deaths to the regime. Including nearly 1,000 deaths linked to “disappearances,” more than 2,000 extrajudicial killings, and over 3,100 people killed by firing squad. Some 100 minor children have been murdered by the regime via beating, the withholding of medical attention, and other methods. In addition to these killings, some 78,000 people are estimated to have died while trying to flee the country."

Written by Abigail R. Hall Blanco.

La corrección política y sus peligros

"El irresistible avance de la corrección política es una señal muy potente que nos advierte de la infantilización de la sociedad occidental, reflejada con pavorosa nitidez en su universidad, de donde precisamente proviene. Tanto despropósito llevó a Richard Dawkins, profesor de biología evolutiva de la Universidad de Cardiff a advertir a sus estudiantes, con indisimulada indignación: "La universidad no puede ser un 'espacio seguro'. El que lo busque, que se vaya a casa, abrace a su osito de peluche y se ponga el chupete hasta que se encuentre listo para volver. Los estudiantes que se ofenden por escuchar opiniones contraria a las suyas, quizá no estén preparados para venir a la universidad"."

"La corrección política es producto de ese pensamiento infantil que cree que el monstruo desaparecerá con solo cerrar los ojos. Pero la maduración personal consiste justo en lo contrario, en descubrir que el mundo no es siempre bello ni bueno, en la toma de conciencia de que el mal existe, en llegar a aceptar y encajar la contrariedad, el sufrimiento. Y, por supuesto, en aprender a rebatir los criterios opuestos. En su esfuerzo por hacer sentir a todos los estudiantes cómodos y seguros, a salvo de cualquier potencial shock, las universidades están sacrificando la credibilidad y el rigor del discurso intelectual, remplazando la lógica por la emoción y la razón por la ignorancia."

"Cuando se designa unos espacios universitarios como seguros, implícitamente se está marcando otros como inseguros y, por lo tanto, tarde o temprano habrá que “asegurarlos”, hasta que cualquier opinión desconcertante quede prohibida en todo el campus. Y, si esto es válido para la universidad, ¿por qué no trasladarlo a la sociedad en su conjunto? Así, la represión se extiende como mancha de aceite, prohibiendo palabras, términos, actitudes, estableciendo una siniestra policía del pensamiento."

"Lo expresó de forma certera el defensor de los derechos civiles W. E. B. Du Bois en 1928. Tras ser recriminado por un joven exaltado por usar la palabra "negro", Du Bois respondió: "Es un error juvenil confundir los nombres con las cosas. Las palabras son sólo signos convencionales para identificar objetos o hechos: son estos últimos los que cuentan. Hay personas que nos desprecian por ser negros; pero no van a despreciarnos menos por hacernos llamar 'hombres de color' o 'afroamericanos'. No es el nombre... es el hecho"."

"Al poner los sentimientos por encima de los hechos, de las razones, cualquier opinión válida puede ser desactivada tachándola de racista, sexista, discriminatoria. Puede que a estas personas la corrección política les haga sentirse más cómodos, pero a costa de instaurar la cultura del miedo en los demás."

"Renunciar al libre discurso, al libre pensamiento, para evitar herir la sensibilidad de algunos es peor que estúpido: es peligroso porque pone en cuestión los principios de la democracia. Debemos ser respetuosos con todo el mundo, por supuesto. Pero también expresar con libertad nuestras ideas y argumentos. Si alguien se molesta, se rasga las vestiduras, es muy probable que esté mostrando su talante inmaduro, su carácter infantil e intolerante. Lo advirtió George Orwell en su novela 1984: "La libertad es el derecho de decir a la gente aquello que no quiere oír".

5 errores periodísticos al informar sobre seísmos

"Como regla general, todos los artículos periodísticos comienzan (o pretenden comenzar) informando sobre el poder destructivo del terremoto en cuestión. Para lo cual, se hace mención a su magnitud en la escala de Richter. Sin embargo, esta escala mide exclusivamente la energía liberada por el seísmo (independientemente de la distancia al epicentro, el tipo de suelo, etc.). En lugar de ello, para informar correctamente del efecto de un terremoto en una determinada localidad, se debería hablar, además, de su intensidad, cuya medida refleja directamente el poder destructivo del sismo y el daño causado en un punto concreto."

"El fenómeno se basa en las fuerzas de inercia que experimentan las construcciones en contra del movimiento del suelo (según la segunda Ley de Newton: F = m x a). De forma que tanto mayores serán estas fuerzas cuanto mayor sea la masa del edificio y cuanto mayor sea la aceleración que experimenta, la cual a su vez es función de la aceleración del suelo (¡o la intensidad del sismo dicho de otra forma!) y de la relación entre la frecuencia propia del edificio y la frecuencia de las ondas sísmicas (fenómeno de resonancia)."

De Diego Apellániz.

The Empirical Data for Human Progress through the Liberal Enlightenment

"This data shows that human life in general is better today in at least twelve ways:

(1) There are more lives and longer lives.
(2) Life is healthier
(3) Life is richer and less impoverished.
(4) Life shows more equality of opportunity.
(5) Life is more peaceful.
(6) Life is freer.
(7) Family life is better.
(8) Life shows technological progress.
(9) Life is more environmentally sustainable.
(10) Life is more enlightened.
(11) Life is more virtuous.
(12) Life is more complex."

"The great danger here is that if we do not recognize the human progress brought to us by liberal norms and institutions, we might become so fearful and angry that we will turn away from our liberal principles and embrace the illiberal rhetoric of a demagogue who promises to save us."

Todos víctimas

"Mientras universitarios de EEUU han echado mano de la plastilina para sobreponerse a Trump, los medios andan en una catarsis para explicar qué falló. Quizá hemos cargado las tintas con el drama, guisando estupendamente el caldo de cultivo de los salvapatrias. No tiene sentido fustigarse, como algunos diarios en EEUU, por olvidarnos de los más débiles cuando se han ganado premios y llenado páginas con desahuciados, enfermos que no pueden pagar medicinas, universitarios que abandonan carreras sin dinero para matrículas, niños sin infancia por los deberes, en definitiva, de víctimas del sistema. Es misión imposible encontrar a quien no se sienta oprimido. Por ser mujer, hombre sin estudios, niño explotado por profesores insensatos, universitario con futuro de camarero en Berlín."

Por Berta González de Vega.

Muere un tirano

Tras la muerte del dictador cubano hay algunos, pocos pero ruidosos, que alaban su figura. Ese tipo de personas no son las que me preocupan, bastante tienen con lo suyo. Sus críticas dependen más de su ideología que de un análisis objetivo de la realidad. Pero hay reacciones de otras personas e instituciones que sí me preocupan, y mucho. Presidentes y Jefes de Estado incapaces de usar la palabra dictador, de indicar las muertes de las que es directamente responsable el tirano, de señalar la brutal represión y falta de libertad, de resaltar la pobreza de los cubanos, y tantas otras maldades.

Fulgencio Batista, otro dictador, fue derrotado en 1959. ¡Han pasado 57 años! ¿Qué más se necesita para criticar a una persona y un régimen? ¿Qué tenía que haber hecho para recibir el reproche de todas las democracias del mundo? ¿No es significativo que su joven hermano sea el heredero? La historia no le absolverá.

Ha muerto tranquilamente en la cama, no como sus miles de víctimas. Por ejemplo, Reinaldo Arenas, perseguido, encarcelado, y torturado, por ser crítico con la tiranía y por ser homosexual. Lean el estupendo libro de Juan Abreu, A la sombra mar. ¿Se puede dejar morir a una persona que ha provocado tanto sufrimiento sin, al menos, recordar sus crímenes? ¿No se puede mostrar firmeza frente a una dictadura?

Las democracias, tan denostadas pero tan admirables, son todo lo contrario a lo que representa el actual régimen cubano. No las desprestigiemos.

Visual 505













El off the record y la verdad

"El off the record, como detallaría cualquier escolar de Columbia, no es lo contrario de la mentira sino lo contrario de lo que se puede decir. De ahí que los periodistas columbianos traten al animalito con pinzas, y lo primero que hagan con él es ponerlo en contacto con la realidad. Entre otras cosas porque la evidencia de estar ante una seria verdad, oculta e incontestable, es lo único que puede vencer con ciertas garantías la repugnancia moral de incumplir lo pactado."

"con mucha frecuencia los políticos, y no solo ellos, utilizan el off the record para decir las estupideces que no se atreven a decir en público."

De Arcadi Espada.

De Norbert Elias a Donald Trump: El romanticismo, otra vez

"Así, el propio Norbert Elias cuenta cómo el proceso civilizatorio occidental se ha visto salpicado de sucesivas oleadas románticas. Estos episodios tienen lugar en momentos de cambio e incertidumbre, en los que las tribulaciones del presente conducen a la frustración de las expectativas. Entonces, surge la tentación de querer retornar a un pasado que ha sido idealizado, un pasado en el que el individuo podrá reencontrarse con las esencias perdidas, podrá despojarse del corsé normativo que le imponen el rey y la sociedad y volver a ser libre.

La vida cortesana comienza a ser percibida como una jaula y el romanticismo, con su pesimismo melancólico y su añoranza de un mundo que ya no existe, se impone. Es así como Elias explica el triunfo del “ethos guerrero de la aristocracia” y la exaltación romántica de la violencia que darán forma al nacionalismo alemán en el siglo XIX, para desembocar en el nazismo en el XX."

De Aurora Nacarino-Brabo.

Persuasion and hallucination

"If you are wondering how easily a group of humans can be thrown into the same hallucination, consider that half of Americans believes their country just elected a racist, homophobic, sexist and the other half thinks we elected an open-minded guy who is no more sexist than most people. No matter which half of the country is right, the other half of the country is in a deep hallucination. We just don’t know which half. (Yes, I know that you know the other half is hallucinating. But keep in mind that the other half thinks you are the one hallucinating.)"

By Scott Adams.