Enlaces 11.06.2015

Escombros de clase media. Berta G. de Vega
Fue un día de contrastes. El whatsapp, ese invento del que formó parte un ucraniano emigrado a San Francisco con madre enferma de cáncer, sonaba con mensajes angustiados de otra amiga por detalles de su boda sin resolver. En la pantalla del ordenador, los dibujos de los niños que llegan a Sicilia en pateras que retratan luego casi hundidas con ceras de colores, al mar solo en una ola de azul clarito. Cambié pantalla de ordenador. Gracias a esas compras a un click, me pude hacer en segundos con un libro que contiene los mejores discursos de personajes en las universidades de EEUU. Allí está Tom Wolfe en Boston University, haciendo una loa a la clase media como gran logro del progreso humano, describiendo a esos intelectuales que sólo con la mera indignación adquieren una pátina de superioridad moral. También está el de Michael Lewis en Princeton. Ese texto en el que recuerda a los alumnos de esa elitista universidad que son los más privilegiados del mundo y que, en esa condición, habrá influido también el azar, de ahí que deban compartir esa galleta de la suerte. Los europeos occidentales somos, en el mapamundi, el equivalente a esos alumnos del campus de New Jersey. Por eso, en el canal de Sicilia, hay miles arriesgando la vida para llegar a nuestros escombros de clase media.
The wonderful things in life


#Todosmarchamos o el miedo a la Libertad. Antonio Rodiles
Sin embargo, lo que ha sido impredecible para ellos es la capacidad de resistir que hemos demostrado ante los abusos y la impunidad de las fuerzas represivas. Casi un centenar de activistas nos mantenemos asistiendo a estas marchas a pesar de la violencia que ejercen las fuerzas represivas contra nosotros. Son momentos muy dificiles, pero nuestros derechos lo valen. No sabemos cuántos domingos más de abusos y atropellos nos esperan, pero estamos seguro de que la libertad ganará.
Acueducto romano de Gades. Recreación 3D


Ante todo mucha calma. Santi González
David Gistau: Perdone, señora Bescansa, pero es que cuando se pronuncian ustedes sobre Venezuela siempre recurren a opiniones muy genéricas y muy generalizadas. Estamos hablando de un país concreto, de un alcalde concreto, de un momento concreto, no hay una polarización genérica en la sociedad venezolana… Parece que siempre escurre una respuesta más comprometida: “No conozco bien la visita de Felipe…” Debe ser lo único que no conozca usted bien. Siempre intentan escamotearse de una opinión mas comprometida acerca de lo que pasa en ese país, no en cualquiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada