Enlaces 26.05.2015

Carta de la hija de un matrimonio asesinado por Rekarte
...Aquel miércoles a las 20 horas, mientras tú decidías si sacar el mando o no, ellos tenían 42 y 43 años. Los mismos que tú ahora, ¿verdad? Mi padre había ido a recoger a mi madre a su trabajo y regresaban a casa para reunirse con sus hijos: con mi hermano Jesús, que dos días antes había cumplido 16 años, y conmigo, Silvia, un poco mayor que él. Éramos demasiado jóvenes para quedarnos solos. Aunque, la verdad, no creo que exista una edad apropiada para ello... Yo llegué a mi casa y me extrañó no ver luz en la cocina. A los cinco minutos sonó el timbre. Era una vecina que, con los ojos llorosos, me pidió que fuera a su casa. Allí estaba mi hermano que, desconcertado por el revuelo y la presencia de la policía, me preguntaba a mí qué era lo que estaba pasando. Pero yo estaba igual de perdida que él. Nos llevaron al hospital donde, finalmente, nos dieron la terrible noticia. El mundo se abrió bajo nuestros pies. ¿Cómo podía ser cierto aquello? Jamás volveríamos a verles, a sentir sus abrazos ni a reír juntos... "¿Quién cuidará de nosotros?", me preguntaba mi hermano sintiéndose más niño que nunca. Recuerdo intentar tranquilizarle diciéndole que no se preocupara, que yo cuidaría de él. "El lunes volveremos a casa y verás como yo puedo hacerlo", le dije... ¡¡¡Pero si aún era una niña yo también!!! Recuerdo el silencio tan horroroso que se sentía en casa sin ellos, y el impacto que me causó ver la cena que mi madre había dejado preparada el día en que tú, Iñaki Rekarte, decidiste apretar el botón. Dolor, todo era dolor... y, 23 años después, sigue siendo dolor. 
[...] 
...Y así de vuelta a casa. No le contaba nada de esto a mi hermano, tratando así de evitarle más sufrimiento... Es así como comenzó nuestra nueva vida, una cuesta arriba demasiado dura como para tonterías. Nos has privado de muchos besos, abrazos, Navidades y cumpleaños... Nos has privado de muchas alegrías y también de muchos momentos de pena que sólo pueden ser aliviados por el abrazo cálido y reconfortante de unos padres. Nos has privado de mucha vida... Y no sólo a nosotros. También a sus propios padres, hermanos y ahora nietos. Sí, porque yo, al igual que tú, tengo hijos y también tengo que explicarles las cosas. Y créeme que, si a los mayores nos cuesta, es difícil que unos niños entiendan que el malo no está en la cárcel, sino en un plató de televisión... ¡Qué país éste el nuestro..!
Linchamientos. Pablo Rodríguez Suanzes
De alguna manera, lo que a mí, y a él, me parecía un clarísimo gesto de alabanza hacia los españoles, y en especial los jóvenes, fue convertido por una masa enfurecida en un comentario “miserable”, en “fascismo puro, “desgraciado”, “tonto”, “empresario explotador”, “idiota”, “das muchísimo asco”, etc. Varsavsky, un emigrante, estaba admirado de que los jóvenes españoles, a pesar del paro y de la complicada situación económica, insistan en que debe pagarse la sanidad a inmigrantes ilegales. A diferencia de otros países, en donde la situación económica ha propiciado el nacimiento o crecimiento de partidos de ultraderecha con un discurso xenófobo.
Los forwards. Paúl Lira
Un forward de divisas es un contrato entre el banco y la empresa en el que se acuerda la compra/venta de moneda extranjera a futuro a un tipo de cambio pactado de antemano. Al pactar un forward la empresa exportadora recibe la seguridad de recibir a futuro un flujo de efectivo en soles cierto; no importando cómo se haya comportado el tipo de cambio en ese lapso de tiempo. Hay que prestar especial atención a la forma de liquidación del contrato. Existen dos maneras: la primera denominada Delivery Forward (DF) y la segunda llamada Non Delivery Forward (NDF)
Funcionarios transparentes: la norma chilena en 5 clicks. John Müller
Que sus remuneraciones quedaran expuestas a la opinión pública no fue asumido fácilmente por los funcionarios y empleados que trabajan para el Estado en Chile. El Consejo de Transparencia hizo un exhaustivo y metódico trabajo de convencimiento de cada uno de los estamentos. El argumento clave fue que la transparencia ayudaría a combatir la corrupción y que volvería a dar prestigio a la función pública. De 345 municipalidades fiscalizadas en 2014, cinco años después de la implantación de la ley, casi el 70% cumplió los requisitos de transparencia activa muy satisfactoriamente. Un 7,5% de los municipios, además, exhiben un nivel del cumplimiento del 100% y sólo cinco municipios, el 1,44% del país, no cumplen ninguno de los requisitos de la ley.
Adiós al gran teórico del equilibrio [John Nash]. Juan Ramón Rallo
El error de este razonamiento es doble: primero, equipara mercado libre con competencia individualista, cuando los mercados libres incluyen tanto elementos de cooperación como de competencia (una joint venture de empresas es, por ejemplo, un mecanismo de cooperación); segundo, presupone que mercado libre equivale a interacción sin normas, costumbres o puntos focales, pero conviene recordar que las propias normas sociales son objeto de un proceso evolutivo que concluye en forma de equilibrios Nash normativos; proceso evolutivo que en muchos casos sí atiende a razones de metaoptimalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada