Enlaces 03.12.2014

La violencia sexista de los chimpancés. Javier Salas
Con respecto a las comparaciones con humanos, Feldblum aclara que los humanos tienen un sistema de apareamiento muy diferente y desde la perspectiva evolutiva "los machos humanos tienen menos incentivos para limitar la conducta de apareamiento la hembra". Además, insiste en que estas observaciones no implican que algo "natural" en chimpancés justifique su traslado a la sociedad humana. "Muchos de nuestros parientes más cercanos practican el infanticidio y el asesinato de compañeros, pero es evidente que ninguno de estos comportamientos se toleran en nuestra sociedad moderna", zanja Feldblum.
The Population Challenge. Bjørn Lomborg
In fact, these contrasting trends present an ideal opportunity for global demographic rebalancing. By easing restrictions on migration, developed countries could bolster their dwindling workforces with young people from developing countries. These migrant workers’ taxes would help developed countries fund services for the elderly, and their remittances would help their home countries.
¿37 Millones de abejas muertas? El bulo nuestro de cada año. Andrés Rodríguez Seijo
En el mundo anglosajón, la noticia parte de la página “naturalista” Organic Health, que recoge declaraciones de un granjero de Ontario (Canadá) en las que indica que había encontrado 37 Millones de abejas muertas y lo achacaba a la plantación de maíz. La página se se encargaba de darle la “información” del problema de los neocotinoides o hablar en el título sobre el maíz transgénico aunque luego no hubiera referencias. Posteriormente, la “información” se propaga por medios más próximos al sensacionalismo como el Mirror o a la conspiranoia como Infowars y ya tenemos la no-noticia difundida por todos los medios.
La mentira como arma política. Juan Ramón Rallo
Quedémonos, sin embargo, con la frase central de su perorata: “La falta de transparencia es una gran ventaja política”. Es decir, la mentira –o la ocultación de la verdad– es una esencial arma política. Los españoles somos bien conscientes de ello: Mariano Rajoy llegó al poder con la promesa de que bajaría los impuestos para así poder convertirse en el presidente del Gobierno que más los ha subido en toda nuestra historia. Ahora mismo, Podemos está dulcificando y diluyendo su discurso con exactamente el mismo propósito: no porque se hayan transformado súbitamente en ponderados centristas que apenas aspiren a barrer los escombros del régimen del 78, sino porque aspiran a tomar el cielo por asalto. Y su cielo es el poder absoluto.
La deuda pública no va de cafés y gin-tonics: las falacias financieras de Pablo Iglesias. Andrés Alonso
Quizás sea necesario recordar a aspirantes a gestores públicos como Pablo Iglesias, que de la teoría a la práctica hay un gran trecho. Y en este caso, el trecho ni siquiera es físicamente posible construirlo. ¿O también se pueden construir puentes al vacío? Si hablamos de ética, de confianza, de transparencia, empecemos a aplicar también los fundamentos financieros más básicos. Todos los ciudadanos españoles dependemos de que lo comprendan bien y sean escrupulosos con las cosas ‘de comer’.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada