Comentario a: Las Proyecciones del MEF ¿creemos? de Carlos Parodi

Estimado Carlos,

Sigo con mi tesis de que el corto plazo no es tan importante como las tendencias a lo largo de ciclos más largos. De 5 a 10 años para el medio plazo, y 20 a 30 para el largo plazo. Pero somos impacientes y queremos resultados ya, aquí y ahora, y cualquier síntoma de la más mínima ralentización nos altera. Por lo tanto los políticos se adaptan.

Coincido con lo que escribes: "
Aquí no se trata de un modelo económico u otro, sino de lo siguiente: ¿hasta qué punto la economía puede realizar proyecciones? Mi respuesta es “casi nada”".

Nuestro mutuamente admirado Xavier Sala i Martín, en su estupendo libro Economía liberal para no economistas y no liberalesdefiende que los economistas no saben hacer predicciones, de hecho nadie puede hacer de futurólogo, bromeando con que "hay dos tipos de economistas: los que no saben hacer profecías y los que no saben que no saben hacer profecías".

Creo que sería más útil una previsión en la que se usasen las probabilidades. Se partiría de una premisas y se evaluaría la probabilidad de que se cumplan las mismas. Disponiendo varios escenarios, al menos tres: pesimista, normal y optimista. De esta manera habría un abanico de posibilidades con más o menos probabilidad de suceder.


Engañarse o confiar en situaciones por venir es malo. Lo que escribes: "En el MMM (marco macroeconómico multianual) del 27 de abril se proyectó un crecimiento de 5.7% para este año, mientras que en el de agosto se redujo a 4.2% y lo más probable es que se cierre con una cifra menor. Ambos coinciden con un crecimiento proyectado de 6% para 2015. ¿Por qué el margen de error? ¿Tanta diferencia en solo cuatro meses?". ¿Ahora se cambian las políticas?

Por último, enlazar esto con el reciente relevo de en el ministerio de Economía. ¿Alguien cree que un cambio de una persona va a hacer la política de un país cambie? Me parece poco inteligente e ingenuo creer que porque se sustituya a una persona la economía de un país va a mejorar enormemente. Ni el Gobierno tiene tanto poder, ni dentro del Gobierno el ministro de Economía lo tiene. Además, dado que no queda un solo miembro del Gabinete que comenzó la legislatura con Humala todos sabemos lo que pintan los miembros del Gobierno en las decisiones. Nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada