Promesas y expectativas

Parece que Europa está sufriendo un parón, y aunque hay países en los que el crecimiento sigue (España, Reino Unido y Países Bajos), hay otros que no lo están haciendo (Francia, Italia y Alemania).

Vuelven a hablar de la austeridad, un mito que han alimentado los populistas de todos los partidos. Los gastos se incrementaron de manera brutal del 2004 al 2009, y los ingresos no lo han hecho en consonancia.

España es una sociedad con personas altamente intervencionistas, tal y como refleja este estudio de la Fundación BBVA. El siguiente ejemplo es paradigmático:


Y como nada es gratis tenemos los políticos que cumplen los deseos de la mayoría de su población.

Todo tiene su reverso tenebroso, y en España es Podemos, sus ideólogos y nuestros comunistas. Si alguna vez llegan al poder el lamentable caso de Venezuela y Argentina se repetirá.

No creo que suceda lo anterior, porque una cosa es responder encuestas sin ningún tipo de consecuencias, y otra es votar a partidos que proponen invadir viviendas, no pagar la deuda y otras majaderías. Pero sí puede llevarnos a que partidos como el PP y el PSOE, se inclinen por realizar propuestas similares a las anteriores, por ejemplo la renta básica. Y en este último punto es donde veo el peligro a medio plazo, en prometer cosas que no se pueden cumplir.

Mucha gente piensa que los políticos son magos, y estos se empeñan en que sigan pensando eso. Prometen el pleno empleo o el cambio de modelo productivo o algo similar, cuando lo único que pueden proponer son medidas encaminadas a que la economía funcione mejor y que ello derive en un crecimiento que permita mejorar las condiciones de los ciudadanos. Pero cuando lo prometido no se cumple vienen los problemas.

Sigo con mi optimismo racional y pienso que iremos a mejor, saldremos de esta crisis y España volverá a crecer, pero no es automático, se deben tomar medidas y explicar a la población que habrá problemas siempre y que hay que encararlos con decisión y sapiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada