Enlaces 15.04.2014

Juan Ramón Rallo: “El amor por la libertad no debería entender de profesiones”.
Por desgracia la mayoría de la sociedad tiende a asociar liberalismo con explotación, avaricia, plutocracias y lobbies todopoderosos, cuando en realidad es todo lo contrario: cooperación, ayuda mutua, empatía, extensión amplia de la riqueza y desarme completo de los lobbies. El liberalismo busca minimizar las imposiciones coactivas dentro de una sociedad, convencido de que un marco institucional respetuoso con las libertades es el entorno adecuado para alcanzar la prosperidad y el bienestar colectivo. Por desgracia, el sistema económico actual, que los estatistas interesadamente vinculan con el liberalismo, es profundamente antiliberal: padecemos de un estado gigantesco que usa su monopolio de la coacción para beneficiar a lobbies y coaliciones electorales varias cercenando las libertades individuales. No deberíamos llamarlo liberalismo sino corporativismo o, como otros lo han calificado, “capitalismo de amiguetes” o “socialismo para ricos”.
Average Is Over: Why The Skills Required For Great Jobs Are Changing, by Shane Parrish.
As machines become more powerful, the people who benefit will be the people who are “adept at working with computers and with related devices for communications and information processing.” The way to earn well will be to augment the value of tech, even if only by a small bit.
Emilio Moraleda, “¡Con incentivos mediocres, no esperes nunca resultados brillantes!” (1/2)
Por otra parte los líderes tienen que buscar resultados en todos los rincones de la empresa, no solo en las áreas comerciales que son las que materializan la venta de los productos o servicios. Los buenos líderes tienen que conseguir un perfecto alineamiento de todas las divisiones y departamentos de la empresa hacia la venta, apoyando a las organizaciones comerciales para estas sean más efectivas y superen, siempre, a sus competidores. Me refiero a todas las funciones de apoyo: finanzas, recursos humanos, logística, nuevas tecnologías, mantenimiento, atención al cliente, área legal,…
Emilio Moraleda “Los líderes autocráticos, cerrados y opacos, que todavía hay muchos, son una especie a extinguir” (2/2)
El estilo de management ha evolucionado muy positivamente en los últimos tiempos. El típico líder empresarial o directivo profesional es más participativo, más inclusivo, más abierto, más internacional, más transparente, habla idiomas, más cercano. Se preocupa más por el talento, no solo por la cuenta de resultados. Ha puesto mucha energía en innovar. El concepto innovación es sinónimo de futuro, de sobrevivir y progresar.
How investors get it wrong, by Tim Harford.
Explanations for these shortcomings aren’t hard to find. We trade too often because we’re too confident in our ability to spot the latest bargain. We buy at the top and sell at the bottom because we’re influenced by what others are doing. And we hold on to shares that have fallen in value because to sell them at a loss would be admitting defeat. (Anyway, those shares in Lehman Brothers are sure to bounce back at some point.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada