Enlaces 11.04.2014

El problema del Thog, por Manuel Conthe.
Algunos atribuyen esos frecuentes errores a la dificultad de mantener en la memoria activa (working memory) mucha información relevante -esto es, la hipótesis de la que se está partiendo- mientras efectuamos el razonamiento lógico. Otros señalan, sin embargo, que el problema suele ser previo, y consiste en la falta de una cabal comprensión de la pregunta.
Brigitte Kieffer: "La adicción provoca una modificación irreversible del cerebro".
Sigue sin haber un medicamento mejor contra el dolor que la morfina y nadie ha encontrado una morfina que no provoque adicción porque el mismo receptor está haciendo las dos cosas, que es lo que hemos demostrado. Puedes desarrollar drogas que activen el receptor de una manera diferente, están intentando encontrar una manera de discriminar los efectos sobre el dolor y sobre la euforia. Esta investigación está en camino y ya hay en los ensayos clínicos moléculas diseñadas de esta forma. Disminuyen el dolor y no producen euforia. También hemos descubierto receptores relacionados que tienen propiedades muy interesantes, y una de ellas es antidepresiva. Hay moléculas para tratar depresión y esto viene del descubrimiento del gen.
Juan Ramón Rallo: "El mercado puede ofrecer los servicios sociales mucho mejor que el Estado".
La parte de las enfermedades preexistentes tiene una solución de mercado y la planteo en el libro. La ha desarrollado John Cochrane, el economista de la Universidad de Chicago. Básicamente, consiste en preasegurar a la gente antes de que desarrollen una dolencia. Incluso, yo propongo preasegurarles antes de que hayan sido concebidos. Eso en parte podría considerarse dentro de la patria potestad como una obligación igual a dar educación a tus hijos o alimentarles.
El fin de la posguerra fría deja el mundo lleno de gallitos, por Jordi Pérez Colomé.
En este mundo hostil, multipolar y ambiguo es obvio que los juegos de alianzas se muevan: Arabia Saudí teme por un posible acuerdo con Irán (también Israel) y busca alternativas, los BRIC deben decidir si siguen con Rusia mientras surge un grupo de potencias medianas, los MIKTA (México, Indonesia, Corea, Turquía y Australia) que buscan ámbitos favorables, el gas natural ruso que Europa no compre llegará más barato a China, el autócrata general egipcio Sisi puede ver con buenos ojos una renovada amistad con Rusia. El gallito que no corre, vuela. Putin es el primero que se ha escapado. China es el recurso último de todos.
¿Bases rusas en Latinoamérica? Por Andrés Oppenheimer.
Con todo, Putin es el típico líder megalómano que está mucho más interesado en lograr que su país sea poderoso, a que sus ciudadanos sean prósperos. Podría tratar de establecer algún tipo de presencia militar en sus países amigos de Latinoamérica para dar una imagen de fuerza, y para tratar de vender más armas. Me temo que, si eso ocurre, Washington tratará de rearmar a sus amigos en países vecinos, y veremos una nueva carrera armamentista entre Estados Unidos y Rusia en la región. Los vendedores de armas de Washington y Moscú se harán más ricos, y los países latinoamericanos más pobres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada