Enlaces 07.04.2014

Early Humans Made Animated Art, by Zach Zorich.
I had stood in the Nave with barely enough room to turn around without brushing against the walls. Looking at the art felt like reading a partially translated language. The shapes of the animals were familiar, but their meaning was obscured by the distance between my mind and those of 21,000 years ago. Paleolithic art may have been spiritual—prayers for a successful hunt—or maybe they related specific events—the time when a pride of lions hunted a large rhinoceros. Or perhaps it was like modern-day art, and fulfilled a variety of roles that aren’t easily put into categories. Even though the images were mostly of animals, what the art conveyed to me was humanness. The images were an attempt to express a reaction to a dynamic environment. Now that we live in a halogen and LED lit world, it’s easy to forget that the way we illuminate the world affects how we see it.
La gestión pública no es más barata que la privada, por Juan Ramón Rallo.
Por tanto, la gestión pública sólo se ahorra el “coste” de los beneficios ordinarios en el sentido en que se los expropia al ciudadano (el ciudadano está forzado a adelantar todo el capital necesario para prestar esos servicios y, en cambio, no se le remunera el alquiler de ese capital). ¿Lo vuelve eso más barato que una concesionaria? Sólo en el mismo sentido en que podríamos decir que los servicios públicos desempeñados con trabajos forzosos y no remunerados son más baratos que los servicios por concesionaria: lo son porque el coste laboral no se remunera y no se explicita, aunque sí existe (lo internaliza por entero el trabajador). En el fondo, decir que la gestión directa sale más cara que la concesión por ahorrarnos los beneficios empresariales es como decir que el alquiler de un inmueble privado por parte de una Administración Pública sale más caro que su compra. Justamente, el alquiler es un pago que se efectúa para evitar comprarlo, es decir, para evitarnos realizar una fuerte inversión inicial quitándole un dinero a la gente que preferiría evitar en otras funciones.
Suárez y la economía, Lorenzo B. de Quirós.
En el ámbito monetario, la cantidad de dinero en circulación se incrementó en un 18% anual entre 1974 y 1981, muy por encima del PIB nominal. Sólo a partir de 1979, el aumento de la masa monetaria comenzó a moderarse si bien el Banco de España mantuvo siempre un tono acomodaticio, oscilante, en ocasiones contradictorio y casi siempre laxo. La tolerancia de los equipos económicos centristas hacia la inflación se resume en una frase: es mejor vivir con ella que pagar el precio de reducirla. Suárez y sus asesores creían en la vieja falacia según la cual existía una relación de intercambio estable entre el paro y la inflación, hipótesis ya entonces refutada en el terreno teórico y abandonada por la mayoría de los gobiernos de la OCDE en el práctico.
Los grandes innovadores de Latinoamérica, por Andrés Oppenheimer.
Corea del Sur era más pobre que la mayoría de los países latinoamericanos hace apenas cuatro décadas, y se ha convertido en una de las naciones más prósperas del mundo gracias a su obsesión nacional como la educación de calidad y la innovación. Es posible lograrlo, y más rápido de lo que se cree. Ya les contaré.
El comercio de alimentación en España, por Manuel Conthe.
De los 17.391 hogares que había en España en 2012, algo más del 23% están formados por personas que viven solas (el 9,82% mayores de 65 años y el 13,47% menores de esa edad), frente a poco más del 10% en 1998. Las parejas con 3 o más niños representan tan sólo el 3,42% de los hogares, frente al 10,3% en 1998.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada