Casablanca

Aquí en Perú el cine es una maravilla por varias razones, entre ellas que dan películas míticas en cines comerciales y que siempre son en V.O. (Aunque el gran Atticus opine los contrario, leer comentarios).

Hoy le ha tocado el turno a Casablanca, y mantengo lo que escribí en su momento:
Una película grandiosa que da en el clavo, describiendo magistralmente el tratamiento de la naturaleza humana.
El argumento se basa en un Macguffin, que en este caso son dos salvoconductos para salir de Casablanca con dirección a Lisboa. Como decía el gran Pumares, hubiera sido muy fácil cancelarlos, pero entonces no habría película.
La película tiene unos diálogos surrealistas, irónicos y cómicos, con un guión mítico.
Mientras la volvía a ver pensaba que ese Rick era un adolescente celoso, que Ilsa era una tonta enamoradiza, que Víctor era un bragazas, pero según avanza la película es inevitable pensar que somos así, irracionales, capaces de dejar todo por amor, o por honor, o por lo que sea que se nos meta en la cabeza. 
En resumen, una maravilla que nunca me canso de ver, y por supuesto con una de las más bellas mujeres de siempre, Ingrid Bergman. Sólo hay que verla tarareando "As time goes by".
Incluida en mi lista de obras maestras del cine.
Atticus, José García-Berdoy Cerezo, en su excelente libro "444" escribe esto de Casablanca:
¿Qué quiere que le diga? Si le quedan sólo 2 horas de vida, corra a verla, aunque ya la conozca, es lo mejor que podría hacer en ese tiempo. Se irá para arriba mucho más sereno.
 Es una joya, una obra de arte. El cine ha cambiado mucho.

1 comentario:

  1. Esa película es una gran película de la época en que el talento, excelentes guiones y una cámara era todo para hacer buen cine.

    ResponderEliminar