Reflexiones 09.07.2013

La educación es una actividad humana muy compleja, que a lo largo de siglos se ha ido perfeccionando. En los tiempos actuales casi toda la población de un país, con un nivel de riqueza medio o alto, está escolarizada y recibe una educación.

Sin pretender resolver el problema, destaco aquí una serie de razonamientos que me parecen lógicos para mejorar los sistemas educativos existentes:

- Conseguir a las personas más aptas para ejercer la docencia.

- Desarrollarlas hasta convertirlas en instructores eficientes.

- Garantizar que el sistema sea capaz de brindar la mejor instrucción posible a todos los niños.

- Pasar más tiempo en la escuela es muy beneficioso para grupos de alumnos con problemas en sus hogares, por ejemplo, familias pobres, familias monoparentales, e inmigrantes con pocos recursos. De cualquier manera, se debe estudiar cada caso en concreto, en función de la región, la edad, los grupos sociales, etcétera.

- Si la escuela ofrece resultados pobres y la calidad de la educación es baja, pasar más tiempo en ella no aporta nada, incluso puede ser contraproducente.

- La libertad, responsabilidad, autoexigencia y sentimiento de realización personal de los implicados en el proceso educativo ayuda a mejorar la educación.

- La transparencia, rendición de cuentas y autonomía de los centros educativos es igualmente positiva.

- No se trata tanto de la cantidad de recursos disponibles, como de reasignar más eficiente y eficazmente esos recursos.


Referencias:

Cómo hicieron los sistemaseducativos con mejor desempeño delmundo para alcanzar sus objetivo, de McKinsey and Company.

Time on task and school attainment, by Daniel Kutner and Lucas Gortazar.

Diagnóstico y reforma de la educación general en España, por Víctor Pérez-Díaz y Juan Carlos Rodríguez. 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada