Reflexiones 08.07.2013

Tal y como explica Andrés Oppenheimer:
"Pero se me hace difícil apoyar plenamente a Snowden o a Wikileaks cuando siempre apuntan sus criticas contra las sociedades libres, y evitan criticar a los países que más violan las libertades individuales. Serían mucho más creíbles si dijeran: “Sí, es cierto, China, Cuba y Ecuador son peores, pero no podemos criticarlos porque nos dan asilo”.

Wikileaks ha estado intentando establecerse como un grupo responsable de la defensa de los derechos universales, como Human Rights Watch o Amnistia Internacional. Pero mientras estos últimos denuncian por igual abusos cometidos por los gobiernos de Estados Unidos, Rusia, China y Cuba, entre otros, Wikileaks no lo hace".
Es decir, que denuncian a países democráticos y en el que se respetan los derechos humanos, de manera imperfecta y con fallos, para luego buscar apoyos en dictaduras o regímenes difusos que de ninguna manera defienden lo que ellos denuncian. Y hay gente que los apoya en su lucha. ¿Se imaginan lo que sería el mundo si en lugar de países como Estados Unidos o Alemania hubiera países como Cuba y Ecuador dominando el escenario mundial?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada