Temas 11.05.2013

Palabras de Calixto Martínez en libertad, por Laura Paz.

No es menos cierto que yo grité consignas antigubernamentales, porque primero se me acusa de estar ilegal en La Habana, que es por lo que me llevan a la unidad de la policía de Santiago de las Vegas, y yo le respondo que si yo no soy natural de La Habana, pues entonces Fidel y Raúl Castro son ilegales porque ellos son naturales de Santiago de Cuba. Entonces los policías luego de golpearme y llevarme a una celda, me comunican al otro día de estar allí que estoy acusado de desacato a los líderes de la Revolución.

Cuba: Sin rostro ni obituario: los muertos de las UMAP, por Manuel Zayas.

"A Ramoncito le dispararon al salir de la casa de su madre en Marianao, el 24 de enero de 1966. Le tiraron y le agarraron el bajo vientre los jenízaros de la policía militar castrista porque se había fugado del campo de concentración de la UMAP en Camagüey unos días antes". Malherido "lo llevaron al Hospital Naval, donde dos semanas después falleció. Las únicas que lo iban a ver allí fueron Dulce, Regina y Rosalía Álvarez", quienes frecuentaban la iglesia de San Juan y eran vecinas de la farmacia donde el muchacho trabajaba.

España: Cárceles racistas, por miembros del colectivo Masticable.

En los centros se interna, en muchos casos, a personas que no han cometido un delito, cuyo único error ha sido no tener su situación administrativa regularizada. “Es una falta administrativa. Lo podríamos comparar a que te apresaran por una multa de tráfico”, critica Isabel Lima de SOS Racismo Madrid. Así, el objetivo del blog “no es sólo señalar las malas condiciones de habitabilidad o sus escasas garantías jurídicas, lo correcto es que no existan, que se cierren”.

República Democrática del Congo: El mejor regalo para el Día de la Madre, por Amaia Celorrio

En la mayoría de los casos, las víctimas son rechazadas por sus maridos tras la violación y los hijos nacidos son expulsados de la comunidad. Muchos de estos niños acaban malviviendo en prostíbulos o en situaciones de explotación. En el caso de las niñas violadas (casi el 50% del total) no pueden casarse, y una mujer sin marido no tiene lugar en la sociedad congoleña.

¿Quieren crecimiento? Bajen todos los impuestos, por Antonio España.

Devuelvan a los ciudadanos la propiedad sobre el fruto de su esfuerzo y dejen en sus bolsillos, por ejemplo y para empezar, 30.000 millones de euros para que los utilicen según su mejor criterio. Porque hagan lo que hagan con ellos, será positivo para el crecimiento y la reactivación de la economía y no generará distorsión alguna como ocurre con los estímulos monetarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada