Temas 07.05.2013

14 Ways to Acquire Knowledge, by Shane Parrish.

Consider the knowledge you already have — the things you really know you can do. They are the things you have done over and over; practiced them so often that they became second nature. Every normal person knows how to walk and talk. But he could never have acquired this knowledge without practice. For the young child can’t do the things that are easy to older people without first doing them over and over and over.

Michael Cox on Middle-Class Progress.


Una cara bonita, por Leonard Mlodinow.

En el año 2005, unos investigadores de Princeton recogieron fotografías en blanco y negro de todos los ganadores y perdedores de noventa y cinco elecciones al Senado de Estados Unidos y seiscientas elecciones a la Cámara de Representantes de este país de los años 2000, 2002 y 2004. Entonces reunieron a un grupo de voluntarios para evaluar la competencia de los voluntarios únicamente a partir del vistazo a las fotografías, descartando los datos sobre cualquiera de las caras que reconociera un voluntario. Los resultados fueron sorprendentes: el candidato que los voluntarios percibieron como más competente había ganado en el 72 por ciento de las elecciones al senado y el 67 por ciento de las elecciones a la Cámara, una tasa de éxito mayor aún que en el experimento del laboratorio de California. Entonces, en 2006, los científicos realizaron un experimento con resultados todavía más increíbles y, bien pensado, más deprimentes. Realizaron una evaluación de los rostros antes de las elecciones en cuestión y predijeron los ganadores únicamente en función de la apariencia de los candidatos. Las predicciones fueron sorprendentemente precisas: el candidato que había sido votado como el de apariencia más competente ganó en un 69 por ciento de las elecciones a gobernador y en un 72 por ciento de las elecciones al Senado.

Amor de madre primate, por Pablo Herreros.

Los resultados obligaron a modificar protocolos de trato en orfanatos y hospitales, con el objetivo de proporcionar mayor contacto físico a los bebés. Pero este papel afectivo no lo ha de cumplir necesariamente la madre biológica. En los casos de chimpancés huérfanos, suele ocurrir que una hermana de la madre u otra hembra no emparentadas asumen el cargo con gran entusiasmo.

¿Errores en la EPA? Sí, claro, porque es una encuesta; por Josu Mezo.

La crítica habitual suele tener que ver con que la EPA es, como su nombre indica, una encuesta, a "sólo" 60.000 familias (unas 180.000 personas mayores de 16 años), y las encuestas son, supuestamente, menos fiables que los registros, como el del Servicio Público de Empleo, donde los parados están inscritos uno a uno, con su nombre y apellidos. Esta es una crítica que a primera vista puede sonar razonable, pero que es errónea por muchos motivos, que se explican bastante bien en este artículo de El País, publicado el pasado mes de febrero, unos días después de que nada menos que el presidente de la CEOE, Joan Rosell, diera pábulo a ese tipo de críticas. Kiko Llaneras y Jorge Galindo, de Politikon.es, lo explican también muy clarito en este texto que publicaron ayer. Las encuestas como la EPA, por las razones que se explican en esos dos textos, son el estándar internacional usado en todos los países para medir la ocupación y el desempleo, y son en todas partes preferidas a los datos del registro de personas apuntadas en los servicios de empleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada