Lecturas 29.04.2013

La temperatura global no sube como debiera... Por Antón Uriarte.




La temperatura media global apenas ha subido unas dos o tres décimas de grado desde Enero de 1990 hasta Marzo del 2013 y lo peor es que ya lleva unos quince años, desde 1998, sin subir nada (véase la línea quebrada azul que representa la evolución de las temperaturas medias mensuales según el National Climatic Data Center (NCDC) de los EEUU.

Construimos dentro de otro edificio, el geológico. Por Juan José Rosas Alaguero.

Pero cuando la escala de proyecto que manejamos empieza a ser importante o nos adentramos en entornos menos conocidos, entonces sí, la geología es básica. Sin una buena interpretación geológica del entorno en el que trabajamos, el fracaso puede ser total. En definitiva, que algo de geología debemos saber, de hecho, estoy convencido que todo ingeniero que trabaje en ingeniería civil debe tener un nivel de conocimientos geológicos importante.

Una epopeya del progreso moral, por Juan Antonio Rivera. Reseña del libro Los ángeles que llevamos dentro. El declive de la violencia y sus implicaciones, de Steven Pinker.

No es sólo que hubiera más violencia en tiempos pasados, sino que la gente era más insensible al valor de la vida humana. En la página 191 se nos muestra una serie de elocuentísimos grabados sobre algunas formas de tortura en la Europa medieval y moderna: la sierra, la garra de gato, el empalamiento, la cuna de Judas, la rueda o la hoguera. Pero el detalle turbador es que todas estas muestras de crueldad no se llevaban a cabo en los sótanos policiales de Estados despóticos, sino a la vista del público, para regocijo y edificación de las masas, que a menudo participaban con entusiasmo en estos aquelarres de violencia. «La tortura –nos ilustra Pinker– solía ser una actividad participativa. A una víctima aprisionada en el cepo le hacían cosquillas, la golpeaban, la mutilaban, la apedreaban o la manchaban de barro y heces, lo que en ocasiones provocaba asfixia» (p. 193).

How Free Markets and Human Ingenuity Can Save the Planet. A review of The Infinite Resource: The Power of Ideas, by Ramez Naam. By Ronald Bailey.

To illustrate his point, Naam suggests that readers melt down their iPhones and try to sell the raw materials. Of course, they would be worth just a few cents. The value is in the design, which derives from centuries of accumulated scientific and technical knowledge. Not only can an iPhone connect you to nearly anyone on the planet, you can access vast amounts of information instantly, take and store photos and video and audio, navigate the streets of a strange city, check your flight times, and...well, as of January 2013, there were 775,000 apps available in Apple’s App Store. “The accumulated knowledge of materials, computing, electromagnetism, product design, and all the rest that we’ve learned over the last several centuries converts a few ounces of raw materials worth mere pennies into a device with more computing power than the entire planet possessed fifty years ago,” Naam writes.

Oficiales de las Waffen SS que también sirvieron en campos de concentración, exterminio, y Einsatzgruppen. Por Antirrevisionismo.

A continuación reproduzco dos tablas* con los oficiales de las Waffen SS que a su vez sirvieron en campos de concentración, incluso de exterminio, así como en los Einsatzgruppen. El servicio en estas unidades se daba tanto antes como después de estar destinados a unidades de combate, y los motivos podían ser muy diversos: personal destinado al frente oriental como castigo, heridos incapacitados para el servicio en el frente, o simple necesidad de sus capacidades profesionales, según las circunstancias de cada uno. Por ejemplo, Josef Mengele, el famoso médico de Auschwitz desde 1943, fue reclutado en 1940 por la Wehrmacht, y fue voluntario a las Waffen SS, sirviendo en la 5º SS Division “Wiking”, donde ganó la cruz de hierro de 2º y 1º clase. Una herida en una pierna hizo que en 1942 se le declarara no apto para el frente.

*Ver tablas en la entrada original.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada