Lecturas 04.04.2013

Obama hace un brindis al sol en Israel y a ver si hay suerte, por Jordi Pérez Colomé.

En Israel he hablado con trece personas en los cuatro días que llevo aquí. Doce creen que la solución menos mala son los dos estados. En eso todos están de acuerdo. El desacuerdo llega cuando pregunto por la facilidad de que eso ocurra -todos están entre difícil y muy difícil- y de quién es más responsable por la falta de acuerdo.

Agua, por Giulio Boccaletti. (English).

En los próximos veinte años, necesitaremos dar aproximadamente un 40% más de suministro del que damos hoy para sostener una mayor actividad económica, desde la alimentación a la producción de energía. Como casi la mitad de la producción global de alimentos proviene del 20% de tierras que son cultivadas por regadío, es improbable que vayamos a satisfacer las necesidades de alimentos de una población en crecimiento y más sana sin capturar, almacenar y distribuir más agua.

Dachau, el primer infierno nazi; por Rosalía Sánchez.

Nacía así el primer campo de concentración, que elevaba a la enésima potencia la capacidad del sistema nazi para procesar detenidos políticos y raciales. Comenzó albergando, tal día como hoy hace 80 años, a 150 comunistas y socialistas que fueron a parar a aquella antigua fábrica de municiones. Con el paso de los meses el campo se expandiría hasta contener hasta 170 campos subsidiarios de diferentes tamaños en el sur de Alemania y Austria. En junio de 1933 sería nombrado comandante del campo Theodor Eicke, quien desarrolló el plan organizativo y las normas que regirían Dachau y que serían exportadas después al resto de los campos de exterminio.

Muerte de Bebo Valdés, por Juan Abreu.

El mayor crimen castrista no es la destrucción evidente de un país sino la aniquilación de lo que humanamente rezumaba la textura vital de ese país. La devastación de un contexto social que producía gente como las que he mencionado es el peor de los horrores castristas.

Como mejorar la estructura de la compensación de los banqueros: la propuesta europea, la de UBS, y el nuevo Squam Lake Report, por Luis Garicano.

Me parece una solución excelente a un problema muy grave, y creo que, dado el interés de la sociedad en limitar el riesgo, sería muy de desear que los diversos reguladores, y las diversas instituciones, eligieran caminar por la senda Suiza (CoCos más bonus en bono que se pierde si el capital baja) más que en la del Parlamento Europeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada