Lecturas 03.03.2013

¿Qué es la ley de la demanda? Por Xavier Sala i Martín.



¿Qué es la ley de la oferta? Por Xavier Sala i Martín.



Alemania, poco sol y mucho subsidio, por Antón Uriarte.

Para satisfacer esos subsidios, se calcula que, por término medio, un hogar de tres personas paga un impuesto al Sol en la cuenta de la electricidad de unos 175 euros al año. Al parecer, la religión ecologista está muy enraizada en las almas alemanas y pagan ese plus sin rechistar.

Francis en ¡Eureka!: Dos mil millones de euros al estudio del cerebro y del grafeno.

La consciencia y el “yo” emergen de la actividad eléctrica del encéfalo. ¿En qué consiste esta actividad eléctrica? Mi amigo Xurxo Mariño, neurocientífico gallego y gran divulgador, afirma que cada neurona es como una batería. En tu cabeza hay unas 86 000 millones de pequeñas baterías cargadas con unos 70 milivoltios. Esta electricidad proviene del movimiento de iones de sodio y potasio con carga positiva. La membrana de las neuronas tienen bombas de Na/K que se abren y cierran a toda velocidad dejando pasar iones de un lado a otro de la membrana, produciendo una diferencia de potencial entre ambos lados de la membrana (hay más iones de sodio en la cara exterior de la membrana que en la interior y a la inversa, más iones de potasio en la interior que en la exterior. Cuando la neurona se descarga a través del axón, esta diferencia de potencial se mueve como un impulso eléctrico (el llamado potencial de acción). Al final del axón hay una o varias sinapsis y en cada una de ellas la señal eléctrica se convierte en una señal química, un neurotransmisor. Cada neurona se comunica con las demás con algo parecido al código Morse, con pitidos y silencios: bip bip … bip bip bip … bip … bip bip… Este movimiento de impulsos eléctricos en el encéfalo consume mucha energía, del orden del 20% de toda la energía de los alimentos.

El nuevo analfabetismo, por David Rowan. (English).

En un mundo de datos masivos, se necesita una curva exponencialmente creciente de estadísticas para ver con claridad lo subyugados que estamos a los poderes del procesador de datos. Cada día, según IBM, generamos colectivamente 2,5 quintillones de bytes ?un tsunami de datos estructurados y no estructurados que crece, según los cálculos de IDC, un 60% al año. Walmart arrastra cada hora un millón de transacciones al por menor en una base de datos que hace mucho que sobrepasó los 2,5 petabytes; Facebook procesa 2,5 billones de piezas de contenido y 500 terabytes de datos al día; y Google, cuya división de YouTube obtiene ella sola 72 horas de vídeos nuevos cada minuto, acumula 24 petabytes de datos en un solo día. No es de extrañar que la estrella del rock de Silicon Valley ya no sea el genial ingeniero de software, sino el científico de datos, orientado a la analítica, cada vez más venerado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada