Lecturas y audio 05.02.2013

Silla dura, cama blanda y la terrible pisada de la cabra, por Ángel Rodríguez Lozano

Vayamos por partes – esto también lo decía mucho mi padre – ¿Qué queremos decir cuando hablamos de presión? Los libros de física dicen que la presión es una fuerza ejercida por unidad de superficie. Dicho de forma más de andar por casa: cuanto más concentremos una fuerza más contundente será el golpe. Un ejemplo fácil de ver: imaginen que golpean una mesa de madera con el puño cerrado. Salvo que la mesa sea muy frágil, lo normal es que, excepto el ruido, no ocurra nada. Pero si empuñamos un cuchillo y golpeamos la mesa con la misma fuerza, el cuchillo penetra en la madera y se clava en ella. En ambos casos golpeamos con la misma fuerza pero ésta se concentra en superficies distintas. La superficie de contacto entre el puño cerrado y la mesa es de varios centímetros cuadrados, el cuchillo, en cambio, concentra toda la fuerza en una superficie pequeñísima, la punta del mismo, la presión en este caso es altísima, tanta que el cuchillo penetra en la madera. Un cálculo aproximado dice que la presión del cuchillo en el punto de contacto con la mesa llega a ser más de mil veces superior.

Una alternativa liberal para salir de la crisis. Entrevista a Juan Ramón Rallo, por Luis Alberto Iglesias.

Los audios en estos enlaces: Primera parte y segunda parte.

Cuba: Otros cuños y el mismo candado, por Raúl Rivero.

Así es, porque si bien esas dos informaciones ocupan espacios en muchos medios que siguen las alternativas de la realidad cubana, han tenido que compartir página y titulares con la prohibición a viajar al activista de derechos humanos y ex prisionero político Ángel Moya Acosta y con la denuncia de Amnistía Internacional sobre el periodista Calixto Martínez Arias, encarcelado y sin juicio desde septiembre del año pasado.

Con el caso de Moya, los funcionarios estrenaron un cuño que le pondrán ahora a todos los cubanos que ellos consideren que no deben recibir el pasaporte para viajar: regulado. Él está, por el momento, solo en la cumbre de una nómina que va a crecer con el curso de los días y en la que tienen un lugar asegurado los opositores que, de manera pacífica y firme, trabajaron y trabajan por cambios en la isla.

Brain Tricks - This Is How Your Brain Works.



Chantajistas desmanteladores, por Carlos Rodríguez Braun.

IAG respondió ayer volviendo a los planes originales, más estrictos que los irresponsablemente rechazados por los sindicatos. Espero que estos planes se cumplan. Dirá usted: ¿y si los sindicatos quieren cargarse la empresa, como han hecho con otras? Diré yo: al menos que lo hagan rápido. Dirá usted: ¿y si en vez de cargarse la empresa quieren quedarse con ella? Diré yo: en ese caso, la clave es que los chantajeados y desmantelados no seamos los contribuyentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada