Lecturas y vídeos 30.01.2013

Lessons from the Fiscal Cliff, by Robert Barro.

As the economist Alberto Alesina has found from studies of fiscal stabilization in OECD countries, eliminating fiscal deficits through spending cuts tends to be much better for the economy than eliminating them through tax increases. A natural interpretation is that spending adjustments work better because they promise smaller government, thereby favoring economic growth.

Las amenazantes prisas por segar los brotes verdes, por Juan Ramón Rallo.

Visto desde esta perspectiva, 2013 será el sexto año de crisis, y re reajuste interno, en España. Para muchos, nuestra situación no ha hecho más que empeorar desde entonces, alejando cada vez más cualquier perspectiva de recuperación. Y, sin duda, son numerosos los capítulos en los que hemos ido a peor –muy en particular, todos aquellos relacionados directa o indirectamente con la actividad del sector público–, pero también hay algunos que muestran cómo varios de los desequilibrios sedimentados entre 2001 y 2007 se han empezado a corregir: el precio de la vivienda nueva ha caído un 25% desde máximos, familias y empresas han reducido su endeudamiento en más de 180.000 millones de euros (un 7% del total), los costes laborales se han congelado de facto desde 2010, el sector financiero –excluyendo el rescate estatal, lo que merece una negativa mención aparte– se ha recapitalizado en más de 100.000 millones de euros desde 2008 y, sobre todo, parte de nuestra industria parece que está encontrando nuevos mercados en el exterior, lo que ha permitido que las exportaciones de 2012 sean un 20% mayores que las de 2007 (si bien en algunos mercados tan importantes como Australia, Brasil, el Magreb, Canadá, Japón, China, Suiza o Turquía han crecido más de un 80%) y que, a su vez, desde mediados de este año hayamos pasado a convertirnos en ahorradores netos frente al resto del mundo (lo que implica que estamos amortizando nuestra deuda exterior). Son procesos todos ellos que avanzan en la dirección correcta, que previsiblemente se consolidarán durante este ejercicio y que, una vez culminen, nos traerán la tan ansiada recuperación.

Terrible dilema, por Carlos Rodríguez Braun.

La retórica de don Walter brilla desde el principio. No habla de socialismo ni de comunismo, sino de "economía centralizada", y lo que transmite es que se trata de una alternativa no eficiente, porque "no funciona" y no resuelve la pobreza. Esto es llamativo. El comunismo por supuesto que funciona, lleva un siglo funcionando. Lo que sucede es que su funcionamiento ha regado el planeta con la sangre de millones de víctimas, con hambre, dictaduras y campos de concentración, asuntos todos ellos sobre los cuales usted habrá visto muy pocas películas, ¿verdad? Pues así es la corrección política: rara vez habla del socialismo real como realmente fue: un régimen criminal. Prefiere púdicamente aducir que "no funciona".

¿El capitalismo conlleva aumentos de pobreza? Por Xavier Sala i Martín.



¿Es bueno que aumente la población mundial? Por Xavier Sala i Martín.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada