Lecturas 17.01.2013

Duran i Lleida, por Juan Abreu.

Ahora, el partido de este señor, acusado de corrupción y de robar dinero de los contribuyentes para financiar ilegalmente a su Partido, ha llegado a un acuerdo con la Justicia para devolver el dinero robado y librar de la cárcel a los ladrones. Y seguirá cobrando y viajando a costa del Gobierno español y en su suite madrileña como si tal cosa. Además, el dinero que ha acordado devolver el Partido de los ladrones con toda probabilidad será dinero de los contribuyentes entregado al Partido de los ladrones como subvenciones del Gobierno. Así que puede decirse que el Partido de los ladrones pagará con el mismo dinero robado y que ese dinero tarde o temprano volverá a las arcas del Partido ladrón.

El futuro de las pensiones: el libro de Nicholas Barr y Peter Diamond, por Luis Garicano.

Tomemos el ejemplo de España. En 1970 la pirámide demográfica tenía una forma claramente piramidal, con casi 6 personas en edad de trabajar por cada persona en edad de jubilación. En 2011 la pirámide no era tal, sino más bien un cilindro, y había menos de 4 personas en edad de trabajar por cada persona en edad de jubilación [Nota en el blog: ver nuestro libro, Nada Es Gratis]. Los demógrafos calculan que en el año 2050 habrá 1,3 personas en edad de trabajar por cada persona en edad de jubilación. La pirámide de población de España para 2049 parecerá de nuevo una pirámide, pero invertida, con los grupos de población más reducidos en la base y los más grandes en su techo, fruto del incremento de la esperanza de vida y de la menor fertilidad. España, como otros muchos países desarrollados o en vías de desarrollo, envejece muy deprisa.

[...]

Los sistemas de pensiones cumplen dos objetivos principales. Primero, sirven como un sistema de ahorro, permitiendo a los ciudadanos transferir recursos del presente al futuro. Un sistema privado de pensiones con cuentas individuales puede cumplir bien este objetivo. Segundo, en un mundo con incertidumbre, los sistemas de pensiones proveen un seguro contra los riesgos de la vejez (vivir demasiado para los ahorros disponibles o demasiado poco), la invalidez, y la muerte, protegiendo en este caso a los descendientes. Aquí los sistemas privados se enfrentan con fallos del mercado que los autores discuten. Dada esta combinación de objetivos, no es extraño que los sistemas que recomiendan los autores sean combinaciones de sistemas de reparto con cuentas individuales.

El buen recorte, por Carlos Rodríguez Braun.

En otras palabras, los políticos de todos los partidos, los influyentes grupos de presión que a su socaire medran, y los altavoces que desde púlpitos, cátedras y tribunas sin fin despotrican contra el recorte del gasto público, lo que están proponiendo es recortar la libertad de los ciudadanos y sus derechos, empezando por el derecho elemental de disponer de sus propios bienes. Reveladoramente, el pensamiento único pseudoprogresista, o, como diría Hayek, “los socialistas de todos los partidos”, se presentan como héroes –y están todo el rato hablando de su valerosa “lucha”– cuando lo que hacen carece de mérito, porque su “lucha” es contra los ciudadanos.

Veamos ahora lo que sucede fuera de la política, veamos qué hacen los trabajadores y los empresarios en el sector privado. Pues cuando vienen mal dadas, como ahora, se aprietan de verdad el cinturón, al revés de lo que hacen los políticos, los burócratas y los grupos de presión, siempre amigos de lo ajeno. Ante la crisis, el sector privado ha acometido un severo ajuste y ha reducido sus costes, sus salarios, sus beneficios, y, como ahora LA RAZÓN, sus precios.


Repitan conmigo: el problema no es el coste de la deuda, sino su volumen disparado, por Ángel Martín Oro.  

Se nos dice que el elevado coste de la deuda pública española nos está perjudicando gravemente, y que si el Banco Central Europeo actuara de manera más enérgica, este lastre sobre las finanzas públicas se reduciría notablemente.

Pero esto es, en el mejor de los casos, solo verdad a medias. Echen un vistazo a este gráfico, donde se muestra el tipo medio de emisión de la deuda pública española desde 1999, que en promedio está en el 4.6%.



Orquideorama. Sombras de madera en un jardín botánico.




Esta gran estructura orgánica realizada con una estructura metálica recubierta por un revestimiento de listones de madera está situada en el corazón del jardín botánico de Medellín. Fue el proyecto ganador, en el año 2006 para la renovación de la zona Orquideorama que alberga todo tipo de eventos sociales, políticos y recreativos, convirtiéndose en el epicentro de las actividades del jardín así como de numerosos eventos de la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada