Muchos edificios de La Habana se han dañado para siempre


LA HABANA, Cuba, 17 de mayo (Agencias,www.cubanet.org) – El arquitecto y urbanista Mario Coyula, premio nacional de Arquitectura Cubana (2001) dijo a la cadena británica BBC que es “imposible preservar todos los edificios de La Habana” y que muchos “se perderán” porque los habaneros “heredaron una ciudad que no pueden conservar”.
El reportaje de BBC comienza con la frase: “La Habana es seductora desde lejos, especialmente sus viejos edificios coloniales bañados por el sol tropical. Pero de cerca, la ciudad se cae a pedazos”.
El artículo cita estimados que indican que en la capital ocurren cada día tres colapsos parciales o totales de viviendas. Salvo las cuidadosamente restauradas construcciones del Casco Histórico de La Habana Vieja, la mayoría de las edificaciones, coloniales o no, se han dañado para siempre.
“Los edificios se derrumban porque son viejos, porque el salitre, la humedad, las termitas, los huracanes y la aglomeración los castigan”, explicó Coyula y agregó que ni el gobierno ni la gente tienen el dinero para repararlos.
Cifras oficiales estiman que siete de cada diez casas necesitan reparaciones de envergadura y un siete por ciento de las viviendas han sido declaradas inhabitables. Unas 200,000 personas perdieron sus casas tras el paso de devastadores huracanes en 2008 por la isla caribeña, agrega BBC.
La escasez de viviendas ha forzado a muchas familias a expandir sus vetustas moradas agregando nuevas divisiones, incluyendo las famosas “barbacoas” (una especie de “segundo piso” dentro de una casa), que le han sumado  más carga a las ya debilitadas estructuras.
El reportaje de BBC indica que antes las reparaciones de las viviendas se hacían ilegalmente, con materiales robados o del mercado negro. Ahora el gobierno cubano está autorizando la venta de materiales de construcción para reparar las viviendas y ayudando con préstamos a los más necesitados.
“Antes subsidiábamos los materiales, ahora subsidiamos a los individuos”, dijo a BBC Marbelis Velázquez, funcionaria provincial del Instituto de la Vivienda.
Actualmente se han establecido planes de financiamiento para la construcción que incluyen préstamos bancarios que van desde los 5,000 pesos cubanos ($208) para reparaciones menores hasta 80,000 pesos ($3,333) para levantar una habitación de 25 metros cuadrados.
“Los materiales ahora son legales, y eso es bueno. Si las cosas fueran un poquito más baratas sería perfecto. Pero al menos están disponibles ahora”, dijo Hernán Mayor mientras cargaba en la parte trasera de su bicicleta provisiones para arreglar el techo de su vivienda.
Pero la demora en la reacción de las autoridades le ha costado  un precio bien alto a La Habana y, en muchos casos, el daño es ya irreversible. Fuera del llamado Casco Histórico, que ha sido reparado para atraer al turismo extranjero,  la ciudad –otrora orgullo arquitectónico- agoniza y cada día pone en peligro la vida de sus habitantes.
“Si las cosas no cambian, La Habana podría terminar como un círculo con un hueco en el medio en el lugar donde estuvo la ciudad”, sentenció Coyula.

Víctimas, 21 de mayo: Máximo Díaz Bardera y Francisco Rivas López

Libertad Digital.



A última hora de la tarde del martes 21 de mayo de 1985 la banda terrorista ETA asesinaba a los policías nacionales MÁXIMO DÍAZ BARDERA y FRANCISCO RIVAS LÓPEZ cuando paseaban, vestidos de paisano y fuera de servicio, por una ladera del monte Ulía, entre San Sebastián y Pasajes. Los terroristas abordaron a sus víctimas en un paraje aislado y las mataron de un tiro a bocajarro en la cabeza. Aparentemente, los policías no opusieron resistencia, pues sus cuerpos no presentaban más señales de violencia que un agujero negro de sangre coagulada en la sien.
Los agentes habían salido de paseo, con los perros de ambos, en torno a las 16:00 horas. Ya de noche, el perro de Francisco apareció en su domicilio. A las 21:00 horas, las familias de ambos policías, extrañadas de que no hubiesen regresado, presentaron una denuncia.
Un centenar de policías, ayudados por un helicóptero de la Guardia Civil, inició el rastreo del monte, especialmente el paraje del Faro de la Plata, un lugar al que Máximo y Francisco solían acudir habitualmente con sus perros. Los cadáveres fueron localizados pasadas las 10:00 horas del miércoles 22 de mayo, tras una noche de intensos rastreos en el monte Ulía y una vez que, en torno a las 9:30 horas, un autodenominado portavoz de ETA indicara al diario Egin el punto exacto del asesinato.
Varios policías se dirigieron hacia la zona y al acercarse oyeron unos gemidos. Siguiendo el quejido llegaron a una zona de zarzales, donde encontraron los cuerpos tumbados boca arriba de los dos policías, a ambos lados del sendero y a la misma altura, frente al mar. La perra de Máximo aullaba de tristeza recostada sobre el pecho de su dueño, y la mano del otro compañero descansaba sobre el suelo, en una postura forzada. Cerca de ambos, había un pequeño ramillete de margaritas, al lado de un casquillo 9 milímetros parabellum, marca SF.
En mayo de 2008, cuando se cumplían 23 años del asesinato, María del Pilar Díaz Ríos, la hija mayor de Máximo, recordaba en una carta escrita al diario El Mundo ese terrible día en que quedó huérfana y en que su padre no llegó a recogerla al colegio:
Hoy es martes, 21 de mayo de 1985. Acabo de salir del cole y estoy esperando a que mi papá venga a buscarme (...) Es el mejor papá del mundo y el mejor policía. En mi familia somos cinco personas: mi papá tiene 35 años, mamá tiene 30 años, yo soy la mayor de tres hermanos y tengo 8 años, y mis dos hermanos tienen 6 y 3 años. Somos una familia feliz (...) Mi papá tarda mucho, los demás niños ya se han ido con sus papás y mi papá no ha venido todavía. (...) Estoy sola en el patio. No lo entiendo. Mi papá no viene. Pero va a venir, porque la palabra de mi papá es ley y si me dijo que venía es que va a venir. Pues verán ustedes, mi padre no vino a buscarme esa tarde al colegio, tuve que irme sola a casa. Pero tampoco vino a casa esa noche... Mi padre no volvió a casa nunca más.
Y recordaba que el ramo de margaritas que se encontraron al lado de los cuerpos de Francisco y Máximo eran para su madre y para ella:
Mi padre había cogido unas flores para mamá y para que yo, su hija María del Pilar, le llevara flores a la Virgen, porque el mes de mayo, para los católicos, es el mes de María. Y la ETA les asesinó. ETA nos asesinó a todos ese día (...) Cuando asesinaron a papá, yo ocupé su lugar, dejando de ser una niña de ocho años para ser el cabeza de familia. Mis hermanos y yo no tuvimos más alternativa que ingresar en colegios de huérfanos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y de las Fuerzas Armadas. En ellos hemos permanecido internos, hasta hace poco tiempo, cuando, gracias a la Ley de Solidaridad con las Víctimas del Terrorismo del gobierno de Aznar, pude comprar una casa y reunir en ella a mi familia. Después de reconstruir los pedazos que esos repugnantes asesinos cobardes de la ETA dejaron de mi familia y de mí, el amor de una hija a su padre me llevó a reivindicar:Memoria, Dignidad y Justicia.
Desde que conoció a Francisco José Alcaraz y empezó a participar en la Rebelión Cívica por él liderada, María del Pilar se siente menos sola. Como declaró el 6 de noviembre de 2010 en el programa Sin Complejos de esRadio, "cuando iba en la pancarta y miré hacia atrás y vi a toda esa gente maravillosa, me sentí menos huérfana". Por el contrario, también recordó cómo en los duros años que tuvo que vivir en el País Vasco tras la muerte de su padre, cada vez que la sociedad miraba hacia otro lado "hacía que me sintiera una apestada". "Ya éramos víctimas del terrorismo desde que nacimos por el hecho de ser hijos de nuestros padres, hijos de policías y guardias civiles".
El asesinato de Máximo y Francisco nunca fue resuelto judicialmente. Incluso se ha afirmado que jamás se ha encontrado ningún dato fidedigno que permitiera identificar a los autores del atentado. Como relataba en la carta a El Mundo
(...) Mi abogada y amiga, Manuela [Rubio Valero] y yo, empezamos a buscar respuestas sobre el atentado de papá, ya que desde el asesinato, mi familia y yo nunca hemos recibido información de ningún tipo por parte de las instituciones publicas. Y todo para descubrir que el asesinato de mi padre ha prescrito, lo que implica que los asesinos nunca serán juzgados". Y añadió: "Mi padre juró proteger a España y a los españoles de bien, y ¡vive Dios, que cumplió su palabra! A papá le asesinaron por ser España, porque su uniforme representa el Estado de Derecho español, el Orden y la Ley. Y en agradecimiento a sus servicios prestados a España, ni España, ni el Estado de Derecho español, ni el Orden, ni la Ley han hecho justicia a un hombre bueno, como papá, ni a otros muchos hombres buenos, que además, para mayor indignación, eran sacados en sus féretros por la puerta de atrás de las iglesias, a hurtadillas. Con un gran abatimiento y con un sentimiento de desolación y desconsuelo absolutos. Con un inmenso dolor en mi corazón y en mi alma, me veo en la necesidad de denunciar esta aberración legal que permite la prescripción de los delitos de terrorismo.
El 26 de abril de 2011 María del Pilar Díaz señaló a Libertad Digital que la instrucción de este atentado, si se puede llamar así a lo que se hizo en este caso, fue desastrosa. Por ejemplo "el juez de instrucción jamás pidió la inspección ocular del lugar de los hechos a la Policía, que a su padre no le hicieron autopsia, que no se investigó nada, que el juez nunca pidió informes a la Policía", agregó. Para poder acceder al sumario del asesinato de su padre, y tras encontrarse un montón de trabas por parte de la Audiencia Nacional, María del Pilar amenazó con encadenarse a la puerta de la misma, tras lo cual consiguió que se lo diesen, sumario "que tuvo que leer de pie, al lado de una fotocopiadora y una papelera".
Sin embargo, hay al menos dos informaciones publicadas en el diario ABC, nueve y diez años después del atentado (03/08/94 y 15/08/95), en las que se hace referencia a Ramón Zapirain Tellechea como presunto autor del asesinato de Máximo y Francisco. Zapirain integró, junto a Arturo Cubillas Fontán, Idoia López Riaño y José Angel Aguirre Aguirre, el denominado grupo Oker de ETA. Zapirain y Aguirre fueron detenidos en noviembre de 1985 y, pese a ser considerados presuntos autores del asesinato de Máximo y Francisco, no se les juzgó por este atentado, aunque sí por otros asesinatos, como el de Facal Soto, cometido apenas tres meses antes que el de Máximo y Francisco. Por ello resulta cuando menos chocante que, diez años después, el diario ABCsiguiese haciendo alusión a Zapirain Tellechea como presunto autor del asesinato de los dos policías.
Máximo Díaz Bardera tenía 35 años. Era natural de Pedro Bernardo (Ávila), estaba casado y tenía tres hijos de 8, 6 y 3 años. Trabajaba en San Sebastián donde, desde once años antes de ser asesinado, era el encargado de la centralita de teléfonos del Gobierno Civil.


Francisco Rivas López, de 50 años, era de Torremocha (Guadalajara) pero llevaba 26 años destinado en San Sebastián, su primer y único destino. Estabacasado con Concepción Ayerbe y tenía una hija de 19 años. Al igual que su compañero y amigo Máximo, vivía con su familia en Pasajes de San Pedro, en una barriada de casas reservada a la Policía Nacional que estaba ubicada en la ladera sur del monte Ulía.
Ps. Una vez terminada esta semblanza, María del Pilar Díaz Ríos, hija de Máximo, me envía este correo electrónico: "Hay un mensaje que me gustaría transmitir. Mi padre pasó muchas noches al raso del cielo para proteger a los españoles de bien. Otras veces el agua le entraba por el cuello de la camisa del uniforme y le salía por la pernera del pantalón pero a mi padre no le importaba porque estaba salvando la vida de los españoles buenos. Muchos días tuvo frío y sueño, y estuvo todo el día sin comer, pero lo importante era que su sacrificio salvaba la vida de los españoles buenos. Por eso quiero hacer un llamamiento a los españoles buenos, quiero decirles que cuando los malvados les golpeen duro, cuando estén cansados, cuando tengan sueño, hambre y frío, recuerden que mi padre juró ante Dios y ante la Bandera de España protegerles de los malvados y ¡vive Dios! que mi padre, como Ángel Custodio de España, cumplió su juramento. Por eso, ahora, es mi obligación como hija, deciros a los españoles de bien que aunque los malvados os golpeen duro, aunque estéis cansados, tengáis sueño, hambre o frío os levantéis y resistáis como antes lo hizo mi padre por vosotros y defendáis España con el mismo orgullo y honor que él lo hizo y así mantendréis viva su memoria, su dignidad y le haréis justicia. A él, mi padre, y a todas las victimas del terrorismo".  

El Peor Enemigo de España...

Xavier Sala i Martín.



El Peor Enemigo de España...
A ver. Pensemos. Si el peor enemigo de un país diseñara un plan para destruir su economía, ¿qué haría? Supongo que intentaría destruir sus instituciones más importantes para sembrar la desconfianza entre los ciudadanos. De esta manera, éstos dejarían de consumir e invertir y la economía entraría en proceso de depresión profunda.
La estrategia podría empezar por desprestigiar a la primera autoridad del país (sea rey o presidente de la república) llevándole a cazar elefantes con una señorita alemana mientras su esposa se dedica a buscar huevos de pascua en Grecia. En medio de la cacería le obligaría a resbalar y a romperse la cadera para que tuviera que volver con urgencia a su país y así todo el mundo se enteraría de cómo se gasta decenas de miles de euros en un momento sus conciudadanos se hunden en la miseria. Eso, además de convertirle en la mofa de todos los programas cómicos de televisión y de radio, empezaría a sembrar dudas sobre la conveniencia de tener ese tipo de jefe del estado. Muchos pensarían en la abdicación.
Luego pondría a un gobierno sin la menor idea de cómo solucionar los problemas económicos de su país. De hecho, yo haría eso durante dos legislaturas seguidas y con partido distinto en cada una de ellas. Eso demostraría que la incompetencia no es de un solo partido sino de la clase política en su globalidad. Los sucesivos gobiernos negarían las crisis económicas y se quitarían de encima las responsabilidades dándole la culpa de todo a los extranjeros malignos. En lugar de anunciar un plan de acción global que diera confianza a los ciudadanos sobre su capacidad de sacarles del atolladero, marcando un rumbo claro y una estrategia sensata, anunciaría reformas a cuentagotas (por ejemplo una cada semana) y sin una coherencia de conjunto. Incluso se podría anunciar, sin que a nadie se le escape la risa, que se va a luchar contra la evasión fiscal en la misma rueda de prensa en la que se anuncia una amnistía fiscal para los evasores a gran escala. Ah! Y sería importante violar constantemente las promesas electorales que le llevaron al gobierno. Para destrozar el país, la gente tiene que perder la confianza en la democracia y en los políticos y la mejor manera de conseguirlo es el incumplimiento sistemático y patológico de todas las promesas electorales.
A continuación exigiría que todos los partidos del parlamento siguieran una regla simple: "vota siempre lo contrario de tu adversario incluso cuando tu adversario tiene razón", es más, "vota contra tu adversario, incluso cuando propone lo mismo que proponías tu en la anterior legislatura cuando los papeles de gobierno y oposición estaban cambiados". Es crucial que la ciudadanía pierda la confianza en la posibilidad de que los que mandan tienen algún tipo de principio que no sea "mantenerse en el poder y destruir al adversario a toda costa".
Seguiría por poner en cuestión a los más altos órganos del poder judicial. Suspendería de su puesto por espionaje al juez más mediático del país evidenciando la relación entre jueces e ideologías políticas. Y acto seguido, haría que el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial se gastara dinero público para financiar sus vacaciones privadas justo en el momento en que alcaldes, presidentes de comunidades, presidentes del parlamento y altos cargos de todas las administraciones del estado están siendo juzgados por corrupción, precisamente por esos tribunales. La desconfianza en la justicia es el mecanismo más seguro para hundir a un país.
Una vez desacreditado el jefe del estado, las altas esferas de la política y la justicia, iría a por las élites económicas. En este sentido, lanzaría un ataque contra uno de los empresarios más prestigiosos del país, posiblemente un banquero, y después de descubrirle cuentas de miles de millones de euros en paraísos fiscales, no le castigaría públicamente. Es más, haría que el gobierno indultara a uno de sus altos ejecutivos de unos cargos de los que había sido condenado en sentencia firme. Eso demostraría a todos los ciudadanos cazados y castigados por evadir unos cuantos euros de IVA cuando contrataron al fontanero para que arreglara sus cañerías, de que en este país todavía hay clases.
El siguiente paso consistiría en meter decenas de miles de euros de dinero público para evitar la quiebra de unos bancos y cajas que gestionaron pésimamente una burbuja inmobiliaria, justo en el momento en que pidiera sacrificios de miles de millones de euros a los ciudadanos. Es esencial que la gente confunda mercado con amiguismo a la hora de sembrar la desconfianza en las instituciones económicas.
Sin abandonar el terreno económico, pondría a un secretario de estado del partido del gobierno a controlar el Banco Central. Hay que demostrar que la entidad supervisora independiente es, en realidad, dependiente de los partidos políticos. Es más, obligaría al gobernador del Banco Central a hacer un tour por el mundo sacando pecho y explicando que el sistema financiero de ese país es el más robusto del mundo. Una vez hecho el bocazas, le obligaría a quedarse en su puesto para que asistiera a la descomposición en cámara lenta de ese "magnífico" sistema.
Tampoco pasaría por alto la oportunidad de obligar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores a colaborar con el Banco Central para impedir que se publicaran las cuentas de una de los mayores Bankios del país, cosa que hubiera impedido que miles de ahorradores perdieran su dinero comprando acciones y preferentes de un animal que hace tiempo que está muerto por culpa de su mala gestión. Hay que conseguir que los ciudadanos de a pie pierdan sus ahorros si se quiere hundir al país y no hay que dejar pasar la oportunidad de que las entidades supervisoras que en teoría los protegen como el Banco Central y la CNMV, contribuyan a arruinarlos.
Y finalmente, impediría a toda costa que el capitán del navío saliera en la televisión, en horario prime time, a explicar a sus ciudadanos qué está pasando. Impediría que explicara por qué todas las instituciones del país se están deteriorando. Impediría que convenciera a los ciudadanos que los sacrificios que se están haciendo van a tener su recompensa. Impediría que animara a los que lo pasan mal y que diera confianza sobre el futuro de todos. Impediría que hiciera público su plan y el de sus socios europeos sobre cómo van a sacar al país del borde del abismo. Eso sería la puya definitiva: no hay nada que provoque más pánico a los pacientes que el silencio de los malos médicos. El doctor que crea confianza no es el que se esconde y calla sino el que sale a la palestra y, tras explicar claramente el diagnóstico, le revela al paciente la solución.
¡Si! Ese sería el plan que diseñaría el peor enemigo de uno. Curiosamente, y sin que tenga nada que ver, mientras escribía esta nota me ha venido a la mente un país aleatorio: España. Y releyendo la nota, creo que debo llegar a la siguiente conclusión: el peor enemigo de España... es España.

Paralysed woman moves robot with her mind



Fuente: Antonio Martínez Ron.

Guía de buenas prácticas para la ejecución de obras marítimas

El contenido de esta Guía tiene un caracter eminentemente práctico, basado en la experiencia constructiva de un grupo de expertos, referido explícitamente a la ejecución de obras portuarías. 327 pag. 




La incluyo entre mi recopilación de documentación sobre Estructuras.

Falacias sobre la energía nuclear.

Manuel Fernández Ordóñez.



Podríamos discutir horas sobre lo que podemos considerar o no considerar Ciencia. Muchos consideran que se reduce únicamente al empirismo, muchos otros creen que Popper y su falsacionismo estaban en lo cierto. Otros creen que Popper no acertó completamente y no fue hasta Kuhn que la discusión se cerró. Algunos otros dirán que la descripción epistemológica más acertada es la de Lakatos o que la Ciencia es, en realidad, un complejo anárquico como el descrito por Feyerabend. Podríamos discutir durante horas y conviene leer al gran Juanjo Ibáñez cuando de epistemología se trata. Pero hay una cosa que no me negarán: para hacer Ciencia hay que saber sumar, al menos.
Un amable lector me remitió a un artículo publicado en ABC con el maravilloso título: “Siete razones por las que la energía nuclear nunca será suficiente“. Yo he querido hacer mis comentarios al respecto, pero quedaba muy largo ponerle el título: “Múltiples razones por las que el artículo “Siete razones por las que la energía nuclear nunca será suficiente” es una auténtica bazofia“. Bien es cierto que mi refutación va hacia el artículo publicado en ABC y no hacia el estudio original que no he podido encontrar. No creo que el periodista que lo ha reproducido se lo haya inventado, en cualquier caso, vamos allá.
  1. El artículo pretende haber demostrado que no se puede abastecer el 100% del consumo eléctrico de la humanidad con energía nuclear. ¿Y qué? ¿Es que acaso alguien pretende tal cosa? Todos los que nos dedicamos al mundo de la energía sabemos que en un sistema eléctrico hay que tener, por múltiples motivos, un mix diversificado de numerosas fuentes. Es difícil encontrar  un técnico que defienda un sistema eléctrico 100% nuclear porque, francamente, no es lo deseable desde el punto de vista estratégico. Aunque sería técnicamente posible (Francia es casi un ejemplo de ello), cosa que no pueden decir otras tecnologías, por cierto. Es decir, lo que pretende demostrar con el artículo YA lo sabemos todos. Niego la base fundamental del artículo por irrelevante. Es una tautología superflua que huele a que alguien necesitaba financiación urgente y llamar la atención. Nadie ha pedido un mundo 100% nuclear, ergo no es necesario “demostrar” que no se puede.
  2. Dice el artículo: “En la actualidad existen 440 reactores nucleares comerciales en uso en todo el mundo“. FALSO: En la actualidad existen menos de 400 reactores operacionales. Esos datos, por favor.
  3. Luego argumenta que todos esos reactores únicamente tienen una potencia de 375 GW. Con este número (que a la mayoría del público no le dice nada) intenta inducir que esa potencia es muy pequeña y que se podría prescindir de ella tranquilamente. Lo que el autor olvida mencionar es que, con esa pequeña potencia se produjo en 2010 el 12% del total de electricidad en el mundo. Muy superior a la contribución de la totalidad de las energías renovables si descontamos la hidráulica. Es el claro ejemplo de la falacia del continuo muy utilizada, por ejemplo, para posicionarse a favor del cierre de la central nuclear de Garoña. Primero se hace creer que la contribución de algo al todo es muy pequeña para, a continuación, argumentar que se puede prescindir de ello. Si esto fuera cierto, no se podría montar ni un panel solar o un molino de viento porque la contribución de cada uno de ellos al todo (incluso de un número grande de ellos) es despreciable para el conjunto del sistema eléctrico. Garoña únicamente produce el 2% de la electricidad de España, por tanto puede cerrarse. Bueno, esto es cierto, pero en realidad produjo en 2011 más del doble que TODA la energía termosolar de España sin llevarse, además, los 426 millones de euros que ésta se llevó en subvenciones. Si el argumento es válido para Garoña también lo es para los paneles solares. ¿Los quitamos todos? Cualquier central térmica o de ciclo combinado tiene una potencia similar a Garoña, ¿las quitamos todas? Conviene tener en mente que en el problema eléctrico no hay soluciones mágicas. Todas las tecnologías, con la cantidad que sea, contribuyen al mix eléctrico y todas son necesarias. Pero claro, si uno argumenta que una central de casi 500 MW es prescindible porque produce poca electricidad tendríamos que cerrar casi todas las centrales de España, quitando algunas nucleares y algo de carbón y gas. Falacia del continuo.
  4. El señor Abbot Derek señala en su estudio que “el consumo mundial de electricidad es de unos 15.000 Teravatios“. FALSO. Para empezar y por enésima vez, la energía se mide en TWh, no en TW. Si bien este ENORME error se lo achaco al periodista de ABC que hizo corta pega de la noticia y no al estudio original…espero. Como iba diciendo, los datos son falsos. Según los últimos datos de que disponemos (leer aquí), el consumo de electricidad en 2010 fue de 21.325 TWh, es decir, un 42% superior a lo que dice el estudio.
  5. El artículo dice: “Para satisfacer una demanda de 15.000 TW, utilizando sólo energía nuclear, necesitaríamos alrededor de 15.000 reactores nucleares“. FALSO. Obviando nuevamente el error gravísimo de confundir TW con TWh (potencia con energía), mediante una simple división obtenemos que cada reactor nuclear de los de Abbot produciría una energía de 1 TWh. Teniendo en cuenta que el factor de carga mundial de los reactores durante los últimos 20 años se situó en torno a un 80% (datos), implicaría que la potencia media de cada uno de esos hipotéticos 15.000 reactores sería de 142 MW. Esto da tanta risa que ya podríamos dejar de analizar el artículo. Hasta el reactor nuclear de Zorita, de tecnología de los años 50, tenía una potencia superior a esos 142 MW. Sin ir más lejos, Garoña, esa central tan vieja y tan obsoleta produjo en 2011  casi 4 veces la cantidad de electricidad que Abbot asume. Los reactores que se instalan desde hace ya 30 años no bajan de los 900 MW. En la actualidad los reactores son de entre 1.000 y 1.600 MW. Es decir, para abastecer los 15.000 TWh del artículo nos harían falta unos 2.000 reactores. Quedando demostrado que el autor (o el periodista de ABC) tiene serias dificultades para justificar los números que utiliza, prosigamos.
  6. Intenta demostrar a continuación que no se pueden construir 15.000 reactores nucleares basándose en la utilización del suelo. Argumenta para ello que un reactor nuclear requiere unos 20 km cuadrados de superficie. Bien, la energía nuclear es la que menos superficie ocupa por unidad de energía producida. Por tanto, con CUALQUIER otro tipo de tecnología sería peor. Para la energía solar no hacemos los cálculos porque nos daría la risa, obviamente. Rodeando la central nuclear de Almaraz, en Cáceres, no vemos otra cosa que paneles solares con un cartel que pone: “22 MWp”. Es decir, una central solar que ocupa mucho más suelo que Almaraz produce, EN TODO UN AÑO, la misma electricidad que produce Almaraz EN 18 HORAS. El argumento de la ocupación del suelo, por tanto, no parece muy sólido. El autor lo aplica a la energía nuclear y lo obvia para el resto de tecnologías, eso es ser objetivo.
  7. Ahora va con la vida útil. Como una central nuclear opera unos 50 años y necesitamos unas 15.000 de ellas, habría que construir una central cada día y esto, obviamente, es imposible. Bueno, aún asumiendo que este dato fuera verdadero y obviando el hecho de que ya hemos demostrado que necesitamos casi 10 veces menos reactores de los que dice el autor, parece claro que no se puede construir una central nuclear cada 10 días.  Sin embargo, el autor está nuevamente manipulando. No hay que construir una central cada 10 días, sino abrir una central cada diez días, que no es lo mismo. Puedes estar 5 años construyendo cada central siempre y cuando construyassimultáneamente un número suficiente de ellas para abrir una cada 10 días. Aproximadamente tendríamos que estar construyendo 250-300 centrales nucleares a la vez. Ya cambia la cosa, ¿verdad? China abre una central de carbón de 500 MW cada dos días desde el año 2003. ¡¡¡¡Cada dos días!!!! Ahora mismo en el mundo se están construyendo 62 reactores nucleares, así que no sería para tanto. Habría que multiplicar por 4 ó 5 la capacidad de la industria nuclear. Pero esto no es lo relevante, la cuestión es: ¿y del resto de tecnologías? Se tarda más de un año en construir un ciclo combinado, dos años en construir una termosolar de 50 MW. ¿O es que las demás tecnologías se construyen de forma instantánea? Nuevamente, esgrime argumentos contra la energía nuclear que olvida cuando se trata del resto de tecnologías. Nada objetivo, ¿verdad?
  8. Luego argumenta acerca de los residuos y de los accidentes. Es curioso como, cuando se trata de energía nuclear, los argumentos son distintos. Habla de 11 accidentes con fusión total o parcial del núcleo. Tres de ellos muy graves (TMI, Chernobyl y Fukushima). Misteriosamente se le olvida mencionar que dos de ellos no dejaron víctimas mortales directas debido a la radiación y las consecuencias del otro tuvieron poco que ver con la tecnología nuclear y sí con otras cosas propias del soviet way of life. Ahora bien, cogemos accidentes de hace 30 ó 40 años y establecemos que, en el futuro, la probabilidad de que suceda algo similar seguirá siendo la misma. Curioso ejercicio de estadística, ciertamente. Imaginen que para estimar las futuras muertes por accidente de tráfico tomáramos como origen el número de accidentes de tráfico de los últimos 40 años. Es, sencillamente, estúpido. Los coches antes no tenían ABS, ni airbags, ni ESP, ni habitáculo deformable, ni nada. Si hiciéramos el canelo con los datos, como hace el autor, la conclusión sería que cuantos más coches hubiera, más muertos habría. La realidad, en cambio, va en sentido contrario. Históricamente el número de fallecidos continúa descendiendo a pesar de haber cada vez más y más coches. ¿Por qué? Por las mejoras en seguridad. El autor considera como punto de partida que la seguridad de la industria nuclear ha sido la misma desde sus inicios y nunca mejorará, lo cual es sencillamente ridículo.
  9. Sigue con la eterna cantinela de las armas nucleares y la proliferación. Reto al autor a que me diga el proceso mediante el cual es capaz de separar el plutonio-239 del plutonio-240 del combustible nuclear de un reactor civil convencional de agua ligera como los 15.000 que menciona en su artículo. Ya se lo digo yo, ese método no existe. Lo he dicho una y mil veces, NO se utilizan los reactores comerciales para hacer armas, es simplemente innecesario y terriblemente complicado. Hay métodos más sencillos, que son los que se utilizan.
  10. Luego aborda a la abundancia del uranio que es, como todo buen argumento Malthusiano, fácilmente refutable. Volvemos a lo mismo una y otra vez. Cuando se habla de tecnologías renovables siempre se supone que van a evolucionar hacia nuevas eficiencias, que tendrán una rampa de precio decreciente, que mejorarán de forma continua con el tiempo. Sin embargo, cuando hacen las cuentas con la energía nuclear toman la tecnología de 1950 y no admiten ninguna evolución. Los reactores del futuro serán reactores rápidos y no son una utopía, como algunos argumentan. Tenemos reactores rápidos desde hace más de 60 años. El primer reactor que encendió una bombilla, de hecho, era un reactor rápido. Estos reactores utilizan también el uranio-238 como combustible y no solo el uranio-235 que utilizamos ahora y que tiene únicamente un 0,7% de abundancia en la naturaleza. Automáticamente, por tanto, tendremos combustible (con las reservas actuales) para unos 4.000-5.000 años. No sé si al autor le sirve, pero yo lo considero bastante sostenible.
  11. Y luego ya, lo de los metales exóticos no tiene desperdicio. Según él, los componentes de un reactor nuclear se hacen con unos materiales rarísimos que escasean mucho. Curiosamente son los mismos materiales que se emplean en la construcción de TODAS las demás centrales, incluyendo las eólicas, gas, carbón, etc. Es decir, un poquito de por favor. Sin tierras raras no habría casi ningún dispositivo eléctrico, ni renovables, ni nada. Sobre las tierras raras y su escasez he escrito varias cosas en el pasado, por ejemplo este artículo.
  12. Finalmente el autor se quita la careta y nos dice que la solución a todos los males pasa por construir centrales termosolares. Volviendo a sus propios argumentos, se tardan unos dos años en construir 50 MW de potencia de esta tecnología. ¿No tiene el autor nada que decir al respecto? ¿Podemos instalar unas cuantas de estas cada día? ¿O es que para las nucleares el argumento es válido pero para las termosolares no? ¿Acaso las termosolares surgen como champiñones en el campo de manera espontánea?
En fin, la misma cantinela de siempre…datos falsos, datos amañados, manipulaciones estadísticas, asignaciones erróneas de probabilidades, utilización de argumentos a favor de una tecnología que luego niega para las demás tecnologías, lugares comunes que no demuestra,  elusión de la carga de la prueba. Cuando entenderán que necesitamos TODAS las fuentes de energía y que no podemos prescindir de NINGUNA. Qué ganas de plantear disyuntivas falaces, de verdad…

Visual 65

Más imágenes en Tumblr.




































Jornada represiva en Cuba

José Daniel Ferrer.

Historias increíbles de crecimiento y desarrollo económico

Marc Bisbal.

No matter how bad existing conditions in a low-income country are, there are always some areas they can do relatively well. It is much better to identify these areas and scale them up, than to spend time listing all the missing conditions for doing something that they are not good at. Such conditions are often in the image of an idealized advanced economy. 
no matter how bad its current economic situation is, any poor country has sectors that are consistent with its comparative advantage (that is, what they can do well) based on their existing endowments. The government can help private firms scale up those sectors and become competitive in domestic and international markets. In the process of structural change the country can also exploit the benefits of backwardness to achieve sustained dynamic growth. 




These cases demonstrate that fast, sustained growth is possible. According to Spence and his Commission colleagues, these economies share five traits. First, they are open. Second, they maintained macroeconomic stability. Third, they mustered high rates of saving and investment. Fourth, they let markets allocate resources. Fifth, they had committed, credible, and capable governments. In fact, the last two are the preconditions for a country to follow its comparative advantages and the first three are the results of doing so. 
The ideal industrial structure emerges when all industries are consistent with an economy’s comparative advantages and are competitive in domestic and international markets. Macro stability, high savings and fast capital accumulation ensue, the endowment structure and comparative advantages shift, and eventually it is necessary to upgrade the economy’s industrial structure to a more capital-intensive level. This evolution requires changes in hard (physical) and soft (institutional) infrastructure to reduce transaction costs.
At its heart, development economics should be about supporting low-income country governments to set up effective policy frameworks and design interventions that allow the private sector to develop competitive industries and tap into the latecomer advantages. That is the open secret of dynamic and inclusive growth.

Combinaciones a considerar en el cálculo estructural

Descargar documento en PDF, 0.3 Mb.

Incluyo el documento en mi recopilación sobre Estructuras.

Fuente: Estructurando.