Disidente cubano preso en huelga de hambre: "me están matando lentamente"

Terra.

El disidente cubano José Daniel Ferrer, que fue detenido hace tres semanas en una "ola represiva" que siguió a la visita del papa Benedicto XVI a Cuba, dijo a su esposa que inició una huelga de hambre porque lo estaban "matando lentamente" en prisión.
Dos opositores presos han muerto en Cuba en huelgas de hambre, Orlando Zapata en febrero de 2010 y Wilman Villar en enero de este año, desatando críticas de gobiernos extranjeros y organismos de derechos humanos.
El lunes Ferrer "me dijo 'me están matando lentamente', pues él padece de una úlcera y la alimentación y las condiciones allí son muy malas", relató a la AFP su esposa, Belkis Cantillo.
"Cuando el custodio dijo que eso era visita familiar, que no podía hablar de política y dio por terminada la visita, el protestó y entonces dijo 'me declaro en huelga de hambre, llévate los alimentos' y yo me los llevé", agregó Cantillo.
Ferrer, de 41 años y líder de la Unión Patriótica de Cuba (UPC), que es ilegal como toda la oposición en la isla, fue detenido el 2 de abril en Santiago de Cuba (sureste) junto a otros 42 opositores, que fueron liberados paulatinamente antes de una semana.
Había estado preso ocho años tras ser detenido y condenado a 25 años como parte de un grupo de 75 disidentes en 2003. Fue excarcelado a comienzos de 2011 tras un diálogo entre el cardenal Jaime Ortega y el presidente Raúl Castro.
"Las Damas de Blanco amamos la vida, la familia y la patria, no hacemos huelgas de hambre, pero hay que respetar el criterio de cada cual y si él eligió la huelga como método de lucha por la democracia, nosotros vamos a darle el apoyo espiritual y moral", dijo a la AFP la líder de ese grupo opositor, Berta Soler.
A la UPC se había vinculado Wilman Villar, de 31 años, quien murió el 19 de enero tras 48 días en huelga de hambre en la cárcel, según la oposición.
El gobierno comunista negó que Villar cumpliera un ayuno o que fuera preso político, pues había sido condenado a cuatro años de cárcel por "desacato, desobediencia y atentado", al resistirse al arresto tras una disputa doméstica con su esposa en julio de 2011.
El caso de Villar fue comparado por la disidencia al de Orlando Zapata, de 42 años, que murió el 23 de febrero de 2010 tras una huelga de hambre de 85 días, mientras cumplía 32 años de condena por desacato, desorden y otros cargos.
Cinco días después de la visita a la isla de Benedicto XVI, del 26 al 28 de marzo, la disidencia denunció una "ola represiva" en Santiago de Cuba, donde ocurrió el único incidente de la gira, cuando un asistente a la misa papal, Andrés Carrión, gritó "abajo el comunismo, abajo la dictadura", y fue inmediatamente detenido.
Durante la visita papal unos 150 opositores fueron detenidos preventivamente o retenidos en sus hogares, y los teléfonos y celulares de numerosos disidentes permanecieron fuera de servicio, según la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.
La Comisión, que dirige Elizardo Sánchez, afirmó que al menos 2.393 cubanos fueron arrestados por "razones políticas" durante el primer trimestre de este año, más del doble que en igual periodo de 2011 (922).
El gobierno, que considera a los opositores como "mercenarios" de Estados Unidos, no ha informado sobre estos arrestos.
El disidente Guillermo Fariñas, quien ha cumplido una veintena de huelgas de hambre y ganó el Premio Sajarov del Parlamento Europeo en 2010, contó que en solidaridad con Ferrer acudió el lunes al cuartel de la Seguridad del Estado en la ciudad central de Santa Clara, donde reside, y pidió quedar detenido.
"Tuvimos una larga conversación (con dos oficiales), donde yo les dije que me quería quedar ahí detenido para correr la misma suerte que José Daniel y ellos dijeron que les diera un día para consultar a sus mandos superiores", según dijo a la AFP.

Prioridades: El Gran Problema de España

Xavier Sala i Martín.

Si un país no tiene claras sus prioridades, sus líderes políticos no pueden tomar decisiones inteligentes. Sin prioridades claras no se puede decidir racionalmente qué hay que recortar y qué hay que mantener. Sin prioridades claras no se pueden tener objetivos de largo plazo. Sin prioridades claras no se puede diseñar el futuro.
Uno de las leyes fundamentales de la ciencia económica es que “nada es gratis”. Todo tiene su coste: siempre, para conseguir algo, uno tiene que sacrificar alternativas. Si un individuo va al fútbol, no puede ir al cine al mismo tiempo. Si una familia gasta su dinero en un coche, no puede dedicar ese mismo dinero a ir de vacaciones. Si una empresa dedica sus recursos a producir pollos, no puede utilizar esos mismos recursos a producir libros. Si un gobierno gasta su dinero en mantener un ejército gigante, no tiene recursos para mantener un estado del bienestar generoso. Todos los individuos, familias, empresas y estados de una sociedad se enfrentan a disyuntivas que requieren decisiones. Y para tomar decisiones inteligentes los decisores necesitan tener sus prioridades claras.
Las prioridades pertenecen al reino de los valores, que es un mundo previo al de la economía. Una vez están establecidos los valores, los economistas podemos ayudar a pensar sobre qué decisiones tomar. Pero sin valores, la decisión inteligente es muy complicada. De hecho, es imposible.
Por ejemplo, una de las disyuntivas más importantes a las que se enfrenta una sociedad es la de si debe alinear sus políticas para que el país sea más eficiente o más equitativo. Una sociedad más eficiente es la que obtiene más producto a partir de unos recursos dados. Una sociedad más equitativa es aquella que reparte sus beneficios de una manera más igualitaria. El problema es que a veces ser más equitativo implica ser menos eficiente: ser más equitativo puede requerir poner impuestos mucho más altos a los más ricos y eso puede acabar reduciendo la eficiencia total (porque los ricos dejan de invertir y se van a otros países o simplemente se van de vacaciones porque piensan que no les compensa invertir sus rentas) haciendo que el país sea mucho más pobre. ¿Debemos ser más eficientes o más equitativos? ¿Hasta qué punto debemos sacrificar lo uno para conseguir lo otro? La respuesta depende de los valores que tenga una sociedad. Si los valores de uno solo dan importancia a la equidad (como la Unión Soviética), uno acaba consiguiendo una sociedad igual... pero tan poco eficiente que al final quiebra. Si uno solo pone énfasis en la eficiencia (como... bien, no conozco ningún país que no tenga impuestos progresivos, pero si lo hubiera, seguramente sería eficiente pero sus rentas finales serían menos equitativas). En cualquier caso, lo cierto es que si uno no tiene muy claro hasta qué punto valora lo uno o lo otro, uno no va a poder decidir qué impuestos implementar, qué tipos impositivos deben haber para cada impuesto, qué tipo de servicios deben ser pagados por el contribuyente y qué servicios por el usuario.
Pero incluso el concepto de equidad está lejos de ser claro. Imaginen que en un país hay dos personas, A y B. La señora A gana 100.000 euros y paga 10.000 euros de impuestos (el 10%). El señor B gana 20.000 euros y paga 3.000 de impuestos (15%). ¿Es equitativa esta situacióm? A paga una cantidad más alta aunque pague un porcentaje más bajo. ¿Es eso justo? ¿O para ser equitativo A tiene que pagar una cantidad y un porcentaje más elevado que B? ¿Qué pasaría si A pagara 16.000 euros (el 16%)? En este caso A pagaría una cantidad superior y un mayor porcentaje que B pero, ¿sería suficiente para ser equitativo? ¿Es 16% suficientemente más alto que 15% para ser equitativo? Si no, ¿qué tipo impositivo para A es suficientemente alto para poder decir que es equitativo? Si decidimos que, con B pagando el 15% de su ingreso, lo equitativo es que A pague un 30%, ¿qué pasaría si al gobierno se le va la mano de los impuestos y le carga el 45%? ¿Llega un punto en que un la redistribución es "injusta" porque el rico p paga "demasiado"? ¿O eso no puede pasar nunca (es decir, exprimir un poco más a los ricos siempre es justo aunque les acabemos expropiando el 100% de lo que ganan? Ah! ¿E importa el origen de las rentas de A y B? La respuesta de todas las preguntas anteriores, ¿depende de si A y B han heredado una gran fortuna, la han ganado en la lotería o han hecho su dinero a través del esfuerzo, el estudio y el trabajo?(*) Les debo confesar que los economistas no tenemos una respuesta clara a ninguna de esas preguntas porque las respuestas residen en el campo de los valores y los valores son necesarios para los economistas pero no son algo que los economistas puedan decidir. Pero igualmente les debo confesar que es imposible tomar decisiones si uno no tiene claros esos valores. He ahí la importancia de las prioridades.
Si uno no tiene claras sus prioridades, cuando llega el momento de estrecharse el cinturón como pasa ahora en España, ¿cómo puede uno decidir si recorta la educación, la sanidad, la seguridad, la justicia, la defensa, la inversión, la investigación, la modernización, la comunicación, el entretenimiento, el medioambiente, la información, la pensión, el crecimiento, el consumo, la reelección, la redistribución, la protección animal, la cultura, la protección social, la inmigración, la religión, la financiación, la igualdad, la equidad, la administración funcionarial, la eficiencia, la exportación, el turismo, el ocio, el deporte, la prevención de accidentes, o cualquier de las otras mil tareas de las que se encarga ahora mismo el estado? Si les preguntamos a los que trabajan o de alguna manera se benefician de esos sectores, TODOS van a decir que ellos son los más importantes de la sociedad. Lo vemos estos días, cada día, en la televisión. Los interesados se manifiestan, se quejan, hacen presión, cortan carreteras, etc., para demostrar que ELLOS tienen PRIORIDAD sobre los demás y deben ser los últimos en ser recortados. ¿Pero qué piensa el resto de la sociedad?
O una pregunta más básica: teniendo en cuenta los ejemplos de los impuestos que he puesto más arriba, ¿cómo se puede decidir, si uno no tiene prioridades, qué impuestos se deben subir para recaudar más? ¿Se debe subir más el IVA o el IRPF? ¿Si es el IRPF, más el de los ricos, los pobres o el de las clases medias? ¿Existe un punto a partir del cual se podrá decir que los ricos pagan demasiado? ¿O los ricos siempre son susceptibles de pagar más? ¿E importa el origen de su riqueza? ¿Importa si su riqueza es heredada, proviene de la lotería o ha sido construida por ellos mismos? ¿Importa si han conseguido su dinero inventando algo que nos ha beneficiado a todos -como programas de ordenador o redes sociales- o simplemente se han dedicado a explotar un pozo de petróleo?
Yo, de verdad, no tengo respuesta (objetiva) a esas preguntas. Tengo mi opinión, pero es subjetiva. Como todas las opiniones. Pero como yo no debo tomar decisiones mi opinión no es importante. Lo importante es que quien debe tomar decisiones, EL GOBIERNO, tampoco las tiene. Y ese es un grave problema. Porque cuando uno no tiene las prioridades claras, acaba tomando decisiones basándose en criterios poco razonables como las demostraciones de poder (es decir, se beneficia a los que tienen capacidad de cortar el tráfico en horas punta, a los que pueden hacer huelga el día antes de las vacaciones o los que pueden hacer presión la semana antes del congreso de telefonía móvil). O se toman decisiones basándose en la “tradición”. Por ejemplo, todo el mundo está de acuerdo en que los pensionistas se deben pagar su comida... pero  muchos se quejan vehementemente cuando se sugiere que se paguen los medicamentos. ¿Por qué los medicamentos deben ser pagados por el estado y los alimentos no? ¿No son igual de básicos? ¿O por qué todo el mundo acepta que el metro o el autobús deben ser pagados por el usuario, pero la gente se queja de los peajes de las autopistas? ¿O por qué aceptamos que la gente pague el precio justo por la gasolina pero no por la electricidad -de ahí el brutal déficit tarifario? ¿O que pague el precio de coste cuando estudian un máster pero no cuando estudian la carrera? ¿O que pague el precio de coste para hacer una llamada telefónica pero no para enviar una carta -de ahí el déficit de Correos? La verdad es que no hay ninguna razón objetiva. Lo único que pasa es que hace años que lo hacemos así y cambiarlo parece una locura. Por eso a veces he sugerido "empezar desde cero" en lugar de pensar en "recortar desde lo que tenemos ahora". Si empezáramos desde cero y construyéramos el estado de manera racional: ¿qué servicios públicos tendríamos, a cuántos funcionarios, cuántas infraestructuras construiríamos? Fijaos que esto solo es un mecanismos que nos ayuda a priorizar.
Lo peor de todo es que, cuando no se tienen prioridades, a veces se toman decisiones basándose en lo que uno dijo cuando estaba en la oposición (como no reducir los salarios, las prestaciones de sanidad o el coste de los medicamentos de los funcionarios simplemente porque cuando el anterior gobierno lo hizo uno se comportó como un demagogo). O, incluso peor, se toman con criterios particulares y no con atención a los valores del conjunto: criterios como el “mejorar las probabilidades de reelección” o el “favoritismo a familiares, miembros del partido y mascotas” aparecen como criterios de priorización.
Todo esto lo explico porque ESE es el gran problema de España: no tiene claras sus prioridades. El estado tiene tanta grasa que se puede recortar mucho sin recortar lo esencial. Pero para ello se necesita tener claro lo que es prioritario España tiene los ingredientes para volver a la senda de crecimiento pero para ello hay que reformar y para reformar se necesita tener claro lo que es prioritario. El primer paso para solucionar los graves problemas económicos de España es decidir las prioridades. Una vez estén establecidas, va a resultar sencillo decidir qué es lo que se debe recortar, hacia donde hay que ir o cómo construir el futuro. Mientras no se haga, se van a poner parches que NO solucionarán el problema de fondo y se va a ir perdiendo, poco a poco, la credibilidad ante los socios europeos y ante los acreedores que verán que España sigue siendo el país de Zapatero: un país sin rumbo, sin criterio y sin capacidad de decisión.
  
(*) Una tuve un profesor que decía que las diferencias de notas en las clases eran injustas porque reflejaban desigualdades sociales. Y nos dijo el primer día que nos pondría a todos un aprobado. Y así lo hizo. Lógicamente, el esfuerzo para hacer las cosas bien fue mínimo y todos acabamos aprendiendo muy poco (con lo cual, se perdió toda la eficiencia). Pero eso no fue lo peor. Lo peor es que lo que hizo fue injusto:  más igualdad no necesariamente refleja más justicia. Lo justo es que las notas reflejen el talento y el esfuerzo.

Héroes, 25 de abril: Juan José Catón Vázquez, Juan Carlos González Rentero, Alberto Alonso Gómez, Vicente Javier Domínguez González, Juan Mateos Pulido y Juan Bautista Castellanos Martín

Fuente: Libertad Digital

Poco después de las siete y cuarto de la mañana del 25 de abril de 1986, cinco miembros de la Guardia Civil resultaron muertos, y cuatro más heridos graves, en un atentado terrorista con coche-bomba cometido por ETA en pleno centro de Madrid. El coche contenía tres ollas a presión con doce kilos de Goma 2, otros doce de amonal y cuarenta y ocho kilos de metralla, la mayor parte tornillos.
El coche-bomba estalló en el cruce de las calles de Juan Bravo y Príncipe de Vergara al paso del Land Rover ocupado por nueve guardias civiles. En ese momento, el vehículo se encontraba parado en un semáforo en rojo. Resultaron muertos los guardias civiles JUAN JOSÉ CATÓN VÁZQUEZ, de Palencia; JUAN CARLOS GONZÁLEZ RENTERO, de Salamanca; ALBERTO ALONSO GÓMEZ, nacido en París; VICENTE JAVIER DOMÍNGUEZ GONZÁLEZ y JUAN MATEOS PULIDO, ambos de Cáceres. Tres de ellos murieron en el acto. Dos cuerpos quedaron destrozados y carbonizados en el interior del vehículo, del que salió despedido un tercero. Otro guardia civil fue trasladado al Hospital Provincial, donde ingresó cadáver. Un quinto ocupante del coche fue trasladado al Hospital de La Princesa, "en situación crítica y con salida de masa encefálica", y falleció una hora después, según informaron en el hospital.
El atentado se produjo sólo tres horas antes de que los dirigentes del PNV y Herri Batasuna se sentaran, por primera vez, en una mesa para buscar soluciones a la violencia, y cuatro días después de que el Gobierno anunciara su decisión de anticipar las elecciones legislativas al 22 de junio.
Pasadas las 7:15 horas, el Land Rover de la Guardia Civil abandonaba la Embajada de Italia en Madrid, situada en la calle de Juan Bravo, tras hacer los relevos en las guardias de diversas representaciones diplomáticas. El recorrido debía finalizar en la representación diplomática de la Unión Soviética, en la calle del Maestro Ripoll. Fuentes policiales señalaron que en el momento en que el Land Rover se encontraba a la altura del cruce de las calles de Juan Bravo y Príncipe de Vergara fue alcanzado de lleno, en su lado derecho, por la explosión de un potente artefacto que se había colocado en un coche aparcado en la acera. El explosivo fue accionado mediante un mando a distancia, por lo que los autores materiales del atentado se encontraban a una distancia de unos 150 a 200 metros. Tras el atentado, en el interior del Land Rover la munición de los guardias civiles produjo pequeñas explosiones por el incendio que provocó la explosión del coche-bomba.
Además de los cinco agentes muertos, otros cuatro guardias civiles resultaron gravemente heridos:José Manuel de Pablos Ruiz, ingresó muy grave en el Hospital Ruber con una herida en una pierna que prácticamente la desgajaba del cuerpo, además de heridas de metralla en la cabeza y en el cuerpo; Juan José Esteban Benito, con pronóstico grave, que perdió totalmente la visión del ojo izquierdo; Juan Jesús Fancha López, grave, que también perdió la visión de un ojo; y Juan Carlos Acosta Martín Gil, muy grave, perdió el ojo derecho. 
Varias personas que pasaban por allí resultaron también heridas leves: José Baltasar Suárez Fernández; Antonio Mora Sánchez; Rafael Aranda Martín; Rafael Millán González; Begoña Fernández Esteso; Fermín García Moreno y María Luisa Muñoz Arruti, empleada de la funeraria de Madrid. Los dos primeros fueron ingresados en el Hospital Provincial y los dos restantes en el Hospital de la Princesa. Todos ellos fueron dados de alta a lo largo del día y sus pronósticos médicos indicaban lesiones leves.
La explosión afectó, además, a edificios de más de cuatro manzanas, y destrozó parte de la fachada de la Clínica Nuestra Señora del Rosario en cuya acera estaba aparcado el coche-bomba.Los paritorios de la clínica quedaron arrasados. La llanta de la rueda de repuesto del coche bomba, lanzada por la onda expansiva, produjo un agujero de un metro cuadrado en la pared del centro sanitario y se incrustó en uno de los quirófanos de la planta baja. La explosión provocó también graves desperfectos en el inmueble situado enfrente de la clínica, en el número 25 de la calle de Juan Bravo.
El coche bomba quedó tan destrozado que no se pudo precisar su marca, aunque presumiblemente se trató de un Seat 124 de color blanco o un Citroën 2 CV. Restos humanos, trozos y piezas del Land Rover se encontraron a más de 60 metros de distancia del lugar de la explosión.
Una hora después de producirse el atentado, un grupo de personas congregadas cerca del lugar de los hechos empezó a dar gritos contra el Gobierno y contra ETA, y lanzó vivas a Antonio Tejero y Jaime Milans del Bosch, condenados por la intentona golpista del 23-F.
Los Reyes, que acababan de llegar a Madrid de su viaje a Gran Bretaña, se trasladaron pasadas las seis de la tarde a la Dirección General de la Guardia Civil, donde estaba instalada la capilla ardiente. Diversas autoridades, entre ellas el ministro del Interior, José Barrionuevo,  visitaron la capilla ardiente. A primera hora de la noche la Dirección General de la Guardia Civil impidió el acceso a la capilla ardiente a unas 200 personas, entre policías nacionales y guardias civiles, todos ellos de paisano, que trataban de rendir "su último homenaje a los fallecidos". Allí se celebró al día siguiente el funeral de cuerpo presente.
El brutal atentado fue obra de los seis etarras que en esos momentos formaban el grupo Madrid de ETA: Juan Manuel Soares Gamboa, José Ignacio de Juana Chaos, Antonio Troitiño Arranz (que fue quien detonó el explosivo desde una zona ajardinada próxima al lugar de los hechos), Inés del Río Prada, Idoia López Riaño y Esteban Esteban Nieto. Contaron, además, con la complicidad de María Inmaculada Noble Goicoechea.
En 1990, la Audiencia Nacional condenó a De Juana Chaos, Troitiño Arranz, Del Río Prada y Esteban Esteban Nieto a un total de 378 años de prisión a cada uno. En el mismo fallo se condenó a Noble Goicoechea por complicidad a 238 años de cárcel. Posteriormente, la Audiencia condenó a Soares Gamboa a 200 años como autor material. Con este etarra el Tribunal contempló la circunstancia atenuante de arrepentimiento y la actitud de colaboración con la justicia. Años después, en 2002, se condenó a Idoia López Riaño a 370 años de prisión como corresponsable del atentado.
El caso de José Ignacio de Juana Chaos, que por su actividad como jefe del grupo Madrid de ETA acabó siendo condenado a más de 3.000 años por veinticinco asesinatos, es un ejemplo sangrante de lo barato que le ha salido a ETA matar. Los 3.000 años de condena quedaron cumplidos con 18 de prisión. Una nueva causa abierta contra él le sentenció a 12 años de prisión por amenazas terroristas contra funcionarios públicos, por dos artículos publicados en el diario Gara. El Tribunal Supremo revisó la sentencia y rebajó la pena por este delito a tres años de cárcel. A comienzos de 2007, el Ministerio del Interior resolvió concederle la prisión atenuada. Entonces el etarra abandonó la supuesta huelga de hambre que mantenía en las semanas previas como forma de protestar por su situación. Se le trasladó a un hospital en el País Vasco y, posteriormente, fue recluido en su domicilio particular. Las víctimas de ETA se manifestaron repetidamente contra los beneficios penitenciarios concedidos a De Juana, del que se ignora su paradero tras ser puesto finalmente en libertad en agosto de 2008. Pese a que el CNI dice tener controlados los movimientos y el paradero del etarra, el 31 de enero de 2011 la Audiencia Nacional suspendió de manera temporal la causa por la que De Juana está huido, al no disponer de datos sobre su paradero. Una de las últimas noticias sobre el etarra, de febrero de 2011, es que podría haber viajado de Irlanda a Venezuela con un pasaporte falso. De Juana Chaos jamás se arrepintió de sus crímenes y, por supuesto, no ha pedido perdón a las víctimas de su actividad asesina.
El caso de Antonio Troitiño Arranz es igualmente sangrante y escandaloso. Por su participación en 22 asesinatos acumuló un total de 2.746 años de cárcel, pero sólo ha estado en prisión 24 años. En una insólita y escandalosa decisión, la Sección Tercera de la Audiencia Nacional, presidida por el juez Alfonso Guevara, ordenó su puesta en libertad el 13 de abril de 2011, cuando su salida estaba prevista para 2017 en aplicación de la doctrina Parot. Para tomar esta decisión, la Audiencia Nacional ha aplicado al asesino Troitiño una doctrina del Tribunal Constitucional del año 2008, que beneficia a los etarras por los años que estuvieron en prisión a la espera de juicio. Según esta doctrina, cada año cumplido en prisión a la espera de juicio, computa como dos años de cumplimiento de la sentencia. Al día siguiente de la puesta en libertad del sanguinario etarra, la Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitó que Troitiño volviese a prisión. Pocos días después, el 19 de abril, la misma Sección de la Audiencia Nacional que ordenó su puesta en libertad, revocó su decisión y ordenó su vuelta a prisión hasta enero de 2017. Mientras tanto, Troitiño ha aprovechado para darse a la fuga y permanece, a día de hoy, en paradero desconocido.
Juan José Catón Vázquez tenía 30 años y estaba soltero. Fue enterrado en Palencia, su tierra natal.


Juan Carlos González Rentero, era natural de Béjar (Salamanca). Tenía 21 años y sólo llevaba nueve meses en la Guardia Civil cuando fue asesinado. En su corta carrera ya había prestado servicio en Segovia, Salamanca, Barcelona y Madrid. Su abuelo también fue guardia civil. Juan Carlos era, además, un gran deportista.


Alberto Alonso Gómez tenía 24 años. Había nacido en París en 1963 y estaba soltero. Estudiaba la carrera de Derecho cuando fue asesinado. Su madre,Hortensia Gómez, participó en las concentraciones de las víctimas en 2007 contra los beneficios penitenciarios a De Juana Chaos. En una de ellas contó al diario El Mundo (25/02/2007) que "desde el asesinato de mi hijo, estamos todos muertos. Mi marido murió de pena al poco tiempo y yo no soy capaz de dedicarme a mi casa. No puedo estar sola".
Vicente Javier Domínguez González, era natural de Plasencia (Cáceres). Tenía 25 años y estaba soltero.


Juan Mateos Pulido era también cacereño, de la localidad de Robledillo de Trujillo. Tenía 30 años, estaba casado y era padre de un niño de 2 años.


El 25 de abril de 1989 la banda terrorista ETA asesina en Bilbao al teniente de Farmacia JUAN BAUTISTA CASTELLANOS MARTÍN. Salía del garaje de su casa minutos antes de las nueve de la mañana para dirigirse al Gobierno Militar de la capital vizcaína cuando otro vehículo, con dos terroristas dentro, le cerró el paso. Uno de ellos se bajó y le disparó tres tiros. Fue alcanzado en el corazón, la nuca y el brazo izquierdo.
El asesino regresó al vehículo, un Citroën, donde le esperaba al volante el segundo etarra, y ambos huyeron hacia la vecina calle de Pérez Galdós. Allí abandonaron el coche, aproximadamente a un centenar de metros del lugar del atentado. El coche utilizado por los terroristas había sido robado a punta de pistola hora y media antes en la localidad vizcaína de Galdácano. Su propietario, un joven que se dirigía al trabajo, fue esposado y encerrado en el maletero, desde donde escuchó los disparos de sus secuestradores. El rehén dio golpes en el coche cuando pensó que había sido abandonado, y fue liberado por un empleado de un comercio próximo.
La capilla ardiente con los restos mortales de Juan fue instalada a media tarde en el Gobierno Militar y el funeral se celebró la mañana del día siguiente, 26 de abril en la Basílica de Begoña. El ministro de Defensa, Narcís Serra, y el jefe del Estado Mayor del Ejército, teniente general Miguel Íñiguez del Moral, se desplazaron a Bilbao para participar en las honras fúnebres.
Cuando el féretro salía del templo fue recibido con aplausos y vivas a España. Algunas personas increparon a las autoridades con gritos como "iros ahora a negociar a Argel". La ruptura de las conversaciones de Argel el 6 de abril había provocado ya el asesinato del sargento de la Guardia Civil José Calvo de la Hoz, el día 12. Además, se enviaron dos paquetes-bomba, que provocaron heridas gravísimas a Joaquín Bordonaba Urriés y a José María Rubio Vázquez
Para el PNV, el asesinato de Juan Bautista Castellanos suponía una nueva frustración a las esperanzas de paz. El Partido Socialista de Euskadi (PSE-PSOE) advirtió que la generosidad de los demócratas estaba tocando a su fin. Eusko Alkartasuna pidió la retirada de cualquier apoyo social a quienes promueven y alientan la violencia, mientras Euskadiko Ezkerra subrayó que la única condena que no se ha escuchado es la de Herri Batasuna. Por su parte, el obispo auxiliar de Bilbao, Juan María Uriarte, aseguró en un comunicado que "la misma esperanza de una paz cercana va siendo asesinada cada día con estos crímenes".
ETA reivindicó el atentado en un comunicado hecho público el 8 de mayo en el diario Egin.
Juan Bautista Castellanos Martín, de 56 años, era natural de Abadía (Cáceres). Estaba casado y tenía dos hijas de 27 y 26 años. Ingresó en el Ejército a través de la Academia de Suboficiales, y había estado destinado en Bilbao desde el 22 de julio de 1954. El general de Brigada Ramón Martín Casaño, gobernador militar de Vizcaya, declaró tras el atentado que nadie puede entender lo que pretende una banda terrorista de asesinos al matar a un militar afincado en Bilbao hace más de 30 años. Fue íntimo amigo del capitán de Farmacia Alberto Martín Barrios, secuestrado y asesinado por ETA el 19 de octubre de 1983.

Nociones Sobre Cálculo Estructural de Conducciones Enterradas. 2003

Incluyo el documento (descargar en PDF) en mi recopilación sobre Estructuras.

Civilgeeks:



Una conducción enterrada en una zanja, está sometida a diferentes solicitaciones.  Para estudiar todas esas solicitaciones comparto el siguiente manual.


UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES FACULTAD DE INGENIERÍA
DEPARTAMENTO DE HIDRÁULICA
Cátedra de “Construcciones Hidráulicas”
Ing. Luis E. Pérez Farrás – Ing. Sandra M. Pérez