Víctimas, 29 de marzo: José Díaz Linares y José María Piris Carballo

Libertad digital.



El 29 de marzo de 1975 el subinspector de Policía JOSÉ DÍAZ LINARES salió de su domicilio de San Sebastián para dirigirse, como todos los días, a su trabajo. En ese momento, seis miembros de ETA, parapetados detrás de una furgoneta y armados con metralletas, le tirotearon hasta la muerte.
José recibió nueve impactos de bala en la espalda, aunque en el suelo se encontraron más de cuarenta casquillos de diferente calibre, lo que indica que se utilizaron varias metralletas. Su esposa fue testigo del asesinato desde una ventana de su domicilio.
Los terroristas habían robado la furgoneta apenas una hora antes. Su propietario, que se encontraba en esos momentos descargando artículos de pastelería, fue maniatado, amordazado y encapuchado en el interior de la furgoneta, mientras los terroristas se dirigieron al barrio de Intxaurrondo, donde asesinaron a José.
José Díaz Linares tenía 30 años, era natural de Vilella (Lugo). Estudió magisterio en Lugo, aunque no ejerció, sino que ingresó en la Academia General de Policía. Cuando terminó sus estudios en 1973, fue destinado a la Brigada Social de San Sebastián. Estaba casado y tenía una hija de dos años. Era la primera víctima mortal de las 16 de 1975, año de la muerte de Franco.

En torno al mediodía del 29 de marzo de 1980, tres niños jugaban en la calle Zarauz de Azcoitia (Guipúzcoa) cuando fueron alcanzados de lleno por una carga explosiva oculta en una bolsa de deportes. La explosión provocó la muerte en el acto de JOSÉ MARÍA PIRIS CARBALLO, de 13 años, e hirió de suma gravedad a Fernando García López, de 12. El tercer amigo, Jesús María Vega, resultó ileso.
La carga explosiva estaba destinada a un guardia civil que, con relativa frecuencia, solía aparcar su automóvil justo en el lugar donde explotó la bomba. El agente puso en marcha su vehículo y la bomba cayó al suelo sin que hiciera explosión. El guardia civil no se dio cuenta y la bolsa quedó en el suelo. Ahí se la encontraría José María mientras jugaba en la calle. Al parecer le dio una patada y el artefacto estalló.
Carmen Carballo, madre de José María, contaría en El Mundo (11 de agosto de 2002) lo que supuso la pérdida de su hijo: "Fueron a por un joven guardia civil que vivía junto a nuestro bloque y nos tocó a nosotros. Aquel pobre muchacho guardia civil, al que sólo conocíamos de vista, vino a nuestra casa a pedirnos perdón (...). Le quitaron la vida a José María y a nosotros nos la estropearon para siempre".
Aquella mañana, los tres amigos habían estado antes jugando un partido de fútbol en el campo del Colegio Municipal de Azpeitia, dirigido por los padres mercedarios. Los tres chavales vivían en el mismo barrio y el padre de Fernando García fue a recogerles en automóvil para llevarles hasta sus respectivas casas, situadas en un bloque nuevo de viviendas construidas en una de las laderas de las afueras de Azcoitia.
Junto al portal del domicilio, los niños se apearon del coche mientras el padre de Fernando buscaba aparcamiento. Pudo oír la explosión y llegó el primero para encontrarse con la macabra escena: José María muerto, con el cuerpo destrozado, y su hijo Fernando gravemente herido.
Carmen, la madre del pequeño asesinado, también escuchó la explosión desde su casa. Cuando se acercó a la plaza no le permitieron ver el cuerpo destrozado de su hijo. Una hermana de José María, que tenía 15 años en ese momento, sí pudo verlo y reconocerlo por las zapatillas de fútbol que llevaba puestas.
El alcalde de la localidad declaró tras el atentado que "los que formamos parte del Ayuntamiento y el pueblo, al que pertenecemos, estamos francamente consternados y preocupados. Las víctimas procedían de familias llegadas aquí hace muchos años, procedentes de Extremadura y Castilla, y que se habían integrado sin grandes dificultades en la sociedad vasca y, en concreto, en la población de Azcoitia". El Ayuntamiento estaba compuesto por diez miembros del PNV, dos de Herri Batasuna, dos del Partido Carlista, dos independientes y uno del PSOE. A última hora de la noche, el alcalde presidió un Pleno Extraordinario en el que se aprobó por unanimidad convocar una manifestación silenciosa contra la violencia para el día siguiente. "No tenemos palabras", decía la moción aprobada, "para expresar nuestra consternación. El pueblo ya está harto y decimos basta. Exigimos basta. Basta de muertes, de heridos, de familias destrozadas. Basta ya de tanta violencia, provenga de donde provenga, afecte a quien afecte y sea de la forma que sea".
Al día siguiente, 30 de marzo, a las once y media de la mañana se celebró en la parroquia de Azpeitia el funeral por el alma de José María. Finalizada la ceremonia religiosa, y por decisión familiar, el cadáver fue trasladado a San Vicente de Alcántara (Cáceres), donde recibió sepultura.
Durante muchos años, hasta que se demostró que el asesinato de la niña Begoña Urroz Ibarrola (27 de junio de 1960) había sido obra de la banda asesina, José María Piris pasó por ser el primer niño asesinado por ETA. Son lo que ETA llama con su cinismo habitual "errores", para diferenciarlos de los asesinatos intencionados. Pero no hay tales errores. El que coloca una maleta llena de explosivos en una estación de tren abarrotada, en plena hora punta, sabe perfectamente que puede matar a cualquiera, como ocurrió con Begoña, bebé de 18 meses al que la bomba colocada por los asesinos de ETA le quemó el 90% del cuerpo, provocándole la muerte horas después. Lo mismo cuando colocan un coche-bomba en una casa-cuartel de la Guardia Civil o en un hipermercado.
Begoña abrió una lista de 22 niños asesinados por la banda terrorista, lista que se cerró, de momento, el 4 de agosto de 2002, con el asesinato de Silvia Martínez Santiago, de 6 años, mientras jugaba en su habitación en Santa Pola, hasta donde llegó la onda expansiva del coche bomba. Entre medias, un largo historial de asesinatos de niños a los que hay que sumar a todos aquellos que quedaron gravemente heridos, como fue el caso de Fernando García López en el atentado que hoy reseñamos.
ETA no comete errores. ETA sabe que sus atentados pueden provocar muertes de niños, y eso no le ha frenado a la hora de seguir colocando coches-bomba y atentar de forma indiscriminada. Además, si fueran errores, se arrepentirían de ellos, cosa que no hace esta banda de alimañas. No hay que olvidar, por ejemplo, que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado interceptaron una carta a los etarras en enero de 1992, en la que decían que "la vida de uno de nuestros luchadores vale cien veces más que la de un hijo de un txakurra". Dos meses después, el 23 de marzo de 1992, asesinaron a Juan José Carrasco Guerrero, mediante una bomba lapa puesta en el coche de su padre, el coronel en la reserva Félix Carrasco Pérez-Machado. No les importó en absoluto matar al hijo del que, al parecer, era su objetivo inicial.
Carmen Carballo, por su parte, contó que cuatro meses después del asesinato de José Maríaapareció una carta de ETA en el buzón de su casa de San Vicente de Alcántara dirigida a nombre del chaval. En ella la banda asesina afirmaba que el niño había muerto por error, porque la bomba no era para él. "Pero no se arrepentían", puntualizó la madre.
Por este atentado fueron condenados en 1986 Francisco Fernando Martín Robles, Jon Aguirre Aguiriano y Jesús María Zabarte Arregui, el carnicero de Mondragón. En 1988 fue condenado por los mismos hechos José Gabriel Urizar Murgoitio.
Fernando García López, de 12 años, era natural de Corrales del Vino (Zamora). Ingresó en estado grave en la sección de cuidados intensivos de la residencia sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu, de la capital donostiarra, donde el equipo médico que le atendió calificó su estado de grave. El parte facultativo señalaba que Fernando García López sufría traumatismo facial y torácico, congraves lesiones en los ojos (traumatismo ocular bilateral con estallido) y en el pulmón izquierdo. El periodista de El País que informó del atentado escribió al día siguiente: "Se da por seguro que Fernando perderá los dos ojos". Y así fue. Fernando quedó ciego desde los 12 años. En Contra el olvido (2000) Cristina Cuesta recogió el testimonio de este chaval que lo último que vio en su vida fue morir a su amigo: "No perdí el conocimiento en ningún momento: me quedé de pie y ciego. No veía nada, enseguida oí a mi padre, pero no me enteraba de nada. Llegó la ambulancia y me llevaron al hospital, me durmieron y me operaron".
José María Piris Carballo, de 13 años de edad, era natural de San Vicente de Alcántara (Cáceres). Su familia, formada en ese momento por el matrimonio y tres hijos, al que posteriormente se añadiría un cuarto, había emigrado al País Vasco siete años antes del atentado, cuando su padre encontró un buen trabajo en la empresa Forjas de Azcoitia. Tras el asesinato de José María,abandonaron Guipúzcoa y regresaron a San Vicente de Alcántara.

Stephen Pan

American Gallery.


A Moment In Light
Symphony
Toe Shoes
Veranda
Summer Melody
Frolic
Satin Sheet
Ready To Shine
Etoile
Delilah

Proyecto y construcción de los Teatros del Canal

Artículo completo en la revista Hormigón y Acero. (ACHE).







Resumen:


Se describe el proyecto y construcción de la estructura del Centro de Artes Escénicas de la Comunidad de Madrid, Teatros del Canal, del arquitecto Juan Navarro Baldeweg. Esta estructura se compone de tres edificios: dos teatros y un centro coreográfico con estructuras de hormigón armado y pretensado, metálicas y mixtas. Los edificios se caracterizan por tener su estructura colgada de las zonas superiores mediante pantallas y losas en voladizo, de hormigón pretensado, de hasta 18 m. El proyecto de una estructura evolutiva de esta magnitud lleva aparejado la utilización de sistemas especiales de análisis que, igualmente, se describen a continuación.


Palabras clave: teatro, hormigón pretensado, pantallas, estructura colgada, estructura mixta, fachada,  postproceso.

Carbón en Europa

Antón Uriarte.



En el colegio antes nos enseñaban con cierto énfasis los diferentes tipos de carbón: turba, lignito, hulla y antracita. De menos a más según su poder calorífico.

Ya no sé si se seguirá usando dicha tipología. De todas maneras, me imagino que ahora los profesores, para no herir la sensibilidad ecológica de los estudiantes, dedicarán la clase completa a las renovables.

Leo en internet una interesante conferencia de Brian Ricketts sobre el carbón en Europa. Extraigo tres diapositivas y las comento :

1


Mapa de la producción nacional de lignito, hulla y antracita en Europa, y de las importaciones

Alemania sigue siendo el primer productor mundial de lignito (brown coal): 170 millones de toneladas en el año 2010 y un 3% más en el 2011. Con lignito autóctono, produce el 25 % de su electricidad. De los otros tipos de carbón de mayor dureza (hard coal), la hulla y la antracita, que importa, produce casi otro 20 %.

En total las minas de carbón en Europa producen 396 millones de toneladas de lignito y 133 millones de toneladas de hulla y antracita. Se importan 188 millones de toneladas de hulla y antracita.

...

2.

Aunque para muchos periodistas lo políticamente correcto es escandalizarse con las ayudas al carbón, la verdad es que, si se las compara con las ayudas a otros sectores económicos, las subvenciones al carbón no son tan escandalosas.

Leo hoy que en España las ayudas destinadas a ayudar a unas cuantas centrales térmicas a consumir carbón español fueron de unos 400 millones de euros en el 2011. Esos 400 millones representan menos del 1 % de la factura eléctrica.

3.


Porcentaje del carbón en la producción eléctrica de España, 2004- 2011.

La decadencia económica de España de estos últimos años ha venido acompañada de una pendiente cuesta abajo de la utilización del carbón como fuente de electricidad.

Hasta el reciente año 2007, el carbón era la principal fuente de electricidad en España.

En el año 2008 entró en vigor la fase seria del Protocolo de Kioto con el comercio de cuotas de CO2, lo que hizo, o por lo menos ayudó, a que las compañías elécricas prefirieran sacarse un dinero vendiendo las cuotas que les habían sido atribuídas que el utilizarlas quemando carbón.

Afortunadamente las cosas están cambiando. El precio de las cuotas de CO2 está ahora bajo y el Protocolo de Kioto, agonizante. Es posible que en este 2012 el carbón, nacional y de importación, que ya se ha recuperado mucho en el 2011, vuelva a ser la principal fuente de electricidad en España.


Estados Unidos: well but not out of the woods... yet

Xavier Sala i Martín.

La economía norteamericana parece haber salido de la UVI en la que entró en setiembre de 2008 cuando, después de casi un año de recesión, se vio el borde del abismo con el colapso del sector financiero y la desaparición de Lehman Brothers.
Ahora, primer trimestre de 2012, parece que las tasas de crecimiento son positivas, la economía ha creado más de 100.000 puesto de trabajo al mes durante nueve meses consecutivos y más de 250.000 empleos en los últimos 4. Los inversores vuelven a la bolsa y ésta ha recuperado los niveles de mayo de 2008 y va camino de alcanzar los valores que tenía antes de la crisis, en el último trimestre de 2007. El optimismo parece que ha vuelto a los Estados Unidos. Todo esto es una muy buena noticia para Barack Obama porque la historia demuestra que si la economía no está en recesión durante los seis meses antes de las elecciones, el inquilino de la Casa Blanca siempre sale reelegido.
La pregunta es: ¿Están fuera de peligro los Estados Unidos? La respuesta es NO. Existen riesgos que pueden comportar una recaída. Yo distinguiría cuatro riesgos.
Primero, estamos en año electoral. Y por lo tanto, los demócratas de Obama han diseñado una política fiscal con el objetivo de que el crecimiento sea positivo en 2012... pero cuyos efectos se van acabar justo después de las elecciones. En este sentido, algunos de los gastos se acabarán a final de año (por ejemplo, la extensión del subsidio de paro que se aprobó el año pasado expira en 2012 y muy probablemente no se renovará) y algunos de los recortes impositivos temporales también expiran justo después de las elecciones de Noviembre (por ejemplo, los descuentos impositivos por depreciación de inversiones). Cuando esta fiesta fiscal se acabe, los EEUU se van a encontrar con un déficit extravagante y el stock de deuda más grande que jamás ha visto el hombre. Para corregir esa situación insostenible, los recortes de gasto y los aumentos de impuestos que hoy viven los europeos, deberán ser implementados en el nuevo continente, y ese “fiscal drag” puede arrastrar a los Estados Unidos hacia una nueva crisis.
Segundo, el precio del petróleo sigue subiendo. Esta vez la explicación no es ni un aumento generalizado de la demanda que viene de China y los países emergentes, como pasó en 2008, (éstos parece que ya no crecen tanto como solían) ni una reducción de la oferta (ni causada por política del cartel de la OPEP, como 1973-75, ni causada por guerras como la de Iran en 1979). Parece que la razón ahora es la percepción de riesgo de guerra entre Israel e Irán, por culpa del programa nuclear de este último. Los Estados Unidos, y por lo tanto, el mundo entero, está pendiente de las locuras de Ahmadinejad y la más que probable reacción violenta del estado Hebreo. Yo no tengo información de primera mano pero estoy seguro de que los EEUU están haciendo toda la presión posible a Israel para que no ataque a Iran hasta después de las elecciones de Noviembre. La incertidumbre, pues, seguirá unos meses más y los precios del petróleo seguirán perjudicando las economías de todo el mundo. La americana incluida.
El tercer motivo de preocupación es la creciente evidencia que la “leve desaceleración” (© JL Rodríguez Zapatero) de China se parece cada vez más a un aterrizaje forzoso (“hard landing”) resultado de la explosión de una burbuja inmobiliaria como la de la España que a una simple reducción del ritmo de crecimiento. A la explosión de la burbuja se suma el fin del programa fiscal que el gobierno de China llevó a cabo en 2008, para substituir la caída de la demanda exterior debido a la crisis financiera internacional. Como casi todos los programas de gasto púbico llevados a cabo con las prisas de una recesión, éste programa ha dado lugar a una estratosférica cantidad de monumentos a la inutilidad pública que no llevan a ninguna parte: una vez se acaba el gasto, no queda nada de provecho. Una excesiva “desaceleración” China tendría consecuencias sobre la economía norteamericana, no sólo por la reducción de demanda sino por la desaparición de una fuente de financiación que permite a los Estados Unidos financiar sus déficits fiscales a tipos de interés reducidos.
Y finalmente, ¿cómo no?, Europa. La paz que el BCE “compró” en diciembre con su programa LTRO (Long Term Refinancing Operations) parece que está llegando a su fin, y los nervios vuelven a aflorar en países periféricos como Portugal o, sobre todo, España. Una caída catastrófica del euro tendría consecuencias devastadoras para todo el mundo. También para los Estados Unidos.
Resumiendo, la economía norteamericana está dando señales positivas y todos nos debemos alegrar por ello. Sin embargo, todavía es temprano para cantar victoria. Debemos seguir estando alerta porque si los Estados Unidos salen del pozo, pueden arrastrar al resto del mundo. Por el contrario, si vuelven a estornudar, al resto del mundo le va a coger un resfriado. Y a los que, como España, ya estén resfriados, les puede coger una letal pulmonía.

China: America's Third Largest and Fastest Growing (By Far) Export Market, 2000-2011

Mark Perry.






















Some highlights from the U.S.-China Business Council's recently released report "U.S. Exports to China: 2000-2011":

1. China is now the third-largest U.S. export market, and U.S. exports to China continue to expand rapidly. As a buyer of U.S. goods, China ranks behind only Canada and Mexico—two immediate neighbors with whom the United States has a regional free-trade agreement (see top chart above).

2. Between 2000 and 2011, total U.S. exports to China rose 542 percent, from $16.2 billion to $103.9 billion. Total U.S. exports to the rest of the world increased only 80 percent during this period (see bottom chart above).

3. Top exports to China in 2011 included agricultural products ($14.7 billion), computers and electronics ($13.7 billion), chemicals ($13.6 billion), and transportation equipment, primarily aerospace and autos ($13.2 billion).

4. The nearly $88 billion increase in exports to China during 2000–11 exceeded the increase to every other market for U.S. goods and farm products, with the exception of Canada. U.S. exports to Canada rose $102 billion over the same period, while U.S. exports to Mexico rose $86 billion. Brazil was a distant fourth with just a $28 billion increase in purchases of US products.

5. Thirty states now count China as one of their top three export markets and 25 states exported more than $1 billion to China in 2010, with export categories reflecting a broad range of products. The list of top 15 state exporters to China in 2011 includes states not usually thought of as benefiting from trade with China: Michigan, New York, North Carolina, Ohio, Pennsylvania, and South Carolina.

Related: Bloomberg Businessweek article "China's Surprising U.S. Buying Spree"