Revelan desgarrador infierno en conocida cárcel cubana

Juan Tamayo.


Un lavamanos en una de las prisiones del Combinado del Este.



Diez videos sacados de manera clandestina de la prisión más grande y de peor reputación de Cuba, en una operación inusualmente osada por parte de una disidente, muestran inodoros sucios, paredes mugrientas, filtración de aguas residuales y una comida descrita como peor que la “comida para animales”.
“Muestren este video a la comunidad internacional, cómo esta dictadura miserable comete barbaridades contra la humanidad”, afirma el narrador principal del video, un ciudadano de la India que está cumpliendo una sentencia de 30 años en la prisión de alta seguridad de La Habana conocida como el Combinado del Este.
La disidente de La Habana Dania Virgen García, quien escribe el blog “Cuba por Dentro”, indicó que los videos fueron grabados a fines de enero con una cámara digital colada de contrabando en la cárcel “para que todos vean la realidad de Cuba”. Fueron entregados exclusivamente a El Nuevo Herald.
Los videos, que mostraron además a varios presos, incluyendo un ciudadano estadounidense que se queja de las condiciones de la prisión, parecen haber sido los primeros que se hayan salido de contrabando de las más de 200 cárceles de Cuba.
El activista de los derechos humanos Elizardo Sánchez Santa Cruz declaró que la cárcel es “una de las peores en cuanto a condiciones higiénicas sanitarias” en un sistema marcado por “condiciones infrahumanas y degradantes”, que está entre los peores de América Latina porque Cuba es el único país en esta región que no permite que el Comité Internacional de la Cruz Roja inspeccione sus prisiones.
Construido por presos en 1975 con materiales de construcción deficientes, la mayor cárcel de Cuba, cuya población se estima en alrededor de 5,000 presos, tiene muchas tuberías rotas que expulsan aguas negras, declaró Sánchez Santa Cruz, quien pasó casi tres años en el Combinado del Este.
Los videos muestran una serie de inodoros en un estado de inmundicia casi inimaginable, poco más que hoyos en el piso de las celdas de los prisioneros. Muchas de las cárceles tienen las paredes tan mohosas a causa de la filtración de aguas albañales y corriente que aparecen casi negras.
En una de las grabaciones, un preso usa en su celda un tanque plástico azul de 55 galones para recoger el agua que se filtra y usarla para descargar el inodoro y bañarse. El reo improvisó un cable eléctrico para calentar un cubo de agua de cinco galones para su aseo.
También se muestran un par de celdas de castigo vacías con capacidad para seis hombres, conocidas como “tapiadas” porque sus puertas son de acero sólido en lugar de barras y no tienen ventanas, sólo una hilera de ranuras de alrededor de dos pulgadas de ancho y dos pies de alto.
Varios escenas muestran un patio descrito como “más sucio que el piso de un gallinero” y salpicado de trozos de mampostería caídos de las celdas circundantes. Un narrador asegura que se permite salir a los presos solamente una hora de lunes a viernes.
El hospital de la cárcel, el cual solamente es mostrado desde afuera, no tiene medicinas en absoluto y es conocido como “el matadero”, afirmó Dalvinder Singh Jagpal, quien parece haber sido el camarógrafo y narrador principal.
Singh describe a Fidel y Raúl Castro en varios de las tomas como “peores que Al Qaida” y agrega: “Son antihumanos. Son monstruos”.
Los videos mostraron además a varios presos, incluyendo a uno con trenzas largas que habla solo sin parar. “Este hombre está completamente loco”, comentó el narrador. “Entró sano y salvo y esta dictadura miserable le arruinó la vida”.
Se ve también a un ciudadano estadounidense que se identificó a sí mismo como Douglas Moore y dijo que estaba preso desde el 2003 convicto por drogas, caminando despacio con un bastón, mostrando moretones en su pierna izquierda y calificando de “infrahumanas” las condiciones de la cárcel y la comida “no apta para seres humanos”.
Como estadounidense, aseguró, los carceleros lo han “escogido para el abuso, y no puedo contar todas las veces que me han encadenado de manos y pies y me han apaleado sin piedad, y luego robado mis escasas pertenencias”.
“En Cuba no hay justicia bajo el régimen de Fidel y Raúl Castro”, subrayó Moore. “Los hermanos marxistas [a diferencia de los hermanos Marx] no son graciosos”.
Otro video muestra a Marcos Damián Rafael Fernández, un cubano que no tiene manos. García dijo que las perdió en el 2000 cuando, tratando de colarse en la base naval estadounidense de Guantánamo, tropezó con una mina terrestre. El recluso come con una cuchara atada a un brazalete hecho a mano.
El más conversador de los presos mostrados en los videos es Singh, quien cuenta que fue sentenciado a 10 años de cárcel en el 2002 por corrupción de menores, y 10 meses después a otros 20 años por un cargo de drogas. Niega ambos cargos.
Encerrado en un ala reservada para extranjeros, criticó a un preso cubanoamericano cuyo nombre es ininteligible por ser un “delincuente de pacotilla que colabora con la Seguridad del Estado”, y maldijo a los hermanos Castro en un español matizado por un fuerte acento.
Singh también se queja mucho de la comida, que compara con pienso para animales. El desayuno es un pedazo de pan, y la otra comida diaria, añadió, es otro pedazo de pan y un plato de arroz con huevos fritos o “picadillo” elaborado exclusivamente a base de soya.
Los presos no reciben frutas ni vegetales, aseguró, pero pueden comprar alimentos adicionales a precios abusivos --una caja de hojuelas de maíz cuesta $8-- que requieren que sus familiares en la India le envíen dinero y convierten las cárceles cubanas en “una industria recaudadora de divisas”.
Los guardias entregan a cada preso dos jabones por mes y un tubo de pasta dental cada tres meses, añadió Singh.
John Alexander Serrano, de 31 años, un colombiano preso por cargos de droga que también niega, afirmó que había llegado al Combinado del Este del “centro de torturas” conocido como 100 y Aldabó, una instalación para interrogatorios policiales ubicada en esa dirección de La Habana.
Cuatro presos fueron hacinados en una celda de apenas tres pies por nueve --relató--, y sólo se les permitía salir 10 minutos cada tres días. Serrano agregó que planeaba declararse en huelga de hambre y llevaba una camiseta blanca con las palabras “Libertad o muerte”.
Dania Virgen García declaró que estaba al tanto de los riesgos de entrar la cámara de contrabando a la cárcel y sacar sus tarjetas de memoria. En el 2010, su labor disidente le valió una condena de 20 meses de cárcel por una pelea sin importancia con una hija. Tras apelar, la sentencia fue reducida a una multa de $13.
Los presos dejaron de grabar a principios de marzo porque la cámara se rompió --explicó--, y porque los guardias escucharon que se habían grabado videos.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/03/14/v-fullstory/1152488/videos-revelan-infierno-en-carceles.html#storylink=cpy

Visual 23

Más aquí.





















Antarctica Ship Offload Time-Lapse 2012



La supervivencia y los programas científicos de la estación antártica de McMurdo depende de que le puedan llegar los suministros. A finales del año pasado el muelle de madera de la estación se dañó durante una tormenta y quedó inservible. Antes de que llegara el carguero que provee de suministros a la estación para el resto del año, el programa antártico estadounidense recibió laayuda de la Marina de EEUU cuyos ingenieros ayudaron a construir un nuevo muelle en tiempo récord. Este vídeo en timelapse es un precioso resumen de las operaciones.


Entrevista a Xavier Sala i Martín

David Leonor.

P.- Las perspectivas de diferentes organismos internacionales y nacionales apuntan a un nuevo periodo de recesión de la economía española, ¿su análisis de la situación económica coincide con estos pronósticos? ¿Cuáles son los males de la economía española?

Xavier Sala i Martin.- 
El trabajo de los economistas no es pronosticar el futuro sino, como los médicos, diagnosticar los problemas. Y el problema de España es que el boom inmobiliario generó una bonanza que permitió esconder los problemas estructurales que padecía. En particular, permitió esconder una falta patológica de competitividad. Una vez desaparecido el sector inmobiliario-construcción, ¿exactamente con qué productos es capaz de competir España a nivel internacional? ¿De qué ventajas disfruta España respecto de los demás países del mundo? La respuesta es: ¡casi ninguna! Ese es el problema y eso es lo que hay que solucionar.


P.- ¿Cuándo cree que comenzaremos a ver la salida de la crisis y qué fórmulas cree que pueden sacarnos de ella?

Xavier Sala i Martin.-
 El cuándo, no lo sé. Ya lo he dicho. Sobre las fórmulas, pues lógicamente si el diagnóstico es que no hay competitividad, la solución es aumentar la competitividad, es decir, hay que conseguir que los trabajadores y las empresas españoles sean mucho más productivos. Para ello hay que hacer muchas cosas. Una de ellas es reformar (“revolucionar”, diría yo) el sistema educativo. Claramente, con un 46% de paro juvenil, no estamos dando a nuestros jóvenes lo que se necesita para competir en un mundo globalizado y tecnificado. Otra cosa que hay que hacer es modernizar las empresas para adoptar lo que ya son realidades tecnológicas utilizadas por las empresas líderes en el mundo en todos los sectores: tecnologías informáticas, de comunicación, de gestión inteligente de datos, redes sociales, inteligencia empresarial, etc. No estoy hablando de inventar. ¡Todo eso ya está inventado! Estoy hablando de adaptar todas esas tecnologías que ya existen al negocio de cada uno, por más tradicional que el negocio de uno sea. 


Tercero, hay que entender que para sobrevivir en un mundo globalizado, ¡no se puede competir haciendo las cosas más baratas que las demás! Ningún restaurante se va a hacer rico haciendo menús más baratos que los demás. Los que tengan éxito van a tener que hacer cosas distintas a los demás. Y distintas quiere decir nuevas, es decir, hay que innovar en todas las empresas, todos los sectores y todos los países. Para ello, también se requieren cambios profundos a todos los niveles. Desde la concepción de la empresa, hasta la facilidad de implementar nuevas ideas (en España hay un exceso de regulación), hasta poder financiar nuevas ideas (el sistema financiero español se dedica demasiado a las hipotecas y al sector inmobiliario y demasiado poco a la financiación de ideas nuevas en todos los sectores). Resumiendo, se necesita hacer un cambio radical en todos los ámbitos, en todos los sectores, en todos los aspectos de la economía española.


UTILIZAR LAS TECNOLOGÍAS DE MANERA EFICIENTE
P.- ¿Considera, como así reivindica el sector asegurador, que España tiene un problema de falta de ahorro a largo plazo? ¿Esta es, hoy día, una prioridad para nuestra economía? ¿Qué se puede hace para impulsar el ahorro de cara a la jubilación?

Xavier Sala i Martin.-
 La cantidad de dinero que ahorren las familias no es una variable que controle ni el Gobierno ni las empresas aseguradoras. El negocio de las aseguradoras no va a venir de intentar pensar cómo se puede hacer que la gente ahorre más sino de cómo gestionar mejor los ahorros que deciden libremente las familias. 


Para ello, el sector tendrá que hacer cosas nuevas (innovar) como los demás sectores y tendrá que utilizar las tecnologías existentes de manera más eficiente. Por ejemplo, tendrá que gestionar mejor los datos existentes sobre manejo de riesgos o gestión de activos; tendrá que inventar modelos de evaluación más sofisticados y más acordes con la realidad informática y tecnológica del siglo XXI; tendrá que aprender a vivir en un mundo donde los ciudadanos se pasan horas en Facebook, se comunican por Twitter o buscan información en Google (y tendrá que aprender a hacer negocios en ese entorno); tendrá que aprender a segmentar mercados utilizando inteligentemente la información del mismo modo que Google segmenta mercados publicitarios utilizando brillantemente los rastros que los clientes dejan al hacer búsquedas por internet; tendrá que aprender a adaptarse a los rápidos cambios en la biotecnología a medida que esos cambios implican variaciones radicales en la evaluación y la valuación de riesgos a todos los niveles. 
En definitiva, el mundo de los seguros no es distinto a los otros sectores de la economía: para sobrevivir hay que innovar adaptándose al entorno cambiante y hay que adaptar las mejores tecnologías disponibles a las particularidades de cada sector.  


El decreto del alba

Arcadi Espada.



He leído en la web del gobierno vasco el borrador del Decreto de declaración y reparación integral de las víctimas de sufrimientos injustos como consecuencia de la vulneración de sus derechos humanos producida en la comunidad autónoma vasca entre los años 1968 y 1978 en el contexto de la violencia de motivación política vivida. Uf. «Reparación integral», dice, este sombrío bullshit. La intención es reconocer e indemnizar a las víctimas de acciones policiales o parapoliciales ilegítimas. Dinero y verdad. Tengo la impresión de que el decreto abarcará conductas morales muy distintas; para juzgar eso, sin embargo, habrá que esperar a que los relatos estén escritos. Lo que por el momento me parece puramente sensacional es el ámbito cronológico que el decreto establece. En primer lugar porque es probable que a partir de 1978 haya víctimas de sufrimientos injustos a causa de la violencia de motivación política vivida cuyas peripecias no estén recogidas en los grandes relatos de dinero y verdad tipo Gal. Pero lo que resulta en verdad estupefaciente es el año 1968 elegido de arranque. Como se sabe, en nuestro 68 no hubo playas debajo de los adoquines ni reparto de love pilule: fue el año del nacimiento de ETA, es decir, de su primer asesinato. Ahora viene el gobierno vasco a decir, mediante una asombrosa pirueta, que ese nacimiento funda una determinada legitimidad.
Si este decreto acaba aprobándose en su redacción actual, las víctimas del Estado franquista anteriores a ETA van a tener una consideración distinta: solo a partir del desarrollo del terrorismo podrá hablarse de víctimas declaradas y reparadas. ¡Tuvo que venir ETA a ilegitimizar los métodos franquistas! Nunca sospeché que la equidistancia pudiera aplicarse de un modo tan retorcido. Aunque bien es verdad que a partir de esta consideración el otro límite, el de 1978, adquiere su sentido pleno: lo que en realidad está diciendo el gobierno vasco es que hasta 1978 hubo un terrorismo y luego hubo otro. Y es mucho decir.
En 1961 el empresario Javier Batarrita murió al ser tiroteado por la policía, que lo confundió con un activista. Pero según el decreto que prepara el gobierno de Patxi López no podrá ser declarado víctima de «sufrimientos injustos». Aún no se había abierto, legítima, oficialmente, el alba de sangre. Batarrita murió de un modo vulgar. Sólo por causa de Franco. Ceniza sin sentido. Como muchos otros sufrimientos, no sirve a este propósito socialdemócrata de situarse con elegancia equidistante entre dos dictaduras.
(El Mundo, 6 de marzo de 2012)

Vuelve el 'Made in USA'

Toni Mascaró.


En los últimos cuarenta años se han destruido más de siete millones de puestos de trabajo en el sector manufacturero norteamericano. En el mismo periodo, la producción manufacturera en China ha aumentado un 6.257%. Ante datos como estos, suele asegurarse que la producción industrial en Estados Unidos es cosa del pasado. Sin embargo, Estados Unidos sigue siendo la mayor fábrica del mundo.

Según datos de las Naciones Unidas, en 2010 (el último año del que se disponen datos fiables), el país con mayor producción industrial volvió a ser Estados Unidos, con un19,6% del total mundial. China recortó distancias a gran velocidad consiguiendo el segundo puesto con un 14,8%. Pero la producción de Estados Unidos fue mayor que la de los cuatro siguientes juntos (del tercero al sexto): Japón, Alemania, Reino Unido e Italia. O lo que es lo mismo, una producción equivalente a los once siguientes juntos (del séptimo al decimoséptimo): Corea, Francia, Canadá, Méjico, India, Rusia, Brasil, España, Australia, Turquía e Indonesia.
El mayor productor del mundo, famoso por no producir nada
A pesar de que los principales organismos internacionales constatan año tras año la superioridad industrial norteamericana, en la opinión pública ha arraigado la idea de que Estados Unidos prácticamente ya no tiene sector industrial.
Recientemente, el millonario Donald Trump insistía en una entrevista concedida a la CNN: "Sabe usted, nosotros ya no fabricamos nada en este país", asegura. "Ofrecemos asistencia médica, realizamos muchos servicios. Pero el servicio grande es la producción manufacturera. Todo se fabrica en China, en su mayor parte". Por este y otros motivos, aseguró: "Mire, conozco a mucha gente en China; ellos piensan que somos los hijos de perra más tontos del mundo, ¿vale?".
Pero la realidad es bien distinta: en las últimas cuatro décadas raro ha sido el año en que la producción industrial norteamericana no haya aumentado. Y se ha mantenido siempre muy por encima de todos sus competidores. Estados Unidos fabrica anualmente productos por valor de más de dos billones de dólares, más del doble que en 1970.
Si el sector manufacturero norteamericano fuese un país independiente, sería la sexta economía del mundo, justo por detrás del PIB de Francia y superando el de Reino Unido, Italia o Brasil. Actualmente este sector constituye el 60% de las exportaciones norteamericanas, frente al 30% del sector servicios. Es más, a diferencia de los demás países industrializados, el sector industrial de EEUU no se ha estancado sino que sigue con su crecimiento anual promedio en torno al 2%.
Es cierto que China ha aumentado muchísimo su producción, reduciendo con ello el porcentaje de Estados Unidos sobre el total mundial. Sin embargo, esta reducción en términos relativos de la producción norteamericana no ha sido tan enorme como pueda pensarse. Si hoy en día representa casi el 20%, hace cuarenta años alcanzaba el 25%.
Cuestión de productividad
En noviembre de 1943, en plena Segunda Guerra Mundial, el porcentaje de trabajadores norteamericanos que se dedicaban a la producción industrial alcanzó su máximo, con un 38,75%. Desde entonces, se ha ido reduciendo paulatinamente hasta quedar por debajo del 9% en 2009. Desde que la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) empezó a recoger estos datos en 1939, jamás se había registrado un porcentaje menor.
Lo que ha sucedido es que a medida que la productividad aumentaba en el sector, la reducción de trabajadores quedaba más que compensada por el aumento de su productividad. Así, si un trabajador industrial en 1970 producía al año bienes por valor de 44.570 (en dólares de 2005), en 2010 producía 123.968, prácticamente el triple.
La des-deslocalización
Sin embargo, el temido competidor chino no destaca tanto en competitividad, con lo que siguen existiendo oportunidades para generar nuevos empleos industriales en Estados Unidos. Recientemente, tres fabricantes de automóviles norteamericanos, Ford, General Motors y Chrysler, han anunciado que van a contratar 33.000 trabajadores. Esta noticia se ha producido después de queToyota anunciara que fabricará coches en Estados Unidos para venderlos en Corea del Sur.
Casos como estos se están propagando por toda la geografía de Estados unidos: Element Electronicsha anunciado la apertura en Michigan de la primera fábrica de televisores de capital norteamericano desde que Zenith fue vendida a LG Electronics; el fabricante japonés de neumáticos Bridgestone Corp.invertirá 1.100 millones de dólares en la ampliación de una fábrica que posee actualmente en el estado de Carolina del Sur; Coleman Co., por su parte, traslada su producción de China a Wichita (Kansas) en lo que llaman "reshoring" en oposición al "off-shoring" (deslocalización), hasta ahora tan de moda; lo mismo está haciendo el fabricante de auriculares de alta calidad Sleek Audio, cerrando sus instalaciones productivas en China para abrir en el condado de Manatee (Florida); planes similares han anunciado Whirlpool y Horton Archery, entre otros.
Diversos bancos del Sistema de la Reserva Federal han ido registrando este aumento de la producción manufacturera en diversas regiones, como TejasVirginia y las Carolinas, y el Décimo Distrito, que incluye Kansas, Colorado, Nebraska, Oklahoma, Wyoming, parte de Nuevo Méjico y Missouri.
Así lo comentó el presidente de la FED, Ben Bernanke, en su reciente comparecencia ante el Comité de Servicios Financieros: "La producción industrial ha aumentado un 15% desde que la recesión tocó fondo y ha registrado sólidos incrementos desde mediados del año pasado, apoyada por la recuperación en las cadenas de suministros de vehículos a motor y los continuos aumentos en las inversiones empresariales y exportaciones".
El año pasado, el Boston Consulting Group publicó un informe titulado Made in America, Again. Why Manufacturing Will Return to the US (Fabricado en América. Por qué la producción manufacturera regresará a los Estados unidos). En él se estima que en 2015 la ventaja china de costes bajísimos habrá quedado prácticamente compensada por una combinación de diversos factores, a saber: el rápido crecimiento de los salarios en China, la mayor productividad en Estados Unidos, el tipo de cambio, los costes de fletes y de energía y los controles de calidad en China.
A principios de marzo, los autores del informe han reafirmado sus predicciones haciendo hincapié en que algunos sectores se verán más favorecidos que otros: el automovilístico, electrodomésticos, muebles, productos de plástico y goma, maquinaria, productos de metal y electrónica. Y un aviso a navegantes chinos: "Estos siete sectores, actualmente, constituyen casi dos tercios de los más de 325.000 millones de dólares de importaciones norteamericanas procedentes de China". Consideran que de mantenerse la tendencia, Estados Unidos podría crear hasta tres millones de nuevos puestos de trabajo en la industria y sectores auxiliares, reduciendo el desempleo en un punto porcentual y aumentando el PIB en 100.000 millones de dólares.
Otro dato a favor de los Estados Unidos es que el precio del metro cuadrado en muchas regiones es mucho más asequible que en las zonas de mayor industrialización china. Se ahorran así costes inmobiliarios y de transporte, manteniendo la producción cerca de los consumidores norteamericanos. Según un informe de Cushman & Wakefield, la ocupación de locales industriales "ha vuelto a niveles que no se veían desde antes de la recesión de 2008-09".
Tres motivos para el mito
El hayekiano profesor de economía Donald Boudreaux considera que el mito de la decadencia industrial norteamericana se basa en tres motivos.
El primer motivo sería que, si bien la producción industrial crece en términos absolutos, su peso en términos porcentuales sobre el PIB total de la nación se ha ido reduciendo en beneficio del creciente sector de servicios.
El segundo motivo que apunta Boudreaux tiene que ver con el tipo de productos que se fabrican en Estados Unidos. A excepción de los alimentos, bebidas y productos farmacéuticos, la mayor parte de esta producción no son artículos que uno pueda encontrarse en las estanterías del supermercado. La industria norteamericana produce muchos productos intermedios y máquinas, que son usadas en otros países para ensamblar el producto final. Así, el logo "fabricado en India" puede llevar a error, pues esconde la larga cadena de procesos productivos necesarios para producir incluso los objetos más simples.
Finalmente, Don Boudreaux hace referencia a la pérdida de puestos de trabajo del sector, lo que ha generado la sensación de que la industria desaparecía cuando, en realidad, lo que hacía era producir con tanta eficiencia que, cada vez, necesitaba menos trabajadores, no ya para producir lo mismo sino, incluso, para producir más.

Opositores amotinados en varias iglesias de Cuba

CubaNet.

LA HABANA, Cuba, marzo (Aini Martín Valero, Joel Lázaro Carbonell, agencias) www.cubanet.org – Varios miembros del ilegal  Partido Republicano de Cuba (PRC) tomaron desde el martes varias iglesias diversas ciudades de la isla con el fin de llamar la atención para que el papa Benedicto XVI  se reúna con la oposición durante su visita a Cuba el próximo  26 de marzo.
Según reportes de Martí Noticias, los opositores ocupan en este momento la Iglesia de La Caridad, en La Habana; la Iglesia San Isidoro, en Holguín; la Iglesia San Jerónimo, en Las Tunas, así como otras dos iglesias en Santiago de Cuba y Pinar del Río.
Vladimir Calederón Frías, presidente del PRC, declaró que algunos representantes del cardenal Jaime Ortega Alamino han hecho contacto con ellos y que “hemos tenido algunos altercados. Ellos nos amenazaron con que iba a venir la policía y nos iba a sacar a la fuerza con la policía política”.
“Queremos un nuevo Gobierno, queremos nuestros derechos (…) exigimos la libertad sin condiciones de los presos políticos, que cese la represión a opositores al régimen, aumento de los salarios y pensiones a retirados acorde con el costo de la vida actual”, son algunas de las demandas que exige la organización opositora, que reprodujo Martí Noticias.
“Ahí están, han presentado una carta a la Iglesia y están esperando respuesta. Ya saldrán” (en algún momento), dijo a la Agencia France Presse el sacerdote Roberto Betancourt, párroco de la Basílica Menor de Nuestra Señora de la Caridad, en Centro Habana.
Los activistas del  PRC que están dentro de la iglesia en la capital cubana son:
Josiel Díaz Piloto, Emilio Torres Pérez, Miguel López Santos, Orlando Corzo González, Pastor Pérez Sánchez, Ferd Calderón Muñoz, Roniel Valentín Aguillón y Vladimir Calderón Frías. Junto a ellos se encuentran las integrantes de la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR), Yenifer de La Caridad Hernández Piloto, Deixis Ponce Arencibia, Yudit Ferrer Segura, Madelaine Caraballo Betancourt y Niola Araujo.
Julio Beltrán Iglesias, Director Provincial del PRC en La Habana y además el Director de Ética a Nivel Nacional de esa organización, dijo que los amotinados en la Iglesia de la Caridad están realizando la protesta para que el Benedicto XVI dialogue con la oposición y para que cese la represión contra la oposición.
El monseñor Suarez Polcarí habló con los amotinados, pero hasta el momento no se ha llegado a un acuerdo. Se supo que los activistas continuaban  dentro del recinto santuario en la tarde del miércoles  y  que este permanece rodeado por la Seguridad del Estado y por miembros de la Policía Nacional Revolucionaria.
Se ha intentado contactar a algunas de las personas en el interior la Iglesia de la Caridad en La Habana, pero al parecer sus teléfonos celulares  fueron bloqueados.