Héroes, 30 de enero: José Fernando Artola Goicoechea, Manuel Rivera Sánchez, Ángel José Ramos Saavedra, Ignacio Pérez Álvarez, Eugenio Olaciregi Borda, Alberto Jiménez Becerril y Ascensión García Ortiz


El 30 de enero es un día en el que muchas familias tienen que recordar a sus seres queridos. Ese día fueron asesinados el representante de comercio José Fernando Artola Goicoechea (1979); el comandante Manuel Rivera Sánchez y el conductor Ángel José Ramos Saavedra (1987); el policía nacional Ignacio Pérez Álvarez (1990); el vendedor Eugenio Olaciregi Borda (1997); y el matrimonio formado por el político popular, Alberto Jiménez Becerril y su mujer, la abogada y procuradoraAscensión García Ortiz (1998).

El martes 30 de enero de 1979 ETA asesinaba en Anzuola (Guipúzcoa) a JOSÉ FERNANDO ARTOLA GOICOECHEA.
ETA justificó el asesinato acusándolo de ser un confidente. Sin embargo fuentes policiales manifestaron que José Artola era simplemente "un hombre de derechas"pero que no era confidente de la Policía ni de la Guardia Civil.
José Fernando había sido amigo de Luis Candendo Pérez, trabajador de Altos Hornos de Vizcaya y militante de UCD, que también fue asesinado en Anzuola por ETA el 9 de noviembre de 1978. Su viuda fue una de las asistentes al funeral que se celebró el miércoles 31 de enero en la iglesia parroquial de la localidad guipuzcoana, al que asistieron unas 400 personas.
Tras recabar datos sobre José Fernando, miembros del grupo Besaide de ETA hicieron un primer intento de asesinarlo el 28 de enero, pero no lo consiguieron al no localizar a su víctima. Dos días más tarde repitieron la operación. Robaron un coche en Zumárraga, introdujeron a su propietario en el maletero y se dirigieron a Anzuola. Cuando José Fernando se dirigía andando hacia su domicilio, acompañado por un vecino, los pistoleros se pusieron a su altura y le dispararon, perforándole el hígado y el diafragma. Falleció mientras era trasladado al Centro de Urgencias de Vergara.
En diciembre de 1981 la Audiencia Nacional condenó a José Ramón Bidaburu Otaduy, Félix Bengoa Unzurrunzaga y Ramón Arzamendi Medinabeitia a 26 años de prisión por este atentado.
José Fernando Artola Goicoechea, de 54 años, era natural de Hernani. Era representante de comercio, estaba casado y tenía dos hijos.

El año 1987, año de las masacres de Hipercor en Barcelona y la casa-cuartel de Zaragoza, lo inició ETA asesinando con el método del coche-bomba a ÁNGEL JOSÉ RAMOS SAAVEDRA, conductor de un autobús de militares que se dirigía a la Academia General Militar de Zaragoza, y al comandante de Ingenieros del Ejército de Tierra MANUEL RIVERA SÁNCHEZ.
Eran las 8:00 horas del 30 de enero de 1987. Cuando el autobús llegaba a la plaza de César Augusto frente a la iglesia de San Juan de los Panetes, el coche bomba fue activado a distancia por Henri Parot, que inmediatamente emprendió la huida en un vehículo conducido por otro terrorista.

El estallido de la furgoneta-bomba, cargada con 50 kilos de Goma2 y otros tantos kilos de tornillos y tuercas, causó lesiones de diferente gravedad a decenas de militares (27) y civiles (13). Entre los heridos, cuatro lo fueron de gravedad. Varios de ellos quedaron incapacitados para ejercer su profesión y tardaron meses en recuperarse. Entre ellos, Abundio Tapia Santamaría que requirió asistencia médica durante 1.030 días y quedó incapacitado absolutamente para ejercer su profesión como militar.
Además, la onda expansiva afectó a numerosas tiendas y edificios en un área de 600 metros, entre ellos el Gobierno Civil y los Juzgados. Muchas viviendas tuvieron que desalojarse durante meses hasta que pudieron ser restauradas.
En 1993 fue condenado por este atentado Henri Parot, determinando la sentencia que fue quien estacionó y activó el mecanismo de la bomba al paso del autocar militar. En 2002 fueron condenados, como cooperadores necesarios en el atentado, Francisco Múgica Garmendia y José María Arregui Erostarbe.
Ángel José Ramos Saavedra tenía 47 años y murió en el acto. Natural de La Coruña, estaba casadoy tenía dos hijos. Fue enterrado en el cementerio de Cerdañola del Vallés (Barcelona).
El comandante Manuel Rivera Sánchez, de 45 años, era natural de Viveros (Albacete). Casado y contres hijos, ejercía como profesor en la Academia General Militar. Falleció pocas horas después de ingresar en el Hospital Clínico de Zaragoza.

El 30 de enero de 1990 es asesinado en Galdácano (Vizcaya) el policía nacional JOSÉ IGNACIO PÉREZ ÁLVAREZ. Era la primera víctima mortal de las 25 de ese año.
Un testigo presencial de los hechos explicó que el agente salía de tomar unos vinos en el bar Los Claveles, al que solía acudir diariamente. Cuando se disponía a abrir la puerta de su vehículo en torno a las 15:00 h hizo explosión una bicicleta bomba colocada junto al automóvil. El estallido del artefacto explosivo (unos diez kilos de explosivo y metralla accionados a distancia), le alcanzó de lleno y le causó la muerte en el acto. Otras dos personas resultaron heridas. La potencia de la bomba fue tal que derrumbó la pared contra la que estaba apoyada la bicicleta.
Era la primera vez que ETA recurría a la bicicleta bomba para asesinar. Once años después, el 28 de junio de 2001, ETA volvería a utilizar el mismo método para asesinar al general de Brigada Justo Oreja Pedraza en la madrileña calle de López de Hoyos.
En abril de 2006 fue entregado temporalmente por Francia, y por tercera vez, el ex dirigente de ETA Julián Achurra Egurola, alias Pototo. Fue juzgado y condenado por varios delitos, entre ellos por dar las órdenes y proporcionar el dinero y el material necesario para el secuestro de  Ortega Lara. También se le acusa de confeccionar el explosivo e instruir a los autores materiales del atentado que acabó con la vida de José Ignacio Pérez Álvarez.
José Ignacio Pérez Álvarez era natural de Villagatón (León), aunque residía en Galdácano desde hacía ocho años. Había ingresado en el Cuerpo Nacional de Policía en 1978, y estaba destinado en la comisaría de Basauri desde marzo de 1979. En el momento de su asesinato formaba parte de la sección de automoción del cuartel de Basauri, en calidad de funcionario de la Escala Básica. José Ignacio es uno de esos miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que, por antigüedad, podría haber buscado un destino más tranquilo fuera del País Vasco. Sin embargo, estaba perfectamente integrado en la sociedad vasca, ahí formó su familia y ahí vivió durante once años, hasta que unos asesinos decidieron acabar con su vida.
Tenía 39 años, estaba casado y dejaba huérfanos a tres hijos: una niña de 4 años y dos varones de 10 y 14 años.

Poco después de las 15:00 horas del jueves 30 de enero de 1997 era asesinado en San Sebastián EUGENIO OLACIREGUI BORDA. Salía de su domicilio y se disponía a acudir a su trabajo en la vecina localidad de Oyarzun. Cuando se dirigía a la parada del autobús, un pistolero se le acercó por detrás y le disparó en la nuca. Lo trasladaron urgentemente al Hospital Nuestra Señora de Aránzazu de San Sebastián, pero no pudieron hacer nada por salvarle.
La víctima trabajaba como vendedor desde hacía tres lustros en una conocida tienda de bicicletas ubicada en la Avenida de la Libertad, de San Sebastián. Hacía pocos meses que le habían trasladado al almacén que la misma empresa tiene en Oyarzun.
La banda asesina intentó justificar el asesinato de Eugenio relacionándole con la detención del terrorista Valentín Lasarte Oliden en marzo de 1996. La detención se produjo horas después de que uno de los asesinos de Gregorio Ordóñez y Fernando Múgica hubiese comprado una bicicleta en la tienda Hiper Bike Sport, en la que trabajaba Olaciregui. En su momento se informó oficialmente de que la llamada de una persona permitió a la Ertzaintza detener al etarra. Posteriormente, uno de los hermanos de Lasarte amenazó por medio de una carta a la persona que había facilitado la información y le recomendaba que se fuese del País Vasco. Sea como fuere, ETA volvió a erigirse en juez y verdugo, llegando sin ninguna base a la conclusión de que fue Eugenio quién avisó de la presencia de Lasarte en Oyarzun. Además, dentro de su siniestra estrategia, decidió que su asesinato podría servir de escarmiento para aquellos que quisieran colaborar con las fuerzas de seguridad.
Los testimonios de los vecinos, compañeros y familiares dejaron claro que Olaciregui era un hombre totalmente apolítico y volcado en su familia. "No sé cómo habrán salido las órdenes para matar a este chico, pero es una barbaridad", comentaba tras el atentado el suegro de Eugenio. Aficionado a la bicicleta y amante apasionado de la Real Sociedad, vivía en un piso pequeño y ni siquiera tenía carné de conducir.
El pasado 9 de enero Consuelo Ordóñez, hermana de Gregorio, contaba en El Mundo que Eugenio Olaciregui no tuvo nada que ver con la detención de Valentín Lasarte, cooperador necesario en el asesinato de su hermano. Y cuenta como años más tarde una persona se le acercó a Consuelo en el ascensor: "Me dijo: 'Quiero que sepas que yo fui el que delató al asesino de tu hermano; estaba comprando en el centro comercial, le vi y llamé a la Policía porque tenía cuentas pendientes con ellos (ETA)'". Como apunta Consuelo en El Mundo, Eugenio "fue confundido con alguien que no era. Fue asesinado por un fantasma".
El 15 de julio de 2004 el etarra Aitzol Gogorza Otaegui fue extraditado temporalmente, y por un periodo de seis meses, por las autoridades de Francia, donde cumple una condena de 10 años de prisión dictada el 27 de marzo de 2003 . Aitzol Gogorza, alias Femin, participó directamente en el atentado contra el funcionario de Instituciones Penitenciarias Juan José Baeza (herido grave tras ser tiroteado el 16 de abril de 1997) y dio las informaciones que facilitaron el asesinato de Eugenio Olaciregui Borda. Integrado como miembro legal en la estructura del grupo K-Donosti de ETA, tenía la misión de recopilar información sobre posibles objetivos terroristas.
Eugenio Olaciregui Borda tenía 39 años. Estaba casado con Koro Villarta y era padre de dos hijas: Ainara, de nueve años, y Maialen, de tres.

Tres semanas después del asesinato en Zarauz de José Ignacio 
Iruretagoyena, ETA volvía a atentar contra un concejal del Partido Popular. El asesinato en Sevilla el 30 de enero de 1998 del matrimonio formado por ALBERTO JIMÉNEZ BECERRIL y ASCENSIÓN GARCÍA ORTIZ causó una enorme conmoción en todos los españoles de bien. El matrimonio volvía de cenar con unos amigos cuando dos miembros de ETA les dispararon por la espalda en una céntrica calle sevillana provocándoles la muerte casi en el acto. Cada terrorista llevaba una pistola y, como se supo posteriormente en el juicio, acordaron que uno de ellos dispararía contra el edil y el otro contra su mujer para evitar que sus gritos alertaran al vecindario. Con objeto de sincronizar su acción, los asesinos determinaron que contarían hasta tres e inmediatamente abrirían fuego contra las víctimas sin darles opción a defenderse.
En junio de 1999 la Audiencia Nacional condenó a José Luis Martín Barrios y a Mikel Azurmendi como autores del doble asesinato a 30 años de reclusión mayor. Fueron detenidos en marzo del 98 y declararon que, tras el asesinato del matrimonio, se trasladaron a un piso franco y celebraron su acción "con una cena especial y sidra" en unión de la etarra María Teresa Pedrosa.
Alberto Jiménez Becerril, licenciado en Derecho e Historia, tenía 37 años y era concejal del PP en Sevilla, teniente de alcalde y hombre de confianza de la alcaldesa, Soledad Becerril. Ascensión García Ortiz tenía 39 años, era licenciada en Derecho y trabajaba en un despacho de abogados como procuradora de los tribunales. Dejaban huérfanos a tres niños: Ascensión (9 años), Alberto (6 años) y Clara (5 años).
Era la octava vez que la actividad asesina de ETA dejaba huérfanos de padre y madre. El 13 de septiembre de 1974, la bomba que explotó en la cafetería Rolando de Madrid mató a 13 personas, entre ellas a Baldomero Barral y María José Pérez Martínez, que tenían dos hijos (Rafael y Baldomero). El 25 de octubre de 1986 fueron asesinados el gobernador Militar de Guipúzcoa, Rafael Garrido Gil, su esposa Daniela Velasco y el quinto de sus seis hijos, Daniel, de veintiún años. En la masacre de Hipercor, el 19 de junio de 1987, fueron asesinadas 19 personas, entre ellas el matrimonio formado por Rafael Morales Ocaña y Teresa Daza Cecilia, que dejaron huérfano a un niño de dos años. El 11 de diciembre de 1987, en el brutal atentado contra la casa-cuartel de Zaragoza que costó la vida a 11 personas, murió el matrimonio formado por Emilio Capilla Tocado y María Pilar Franco, además de su hija Rocío, dejando huérfano al otro hijo, Emilio, de nueve años. En el mismo atentado fallecieron José Pino Arriero, su esposa María del Carmen Fernández, y Silvia, uno de sus tres hijos. Quedaron huérfanos José María, de 13 años, y Víctor, de 10. El 29 de mayo de 1991, otro coche bomba explotó en la casa-cuartel de Vic, acabando con la vida de nueve personas, entre ellas Juan Chicoa Ales y Nuria Ribó Perera, que tenían un hijo de tres años. El 19 de febrero de 1992, de nuevo un coche bomba dirigido contra un furgón policial mató en Santander a Antonio Ricondo Somoza y al matrimonio formado por Eutimio Gómez Gómez y Julia Ríos Roz, dejando huérfanos a sus hijos Jesús y Silvia, de 16 y 18 años.

Sviatoslav Richter, piano (1976, Great Hall of Moscow Conservatory)



Beethoven - Piano Sonata No.1 Op.2
Schumann - Faschingsschwank aus Wien Op.26
Beethoven - Bagatelle Op.126 No.1
Debussy - Preludes Premier Livre No.3 Le vent dans la plaine (The Wind in the Plain): Animé
Debussy - Preludes Deuxième Livre No.8 Ondine (Undine): Scherzando
Rachmaninov - Prelude Op.32 No.12






Sviatoslav Richter, piano (10 October 1976, Great Hall of Moscow Conservatory)

FRYDERYK CHOPIN

Polonaise-Fantaisie in A-flat major, Op. 61
Waltz op. 34 n.3 in F major
Waltz op. 70 n.3 in D-flat major
Mazurka op. 63 n.3 in C-sharp minor
Mazurka op. 67 n.3 in C major
Mazurka op. 68 n.3 in F major
Mazurka n. 51 "Émile Gaillard" in A min (posth.)
Etude op. 25 n. 7 in C-sharp minor
Scherzo n.4 op.54 in E major


Crisis en España con gráficos: ¿donde estamos?

Xavier Sala i Martín.



El Banco de España acaba de publicar los indicadores económicos más relevantes de la economía española a último trimestre de 2011.
Adjunto un gráfico con los datos del PIB y su composición.
Encuadrado eb azul vemos el crecimiento del PIB (tasa de crecimiento anual). En 2009 y 2010 el crecimiento fue negativo (-3,7% y '.01% respectivamente) y en 2011 positivo pero muy pequeño (+0.07%).
La caída de 2009 viene explicada por una reducción del 4,3% del consumo de las familias y una dramática caída de las inversiones en maquinaria (-22,9%) y construcción (-15.4%) y exportaciones (-10,4%). Vemos que en 2009, el consumo del sector público aumentó: eran los años de los "estímulos fiscales de Zapatero" (plan renove, plan E, cheques bebé, etc).

Desde 2009, el consumo privado (cuadrado amarillo) se ha mantenido más o menos constante. Es decir, el EFECTO RIQUEZA que en teoría tenía que dañar el consumo (la pérdida de valor de los bienes inmuebles hace que las familias se crean más pobres y reduzcan su consumo), no se ha producido.
Las exportaciones (cuadrado rojo) han aumentado dramáticamente (aumentos del 13,5% en 2010 y 9% en 2011). En principio el aumento de las exportaciones es una buena señal. Las investigaciones de Pol Antràs nos enseñan, sin embargo, que este aumento de exportaciones viene explicado por la producción de unas pocas empresas grandes. La mayoría de PYMES no está exportando. Otro aspecto interesante es la recuperación de la inversión en maquinaria y bienes de equipo (es decir, la inversión empresarial no dedicada a la construcción), que aumenta un 5,2% en 2010 y un 1,5 en 2011. El verdadero colapso económico de España lo vemos en el cuadrado violeta: ¡la construcción! A raíz de la explosión de la burbuja inmobiliaria, la construcción ha caído un 15% en 2009, un 10% en 2010 y un 8% adicional en 2011.
De alguna manera, si lo único que estuviera pasando en España es que el sector inmobiliario estuviera cayendo, la cosa estaría  bien. Al fin y al cabo, ese sector estaba sobredimensionado a causa de la burbuja económica y la única solución a ese problema es el decrecimiento de la construcción. Los burdos intentos del gobierno para evitar la caída de la construcción no sólo no sirvieron para nada sino que fueron contraproducentes ya que generaron un déficit escandaloso que ahora hay que reducir.
Lo que nos lleva al gasto público: tras subir un 3,7% en 2009, se mantuvo casi constante en 2010 y cayó un 2,2% en 2011 a raiz de los famosos recortes. De hecho, si miramos los dos últimos trimestres del año vemos que la caída del gasto público ha sido del 3,6 en ambos trimestres. ¿Pueden esos recortes agravar la crisis? ¡Pues naturalmente que sí! Las subidas de impuestos empobrecen a los ciudadanos, cosa que va a frenar el consumo privado y desincentiva la inversión privada, con lo que ésta va a bajar.
Adjunto unos gráficos con detalles de las series analizadas (normalizadas a 10 en 2008, fuente: INE y construcción propia XSiM).
En este primer gráfico vemos como el consumo y el PIB caen en 2008-2009 pero se estabilizan después mientras que el gasto público sigue creciendo (aquí es cuando se genera el megadéficit fiscal que ahora se tiene que cerrar). Fijaos que en el último año, la caída del gasto público es enorme mientras que el consumo privado todavía se mantiene.



En este segundo gráfico vemos la caída catastrófica de la construcción, caída que parece no tener fondo. En cambio, la inversión en maquinaria NO de construcción se recuperó después de la primera crisis, aunque parece que en último trimestre de 2011 empeiza a caer otra vez. Supongo que es la anticipación de los aumentos impositivos que va a venir. 


En este último gráfico vemos que, después decaer en 2008-09, las exportaciones se recuperan rápidamente hasta finales de 2011. En el último trimestre de 2011 también empiezan a caer. La razón es la crisis de los países vecinos y los aumentos de impuestos anticipados.

CONCLUSION:
Mi lectura de todos estos datos es, una vez más, que España sufre un problema de competitividad. El problema de España no ha sido una reducción dramática del consumo por culpa de la pérdida de valor de los bienes inmuebles sino la caída dramática de la inversión en construcción. La política de subsidiar la construcción que llevó inicialmente el gobierno de España pospuso un par de años el inevitable colapso, un colapso que se ha acabado de completar en 2010 y 2011. Como he dicho, eso es bueno porque la construcción estaba sobredimensionada, aunque hubiera sido mejor que el ajuste se produjera todo en 2008-2009. Lo deseable era que las empresas pasasen de invertir en construcción a invertir en otros (preferiblemente nuevos) sectores y eso no ha sucedido. Unas pocas empresas grandes han exportado más, pero la  mayoría de PYMES se han quedado igual. Esa falta de adaptación ha hecho que España dependa demasiado del mercado interno que está a punto de colapsar. De hecho, los datos del último trimestre indican que todos los sectores van para abajo.

The Poisonous Romance of Collectivism

Donald Boudreaux‏.



Here’s a letter to the New York Times:
Martin Dyckman calls on Uncle Sam to reinstate the military draft, accompanied by a “National Service” program for young Americans who don’t wish to be conscripted into the armed services (“To Serve the Nation,” Feb. 15).
Ignore Mr. Dyckman’s mistaken presumption that people serve others only when they are employed by – or obliged on penalty of imprisonment to work for – government.  Ignore questions about the probable role of interest-group politics in determining how national-service conscriptees will be used.  Ignore the fact that a military manned with workers that the government rounds up at wages well below market is a military likely to use methods of production (i.e., waging war) that are unnecessarily labor-intensive – and, hence, likely to cause an unnecessarily high number of American fatalities during wartime.
Focus instead on the primitive sentiment underlying such a call as Mr. Dyckman’s.  As Milton Friedman wrote in 1966 (when Uncle Sam still conscripted labor for his military), “One of the greatest advances in human freedom was the commutation of taxes in kind to taxes in money.  We have reverted to a barbarous custom.”*
Such barbarity is both extended and masked by appending a “national service” option to military conscription.
My son is almost 15 years old.  I’ll be damned if he will be forced into being fodder for the Pentagon or into becoming a serf whose labor is at the disposal of politicians longing, as the would-be lords that they are, for the glories of feudalism.
Sincerely,
Donald J. Boudreaux
Professor of Economics
George Mason University
Fairfax, VA  22030
* Milton Friedman, “A Volunteer Army,” Newsweek, March 11, 1966.  (Reprinted in M. Friedman, An Economist’s Protest.)

Qué es el Tea Party en diez puntos

Jordi Pérez Colomé.



ronto hará tres años de la aparición del Tea Party. Su peso en la política americana es aún notable. Además de impulsar a bastantes candidatos al Congreso en 2010, este año se verá si pueden llevar a su candidato a la Casa Blanca. Entre las elecciones de 2010 y las que empiezan ahora he visto bastantes actos de distintos Tea Party y he charlado con docenas de miembros en cuatro estados. Estos son los rasgos que coinciden:

20120126-074515 p.m..jpg

1. El Tea Party no existe. El Tea Party no es una organización jerárquica con una base y unos miembros. Son unos tres mil grupos repartidos por todo el país; es difícil calcular el número exacto porque no siempre es posible saber si están activos. Cada uno tiene su coordinador, que alguna vez ha podido ir a las reuniones nacionales para compartir experiencias que hacen los Tea Party Patriots, una especie de dirección global. Pero se gestionan por separado.
El Tea Party no tiene por tanto una opinión ni un objetivo unificado. Cada grupo tiene entre unas decenas y varios centenares o miles de miembros. Los seguidores también son distintos: coinciden en algunos asuntos básicos, pero no es raro que entre ellos discutan. Hay líneas rojas -poco gasto público, pocos impuestos, muchos derechos individuales-, pero también debates interesantes: los dos últimos que he oído eran sobre si legalizar las drogas y sobre si atacar a Irán.
La mayoría de miembros del Tea Party no estaban implicados en política “hasta que sintieron que el país se iba al garete”, que es una frase que oigo a menudo. La religión es una parte central de sus vidas, pero hay miembros del Tea Party -una minoría- que pueden ver asuntos clave como el aborto como inevitable; “son católicos”, me dijo uno. En el vídeo, cantan el himno americano en una reunión del Tri-County Tea Party.


Esos cuatro impresionados

Arcadi Espada.


Pobre gente. Al final siempre acaban inspirándome una especie de ternura. Desde que perdieron todo su patético empeño consiste en denunciar las reglas. Ayer sacaron las faltas gramaticales del jurado. No deben de haber leído los autos de Garzón. Hoy vuelven con la grata noticia de que el pueblo es mejorable. Destaca por encima de las demás alcachofas la de una González, abogada: 

«Para la abogada Begoña González, el veredicto es “absolutamente lamentable”, y considera que “ha pesado mucho la presión mediática” sobre los nueve ciudadanos, que sin duda conocen al personaje y, con toda probabilidad, se habían formado antes del juicio una opinión respecto al affaire de los trajes. Esa posibilidad de ser “influenciados” por el entorno es una de las críticas que a menudo se vierten sobre los también llamados “jueces legos”.»

En efecto sobre el juicio a Camps se ha ejercido «una notable presión mediática.» Pero hay que ser rematadamente pueblo para no advertir que la presión mediática ha ido en un sola dirección: la de convertir a Camps en culpable. O sea que sí; el veredicto es absolutamente lamentable y fruto de la presión mediática: pero por los cuatro, no por los cinco.

Por lo demás en estos días posteriores, del culo, quiero decir, reaparece en todo su esplendor la locución no culpable. Un mero contagio literal del inglés not guilty. Obviamente, not guilty sólo quiere decir inocente; y no es en absoluto una tercera categoría de sentencia, a medio camino entre la inocencia y la culpabilidad. Aviso que acabo de escribir esta frase y me pregunto, peligrosamente, por qué tengo yo que escribir frases como esta. Pero así va el mundo. Lo interesante, en cualquier caso, es el uso eufemístico que ha cobrado este calco literal. La evidencia de que cuando los medios no están de acuerdo con una sentencia absolutoria dicen del inocente que es no culpable.

Trenes, carbón y coca cola

Antón Uriarte.



Desde que he leído en el Time que el multimillonario inversor Warren Buffett, a sus 81 años, bebe al día casi dos litros de coca-cola, con sus burbujitas de CO2 incluídas, he aumentado sin complejos la dosis.

En el 2009, mientras que aquí en Europa se reconvertían gloriosas vías de antaño en verdes carriles-bici y pintorescos trenecillos, en Estados Unidos Buffett las compraba para seguir transportando en sus vagones paquetes, grano, hierro y, sobre todo, carbón desde las minas de Wyoming y de Montana.

En el 2011 la energía eléctrica de Estados Unidos provino del carbón en un 44,9 %. En el 2012, debido al boom del gas de esquisto se pronostica que baje un poco, al 43,5 %, pero en contrapartida se espera que la exportación se duplique en los próximos tres o cuatro años, debido a la demanda creciente de carbón en Japón, Corea y los países emergentes.

La compañia de Buffett, la Burlington Northern Santa Fe, con 40.000 empleados, 6.000 locomotoras y 50.000 kilómetros de vías, puentes y túneles, suministra además servicios a 40 puertos del país.


* Aquí, pasada un poco la moda renovable, también debería ser noticia, pero no lo será, que durante este mes de Enero de 2012 el carbón va a ser la principal fuente de energía eléctrica en España, como lo era hasta el 2008, antes de Kyoto y la moda verde. La producción eléctrica de las centrales térmicas españolas de carbón va a quedar este mes por encima de la producida por las centrales nucleares, por las de gas y por los generadores eólicos. En la red eléctrica el consumo de carbón nacional ha aumentado más de un 250 % con respecto a enero del año pasado y el consumo de carbón importado ha aumentado un 80 % aproximadamente.

Alison Oakes

http://www.alisonoakes.com
























Víctima, 29 de enero: Guillermo Quintana Lacaci

Libertad Digital.



El 29 de enero de 1984 la banda terrorista ETA asesinaba en Madrid al teniente general del Ejército de Tierra GUILLERMO QUINTANA LACACI.
Era el primer asesinado por la banda terrorista de las treinta y tres víctimas mortales del año 1984, un año en el que Francia inició su colaboración activa en la persecución de los miembros de ETA, como consecuencia de los acuerdos con el Gobierno español del año anterior. Además, ese año la banda terrorista empezó a utilizar de forma sistemática el coche-bomba, un modus operandi usado anteriormente sólo en tres ocasiones. No obstante, el asesinato de Guillermo Quintana no se produjo con el método del coche-bomba, sino mediante disparos a bocajarro.
Quintana Lacaci estaba desde abril de 1982 sin mando sobre tropas. Con el paso a la situación B por motivos de edad, el teniente general dejó de tener las medidas de protección de las que había dispuesto anteriormente.
Su asesinato lo cometió el grupo Argala de ETA, encabezado por Henri Parot y por Juan Lorenzo Lasa Mitxelena. Guillermo Quintana se dirigía a su domicilio, situado en una colonia de viviendas militares, en compañía de su mujer, María Elena Ramos, de 58 años. Regresaban a pie y sin escolta después de asistir a misa de mediodía en la parroquia de Cristo Rey, práctica que realizaba todos los domingos a la misma hora. La parroquia se encuentra en el número 91 de la calle de Martín de los Heros, muy próxima al lugar del atentado. Tras cerciorarse los etarras de que se encontraban asistiendo a la celebración religiosa, les esperaron fuera. Cuando tuvieron cerca al matrimonio, dispararon contra el teniente general, que cayó al suelo, donde lo remataron. Su mujer resultó herida leve en una pierna al abalanzarse sobre Henri Parot, uno de los pistoleros.
En el curso del tiroteo también resultó herido leve el coronel retirado Ángel Francisco Gil Pachón, de 64 años, que también había asistido a misa. Los autores de los disparos huyeron en un automóvil Renault 18 de color blanco, en el que se encontraban otras dos personas.
En 1996 la Audiencia Nacional condenó a Henri Parot Navarro y a Juan Lorenzo Lasa Mitxelena a 30 años de prisión por su participación en el atentado contra Guillermo Quintana.
Hijo y nieto de militares, Guillermo Quintana Lacaci era un militar prestigioso, próximo al Rey, y con un papel relevante a la hora de abortar el golpe de Estado del 23 de febrero de 1981. Desde su puesto como capitán general de la I Región de Madrid evitó que la División Acorazada Brunete se sumase al golpe. Nacido en El Ferrol en 1916, estaba casado y tenía siete hijos, cuatro de los cuales siguieron la tradición familiar e hicieron carrera dentro de las Fuerzas Armadas.