Víctima, 25 de enero: Luis Domínguez Jiménez

Libertad Digital.



El 25 de enero de 1980 la banda terrorista ETA asesinaba a LUIS DOMÍNGUEZ JIMÉNEZ, sepulturero de Vergara (Guipúzcoa). Como tantas otras veces "alguien" le había colgado a Luis el sambenito de colaborador de las Fuerzas de Seguridad, concretamente de la Guardia Civil. Ese era motivo suficiente para que hubiese pasado a ser objetivo de los terroristas. En el culmen del delirio, la banda asesina lo acusó de haber fabricado los ataúdes en los que enterraban a los guardias civiles asesinados, lo que da idea de la paranoia en la que se movía ETA.
Había una base de verdad sobre la que la banda construía sus delirantes justificaciones, porqueLuis Domínguez Jiménez desempeñaba el trabajo de sepulturero en Vergara desde 1971. Ahí mismo estaba el acuartelamiento de la Guardia Civil hasta que, precisamente en enero de 1980, decidieron trasladarlo a Intxaurrondo, en San Sebastián, más moderno y con mejores medidas de seguridad.
El acuartelamiento de Vergara era un destino temido por los agentes de la Guardia Civil, las medidas de seguridad eran escasas y muchos de los guardias que prestaban allí servicio cayeron asesinados por ETA en aquellos años de plomo. En los bajos del cuartel había un local de la funeraria Santa María, donde Luis Domínguez Jiménez fabricaba ataúdes. El 25 de enero, Luis Domínguez, fue acribillado a las puertas del cementerio de Vergara.
En un testimonio emitido por Onda Cero, en el desaparecido programa Onda 091, y del que se hacen eco en la página web de la Asociación Unificada de Guardias Civiles, la viuda de Domínguez,Arrate Zurutuza, lo recuerda así en un largo testimonio que merece la pena transcribir íntegro:
A Luis le mató ETA el 25 de enero de 1980. Ese día vino a casa, estuvo cenando y después fue a cerrar el cementerio. Allí le estaban esperando. Primero le dieron un tiro en la rodilla y luego le sujetaron la cabeza y le dieron el tiro de gracia.
A mí me llamó por teléfono una señora para que fuera, que a mi marido le habían tiroteado. Fui allí y ya estaba en el lugar la Guardia Civil y no me dejaron acercarme a él. Aunque creían que estaba muerto le llevaron rápidamente a Mondragón, pero no se pudo hacer nada.
Como él ayudaba mucho a los forenses a hacer autopsias, le conocían en el hospital, y nos permitieron traer el cuerpo rápidamente a casa.
Al día siguiente, el periódico, como hacía siempre, dijo lo que le dio la gana, que si era un chivato, que si era esto o lo otro. Cómo sería la infamia que su hermano cogió todos los periódicos que había en el pueblo y los quemó en la plaza.
Luis era muy buena persona, como un niño de 39 años. Teníamos cinco hijos, y era un chaval alegre, buen padre y muy amigo de toda la gente de bien. Le encantaba el campo, salir de caza. Hacía favores a todo el mundo, hacía de taxista y lo que le pidiesen. Así que yo me preguntaba: ‘Dios mío, ¿por qué?’.
Claro, él llevaba también una funeraria, y en aquellos años ya se sabe que mataron mucho a guardias civiles, y él iba a meterlos en la caja y a solucionar los papeles para los entierros.Pasaba mucho tiempo con los guardias porque el almacén de las cajas estaba debajo del cuartel. Y él me decía: '¿por qué no voy a estar allí si allí tengo mi lugar de trabajo?'.
Claro que tenía razón, pero como veían su coche que estaba mucho tiempo ahí aparcado, pues alguna gente empezó a murmurar que era un chivato. En aquellos tiempos era así: te ponían la etiqueta y ya está.
Luego tuve que salir adelante con cinco hijos, sin meterles odio, porque el chaval mayor tenía 19 años y el otro 18. Y así se vivió aquello.

Ahora la pena es igual, el vacío es el mismo, pero en aquellos años encima te miraban como si fueses un bicho raro, con desprecio. Y eso que con mi marido el ayuntamiento se portó bien. Al menos fueron al funeral, aunque muchos amigos de él no se atrevieron a ir porque eran unos años horrorosos. A algunos amigos les tuve que decir: "Con todo el bien que os ha hecho y no os habéis atrevido ni a ir al funeral". Aunque fue gente al funeral, muchos decidieron pasar el día fuera del pueblo. Pasó lo mismo seis meses antes, cuando mataron al marido de una amiga mía. Aquello fue horroroso, no fue absolutamente nadie.
A mí sólo me quedaba una pregunta: ‘¿Por qué?’ Esperaba que cogiesen un día a los asesinos para ir a preguntarles el porqué, aunque después he entendido que no hacía falta un porqué. Los asesinos y sus amigos decían que algo habría hecho y eso les bastaba.
El que le mató ya salió de la cárcel y está ahora en el pueblo. Cuando vino le hicieron un recibimiento y un homenaje. Y hay que vivir con todo eso. Me queda el consuelo de saber que él no hizo daño a nadie.
Por el asesinato de Luis Domínguez fueron condenados en 1989 José Ramón Basauri Pujana y Javier Antonio Oregui Echeberría a 28 años de prisión.
Luis Domínguez Jiménez tenía 39 años. Era natural de Cantaracillo (Salamanca), aunque hacía veinticinco años que residía en el País Vasco. Estaba casado con Arrate Zurutuza y su asesinato dejó huérfanos a cinco hijos, de entre nueve y veinte años.

World Report - Informe Mundial 2012

Human Rights Watch (Events of 2011 - Eventos de 2011).

World Report 2012 (English, 4Mb, PDF) - Informe Mundial 2012 (Español, selección de capítulos, PDF).


 

Human Rights Watch Executive Director Kenneth Roth releases the 2012 World Report in Cairo, Sunday January 22 2012. http://www.hrw.org/world-report-2012

World Report 2012: Strengthen Support for 'Arab Spring'
Governments Should Support Rights, Not Abusive Allies

(Cairo, January 22, 2012) -- Many democracies have allowed their ties with repressive allies to temper their support for human rights in the Arab Spring protests, Human Rights Watch said today in its World Report 2012. For reasons of principle and long-term interest, governments should stand firm with the people of the Middle East and North Africa when they demand their basic rights and work to ensure the transition to genuine democracies.

The 676-page report, Human Rights Watch's annual review of human rights practices around the globe, summarizes major rights issues in more than 90 countries, reflecting the extensive investigative work carried out in 2011 by Human Rights Watch staff. On events in the Middle East and North Africa, Human Rights Watch said that firm and consistent international support for peaceful protesters and government critics is the best way to pressure the region's autocrats to end abuses and enhance basic freedoms. A principled insistence on respect for rights is also the best way to help popular movements steer clear of the intolerance, lawlessness, and revenge that can threaten a revolution from within, Human Rights Watch said.

"The people driving the Arab Spring deserve strong international support to realize their rights and to build genuine democracies," said Kenneth Roth, executive director of Human Rights Watch. "Loyalty to autocratic friends shouldn't stand in the way of siding with democratic reformers. International influence is also needed to ensure that the new governments extend human rights and the rule of law to all, especially women and minorities."

The World Report 2012 documents human rights abuses worldwide, including: violations of the laws of war in Libya and Afghanistan; the plight of political prisoners in Vietnam and Eritrea; the silencing of dissent in China and Cuba; internet crackdowns in Iran and Thailand; killings by security forces in India and Mexico; election-related problems in Russia and the Democratic Republic of Congo; mistreatment of migrants in Western Europe; neglectful maternal health policies in Haiti and South Africa; the suppression of religious freedom in Indonesia and Saudi Arabia; torture in Pakistan and Uzbekistan; discrimination against people with disabilities in Nepal and Peru; and detention without trial in Malaysia and by the United States.

Sobre la responsabilidad de los individuos

Arcadi Espada.


1. El titular del periódico es gramaticalmente impecable:

«Consuelo Ordóñez desmerece a la ciudad por respaldar a los presos de ETA»

Pero en el habla de todos desmerecer tiene un oscuro punto de injusticia. En realidad al que se desmerece... no se lo merece.

Yo no lo habría elegido. Pelillos a la mar. La frase de Consuelo Ordóñez merece un monumento: «Una ciudad que homenajea a los asesinos en serie en vez de a las víctimas no puede optar más que a la capitalidad de la indignidad europea.»

Esa es la cuestión. San Sebastián, la mayoría de sus habitantes. La responsabilidad individual. La indignidad votada y refrendada, que ayer subrayó la señora Ordóñez, la señora Ana Iribar y el único diputado Toni Cantó, sensible y ejemplar al decir ayer, en el acto de homenaje a Gregorio Ordóñez, que todos los diputados de la Cámara deberían haber estado allí. Vivan los tres.

2. La socialdemocracia aplaude con una mano al FBI, por lo que pudiera pasar, mientras con la otra se enjuga las lágrimas por los pezqueñines de Megaupload, que tenían allí guardaditos todos sus archivitos, y ahora, vaya por dios, no pueden entrar en la página a recuperarlos. Oh! Al parecer estaban en las nubes, todo esos pezqueñines. Ellos que creían que Megaupload era una honrada caja de seguridad para sus panochas, y se trataba del cubil de un presunto gordo. Pobrecitos. Ellos también tenían allí sus robos guardados. ¡No es justo perseguir al usuario! Como de costumbre todo está perfectamente exhibido en la prensa socialdemócrata, se pregunta ahora por la desconfianza que empezarán a inspirar en el usuario los cobijos honrados de la nube. Un razonamiento que imita en envergadura aquell que diu que una vez detenido el perista la gente entra con particular desconfianza en El Corte Inglés.

Immigrants Help Fuel Tech Growth

Alex Nowrasteh.



People are the most valuable resource. We see this most clearly among entrepreneurs, scientists, engineers, and innovators. Creating wealth and new ways of doing things drive economic growth. This is especially true in the technology sector. Encouraged by free markets, individual liberty, and the right incentives, innovators can achieve technological wonders. But unfortunately, our immigration system limits their number.
Nowhere is the positive impact of immigrants more noticeable than in high tech startups. According to asurvey by the National Foundation for American Policy, immigrants have started nearly half of the top 50 venture-funded companies. Software, semiconductors, and biotechnology are the most common venture-backed startup firms started by immigrants. According to another report by Vivek Wadhwa, roughly 25 percent of all engineering firms founded between 1995 and 2005 were founded by immigrants.
A report from the Kauffman Foundation shows that immigrants are more than twice as likely as native-born Americans to start firms. Thanks to America's entrepreneurial culture, stories like those of the Hungarian-born Andy Grove, who founded Intel, and the Soviet-born Sergey Brin, who founded Google, are common.
There are many thousands more who create successful but smaller companies. EntrepreneurAndres Ruzo, who describes himself as "Peruvian by birth, Texan by choice," started the telecommunications firm Link America in 1994. He is also working on ITS Infocom, which manages communication networks for large companies. His firms also expanded into Latin America by trying to, in Ruzo's own words, "Americanize South and Central America: to bring the culture of performance and results and speed and punctuality and quality and reliability to Latin America."
With rare exceptions, immigrant entrepreneurs face immigration problems. Employment-based green cards, capped at 140,000 a year, are issued to some kinds of skilled workers and investors, under strict country of origin quotas and burdensome requirements. The H-1B visa is capped at 85,000 per year for temporary workers employed by American firms. Many times H-1B workers are issued a green card after several years. All the while, the worker has to be an employee, not an entrepreneur.
Roughly a quarter of master's students and a third of Ph.D. students in science and engineering at U.S. universities are foreign-born. Yet the amount of paperwork, bureaucracy, and requirements they face to stay in the U.S. after graduation throw up serious roadblocks to innovation and entrepreneurship. Innovators and entrepreneurs should spend their time starting new businesses, not navigating a byzantine and outdated immigration system.
America is uniquely meritocratic. We attract the best and the brightest from around the world, but our immigration system gets in the way. The government expects a potential entrepreneur to prove that he or she is an entrepreneur before he or she can start a business. There is no stamp or marking that shows who will be a successful entrepreneur ex ante. Only experience, not government fiat, can determine that. Our immigration rules need to allow for those experiences.
Many immigrant workers innovate within American firms, filling niche specialty roles. Many are graduates of the best universities and technical schools in the world. Jim Clark, the American founder of Healtheon (now WebMD), Netscape (now part of AOL), and Silicon Graphic affectionately calls his Indian engineers "the most talented engineers in the Valley... and they work their butts off." American-educated Indian engineer Srikanth Nadhamuni and others produced some of the most innovative websites and medical cost saving tools yet developed. His story is multiplied thousands of times over, but for every success that is realized, our immigration laws impede another through arduous bureaucratic barriers.
Chia-Pin Chang, a Taiwanese native and Ph.D. in computer engineering from George Washington University, co-founded the medical device firm OptoBioSense. In addition to the burdensome government regulations on medical devices, Chang faces yet another obstacle: He has to close his business in February and move back to Taiwan if he cannot secure an employer-sponsored green card.
Iranian-born Esmaeil-Hooman Banaei created an electricity generating fabric while getting his Ph.D. from the University of Central Florida. Now he is waiting for a green card and a legal chance to pursue the American dream while developing new technology. His invention may flop or it may produce benefits, profits, revenues, and opportunities for Americans. But we'll never know if he doesn't get a green card.
Immigration links together the world's most valuable resources, allowing immigrant and Americans to work together. The immigrants then become Americans and the process continues, replenishing America's talent pool.
The government cannot choose who will become an innovator or entrepreneur before they get an opportunity to do so. Immigration regulatory limbo ties the hands of hundreds of thousands of potential entrepreneurs and innovators. Those knots should be undone. Immigrants and Americans working together have produced enormous wealth and opportunities for everybody in the United States. Governments just needs to let them.

Nanci France-Vaz

American Gallery.


Soho Hipster
In Retro
Mystery, Amira Mor
The Dream Catcher
The Actor
Jane Silence
Dr. Cynthia Magro
In A Moment
Annabelle Lee
Blue Hydrangea In April
The Hierophant (Portrait Of Theodore J. Miller)
A Sunday Afternoon
Homage To Isadora
Lola's Secret Garden
Attitude
The Mirror, Self Portrait
Miss Grace

El infierno sin agua

Michel Suárez.



Reproducción de la tortura conocida como la 'Shakira', 'patentada' por el capitán Jesús Boulí, del Combinado de Guantánamo, y de la que es principal promotor el teniente coronel Luis Enrique López Díaz, jefe de la cárcel de Aguadores.
Una "balita" de dos litros —un envase plástico de Coca Cola— es lo que las autoridades penitenciaras entregaban diariamente a Víctor Campa para beber, bañarse y lavar la ropa. En la cárcel de Aguadores, donde el preso político Wilman Villar Mendoza enfermó de neumonía y empezó un ayuno que le llevaría a la muerte, el agua es el bien de consumo más codiciado, lo que más se trafica allá adentro. Oro incoloro.
"Teníamos que bañarnos cada 15 ó 20 días. A veces, después de almorzar, no había ni agua para tomar. Aquello es un infierno", explica Campa, quien ha pasado por allí en dos ocasiones.
De camino al aeropuerto Antonio Maceo, y a la izquierda de su terminal de vuelos ejecutivos, una cerca perimetral delimita la prisión de Aguadores del monte y la roca. Al sur, el Mar Caribe; al norte, una circunvalación que evita al visitante el deterioro de la entrada antigua de la ciudad. El papamóvil de Juan Pablo II tomó esa autopista en 1998. Muy probablemente, Benedicto XVI también lo haga. A unos dos kilómetros del sitio donde aterrizará el Papa, el próximo 26 de marzo, casi mil presos comunes y políticos sobreviven en barracas, entre ratas, insectos y otros animales peligrosos.
La otra Shakira
La fama de Aguadores supera su jurisdicción. Desde Boniato (en teoría, una cárcel de mayorpedigrí) envían allí a los presos más indomables.
El teniente coronel Luis Enrique López Díaz, jefe del penal, se enorgullece públicamente de que así sea. Es el más señalado promotor del método conocido como "Shakira", que consiste en amarrar los pies y las manos, juntos, a la espalda del prisionero, para dejarlo como un balancín.
El capitán Jesús Boulí, oficial del Combinado de Guantánamo, le puso el nombre de la cantante colombiana, pero López Díaz le ha robado el protagonismo de la tortura.
"Hasta tres días dejan a los reclusos amarrados así. Nadie me lo contó. Yo fui testigo", asegura el ex-preso del Grupo de los 75, José Daniel Ferrer García.
La adrenalina del coronel López Díaz se eleva con las huelgas de hambre: "ordena a otros presos agredir al ayunante, luego lo desnudan y lo encierran en la celda de castigo, para obligarlo a desistir. Por eso murió Wilman", refiere Ferrer, que pasó cuatro meses confinado allí.
"Después de que se denunciaba la huelga de hambre en la prensa independiente, enviaban un médico a la celda de castigo. Y ya cuando se ponía la cosa difícil, entonces mandaban al preso al hospital provincial", explica.
El caso más reciente no es el de Wilman Villar. Desafortunadamente, mientras el miembro de la Unión Patriótica de Cuba recibía sepultura en Contramaestre, Vicente Trille Orozco ingresaba en el hospital Juan Bruno Zayas. Después de 20 días en huelga de hambre, amaneció quemado en el barracón. Su estado es de cuidado.
Cárcel de Aguadores. Leyenda: (A): Destacamentos 1, 2 y 3; (B): Destacamentos 4, 5 y 6; (C): Destacamentos 7, 8 y 9; (D) Destacamento 10 VIH-SIDA; (E) Destacamento 11; (F): Visitas y Pabellón; (G): Comedor; (H): Celdas de castigo. (GOOGLE MAPS-DDC)
'Alta seguridad, extrema severidad'
Aguadores es una de las 200 prisiones del país, con una población penal cercana a las mil personas. La Comisión Cubana de Derechos Humanos la clasifica como de "alta seguridad y extrema severidad".
"Es un lugar horrendo, diseñado como campo de concentración, con barracas, doble cercado y guardias con ametralladoras", ilustra Elizardo Sánchez.
Siguiendo el orden inverso de otros casos, primero fue escuela y luego cárcel. La segunda casa del hombre nuevo. Sus horrores irían en ascenso. Según el ex-preso y periodista José Gabriel Ramón, de centro de reclusión para chóferes condenados por delitos de tránsito pasó a prisión de mujeres, y más tarde, de hombres. La modalidad actual incluye un pequeño destacamento para enfermos de sida.
Miguel Cabrera Montoya, que pisó sus instalaciones por última vez el verano pasado, tras los incidentes de Palma Soriano, pasó 23 días en huelga de hambre y experimentó la odisea de enfermarse.
"Tuve úlcera, gastritis e hipertensión. Nunca dejaron que mi familia me llevara mis medicinas habituales. Y para el catarro, repartían masivamente té de hojas de yuca", apunta.
El sistema de barracas favorece la criminalidad interna. Las únicas celdas individuales son las de castigo. Al amanecer, tras los habituales apagones nocturnos, emergen reclusos "acuchillados, golpeados o bañados en mierda". Los comunes que exhiben mayor beligerancia frente a los disidentes (contrarrevolucionarios, CR, en el lenguaje oficialista), reciben premios en especie: pabellón con sus esposas.
Hasta para eso hay que negociar. Las citas conyugales requieren aseo, y en la bolsa de valores de Aguadores, un pequeño garrafón de agua cuesta dos cajetillas de cigarros. O más.

Propuestas piratas, y sus soluciones

Arcadi Espada.



Comprendo que sea decepcionante pero la realidad es a veces muy sencilla. Y no sólo eso: basta un periódico para observarla. Esta noticia, por ejemplo.
Hace años, cuando uno leía noticias de este cariz, se producía el efecto Coluche. Es decir se atisbaba la emergencia de la burla detrás de la aparente seriedad de lo que se planteaba. Uno de los grandes cambios de nuestra vida es que este tipo de iniciativas tienen ahora un sentido recto, sin metáforas. El acceso a la vida pública de una cantidad inmensa de subnormales ha provocado un drástico cambio en el paisaje. Y lo que ha de venir: mañana los animalistas exigirán el voto para los perros, ya que los parlamentos legislan sobre ellos. No será metáfora.
Qué duda cabe que este acceso de la sencillez, de la falta de elaboración, a la vida pública provoca alguna molestia, sobre todo para los que vivimos de pasar una y otra vez el escáner por la vida aparencial. Pero también simplifica las soluciones. Años esforzándose los mejores cerebros de mi generación en la solución del problema y todo estaba en manos del FBI.Soluciones sencillas para la gente sencilla; como debe ser.
—————————
Informando, es un decir, sobre la entrega del objeto del veredicto, la corresponsal de la prensa socialdemócrata escribe:
«Las preguntas son muy concretas y se ciñen a los hechos justiciables. Previsiblemente plantearán cuestiones como “¿Considera probado que Francisco Camps recibió algún regalo por su consideración de presidente de la Generalitat?”, “¿Considera probado que Camps pagó sus trajes?"»
Hasta el último aliento tratarán de que Camps pruebe su inocencia. Pero es evidente que el magistrado sólo puede interrogar a los jurados preguntándoles:
¿CONSIDERA PROBADO QUE CAMPS NO PAGÓ SUS TRAJES? 
Sin vergüenza

Sandra Guerra muestra golpes propinados por sus represores


Sandra Guerra muestra golpes


Por Magaly Norvis Otero Suárez/ Hablemos Press.

Mayabeque.- Sandra Guerra, Dama de Blanco, muestra los moretones que le han quedado en su cuerpo como evidencias de la golpiza que le propinaron sus represores.

Guerra fue arrestada el pasado miércoles cuando viajaba a La Habana para asistir al Te Literario 104 del Movimiento Damas de Blanco Laura Pollán.

La detención se produjo en el poblado La Josefita, en Güines, provincia Mayabeque cuando viajaba en un autobús.

“Ramón, jefe de la Seguridad del Estado en el municipio Melena del Sur me aguantó para que dos mujeres militares que son carceleras en la prisión Melena II me dieran piñazos y patadas”, declaró Guerra.

Agregó “Estos moretones son las evidencias de la golpiza, tengo más pero no muestro pues están en partes delicadas del cuerpo”.
Sandra Guerra muestra golpes