Lecturas 25.12.2012

De los mercados emergentes a los frontera: apostando por el crecimiento de los más pobres, por Ángel Martín Oro.

El economista austriaco Friedrich Hayek, expresó con brillantez a qué se debe, y en qué consiste este proceso, cuando afirmó que “las posibilidades de crecimiento tenderán a ser mayores cuanto más extensas sean las posibilidades aún no utilizadas de un país… una alta tasa de crecimiento es, con frecuencia, prueba de que las oportunidades han sido descuidadas en el pasado. De esta forma, una alta tasa de crecimiento puede testimoniar, a veces, las políticas erróneas del pasado más que las buenas políticas del presente. En consecuencia, no es razonable esperar en los países altamente desarrollados una tasa tan alta de crecimiento como la que puede alcanzarse en los países donde la utilización efectiva de los recursos fue impedida durante mucho tiempo por obstáculos legales e institucionales” (en La competencia como proceso de descubrimiento).

Vidas biónicas: "Mi pierna piensa por mí", por Antonio Martínez Ron y Javier Álvarez.


Los ricos de España ¿más ricos este año?, por Malaprensa.

Lástima que en realidad no sea (del todo) cierto. Veamos los datos: según la noticia, los 200 españoles más ricos tendrían ahora un patrimonio de 145.800 millones de euros, frente a 135.000 a finales de 2011. Esto es un aumento de 10.800 millones de euros, lo que representa, precisamente, el 8%. Pero hay un pequeño problema: la propia noticia dice que el español más rico, Amancio Ortega, ha visto aumentar la parte de su fortuna cotizada en bolsa un 64%, hasta los 39.150 millones. Una simple cuenta nos permite ver que ese 64% equivale a 15.300 millones.

The Evolution of Life on Earth.


Sobre ciertos jueces y peritos, por Florentino Regalado Tesoro.

¿Por qué tienen que ser culpables un arquitecto o el aparejador de una obra de que un fontanero, por poner un ejemplo, no empalme correctamente una tubería o un ferralla no coloque correctamente las armaduras como indican los planos, y con ello se produzcan daños a terceros? Obviamente se puede argumentar que los técnicos son culpables por no vigilar al fontanero, pero: ¿alguien con dos dedos de frente puede pensar y creer que acaso es posible hacerlo física y económicamente con todos los oicios y operarios que se movilizan en la construcción de un ediicio? ¿Es que acaso no es responsable de su trabajo el que percibe unos emolumentos por hacerlo bien sin que haya que vigilarlo?

[...]

Un ingeniero señaliza un desvío provisional en una obra de carreteras perfectamente, según Normas. Mira por donde, se produce un accidente en dicho lugar con resultado de tres muertes. La investigación inicial del accidente detecta la total ausencia de las señalizaciones que el ingeniero director de la obra jura ante Dios y el Diablo que estaban puestas en la obra, y se hace cruces dónde podrán estar. La Guardia Civil detiene a unos chatarreros que habían robado las señales antes del accidente. ¿Saben ustedes a quién se hizo responsable del accidente? ¿No lo adivinan? Pregúntense quién era el que tenía un seguro de responsabilidad civil y tendrán la respuesta. Los chatarreros saldaron el asunto con un pequeño tironcillo de orejas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada