Argo. 2012. Ben Affleck

La película es trepidante. Ben Affleck sabe dirigir, el montaje de William Goldenberg es perfecto, el guión completísimo, combinando humor y acción perfectmente, y los actores están muy bien. El resultado es un peliculón. He disfrutado como pocas veces viendo esta película. Dos horas de diversión y tensión. Como escribe Arcadi Espada: "Es un ejemplo brillante de esa extraña magia de la suspensión de la incredulidad. A los dos minutos ya está el corazón con su boom boom y así se pasa dos horas". No se la pierdan. Yo ya la he incluido entre mis películas favoritas, en lo más alto.


Actualización (12.01.2013): Tras verla por segunda vez mantengo todo lo escrito y añado que esta película es cine puro. Me importa poco el hecho de que esté basada en hechos reales, lo cierto es que todos los trucos cinematográficos están muy bien usados y al servicio del espectador. ¡Para gozar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada