Una mala idea: dejar sin sueldo a los diputados por Samuel Bentolila

Nada es Gratis.


La Administración Pública española –incluyendo los poderes ejecutivo, legislativo y judicial– necesita profundas reformas, no solo recortes. Un buen ejemplo de esto lo proporciona la intención del Gobierno de Castilla-La Mancha de eliminar los sueldos de los diputados en 2013, pasando estos a cobrar solo dietas por asistencia a plenos y comisiones, que me parece una muy mala idea. No sé si la remuneración de los diputados de esa comunidad es adecuada o no, y si se considera que no lo es, se debería revisar el nivel. También su desempeño, si es necesario. No obstante, si queremos exigir a los representantes políticos que hagan bien su trabajo tenemos que pagarles un sueldo. Remuneración adecuada, transparencia y rendición de cuentas deberían ser las reglas principales. A estos efectos, quiero recordar a los lectores la entrada sobre asunto que escribió Antonio Cabrales en marzo de 2010, en la que destacaba que cuanto menos cobren, peores políticos tendremos (recomiendo también la discusión posterior).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada