Dieta de carbono por Antón Uriarte

CO2.



Huella de carbono de productos alimenticios en Estados Unidos

Algunas cadenas comerciales de venta, como Tesco en el Reino Unido y Casino en Francia, han comenzado a etiquetar sus productos indicando la "huella de carbono" de cada producto. 

Como ya indiqué en un post anterior,  la huella de carbono (carbon footprint) de un producto es el total de las emisiones de carbono asociadas con todo el proceso de su producción, o con su consumo, o con los dos procesos. Se suele expresar en kilogramos de CO2-equivalente (kg CO2-eq /kg producto). Se entiende por CO2-equivalente la cantidad de emisión de CO2 que ocasionaría el mismo efecto de aumento de radiación (radiative forcing) que la emisión de una mezcla cualquiera de los gases invernadero, ya sea de CO2, de metano o de algunos otros más raros.

No es fácil calcularla y además puede ser diferente en un mismo producto, dependiendo de cómo se cultive. Por ejemplo, para desmayo del ecologista pureta, entre los diversos tipos de arroz, el arroz orgánico es el "peor", el que más huella de carbono tiene. Un estudio en Italia señala que el arroz normal cultivado allí tiene una huella de carbono de unos 2,5 kg CO2-eq  por cada kg de arroz, mientras que el arroz llamado orgánico tiene una huella de carbono de 3,5 kg CO2-eq.

Pongo arriba la huella de carbono para diversos productos consumidos en los Estados Unidos.

Adiós pastores. Lo peor es el cordero. Por consumir un kg de cordero, se deja una huella de carbono de nada menos que 39,2 kg CO2-eq.

Hay que comer más lentejas. La huella es de tan sólo 0,9 Kg CO2-eq.

También se puede hacer un esfuerzo e intentar comer patatas crudas, ya que es en el proceso de su cocinado cuando su huella de carbono se eleva a 2,9 kg CO2-eq. En crudo no dejan apenas huella de carbono y son estupendas para la salud del Planeta.

meat_eaters_guide_to_health_and_climate_2011.pdf

 solution to avoid wrong conclusions in communicating


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada