Biomateriales para la construcción a partir de residuos urbanos y agrícolas

Ecoarchs.

(Fuente: www.construarea.com)
El centro de investigación Tecnalia desarrollará nuevos biocomposites transformando residuos urbanos y agrícolas en productos de alto rendimiento para el sector de la construcción. Estos innovadores materiales se desarrollaran en el marco de Innobite (Innovative Biocomposites), un proyecto de colaboración del VII Programa Marco de la Comisión Europea que lidera Tecnalia y en el que participan diversos centros de investigación y empresas europeas.

La investigación, enmarcada en el desarrollo de una nueva economía europea basada en patrones sostenibles de consumo y producción, se apoya en dos ideas innovadoras: la valorización de la fracción inorgánica de la paja de trigo y la obtención de nanofibras de celulosa (MFC) a partir de papel reciclado.

Una vez aislados a través de procesos no contaminantes, estos dos compuestos serán aditivos de alto rendimiento en nuevas formulaciones poliméricas. Las dos fracciones principales de la paja de trigo, la lignina y la celulosa, serán, respectivamente, la matriz polimérica y el material de refuerzo, logrando así una máxima eficiencia de los recursos.

Para validar los nuevos materiales y procesos, se diseñarán y desarrollarán productos para aplicaciones en el sector de la construcción, concretamente paneles divisores de compartimentos y perfiles para cubiertas.
Los nuevos productos se someterán a múltiples ensayos normalizados de resistencia y durabilidad, además de a test de biodegradabilidad; de los primeros se espera que avalen su introducción en el mercado, al superar los requerimientos técnicos mínimos, mientras que los ensayos de biodegradabilidad pretenden destacar la mejora medioambiental frente a los productos actuales.

Tanto los productos como los procesos productivos desarrollados a lo largo de todo el proyecto serán evaluados, respectivamente, mediante Análisis del Ciclo de Vida y Verificación Tecnológica Medioambiental, sometiéndolos así a los más rigurosos controles medioambientales.

Buscar materiales más sostenibles


La variabilidad del precio del petróleo así como el efecto que su uso tiene sobre los patrones climáticos globales han provocado en la última década una incesante búsqueda de materiales más sostenibles basados a menudo en compuestos naturales que puedan reemplazar a los productos derivados del crudo.

Enmarcando esta necesidad en un contexto mucho más general, en marzo de 2010 las autoridades europeas lanzaron la Estrategia Europa 2020, hoja de ruta que ha de definir la evolución inmediata de nuestra sociedad de consumo, con tres prioridades fundamentales: 1) el desarrollo de una economía basada en el conocimiento y la innovación (Crecimiento Inteligente); 2) promover la eficiencia de los recursos naturales (Desarrollo Sostenible); y 3) potenciar una economía creadora de empleo (Crecimiento Integrador). Con un presupuesto de 4,5 millones de euros y una duración inicial de 3 años, el proyecto Innobite pretende tener un impacto directo en todas ellas incorporando los últimos avances científicos, apostando por la revalorización de dos abundantes subproductos naturales y confiando en las pequeñas y medianas empresas como vehículo de desarrollo.

La demanda de los biocompuestos está creciendo, y nuevos subsectores como la construcción sostenible se están asentando en el mercado fuertemente apoyadas en políticas muy favorables y en una concienciación social creciente. Los productos desarrollados en el proyecto Innobite generarán nuevas oportunidades de negocio para las industrias del sector de la construcción, permitiéndoles abrirse a nuevos mercados y fomentando la creación de nuevas empresas, modelos y áreas de negocio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada